3 de enero de 2013

Grito a medianoche


Un grito a la medianoche,
teñido de palabras no dichas,
envuelto en amor que destroza,
impulsado por la soledad.

Un te amo escrito en la pared,
rodeado de piedra fría
e incomprensión.

Un cañón que dispara te quieros,
un anochecer que se cobija
con palabras de amor no dichas,
y amantes silenciosos.

Andrea Vega


No hay comentarios:

Publicar un comentario