30 de junio de 2012

Divagaciones de una Poulain estrena diseño


Hace seis meses que Divagaciones de una Poulain tenía el mismo diseño, y como empezaba a chocarme (demasiado fosforescente) decidí cambiarlo para que no chocara tanto.

Así que…

… voilá!

El blog estrena plantilla. El tema sigue siendo el mismo, C.C. de Code Geass, pero el tema es más serio. Así que estrenamos todo, fondo, header, nuevas imágenes.

C.C.
Espero que les guste, pues fue casi una renovación total.

El crédito de las imágenes es mío, yo las edité todas y todas salieron de una serie de wallpapers descargados de MCAnime, y de una serie de render, de MCAnime, también. El crédito de los códigos es todo mío, no fue robado de ninguna parte (si acaso busqué las clases que usa blogger, allá fuera) y las ideas también.

Por petición de Bell publicaré algunos tutoriales en el blog con consejos y cosas así ;) Espero que les guste.

Nea

28 de junio de 2012

Feliz día del orgullo LGTB


¡Feliz día!

Por supuesto, no olviden pasarse por Bajo el arcoiris, primera editorial latinoamericana dedicada a cuentos infantiles LGBT.

Tampoco olviden pasarse por Dulce soledad, cuento mío que participo en el concurso de Potterfics por el día del Orgullo LGBT.


Postada: que nadie olvide a los pansexuales, claro ;) 


22 de junio de 2012

Hablemos de Poesía (VII): Sonatina


Este poema lo declamé a medias una vez en una ceremonia que organizaron en la secundaria. A medias porque éramos tres las que declamábamos. Lamentablemente, lo olvidé, y olvidé su autor, hasta que Dann me recordó que se llamaba Sonatina y que lo había escribo Rubén Darío. Aquí está.
Sonatina

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro;
y en un vaso olvidada se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos-reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y, vestido de rojo, piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las Islas de las Rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay! La pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar,
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo,
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte;
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real,
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste. La princesa está pálida)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe
(La princesa está pálida. La princesa está triste)
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

-¡Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-,
en caballo con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con su beso de amor!

Rubén Darío.

20 de junio de 2012

Top Ten Slytherin


Hace mucho que no les comparto un top ten de Fanfiction de Harry Potter y como últimamente me dio por volver a leer un poco de Fanfics, pues vengo con uno  de fanfics relacionado con Slytherin. Seguramente algunas fics ya los habrán visto en mis anteriores Top Tens (como Alicia en el País de las Pesadillas o Héroes Vestidos de Negro)…

Si les gustan los finales abiertos, los finales tristes, los finales felices… ¡aquí tengo de todo! Disfruten leyendo unos buenos fics.


10° Lugar
—Nunca voy a ser lo suficientemente bueno para ti, ¿cierto? —Quiso saber, con la duda comiéndole el corazón, lo poco que no había sido destruido con todo lo pasado, incluido el último diálogo de su padre hacía él.
Lo supo antes incluso de que él volviera a separar los labios, antes de que un segundo rayo tronara en el cielo, aún más fuerte que el anterior, evitando que Lucius hablara más.
—Lamento entonces ser tu hijo, siento que no puedas cambiarme —Soltó Draco, arrastrando tanto las palabras que prácticamente no se entendieron, por la rabia, por la decepción— Creo que ya es tarde para nosotros, lo perdimos todo.

9° Lugar
Theodore se fija en su sonrisa infantil y le acaricia la mejilla, apartándole un mechón de pelo y recogiéndoselo tras la oreja.
—Yo te pedí que me mataras cuando me encontraste —prosigue. Tiene la voz cascada, aunque parece alegre—. Pero no lo hiciste, dijiste que ya estaba muerta. ¿Al final quién ganó la guerra?
—Nadie, Daphne. Todos perdieron.

8° Lugar
                         That's How People Grow Up de Night Everglot     
¿Por qué?
—Todo fue un sueño.
Pansy escuchó y no comprendió.
— ¿De qué hablas? — inquirió, aún dándole la espalda al rubio.
—Ella estaba soñando… No hubo ningún conejo, no hubo nada, sólo fue un sueño.

7° Lugar
—¿No te sientes perdido? —le pregunta con la voz entrecortada […].
[…]. La comisura derecha de su boca curvada con prepotencia, prácticamente grapada al hoyuelo que se le forma en la mejilla, enturbiada esta vez por la bilis que el terror le está empujando por la garganta.
Tan certera como siempre. Draco a veces se pregunta si es capaz de ver a través de él, como si la fachada que tanto esfuerzo le ha costado levantar se volviera transparente ante esos ojos oscuros. Se siente desnudo y congelado, arrullado por la fría realidad, por lo que intenta que ambos estén en igualdad de condiciones desabrochándole con dedos ágiles los primeros botones de la camisa.
[…]
—¿Cómo voy a estar perdido si no tengo a dónde ir?


6° Lugar
—¿Sabes que soy mestiza? —pregunta, acercándose más aun a Nott y posando su cabeza en el pecho del chico.
—Si, lo sé —responde, sin siquiera dirigirle una mirada. A ella no le importa.
—¿Entonces, por qué?
—Porque ambos somos iguales, dos serpientes más de este nido. —Dice Nott, y Tracey siente que no necesita más de él.

5° Lugar
Y Tracey, que siempre me había entendido, me lanzó una mirada llena de asco.
―Eres estúpido. ¿Pretendes dejar que te maten por tu enfermiza obsesión de hacer daño a la gente?
―Sí.
Se soltó.
―Entonces, Theodore Nott, que te den. Porque yo no estoy dispuesta a que me maten por un imbécil.

4° Lugar
"¡Black!" gritó Lestrange, apoyada la espalda en el sofá para ver cómo se alejaba ella. Bellatrix miró a Rodolphus por encima del hombro, sin girarse hacia él. "Cuidadito con las malas compañías."
Ella esbozó una medio sonrisa y subió a su habitación. ¿Qué malas compañías podría haber allí, un lugar dirigido y supervisado por un adorador de muggles?
Ojalá conociera a alguien que sí dirigiera, y no adorara a los muggles.


3° Lugar
Pero ahora él se aproxima hasta inclinarse sobre ella, sus ojos cerrados; su respiración, débil y tenue, y acerca su rostro al suyo, al de esta niña que pronto dejará de existir, para posar los labios sobre los suyos, suaves, entreabiertos, casi blancos, y espera.
El último aliento de Ginny Weasley será el primero de T.M Riddle y no se le ocurre nada más apropiarlo para recibirlo que con un beso que, en lugar de despertar a la doncella, la sepultará en el sueño de una oscuridad eterna.
                                                                 
2° Lugar
- Tom... -
Pero él ya había abandonado la habitación.
Titubear es de débiles.
Alicia permaneció en su lugar, inmóvil.
—Sí, Blaze, yo soy Alicia... en el País de las Pesadillas.
Los nudillos sangraban tanto como ese día...

1° Lugar
—¿Cómo se llama tu máscara?
Me miró de soslayo, como si fuera obvio.
—Blaise Zabini.
—¿Y lo que hay debajo?
Vi cómo la piel de sus mejillas se arrugaba y supe que estaba sonriendo.
—Gilipollas —murmuró antes de salir por la puerta.

18 de junio de 2012

Despedida, de Claudia Gray


Empiezo a creer que sí leo estos libros por masoquismo puro. ¿Qué hacía el domingo antes de entrar de vacaciones de semana santa yo leyendo Despedida de Claudia Gray, de la saga Medianoche que es una de las sagas de la progenie infinita que creo Crepúsculo (que antes había libros pésimos, pero no tantos). Así que sí alguien vio mi tweet de “¿Qué hago a las doce de la noche leyendo libros malos?” ese día ya sabe que estaba leyendo.

Sinopsis: Bianca ya forma parte de la Cruz Negra, la organización mundial de cazadores de vampiros, y bajo la tutela de Kate y Eduardo, se entrena con disciplina militar. Ninguno de sus compañeros conoce su verdadero origen y, en algunas ocasiones, esconder sus poderes sobrenaturales no le resulta nada fácil. Por suerte, Bianca cuenta con el apoyo incondicional de Lucas, aunque lo cierto es que le gustaría pasar mucho más tiempo con él. Las cosas se complican cuando Bianca descubre que Kate y Eduardo han capturado a Balthazar y se disponen a torturarlo para obtener información acerca de la señora Bethany. Muy afectada por la noticia, Bianca siente que no puede mantenerse al margen, pero sabe que ayudar a su amigo supondría infringir todas las normas de la Cruz Negra...

En fin, ¿qué tenemos en este tercer suplicio? (sí, quedo claro que leo por puro masoquismo y aburrimiento, de entrada ya sé que el libro va a ser una idiotez, así que no espero gran cosa de él y cualquier mejora me parece extraordinaria… claro, que estos libros mejorando son como imaginar a Perla Shumajer escribiendo con buena ortografía).

Bianca es igual que antes. Media tonta, medio tonta… pero sale de todos los apuros posibles (y no precisamente por ser muy inteligente…). Lucas me saca de quicio desde el primer momento, es más, ni guapo me lo puedo imaginar. Pero vamos a los personajes secundarios, que son lo más desesperante en este libro.

Raquel (que en Medianoche me pareció un relleno y en un Adicción un personaje que había llegado a donde estaba por pura suerte) se va para atrás, involuciona todo lo que le es posible involucionar a un personaje como ella. Dana es de relleno, pero cae mejor que Raquel. Eduardo parece un niño de cinco años cuando no esta enfrentándose a vampiros… no, wait, parece un niño de cinco años todo el jodido rato que aparece. Kate es… Kate. Omitiré las opiniones hasta el siguiente libro.

Tenemos a una banda de Cazadores de vampiros (la cruz negra) que se ha terminado por volver ridícula hasta límites insospechados. Si al principio parecía coherente, olvídense de eso: son ridículos al 100x100. Igual que los vampiros, si a esas vamos. Bueno, a todos los vampiros exceptuando por Balthazar que es como la sal del libro. Cloruro de Sodio (Balthazar) es lo único medianamente interesante, y en este libro involuciona todo lo que puede involucionar. O sea, que acepte que Charity está loca y ya. Pero nooo, el muy idiota ahí va, tras ella. Y luego porque pasan las cosas.

En fin, para que hablo más, el libro es ridículo. Bianca y Lucas son ridículos. Todo es ridículo. La saga dejo de tener coherencia (¿la tuvo alguna vez?) para siempre.

Nea

PD: A falta de entradas mejores…

16 de junio de 2012

Menú de libros (XV)



Primer tiempo
Mentirosa de Justine Larbalestier
Alguien llama a la puerta. Seguramente es papá. No he visto el abrigo de mamá colgando junto a la puerta.
—Micah —dice papá—. ¡Micah! ¿Estás bien?
No tengo la menor idea de qué contestar.
Zach está muerto.

Segundo tiempo
Hana de Lauren Oliver
Esa fue la noche en que él me besó.
Mi primer beso. Un nuevo tipo de beso, como el nuevo tipo de música, que continuaba reproduciéndose en la distancia —salvaje y arrítmico. Desesperado. Apasionado.


Tercer tiempo
Zafiro de Kerstin Gier
—¿Por qué te quedas ahí plantado? —preguntó Lucy, y un instante después él se había inclinado y había apretado sus labios contra los de ella.
Durante tres segundos temió que fuera a apartarle de un empujón, pero Lucy pareció reponerse enseguida de la sorpresa y respondió a su beso, […]
En realidad aquel no era en absoluto el momento perfecto, y en realidad tenían una prisa terrible porque en cualquier segundo podían saltar en el tiempo y en realidad…
Paul olvidó cuál era el último «en realidad».

Postre
Flavia de los Extraños Talentos de Alan Bradley
Y entonces desapareció de ellos todo rastro de vida. Ojalá pudiera decir que se me encogió el corazón, pero no fue así. […] Lo que hice fue contemplar fascinada lo que sucedía: el temblor de los dedos, la casi imperceptible opacidad broncínea que adquirió la piel como si hubiera recibido, delante de mis propios ojos, el aliento de la muerte.
Y luego el silencio absoluto.
Ojalá pudiera decir que tuve miedo, pero o lo tuve. Más por el contrario: aquello era, sin la menor duda, lo más interesante que me había ocurrido en toda mi vida.