5 de febrero de 2012

El alquimista


La verdad es que yo nunca hubiera comprado este libro (junto con su secuela, el Mago) si mi primer ejemplar de Memorias de Idhún no hubiera venido dañado de las páginas del final. Así que cuando fui a regresarlo me dijeron que no tenían Memorias de Idhún: La resistencia y escogí estos dos porque MdI era tan caro que con el precio de los dos se cubría el total del libro que estaba regresando. Así conocí al Alquimista.

Sinopsis: Cuando Sophie y Josh Newman, dos adolescentes que viven en San Francisco, deciden ponerse a trabajar en verano para sacarse un poco de dinero, no se imaginan que los afables propietarios de la librería donde Josh trabaja, Nick y Perry Fleming, son en realidad los últimos guardianes de un libro mágico y milenario, responsable del equilibrio entre el Bien y el Mal...

El libro es fantástico de pies a cabeza, con acción casi desde la primera página y múltiples referencias a mitos y leyendas de todo el mundo. La primera y la más notoria es la del matrimonio Flamel, Nicolas y Perenelle, que vivieron en Francia hace mucho tiempo y fueron reales. Casualmente Josh trabaja en la librería que al año 2007 a algo así ellos dos mantienen en San Fransisco. Allí comienza la acción: cuando John Dee (otro personaje célebre… que vivía en la Inglaterra Isabelina. El que firmaba con OO7) intenta robar el Códex, el libro donde está la fórmula del elíxir de la inmortalidad que permite que Perenelle y Nicolas vivan para siempre, y lo logra, excepto por las dos últimas páginas, que Josh rescata.

Y a partir de allí nos queda claro que Josh y Sophie no son sólo chicos normales y corrientes, que están trabajando por el verano. Hay algo más. Y después resulta que son los mellizos de una profecía que estaba, por supuesto, en el libro robado. Sus aureas son otro y plata, puros. Así que nos vamos adentrando en un mundo completamente nuevo en el que los peligros acechan a la vuelta de la esquina mientras el autor nos presenta a personajes mitológicos como Scathach, la Sombra, una antigua Diosa Celta (aunque es diferente en la mitología que en el libro) que ayuda a Nicolas, o a Hécate, una antigua Diosa Triada, e incluso a Morrigan, otra diosa Celta.

La continuación del libro es El Mago, y el final es muy abierto en este así que van a querer ir corriendo por el que sigue en cuanto acaben este: es realmente muy muy bueno.

Nea

1 comentario:

  1. Claro, es culpa de Nea que yo despilfarre... ¡Nah, como si me molestara! (Bell se ríe a carcajadas).

    En cuanto pusiste un fragmento de este libro en tus menús, me llamó la atención. Quiero decir, había visto en las librerías la tercera parte ("La Hechicera"), pero no las dos primeras... Pero en una librería de acá donde he hallado muchas "joyas" últimamente, me topé con prácticamente toda la serie, así que...

    ¡Ya quiero poder leerlo! Mala suerte que tenga antes otros pendientes (ahora mismo Bell anda devorándose el primer libro de MdI, jajaja), pero la mención a tanto personaje famoso ya llama mi atención.

    Cuídate mucho, Nea, y nos leemos pronto.

    ResponderEliminar