14 de abril de 2015

El canto del cuco, Robert Galbraith (o de como Rowling escribió un buen libro policiaco) | Reseña

Sinopsis: Una joven modelo con problemas emocionales cae desde su balcón de Mayfair en plena noche. Su cuerpo yace en la calle nevada. Todo el mundo asume que ha sido un suicidio, excepto su hermano, que contrata los servicios del investigador privado Cormoran Strike para que se encargue del caso. Veterano de guerra con secuelas físicas y psicológicas, la vida de Strike es un desastre. El encargo le da cierto respiro económico, pero cuanto más profundiza en el complejo mundo de la modelo, más oscuro parece todo y más se acerca Strike a un gran peligro. Un elegante misterio impregnado de la atmósfera de Londres, desde las calles más selectas de Mayfair hasta los pubs ocultos del East End o el bullicio del Soho.

Lo admito: lo leí porque se descubrió que era de Rowling. De todo modo hubiera tardado mucho más en dedicarle mi atención. 

Pero no me arrepiento de haberlo leído por la fama de su autora, porque me encontré con un buen libro de misterio y de crímenes. De los personajes más interesantes, la modelo se lleva toda la atención. Muerta o no, es la gran protagonista y todo en ella es un misterio (por cierto, siempre me ha causado curiosidad por qué la de la portada es blanca). Motivaciones, problemas emocionales, relaciones. Después de todo, moviéndose en el mundo de la farándula, una tiene que guardar secretos. Lula Landry es, ella misma, un enorme secreto. 

¿Se suicidó? Su hermano está convencido de que no y acude a Cormoran Strike para que lo demuestre. Sólo que tiene pocos puntos a su favor: todo el mundo está convencido de que Lula Landry se tiró del balcón. Cormoran Strike, ni lento ni perezoso, empieza a moverse por el glamouroso mundo de la farándula y la enfermiza familia de Lula, con una madre sobre protectora, un tío que no la aprecia demasiado gracias a sus caprichos. 

La manera en que está retratado el mundo de los ricos y los famosos en la novela es espectacular, ese cinismo, sus dramas existenciales, su superficialidad. Es maravilloso. Y otra de as joyas de la novela es Robin, la asistente de Strike, que es sumamente eficaz para la investigación, para oír cosas que no debería oír. Se vuelve la perfecta compañera de Strike a lo largo de la novela. 

Muy recomendable novela policiaca, por cierto. Muy recomendable. Y, la verdad, comparándola con Una vacante imprevista (aunque odio las comparaciones), superior. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada