27 de febrero de 2011

De subjetividad...

               
La diferencia entre “Me gustas” y “Te amo”

A veces, pienso que la diferencia entre dos términos muy especiales se hace tan difusa, tan subjetiva, que me pongo a pensar sobre ello. Y esos dos términos son… “me gustas” y “estoy enamorada”. ¿Cuándo deja de ser simplemente atracción y pasa amor? Es difícil… y no sé si dependa de la persona… pero hay una línea muy fácil de romper entre esos dos estados.

¿Cuándo deja de ser “me gustas” y pasa a ser “te amo”? ¿Cuándo? ¿Cuándo acaba de ser “te amo” y se queda en “me gustaste”? –porque algo hay que dejar en claro: el amor no es para siempre, por más que lo deseemos y lo deseen los escritores de culebrones tipo Crepúsculo- ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Cómo se enamora uno de alguien? Saben, nunca lo he entendido, y algo me dice que tampoco lo voy a entender nunca. Pues es muy subjetivo… y depende de él.

Todo esto salió por mis pensamientos. Obviamente… pero… ¿cómo lo distingues? ¿Cómo separas un “me gustas” de un “estoy enamorad@ de ti”?

Nea.

18 de febrero de 2011

Historias de amor, desamor, y cosas de esas (II)


El primer chico.

Continuando con la historia… entré a la secundaria. Y con la secundaria, llegaron un montón de nuevos, las hormonas, la adolescencia, los noviazgos serios y todo eso. Y llegó también el galán del salón.

Era chaparrito (aunque en unos meses se dio un estirón terrible) usaba lentes de montura negra, la piel muy blanca, los ojos normales y el cabello negro siempre peinadito. Se llamaba Saúl y además de todo sacaba buenas calificaciones.

Nos gustaba a tres amigas (que después de muchos rodeos, y casi en las vacaciones de navidad, lo confesamos). Para ese entonces, él ya había tenido la primera novia: Una chica del salón B que le dijo que sí para olvidar a otro y lo cortó por celular. En enero salió con una chica mayor que él que también lo cortó.

A mí me seguía gustando.

En segundo de secundaria, una amiga, la que estaba máaaas colada por él, salió con él una semana. Lo peor fue cuando ella se enteró de que él se lo había pedido sólo por una apuesta. Él la cortó y ella lloró mucho y todo eso… Después de ella, salió con otro con la que duró tres semanas…
(Y que después de eso estuvo peleada para la eternidad con la anterior).

Para entonces, me dejó de gustar. Poco después me di cuenta de que era un mujeriego y allí terminó mi ensoñación. Nada serio, como verán. El año siguiente salió con una zorra de primero a la que quería y que tras unos meses lo dejó por otro. No sé porque, pero me late que merecido se lo tenía.

Cuando salimos de secundaria, lo dejé de ver.
Ahora sé gracias a facebook que tiene otra novia.
Tampoco me extraña. Sale con cualquiera.

Nea.

14 de febrero de 2011

Historias de amor, desamor, y cosas de esas (I)


 Primer amor no tan amor

Este es un proyecto que vengo acariciando desde hace mucho. Hablar de mis amores platónicos, los no tan platónicos, los significativos, el desamor, lo que pudo ser y no fue… y todo eso. Así que aprovechando que estamos a 14 de febrero… empezaré con el primer amor no tan amor.

Yo tenía nueve y ocho años y era una cría de cabello enrulado a más no poder inocente que sabía que en secundaria había novios y que mis amigas estaban locas por el guapo del salón, pero que la cosa no pasaba de allí. (Dos años después, con once, un fic con un poquito de lime contribuyo a acabar con mi inocencia).

Él se llamaba Gustavo, tenía cara de chiste, y su mayor gracia era caminar como pato. Así que un día empezó a mandarme papelitos. Y papelitos. El punto es que en uno me preguntaba si quería ser su novia… y yo, de mensa, voy y le digo que sí.

Aunque ahora que lo pienso, éramos amigos, niños inocentes de esos que juegan a ser novios. Sin embargo, y me llamarán cursi, aún guaro gran parte de sus cartas (las de después de que me lo pidió en un papelito) y sus regalos. (EL papelito no lo guardo porque se nos perdió).

Me regaló una muñeca de pelo rosa que tengo en mi tocador, sentada junto a un mono francamente feo, pero que tiene corazones dibujados en los ojos… :D –da ternura, en serio- Y una carta metida en mi diario con un montón de faltas de ortografía que empieza con un “Andy, eres el sol que ilumina mis días” –o algo igualmente cursi, sólo que mal escrito- y termina con “Tu novio, Gus”.

En fin, éramos inocentes. A lo más que llegábamos era a mandarnos un montón de cartitas. Después, llegaron las vacaciones de verano y él no volvió a la escuela en Agosto. Y allí se acabó mi primer amor que ni siquiera fue amor. Después vienen las cosas serias y los amores platónicos.

Nea.

Sobre miel y kola-loka combinadas


Los melosos

Está bien que estemos a catorce. Me parece perfecto –la verdad es que no, que no es perfecto, si lo fuera, yo tendría un novio sexy parecido a Damon a mi lado-
Pero hay algo que NO soporto.            

Y son esas personitas que se la pasan pegadas con kola-loka todo el día, besándose, abrazándose, y que no puedes interrumpir porque inmediatamente te sientes como la peor persona del mundo –mal tercio- y que una vez que los dejas en paz, vuelven a lo que estaban (o sea, pegados con kola). Mejor digamos que son los melosos.
Destilan miel allá a donde van.
Y sí, tal vez si tuviera un novio sepsie… sepsie, no me molestarían. Pero es un hecho que no me gustan mucho. T.T’ Mínimo que se apiaden y dejen su miel para otra ocasión donde TÚ no estés enfrente.

Por todo lo demás, San Valentín es genial.
Regalan tantos chocolates que eso hace que se convierta en un paraíso. (Soy adicta a los chocolates ¿y qué?)

Nea.

13 de febrero de 2011

Un preludio de San Valentín...


Amores platónicos…

Hablando de amores… ya sea platónicos o no, ¿quién no ha acabado enamorada de un actor que está hermoso? O por lo menos le ha gustado, que las hay las que no se enamoran… En fin, hoy vengo a presentarles a los míos.

Kirtash
El primero… yo soy su indiscutible esposa y en PF nadie puede discutirme eso (o va a pasar algo que no quieren que pase y que inmiscuye a mi látigo en el asunto). Es uno de los protas de Memorias de Idhún y aunque no hay ninguna foto o fan art que me guste realmente (sólo uno, pero es mi wallpaper) –me gusto aún menos en el comic, siempre he creído que parece mujer- para mí es la cosa más hermosa que ha pisado este planeta. Sobre todo por los ojos auzles… el cabello castaño claro. ¡Tengo una clara fijación hacia él, pero no lo puedo evitar!

Draco Malfoy / Tom Felton
Me quedé con ganas de ver a Tom Felton cuando vino a México. Es una cosa hermosa (?). Sobre todo personificando a Draco Malfoy. Rubio, sexy, malo… malo, malote… y al final resulta terminar en la tierra de nadie. Además hay un montón de fanón sobre él (Draco wearing leather pants, ¿conocen eso?) y eso da lugar fantasías varias cada una menos sana que la anterior.

Jasper / Jackson
Seh, la única cosa pasable de Crepúsculo. Tanto como para que yo me pelee los años con mi hermana ficticia gracias a él. En nuestra imaginación siempre los dejábamos traumatizado. Además gracias a él surgió mi expresión “Nea se va a su caja” (seh, por las peleas entre mi sis y yo… solíamos meterlo en cajas (?) y llevarlo hasta Hawaii).

Mello
Sí. Me encanta. Aunque tenga ese serio problema de complejo de inferioridad (aunque, en Death Note, ¿quién no tiene algo?). Ama el chocolate y eso de él es un amor. Además, su cicatriz lo hace aún verse máaaaas sexy. Por eso me la pase bien la segunda parte de Death Note (que hubiera sido una cagada –L T_T’ ¿por qué murió?- sin Mello allí; Near me SACAAA-) y fantaseando con él hasta que murió y yo me la pasé quejándome no sé cuánto tiempo de que no había tenido una muerte digna.

Inglaterra-san (Hetalia)
¿A qué es un amor tan cejón, tan rubio, tan genial? Me ha gustado desde la primera vez que apareció en Hetalia. Es todo un amor. Al menos a mí me encanta. Y se parece a mi anterior amor platónico de carne y hueso al que puedo decir… ¡ya superé!, y es genial. Siemplemente…

Damon Salvatore
Joder… esa es la cosa más dulce, más sexy, y con el corazón más destrozado (Elena, I hate you) del planeta. Y miren que no me he visto el nuevo capi de la serie, pero es que… ya me lo están destripando en twitter. No entiendo como las mensas de Elena y Katherine pueden preferir a Stephan teniéndolo a él al lado. ¿Quién se fijaría en Stephan?

Subaru
En X. Sé que aparece en otros animes de CLAMP, pero yo sólo lo he visto en X… y he de decir que es hermoso. Al ver ese baño de sangre, de lágrimas y de drama, supe que me había ganado un amor nuevo, porque Subaru es, literalmente, un amor. No puedo decir más… *babas*

Esto es todo por hoy. Me han fatado varios, pero no quiero que me salga un testamento inleible… ahora… ¿cuáles son los suyos? ¿tienen tendencia a enamorarse de alguien en cuanta serie ven? ¿Buscan guapos por las calles (coffff)? Cuenten… cuenten…

Nea.

PD: Eyyy, un día antes de San Valentín, ¿hablar de amores platónicos se oye bien no? Lastima que ninguno de ellos esté a mi lado para pasarmela bien mañana :P

8 de febrero de 2011

De lo que entendemos por la palabra ridículo...

¿Ridículo?

Siempre he pensado que el ridículo se deja de hacer cuando lo haces adrede. Si te la pasas bien, ¿a quién le importa que tú y tu mejor amiga bailen Alejandro de Lady Gaga en el salón de clases? ¿Qué te acuestes en el suelo del salón con la mochila de almohada? Si a ti no te importa… ¿por qué le tiene que importar a alguien más?
Más de dos veces mis amigos nos han dicho a Meli y a mí que a veces damos pena ajena (yo tengo un nivel de fanatismo hacia Harry Potter extremo y hay momentos en que realidad doy pena; Meli la primera pregunta que hace un tipo que acaba de conocer es “¿te bañaste hoy?”; a veces bailamos Alejandro… y hacemos un montón de cosas que realmente le dan pena ajena a algunos amigos).

Pero de hecho, a nosotras no nos importa.
Y tampoco nos miran como si debiéramos dejar de hacerlo.
Digo… todo es intencional e inocente :P

Por eso, algo sabio que una vez dijo una maestra de inglés fue: “El ridículo deja de hacerse cuando se hace adrede”.

3 de febrero de 2011

Fauna variada...

Clasificaciones de amigos y no amigos.

Tipos de compañeros de clase… ¿es algo extenso, sabían? Pero me muero por hablar de esto… basándome en mi propia clase, eso sí, sin embargo, espero que alguien reconozco al menos uno de todos los que voy a decir (vamos, no son muchos… diría más, pero me da flojera)…

a) El tipo que existe, para desgracia de muchos, ya que el deseo de casi todo el salón es que NO exista. Ese tipo alzado, presumido, ñoño, estudioso, que cree que todos los demás son incultos. El tipo insufrible… la única diferencia entre Sheldon Cooper (De La Teoría del Big Bang) y él es que, él no tiene tanto cociente intelectual… pero es igual de insufrible.
b) El único amigo del tipo anteriormente mencionado. ¿No hace falta explicar o sí?

c) El gracioso que cree que todo da gracia, sobre todo si se trata de discutir, molestar a alguien, hacerle cosquillas (¬¬), le gusta morder a la gente y todas esas cosas que a la gente normal no le dan gracia.
d) El que tiene tendencias gays (y no, no necesariamente lo parece).
e) El genio en matemáticas. Pero generalmente lo es sólo en eso y en nada más… De otra cosa no puedes preguntarle.       
(En mi salón estás tres están fusionadas en uno sólo, un tipo que a pesar de todo es buena onda… guay, y demás).

f) El payaso del salón. Hace los mejores comentarios en los mejores momentos, todos se ríen, y hasta a los maestros hace reír algunas veces.

g) La niña inocente. Se estresa por todo, chilla por todo, grita por todo, se tapa los ojos en las escenas xxx de las películas, para ella su mundo es color rosa… rosa… rosa… y tiene una voz agudísima. A veces no es precisamente cargante, pero hay momentos en que es imposible de soportar.
h) La zorra. Todo lo contrario a la anterior. Y nunca puede faltar… Además, es perfectamente distinguible, a pesar de que a veces no es ni rubia oxigenada, ni nada por el estilo.

i) El tipo que no sabes que existe. No habla mucho, se sienta hasta atrás, tampoco destaca mucho en calificaciones y hay algunas personas que al oír su nombre no tienen ni idea de quién es.

j) La banda de tipos malos… o que quieren parecer malos. A veces tienen caras de ternuritas, a veces sí son malos de verdad, pero casi nunca faltan.
h) La tipa que siempre anda atrás de los tipos malos. A veces es la zorra (mencionada arriba), pero no necesariamente. Y a veces, si de verdad están guapos, tienen todo un ejército de admiradoras que puede resultar cargante.

i) La que socializa con todo el mundo. Generalmente es mujer, pero suele haber excepciones. Nada le da pena, y es totalmente extrovertida. Muchas veces es amigable, aunque al principio su exceso de ganas de socializar asusta de verdad.
(Coffff mi mejor amiga cofff).

No sé con quién se identifiquen ustedes. ¿Quiénes son? ¿A quiénes han reconocido? ¿Cuáles son los que más les joden? Cuentenmelo en un comentario porque… cada vez que no comentar, alguien se casa en matrimonio, hay un embarazo femenino, y el día se pone soleado y relampagueante.

Nea.