31 de marzo de 2015

Hábitos de lectura | Booktag


Mi antiguo librero.
Yo hago Booktags cuando me aburro, generalmente a las doce de la noche cuando no tengo nada que hacer y acabo de terminar un libro. No quiero empezar otro porque planeo dormir, así que este es el resultado... El Booktag me lo encontré en Rumbo a lo desconocido y me dio curiosidad porque siento que mis respuestas (gracias a mi desorden natural) serán bastante diferentes que las de la mayoría de la gente, 

1. ¿Tienes algún lugar concreto para leer en casa?

No, leo en todas partes. La mayor parte del tiempo es en mi cama, pero a veces lo hago en el escritorio o tirada en el sillón. 

2. ¿Marcapáginas o una pieza de papel al azar?

Yo tengo muchos marca páginas, usualmente los uso, o lo intento. Como leo ya poco en papel (porque necesito espacio y tengo un kindle), a veces los uso, pero generalmente uso lo que encuentro más cerca cuando lo necesito: desde estampas hasta envolturas de galletas vacías. 

3. ¿Puedes parar de leer o tienes que detenerte luego de un capítulo o un determinado número de páginas?

No es que me guste, pero tengo que parar de leer en donde me quede, porque como leo en la universidad, tengo que parar de hacerlo cuando tengo que poner atención. En realidad prefiero parar al terminar un capítulo, me resulta más cómodo.

4. ¿Comes o bebes mientras lees?

Sí. Puedo leer en un restaurante si el libro es lo suficientemente bueno, para que te imagines. 

5. ¿Ves la televisión o escuchas música mientras lees?

Música, tele, hago tarea, oigo a un profesor explicar temas... Aún no sé de donde sacó mi habilidad para que mi cerebro no explote, pero debo decir que la amo. 


6. ¿Leer en casa o en cualquier parte?

En cualquier parte. 

7. ¿Leer en voz alta o en tu cabeza?

En mi cabeza, por esas cosas de la rapidez y así... 

8. ¿Alguna vez lees páginas adelantadas o te salgas algunas?

Nunca jamás me salto páginas, a menos de que el libro se llame Amanecer y esté narrando Bella Swan. La cosa se volvió insostenible porque cada frase que decía me parecía más estúpida. 

9. ¿Romper el lomo o dejarlo como nuevo?

Si el libro aun tiene el lomo sin romper, intentó dejarlo como nuevo, pero con los tochos es imposible. Además como compro libros de viejo, suelen venir ya un poco maltratados y mientras más maltratados más baratos, así que no me quejo, mientras se puedan leer. Vamos, consigo libros a veces por veinte pesos, lo que son menos de dos dólares así que...

10. ¿Escribes en tus libros?

Un montón. Siempre con lápiz, pero todos mis libros están subrayados y con márgenes escritos. Nunca he encontrado nada malo en hacerlo, aunque a mucha gente no le acaba de gustar el asunto. En mi caso, a mi madre le escandaliza ver mis libros rayados, pero mi padre los raya más que yo. Cuestión de costumbres, supongo. 

11. ¿Un solo libro o varios a la vez?

Leo varios. En mi Goodreads siempre hay más o menos cinco en currently-reading, pero en general sólo leo dos al mismo tiempo. ¿Los otros tres? Bueno, son libros que pueden pasar ahí años porque me aburrieron... Porque los perdí, porque... Variadas cosas. A veces los acabo, a veces simplemente pasan a la lista de los tochos infumables de mi vida. 

No me gusta taguear a nadie en los booktags, así que siéntanse libres de hacerlo si les gustó. Si no les gustó pueden ignorar la entrada, hacer como que no existe, o pasársela a sus enemigos, como ustedes deseen. 

29 de marzo de 2015

Holocausto, de Robert Marasco | Reseña

"Juro que me dio miedo. Leí con la luz prendida tres días después de leerlo."
- Mi mamá cada que mi cara de incredulidad aumentaba.

Advertencia: Debería decir que no te considero un idiota si te gusta este libro, pero dudo que alguien lo conozca y si te gusta te diré lo mismo que le dije a mi mamá: Lee a Lovecraft y a Henry James.


Lo que dice la contraportada (a falta de una sinopsis hecha y derecha):

El más alucinante final de los últimos años…
"Su lectura, aun de día, me puso la carne de gallina, y hubo momentos en los que no me atrevía a volver la página…" (Christopher Lehmann-Haupt, New York Times).
"La novela comienza de manera totalmente inofensiva. Una joven pareja desea salir de Nueva York durante el verano. Hallan una casa, al alcance de sus bolsillos, en las costas de Long Island… Naturalmente que todo esto es una trampa… Al término del verano, la casa se ha transformado en una pesadilla, en la personificación misma del mal, del cual no parece haber escapatoria… Marasco ha logrado crear una atmósfera alucinante…" (O. L. Bailey, Saturday Reriew).
"Marasco sabe cómo crear una atmósfera y desarrollar el suspenso… Al final, rompe con todos los límites: locura, terror, shock, ¡todo! quien lea Holocausto no dejará de experimentar esos deliciosos estremecimientos que suben y bajan por la espalda…" (John Barkham, New York Post).
Sí; la crítica ha estado de acuerdo en que Holocausto es una novela amenazante, malévola, exquisitamente tramada, en la que su autor se revela un maestro en el arte del suspenso.

Lo que digo yo después de leerla:


Qué gran pedazo de... árboles talados injustamente para publicar esta... novela. 

Muy bien, pero como quien dice, hay que explicar porque no me gustó nada. Para empezar, tenemos a una pareja convencional, yo digo que de los sesentas o setentas, ni idea, que desea pasar un verano en el campo y encuentran una casa demasiado lujosa (pero perdida en suciedad y hierba) a un precio excesivamente barato. Hasta el más idiota diría que allí se cuece gato encerrado, sobre todo por la manera tan extraña que tienen de comportarse los hermanos que la alquilan. La única condición es que cuiden de su anciana madre que nunca sale de su cuarto y a la que tienen que llevar de comer.

Como dije, gato encerrado.


Pero como tampoco esperaba una obra maestra en una novelucha best-seller de terror, sino que al menos estuviera entretenida y de hecho, diera miedo, pasé por alto aquello. No le puedo pedir peras al olmo, por favor y mucho menos champagne a la gotera. Así que dije que aun con los personajes estúpidos, con personalidades clichés la cosa sería perdonable si la novela daba miedo. Por que para eso la empecé a leer: para cagarme de miedo. 

MEC. Error

No da ni una pizca de miedo. Tenemos a una señora obsesionada con la casa y con hacer el quehacer (uy, que miedo), a un niño medio asustadizo, a un padre que cambia de carácter abruptamente a veces y la hace daño a sus seres queridos (podemos inferir que la culpa la tiene la casa, claro) y, por último a una tía vieja que siempre ha sido muy enérgica y al llegar a la casa empieza a envejecer progresivamente, pero lo oculta, porque es una cuestión de orgullo para ella parecer más joven. En serio, todo el libro trata sobre eso

Todo el maldito libro.


Si el 30% es de cómo consiguen la casa, el otro 55% es de como viven en esa casa y les pasan cosas extrañas que harían a cualquiera salir corriendo, pero que de hecho no dan miedo y el 5% es un final más apresurado que el de Sinsajo. Miriam, la esposa, es la ama de casa perfecta, todo el día está limpiando sin salir a divertirse ni un segundo (de veras, quien le dijo al autor que así son las mujeres) y empieza a envejecer demasiado rápido, se olvida del amor de su familia por atender la casa y hasta deja de hacer el amor con su marido (hasta que este intenta violarla sin venir a cuento, what, Marasco, WHAT?!). De hecho, parece que por parte del autor se da a entender que es una mala esposa porque no quiere tener sexo con su marido. Mis ojos estaban abiertos como platos, y la reacción que consideré correcta en este caso fue la siguiente: 


Los personajes tienen la misma profundidad que una hoja de papel y me da que la hoja de papel tiene hasta más. De hecho, son arquetipos: buena esposa (o sea, ama de casa esclavizada), esposo trabajador, hijo modelo y la anciana que quiere hacerse la joven. Arquetipos, y además de los años cincuenta. Durante todo el libro no evolucionan en lo más mínimo, si acaso sus obsesiones se agrandan, pero no cambian y además tenían una falta de sentido común que ni siquiera podía soportarlos. Los libros de Stephen King me dan más miedo y tienen personajes con más sentido común (y no considero que los libros del señor King den especialmente mucho miedo)

Que tortura, por dios, y para que al final no diera ni pizca de miedo. ¿Hace falta decir que no se lo recomiendo a nadie? 


25 de marzo de 2015

La Conquista de América: La pregunta del otro, Tzvetan Todorov | Reseña

"Reseñar esto es como suicidio social blogósfero, por lo menos"
- Mi conciencia, que se está preguntando por qué reseño cosas que aparentemente no pintan nada por aquí.

"¿En serio leíste eso? ¿No te aburriste?"
- Mi papá, que confía demasiado poco en lo que leo.

"YOLO"
- Yo, escribiendo la bendita reseña.

Escribo este libro con el fin de que no caiga en el olvido este relato, ni otros miles más del mismo tenor. A la pregunta acerca de cómo comportarse frente al otro no encuentro más manera de responder que contando una historia ejemplar: la del descubrimiento y conquista de América. Al mismo tiempo, esta investigación ética es una reflexión sobre los signos, la interpretación y la comunicación: pues la semiótica no puede pensarse fuera de la relación con el otro.” Tzvetan Todorov

Sí. El libro básicamente narra y analiza la conquista de América. Por eso parece no pintar nada aquí, pero bueno...

Primero que nada, si lo quieres leer tengo que hacer unas pocas advertencias tales como...

Evidentemente no es una novela. Así que puedes llegar a partes que no te interesen (hola, Bartolomé de las Casas) y casi quedarte dormido con el asunto. O puede haber citas que te hagan reír (hola, arma definitiva de Cuauhtémoc), o puede haber pasajes que simplemente te hagan rodar los ojos (hola, cartas de Colón). Es historia, que se haga amena o no depende mucho de tu interés en el tema. Yo estaba investigando para escribir algo de histórica, así que probablemente dentro de unos meses encuentren aquí compilado en toda una entrada las cosas que acabé leyendo...

Códice Florentino
Sinceramente, es interesante. Todorov analiza el comportamiento y las decisiones que toman los conquistadores y los conquistados con el poco material que tiene. Es evidente que no entiende a Moctezuma Xocoyotzin, como muchos autores antes de él... pero hace lo que puede. Explica las carencias de los aztecas y destaca las superioridades que ayudaron a los españoles a ganar, como el mismo lo explica, no se trata sólo de añorar a los buenos indios y condenar a los malos españoles. Latinoamérica es ahora el resultado de esas conquistas y de su mestizaje. Se analiza todo desde un punto de vista que pretende abarcar tanto la historia de los conquistadores como de los conquistados, dar un por qué a sus decisiones, incluso a aquellas que carecieron de sentido para los españoles, que a fin de cuenta fueron quienes escribieron el relato de los vencidos.

En fin... antes de que empiece a divagar, que soy capaz de hacerlo, resalto un par de cosas interesantes. Hay una parte, cuando habla de Durán, que se avoca a conocer la cultura azteca para destruir cualquier rastro de rito pagano que, al encontrar demasiadas similitudes entre los ritos aztecasy los suyos propios no se le ocurre otra cosa que ya tuvieron un evangelizador antes. No, no es posible que todas las religiones se parezcan... lo primero que concluye es que alguien más ya les había hablado del cristianismo, o en su defecto, del Antiguo Testamento. Pero se me hizo una parte bastante interesante, porque Todorov tiene razón: alejados de ritos muy específicos, algunas costumbres y los nombres de los dioses, todas las religiones se parecen un poco.
Y esto: 
Para Cortés, la conquista del saber lleva a la del poder. Conservo de él la conquista del saber, aun si es para resistir al poder. Hay cierta ligereza en conformarse con condenar a los conquistadores malos y añorar a los indios buenos, como si bastara con identificar al mal pata combatirlo. Reconocer la superioridad de los conquistadores en tal o cual punto no significa que se les elogie; es necesario analizar las armas de la conquista si queremos poder detenerla algún día. Porque las conquistas no pertenecen sólo al pasado. 
Por supuesto, no puedo decir que estoy de acuerdo en todo con Todorov, pero comparto muchos de sus puntos y me hace pensar sobre otros de ellos. Claro que, como ya he dicho, esta no es una reseña al uso, porque sólo considero prudente recomendar el libro si alguien está de verdad interesado en el libro. Ya me imagino a alguien a quien el tema ni le va ni le viene, leyendo el libro: el remedio perfecto para el insomnio.

23 de marzo de 2015

Días de sangre y resplandor, Laini Taylor | Reseña

El libro al que le sobran, al menos, la mitad de las páginas

Lo que deseé hacer en algunas partes del libro

SinopsisLa estudiante de Arte y aprendiz de monstruos, Karou, tiene por fin las respuestas a las preguntas que se lleva haciendo desde niña: por fin sabe quién es y, sobre todo, qué es. Pero junto a esta verdad ha conocido otra mucho más dolorosa: el ser al que ama es su peor enemigo, responsable de la traición más terrible y del dolor de todo un mundo. En esta segunda parte de la mundialmente aclamada Hija de humo y hueso, Karou deberá decidir hasta dónde es capaz de llegar para defender a su pueblo. Llena de dolor y belleza, secretos y decisiones imposibles, Días de sangre y resplandor encuentra a Karou y Akiva en dos bandos enfrentados cuando una antigua guerra vuelve a desatarse. Mientras Karou y sus compañeros construyen un ejército quimérico en un mundo de polvo y estrellas, Akiva lleva a cabo otro tipo de batalla, la de su redención, la búsqueda de esperanza. Pero ¿puede la esperanza escapar de las cenizas de un sueño roto?

No me lo tomen a mal, no me parece un mal libro, del todo, pero sí un libro que tiene mucha, pero mucha paja. El mundo de Laini Taylor me gusta, los personajes de Laini Taylor en general no me desagradan (de los que recuerdo el nombre) y la trama es interesante, viendo dónde se quedó en Hija de Humo y Hueso. Pero en serio... ¿era necesario tanto relleno? ¿TANTO 

Las partes que más disfruté fueron las de Akiva y sus hermanos. Geniales, por cierto. Las partes de Karou a veces eran demasiado largas para lo que eran, porque su trama realmente no toma un camino bien definido hasta que no aparece Issi. Las de Zuzana, su mejor amiga, al principio no parecen gran cosa, pero la escritora los acaba usando. Otras cosas, sencillamente, son inútiles, como la mayoría de las que ocurren en el mundo quimérico. De verdad, en serio. De veras. Corténlas. Se hacen eternas, pesadas, por más que me interese el libro acababa durmiéndome. 

El mundo de Laini Taylor sigue siendo interesante, además de que en esta parte lo amplía un poco más y enfrenta a Karou con su pasado yo. El casi es que Karou es Karou, no es Madrigal. Tiene dilemas y a veces quise darle yo un coscorrón en la cabeza, sobre todo cuando se trataba de Lobo y la manera en que la controlaba; era demasiado obvio, incluso antes de que Karou empezara a sospechar. Además, me temo que parece que estamos ante un libro que sufre un poco del síndrome Luna nueva. ¿Pero que es el bendito síndrome Luna nueva?
Síndrome Luna nuevaDícese del síndrome que sufren los protagonistas de un libro al separarse en la segunda parte por motivos estúpidos o permanecer separados... por motivos estúpidos. O simplemente porque el autor no se aclara y le gusta el drama gratuito que no tiene demasiado sentido

Exacto. Karou y Akiva se la complican demasiado y muchas veces parece que es sólo por rizar el rizo. A veces, por supuesto, los entiendo: debe ser complicada su situación, pero llega un punto en el que ya leí demasiado drama por parte de los dos en lo referente a su relación y lo único que hago es preguntarme: ¡¿por qué no están juntos, carajo?! Por un lado se agradece que no haya insta-love, pero por el otro, de verdad, tampoco quiero drama innecesario, menos si no me parece creíble en lo más absoluto.

En fin, hablando de otras cosas, no calificaría al libro como malo: tiene sus partes buenas, personajes interesantes, intrigas, y los ángeles dejan el camino preparado para una épica segunda parte. Por eso nada de lo narrado en el mundo ángelico sobra. En el primer libro conocíamos sólo a Akiva y una parte de su vida, pero ahora... conocemos más tradiciones, mucha más brutalidad de una sociedad profundamente estratificada, machista, y en general, con gobernantes conspiranoicos (y que razón tienen).

Espero que el hecho de que el libro tenga tanta paja se solucione en el último tomo, porque de verdad, no voy a leer mil páginas que sólo se me hacen pesadas porque, uno, no aportan nada a la trama, y dos, no aportan nada al mundo de Taylor, si quiera. En fin, me voy optimista y quizá un mes de estos lea la segunda parte. Aunque en mi lista por leer hay muchas cosas que parecen más importantes e interesantes antes, eso sí. 

19 de marzo de 2015

Poulain's Playlist (III) | How I met you mother soundtrack


¡Hablemos de música aunque yo no sepa de música! Buenísima idea. Es la idea que le da vida a esta sección, definitivamente. Bueno, esta vez toca un soundtrack de nueva cuenta porque he estado oyendo sus canciones una y otra y otra y otra y otra y otra y otra vez... ¿se entiende la idea? Bueno a lo que vamos, pero antes, una advertencia.


Advertencia para navegantes: Esta entrada puede o no puede contener spoilers de HIMYM. Yo considero que si aun no conoces el final es porque no tienes tumblr o no tenías internet la semana que salió al aire. De hecho, considero que vives bajo una piedra porque la gente sigue mentándole la madre a los creadores por el final. Así que, si no lo conoces, yo te diría que mejor no leas la entrada porque a mí a lo mejor se me salen cosas, aunque intentaré que no. 

Florence + The Machine - Shake it out


No soy especialmente fan de Florence y de hecho ninguna canción suya me había gustado tanto hasta que vi la escena en la que sale esta. Muy desgarradora por cierto, lo calificaría entre los momentos más tristes de toda la serie, a pesar de que no shippeaba a la pareja en cuestión. Intento no hacer spoilers, pero entiendo que los que han visto la serie o han sufrido alguna spoileada masiva en internet saben de qué hablo.


Simple song - The shins


De hecho, a pesar de que en un primer momento la temporada con la que cerraba esta canción siempre me pareció floja en algunas partes (la octava, para que estemos claros), la canción me fascina. Le da un aire nuevo al asunto, y te hace tenerle esperanza a la novena y sobre todo, a The Mother. Luego los creadores hicieron lo que les dio su puta gana, pero la canción es genial y no dejará de ser genial. Que pedazo de canción. Además la letra es preciosa. 


Heaven - The walkmen


O, como prefiero decirle yo, ya cosa que se salva de toda la finale (además, de obviamente, las escenas en flashback y las ambientadas en 2012). En serio, si ignoran la escena en la que sale, es preciosa. Yo la usé para escribir un fic: Recuerda todo por lo que luchamos.


Let your heart hold fast - Fort Atlantic


La canción tiene el orgullo de musicalizar una de las mejores pedidas de matrimonio que he visto en mucho tiempo en una temporada que me estaba durmiendo, así que... bueno, me gusta mucho. No es tan movida como las otras que puse, pero se merece el lugar, además de que, si se toman la molestia de escuchar la letra es totalmente preciosa. 


Prophets - A. C. Newman


La mejor canción de season finale en una de las mejores season finale que he visto en mi vida. O sea, la season finale de la cuarta temporada de la serie. Es preciosa, movida, con una letra muy buena, buenos augurios para la serie... De hecho, también la usé para inspirar un fic (que además tiene referencias a la serie porque me daba la gana): Pretérito pluscaumperfecto.


Pues con eso son cinco canciones, lástima... porque me faltan muchas, muchísimas, pero ya en algún momento las recomendaré, con otra entrada sobre el soundtrack de la serie. Por lo mientras, los dejo con el Bonus


Robin Sparkles




17 de marzo de 2015

Sky, Joss Stirling (#SkyLC) | Reseña

Sinopsis Cuando Sky ve por primera vez a Zed, el chico malo de su nueva escuela, ya no puede quitárselo de la cabeza. Él le habla con sus pensamientos, lee su mente. Las sombras de su pasado la atormentan y un nuevo mal amenaza su futuro. Sky experimenta fenómenos paranormales y pronto se sumerge en una trama de romance y acción que la lleva a descubrir su verdadera identidad. Ahora debe enfrentar la oscuridad y decidir si acepta o no su nueva vida y el amor. ¿Se atreverá?

Leí el libro por la lectura conjunta que hubo en el blog Sabious Words y, porque, al leer la sinopsis se me ocurrió que la premisa, aunque cojeaba de algunas partes, podía ser buena. Oh. Dios. Mío. Qué equivocada estaba. Sin embargo, el engañó me duró más o menos hasta la mitad del capítulo dos, cuando empecé a ver los clichés andantes por todas partes, porque al libro le tengo que reconocer que el preludio es bastante bueno y, al dejar tantas dudas, engancha. El problema es que todas las dudas se quedan sin respuestas conforme van surgiendo otras y la autora responde todo rápido y se nota lo apresurado.


Pero, como dijo Jack el Destripador, vamos por partes con este libro:

Para empezar, sentí que estaba en medio de un cliché con patas y de película de instituto gringo. Sentí más o menos que esto era una mezcla entre 10 things I hate about you y Mean girls en cuestión de escenario, pero sin los diálogos graciosos, el guion inteligente y la trama mínimamente interesante con un cliché, bien que mal, decentemente desarrollado. Más bien sentí que el escenario era el típico de esas películas ―y un poco el de Crepúsculo―, pero los chistes no me llegaban, los personajes estereotipados sólo me hacían rodar los ojos y, finalmente, los protagonistas ser me hacían de una personalidad demasiado cambiante que no lograba ni la profundidad de una hoja de papel.

Sky, para empezar, se me hizo una adolescente demasiado normalita para sufrir amnesia ―lo lógico es que aun tuviera algo de ayuda psicológica, al menos por rutina―. Tiene opiniones claras y fuertes y se hace oír, lo que es un acierto… pero no parece seguir sus propios consejos en ningún momento. Al ser la narradora en primera persona tenemos mucha cháchara sobre sus sentimientos, lo cual es completamente lógico, pero puede llegar a ser terriblemente aburrido si es repetitivo. Y en este caso lo es. Además, declara ser feminista ―entre líneas, pues dice que su madre lo es y que ella está de acuerdo―, pero eso no se nota casi en ningún momento. Sí, le hace frente al galán de turno, pero parece más un recurso ―un poco absurdo― para probar que es una mujer fuerte. No lo demuestra con algunos de sus actos y se nota muy al final cuando básicamente se pone así con Zed y le dice que ella va a hacer lo que se le hinche para protegerlo y protegerse: 


Zed, en cambio, es todo un tema. Pareciera que hay dos Zeds: el chico antes de empezar la relación con Sky y el de después. El cambio es demasiado marcado incluso para la pobre explicación de la autora de que Zed estaba yéndose por el mal camino antes de conocerla y… todo ese cliché (además aprovecho para decir que se sigue vendiendo, bastante mal desarrollado, el cliché de que la chica «arregla» al chico). Otra cosa que pude ver mientras leía es que no entiendo como Zed les parece un galán perfecto. Sí, es guapo, sí, es tierno, pero tiene un tremendo defecto… Dice, no una, sino varias veces que Sky «es suya». No quiero aguarles la fiesta pero cualquiera suelte eso en un libro en el que la relación se está mostrando como tierna, complementaria y como un ejemplo tiene para mí un tache enorme. No puedes decir eso ni hablar de tu pareja ―sea hombre o mujer― como una propiedad. Y no lo dice sólo en la escena en la que aborda a Sky para contarle lo de los savants por primera vez. No, lo repite una que otra vez a lo largo del libro.


Después, están los secundarios… Algunos, como Tina y Zoe no están sólo para adornar, pero no tienen gran participación. Personalidades bien definidas, pero no dejan de ser clichés de carne y hueso, lo que para mí les resta méritos porque ni siquiera están desarrollados de forma inteligente. Además, uno esperaría que al ser un libro sobre una chica que tiene comentarios en off bastante en pro de la liberación femenina y tiene amigas pasara el Test de Bechdel, pero no. Efectivamente, pasa los primeros dos puntos: la novela tiene al menos dos personajes femeninos con nombre que tienen al menos una plática. Pero las pláticas siempre tienen chicos dentro. Aunque sea en una plática de esquí aparecen metidos con calzador.

Ahora, hablemos sobre la relación romántica de estos dos: no me la creo. En primera por su manera de comenzar, con esa escena en la que un Zed casi desesperado se acerca a Sky de todas y cada una de las maneras posibles. Le dice ―y cito textualmente―: «eres mía, tienes que serlo». Entiendo que Zed quizá no está en todos sus cabales y quiere que ella se dé cuenta, pero hay mil y un maneras mejores de demostrarlo. No estoy en contra de que se diga eso en una novela, sólo que… ¡no me vendan ese tipo de relación como una relación tierna, buena, como un ejemplo a seguir! Al menos, me gustaría que la gente analizara lo que está leyendo, que viera que la manera de comportarse de Sky y Zed no es precisamente mala, pero tampoco la más sana del mundo.

En muchos momentos, él decide por ella y ella lo acepta, simplemente para no discutir. No en todos, pero sí bastantes. Me molesta especialmente porque he visto muchas pendejadas gracias a esa frase en escenas muy similares. Sólo que en carne y hueso. Y no es, ni de cerca, algo bueno o agradable.

Por otro lado, tengo quejas ―y muchas― de la trama. No tiene ni de dónde cogerse porque hasta antes de la primera cita de Zed y Sky no tiene un hilo conductor demasiado fuerte. Después de eso los antagonistas parecen metidos con calzador totalmente y, cuando finalmente aparecen, son una caricatura de ellos mismos. Aterrorizantes, sí, pero con muchas cosas que no tienen lógica ni siquiera para una novela adolescente, fantástica y romántica.

Con la parte que involucra al FBI me pasa lo mismo: me parece demasiado caricaturizado, como que no puede ser tomado en serio ni siquiera dentro de la novela. Además de que Sky sale del segundo aprieto que ya ni las novelas sin publicar de Laura Gallego y sus salvaciones absurdas. Por otro lado, investigué, hace cosa de dos años o poco menos, sobre las secuelas que deja un secuestro, cómo se comportan las personas que han sufrido uno cuando son rescatadas y como tienden a comportarse mientras están secuestradas. Nada de esto vi en Sky, ni de cerca; vamos, que por ver, no vi no lo que dice la Wikipedia sobre el tema y eso me habla bastante mal del trabajo de documentación de la autora.

Siempre digo que espero que al menos se tomen la molestia de saber sobre qué escriben, porque yo lo hago al escribir y es lo que quiero la mayoría del tiempo. Pero casi todo el mundo pasa del tema.

En fin, no recomiendo el libro por todas las razones expuestas allá arriba. Por supuesto, sé de buena mano que a mucha gente le va a gustar y lo único que me queda por pedir es lo siguiente: analicen qué están leyendo. No lo lean por leer, piensen en ello. 

15 de marzo de 2015

Cada día, David Levithan | Reseña

Sinopsis: Cada mañana, A despierta en el cuerpo y la vida de una persona diferente. Nunca hay aviso previo de dónde ocurrirá o quién será el elegido. Pero A ya se ha hecho a la idea de ello, incluso tiene una serie de normas que sigue para vivir: nunca involucrarse. Pasar desapercibido. No interferir. Todo está bien hasta la mañana en la que A se despierta en el cuerpo de Justin y conoce a la novia de este, Rihannon. A partir de ese momento, las normas a través de las cuales se ha guiado siempre dejan de tener sentido. Porque, finalmente, A ha encontrado a alguien con quien de verdad quiere estar... un día, y otro, y el día de después.

Este fue el libro de esta quincena en el club de lectura de La Noble y Ancestral Cada de los Black y me dejó los sentimientos un poco encontrados. Por un lado no me disgusta, pero por el otro... bueno: vamos a la reseña.

Obviamente, había momentos en que la cantidad de nombres personajes y situaciones me mareaba. Supongo que todo eso es a propósito porque A lo ve de esa misma manera: sólo tiene la opción de permanecer en un cuerpo veinticuatro horas y le toca de todo: parejas felices, parejas que están en una mala racha, chicas con hermanos que se meten mota, porros, chicas desagradables, chicos inteligentes, chicos controlados por sus madres, chicos con problemas, chicos sin problemas... Y todos ellos tienen un trasfondo y una historia, pero vemos apenas lo justo en muchos casos. Y eso es lo mismo que ve A. No tiene otra forma de verlo. En ese sentido, aun con todo el mareo, me pareció bastante bien, aunque llega un punto en el que parece que Levithan está intentando abarcar muchos más temas de los que puede y se pierde en cosas que a nadie le importan para la trama... Familias funcionales, disfuncionales, gays, lesbianas, chicos normales, frikis, no frikis, chicas depresivas, ansiosas, reinas del hielo de la preparatoria. En serio, ¿era necesario TANTO?

Levithan metiendo personajes a lo loco
Eso sí, tiene sus opiniones sobre cada persona y no duda en decirlas. Así que siempre vemos a todos los cuerpos que habita desde su juicio. Es justamente lo que creo que pasa con Justin: no me parece especialmente un mal chico, aunque no sea un novio demasiado bueno, pero al verlo desde los ojos de A, lo vemos peor de lo que es. Creo que Justin es un chico al que le gusta sentirse querido y Rhiannon lo quiere, le es fiel, pero no le pone exactamente toda la atención del mundo y Rhiannon confunde todo aquello con amor. Pareciera que está en la relación por comodidad, porque lleva un año con él... Sinceramente, no lo condeno de la misma manera de A: sé lo que la rutina puede hacer, te acostumbra, y es un horror, pero para salir de eso necesitas más que unas palabritas bonitas, necesitas que te abran los ojos (que es lo que hace A). Así que aunque Justin no me parece precisamente un buen chico, tampoco me parece tan malo como A lo pinta, simplemente es un chico que no merece, ni de lejos, la novia que tiene. Cuando corta con Rhiannon obviamente vemos su peor cara, pero creo que, aunque no es justo para la chica, es perfectamente lógico que reaccione de la manera en que lo hace: sentirte engañado es una mierda.

Bueno, bueno, sobre el insta-love... o algo así. Creo que A lo llama amor porque es la única manera que tiene de llamarlo. Vive vidas de un día, así que sólo tiene un día para apreciar a una persona, a un padre, una madre, una novia... Y eso lo lleva a llamar "amor" tan pronto a lo que siente por Rhiannon. Ella, por su parte, necesita tiempo. Y eso es obvio. Además de que nunca acaba de acostumbrarse. A le gusta, pero la cosa es muy complicada. Aunque muchos autores se empeñen en creer que no, la distancia y las complicaciones podrán no hacer mella en el amor, pero sí en las relaciones. Los dos personajes lo tienen muy difícil y Rhiannon se incomoda especialmente con los cambios de A. Intenta que lo del exterior no importe, pero ni sus mejores intenciones ayudan cuando A es una chica ―y a ella no se le nota del todo cómoda― y cuando A está gordo. No vende la idea de que el "amor lo puede todo" o "un chico que se enamora de ti en un día es completamente normal".

En fin... en varias ocasiones sentí que A no se consideraba un él o una ella, simplemente una persona, pero la traducción en español se empeña en que hable como él... quizá también en inglés, ya lo veré. Tampoco le importa enamorarse de un chico o una chica... en su particular manera de ver las cosas, parece ver más allá. Eso sí, tengo problemas con el el final, completamente racional y normal. Justo para A ―y para sus creencias―, pero lo de Rhiannon... no, gracias. ¿Por qué conseguirle un novio? ¿Por qué? ¿Por qué simplemente no puede quedarse sin A y listo, punto, cerrar un capitulo en su vida? No, allá va el autor a ponerle un novio... digo, A a ponerle un novio. Rodé los ojos hasta que se me cayeron, porque perpetua la idea de que las chicas necesitan un novio (al menos lanza a la basura la idea de que un novio arregla todos tus problemas, que ya es algo). Y ya dejé claro qué tan buena me parece esa idea (pista: NO). 


Eso sí, a veces quería ir a darle unos buenos zapes a A con su manera de ver la vida. No es exactamente el narrador más confiable del mundo porque desde el momento que ve a Rhiannon todo gira en torno a ella. Y para la chica no todo gira en torno a él, ni un mísero momento, así que es lógico que el chico se quiera arrancar las venas, tenga opiniones con las que no estoy de acuerdo y me haga querer gritarle. Queda claro que no es un narrador nada confiable, que no piensa racionalmente porque lo más cerca que ha estado de tener una relación estable es Rhiannon ―y el que te guste alguien te hace actuar como un idiota― y que, sentimentalmente no tiene experiencia aunque se empeñe en creer que sí. La chica se lo dice una y otra vez, pero el está duro y dale: "que he visto cosas". Sí, m'ijo, has visto cosas, pero una cosa es verlas y otra experimentarlas. Y es precisamente por ello que le dan calabazas.


Pero bueno... hablemos de la parte más mala: sentí la trama de Nathan muy desaprovechada en algunos puntos pues había momentos en los que se hacía obvio que sólo volvía al escenario cuando A y Rhiannon estaban alejados, era sólo el recurso extra ¿de verdad eso era necesario? Voy a colgar un cartel que diga: "No creen tramas que luego van a desaprovechar", que muchos autores lo ignoran y meten el relleno por el relleno. También la intervención del reverendo me hizo pensar que había algo más allí, pero al final, nada de nada. Sólo las ganas. Que conste que lo del reverendo podría haber sido un clímax y no lo fue, lo que hace que el libro sea más plano.

Levithan es ese autor que me hace tenerle fe a lo juvenil, pero con este libro noté que no es ni de lejos, el mejor. Lástima que sea el único traducido, pero yo me quedo con Two Boys Kissing. Le hace más justicia a sus personajes en esos dos, que en este.

13 de marzo de 2015

Fusión (Puro #2), Julianna Baggott | Reseña

Sinopsis: Cuando llegó el fin del mundo, aquellos que vivían en la Cúpula estaban a salvo. En el interior de su mundo de cristal, los Puros continuaron viviendo, sin marcas, sin deformaciones, mientras que los de fuera, libraban una batalla diaria por la supervivencia entre el humo y las cenizas.
Tras el secuestro de una joven miserable y después de limpiarla de todas sus fusiones e imperfecciones, la chica solo es capaz de repetir una y otra vez el último mensaje de la Cúpula: «Queremos que se nos devuelva a nuestro hijo. Esta chica es la prueba de que podemos salvaros a todos. Si os negáis a escuchar nuestra petición, mataremos a nuestros rehenes. Uno por uno».
Willux hará lo indecible para que Perdiz regrese a la Cúpula, incluso si se trata de asesinato. Perdiz acabará por sacrificarse y volver, con la esperanza de poder provocar la caída de la Cúpula desde su interior. Lo que no espera es seguir descubriendo secretos escalofriantes sobre su padre.
En el exterior, Pressia, Bradwell y el Capitán se dedican a descifrar secretos del pasado que han encontrado en una de las Cajas Negras, secretos que podrían librar a los miserables de sus fusiones para siempre.

No sé que pensar de este libro... le dí dos estrellas en Goodreads, pero le daría tres en un día de mejor humor. Miren: la verdad es que por eso no me gusta calificar los libros con algo cuantitativo, siento que son cosas demasiado subjetivas como para valer algo... En fin. Como dijo Jack, el Destripador, vamos por partes (y de paso, consíganme un chiste menos choteado).

Nos encontramos con los mismos personajes y los mismos dilemas... o dilemas nuevos. Mi favorito sigue siendo Il Capitano. No hay más. Pressia, de caerme bien, ha pasado a caerme mejor, a caerme horrible, a caerme bien de nuevo... Todo eso tiene que ver por la negación a los sentimientos. No me molesta que los niegue, le da un toque interesante al personaje, pero no me gusta que los niegue después de cómo acabó en Puro. Perdiz no me acaba de convencer demasiado, pero Lyda es genial. La manera en que decide trazarse su propio camino y decirle adión a Perdiz simplemente por que no se ve volviendo a la Cúpula es maravillosa, le da cierta libertad. Illia, la esposa abusada, por fin tiene un papel y revela importantes secretos... Las madres me siguen perturbando, pero a la vez son personajes bien construidos (aunque de vez en cuando se agradecería que tuvieran un poco de empatía hacia el sexo opuesto). De los personajes no me quejo...

... de sus dilemas, bueno, la cosa está en tablas. Pero de los diálogos... bueno. Tengo algunas quejas. Algunas veces, sobre todo cuando nos topamos con Pressia y Bradwell en la misma habitación, los diálogos pecan de una falta de naturalidad extrema. No me molestan sus formas de pensar, el que Pressia añore un poco la pureza y lo haga notar, y en que Bradwell pueda ver la belleza debajo de las fusiones y lo haga notar igualmente. Pero esos diálogos pecan un poco de oírse demasiado forzados en sus bocas, y quizá es eso lo que no me convence.

Como me pongo la enésima vez que repiten LO MISMO
Hablando de la trama, es de agradecer que Baggott no meta ni tramas inútiles, ni personajes inútiles. Algunos misterios cojean de los dos pies porque son obvios (como mi teoría de que Willux ha conservado al padre de Pressia), pero otros no los ves venir tan rápido. Además, todo tiene su función en la trama: Arvin Weed, Iralene, la trama de Lyda y las madres. No hay detalles inútiles (como en Días de sangre y resplandor, por ejemplo), ni capítulos que rebanaría de tajo. Sólo hay un detalle: parece haber partes que podrían resumirse porque la trama da mil vueltas sobre un mismo punto y se hace cansado.


Balanceando, para mí no fue un libro muy malo, pero tampoco un libro muy bueno. Lo mejor siguen siendo las descripciones crudas de Baggott, que ayudan a imaginarse gore... Justo por eso leí el libro. De nueva cuenta, los aspectos técnicos y científicos no reciben demasiadas explicaciones y, aunque sencillamente inverosímiles, hay cosas que Baggott hace parecer reales, sobre todo lo que sucede en la Cupula. Pero hay otras cosas que no se sostienen demasiado, ni en el mundo de Baggott... sobre todo al final. 

En fin, lo dejó en tablas. Si les gusto el primero, probablemente les guste este. A mí ni me gustó ni me disgustó. 

10 de marzo de 2015

Tuya, Claudia Piñeiro | Reseña

Sinopsis: Un corazón dibujado con rouge, cruzado por un «te quiero» y firmado «Tuya» le revela a Inés que su marido la engaña. A partir de ahí, una original novela de suspense, un ama de casa dispuesta a todo con tal de conservar su matrimonio y las buenas apariencias.

Claudia Piñeiro combina con brillantez los mejores ingredientes del género negro con un lenguaje inteligente, sutil, cargado de realismo y segundas intenciones. Tuya no es sólo un thriller vertiginoso desde sus primeras líneas, sino un relato devastador e implacable sobre la intimidad más cruda de la clase media.

No recuerdo como encontré ese libro. Estaba yo buscando qué leer y me topé con este libro, lo vi bien, diferente a lo que solía leer y lo empecé. Qué decir de este libro, nunca un libro de crímenes e infidelidades me había resultado tan divertido y me había hecho reír tanto. Pero es que los personajes son casi una caricatura de sí mismos, sobre todo Inés, que hará todo lo posible por no dejar de ser la esposa de alguien, en este caso, Ernesto. Todo para salvar su matrimonio, desde encubrir asesinatos, perdonar infidelidades (siempre y cuando el asunto no volviera a pasar) y fabricar (bastante mal, todo hay que decirlo) coartadas. Capaz de creerse hasta las más absurdas excusas de su marido con tal de preservar la vida que tiene y a la que está acostumbrada. 

Sólo que, en el juego que tienen Inés y Ernesto se queda atrapada Lali, su hija, que parece ignorada sistemáticamente. Ernesto la trata bien y Lali lo prefiere a él, pero no le presta suficiente atención y varias veces durante el libro Inés dice que no sabe que tiene su hija y le quita importancia diciendo que debe ser sólo la adolescencia. Total, Lali está saliendo del secundario, se va a ir a su viaje de egresados y no tiene mayores problemas, excepto uno: está embarazada. Y el novio, por decirlo suave, la mandó a la mierda. 

Así que entre capítulos narrados por Inés y su obsesión con ser, no alguien, sino la esposa de alguien y tener la familia perfecta deja ver que no está exactamente bien de la cabeza, porque, adentrándose un poco más podemos ver que su familia es todo menos perfecta, conversaciones de Lali (sólo conversaciones, ninguna descripción) con amigas, desconocidos y hasta la madre de su novio y los capítulos vistos desde la perspectiva de Ernesto, que tiene más neuronas que su esposa, eso sí, pero no las suficientes para notar los problemas de su hija. Él está metido en ese juego de infidelidades y crímenes muy al fondo mientras le hace a creer a Inés que no volverá a pasar, lo de Tuya.

En fin, la novela está vista desde tres puntos diferentes, con narraciones diferentes, lo que implica que tenemos tres personalidades diferentes guiándonos por una historia y haciéndonos creer su versión. Pero como dijeron por ahí las "versiones" de la verdad, siempre contienen mentiras

Novela muy buena, interesante y ligera. No es demasiado larga ni se hace pesada en ningún momento, por cierto. Además, el final es magistral. Uno de los mejores finales que he leído para una novela así... Todos son culpables de algo. Al final hay que pagar.

9 de marzo de 2015

Lolita, Vladimir Nabokov | Reseña

Sinopsis: La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carrol.
Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita
Uno de los inicios más famosos de un libro, que de hecho vi por ahí rankeado en una lista que alguien hizo por ociosidad de "Los inicios de libros más conocidos" o una cosa por el estilo. Tengo que decir que el libro prometía mucho y no me defraudó, sin embargo, acepto que no es un libro que a cualquiera le puede agradar. ¿Las razones? 

Es denso. Partes bastante densas que, si no te interesa la historia, es posible que se conviertan en tu remedio para el insomnio. Definitivamente, te tiene que gusta la historia para disfrutar el libro. Es muy descriptivo. Excesivamente descriptivo. A mí me gustó, es más fácil imaginarse el ambiente, a los personajes, y sobre todo a Lolita, a quien describe en un millar de situaciones diferentes. Conclusión: es un libro pesado a ratos. A mí me gustó mucho, pero si sabes que este tipo de historia no es lo tuyo, aunque te recomiendo darle una oportunidad, quizá el libro no sea para ti. 

A mí me gustó mucho. Vi varios comentarios por allí de que no les había gustado por la temática del libro. Sí, es todo lo contrario a algo políticamente correcto. Pero, en serio, no sean más papistas que el Papa: si el libro te gusta no quiere decir que apruebes lo que hace Humbert Humbert, quien por cierto, al ejercer de narrador, nos estampa en la cara su particular modo de ver las cosas. 

El libro se divide en varias partes y para mí, la mejor, fue cuando Humber Humbert empieza a vivir en la casa de huespedes y se encuentra, frente a frente por primera vez con Lolita y su irritante madre, que vive criticando a su hija (y lo libertina que es). Lolita, que, sin ningún pudor, empieza a provocar a Humbert simplemente a modo de juego mientras él, sin que ella sepa, idea una y mil maneras para estar con ella. Y lo consigue.

Desde el principio hasta el final, tengo que decir que el libro me atrapó. Y mucho.

5 de marzo de 2015

Chicago, Rob Marshall | Reseña

Sinopsis: Chicago, años veinte. Roxie Hart, una joven que sueña con subir al escenario del Onyx Club, es acusada de asesinar a su amante y enviada a prisión. Tras las rejas, se encuentra con su admirada Velma Kelly, una cantante de "jazz" condenada por haber matado a su marido y a su hermana, tras haberlos sorprendido en pleno adulterio. El famoso abogado Billy Flynn llevará su caso de forma brillante y atraerá la atención de los medios sobre estas dos jóvenes de prodigiosa voz. Roxie, a quien Billy presenta como el paradigma de la inocencia truncada, se convierte durante un tiempo en una auténtica estrella en Chicago.

La vida entre los bares, el alcohol y el jazz. Roxie Hart sueña con subir al escenario y convertirse en una estrella y es para eso para lo que usa a Fred Astaire, su amante, porque está atrapada en un matrimonio que la aburre. Su marido, Amos, está dispuesto a cualquier cosa por ella, pero ella no lo quiere. Así que cuando descubre que Fred sólo le estaba mintiendo para meterla entre las sábanas, no duda y aprieta el gatillo. Después intenta endilgarle el muerto a su marido, asegurando que le había robado y las cosas van muy bien hasta que a alguien se le ocurre mencionar el nombre del muerto: justo quien les vendió los muebles. Y así es como Roxie va a dar a prisión, donde se encuentra a la estrella del momento, Velma Kelly, magníficamente interpretada por Catherine Zeta-Jones, que asesinó a su hermana y a su marido después de descubrir la cornamenta que le estaban poniendo.

Renée Zellweger, cuando todavía estaba guapa.
Si me dejan, puedo seguir contándoles la película hasta el final. Es una de mis películas favoritas en este mundo, y uno de mis musicales favoritos porque me fascina como tratan a las criminales como si todo fuera simplemente un espectáculo. Roxie se las arregla para conseguir a un abogado que, de joven superficial y asesina, la convierte en la Madre Teresa de Calcuta y la hace jurar que no deseaba matar a nadie. Total, como dicen: los juicios nada más son otro espectáculo, mientras los periódicos manipulan toda la información para hacer parecer a Roxie la asesina más dulce de todo Chicago.

Además, tiene canciones increíbles, como All That Jazz, Nowadays y la que yo considero la estrella del filme: Cell Block Tango. Porque matar a tu marido por mascar chicle no es malo, no, es que se lo merecía. O que casualmente se estampe con tu cuchillo unas diez veces. O no es que tú lo hayas matado, es que no toleran el arsénico.


Una de las películas de crímenes más divertidas que he visto. Aunque más que crímenes, yo diría que habla del mundo del espectáculo. Sí, sí, habla de la justicia convertida en espectáculo. Porque todo el mundo sabe que es ciega, pero mientras más guapa sea la dulce asesina, más ayuda. Total, ¿quién va creer que con semejante pinta inocente mató a alguien? 

4 de marzo de 2015

Que se siente cuando tus hijos ganan un premio

Astarté y El país de las pesadillas ganaron, ambos, el primer lugar de el reto Long Story 2.0 del foro La Noble y Ancestral Casa de los Black.

En este momento, sinceramente, quiero agradecerle a todo el mundo, porque, aunque el premio no vale nada, haberlo ganado es, creo, la prueba de que lo que escribo gusta, aunque no sea popular. Para mí, ese premio es la muestra de que no estoy perdiendo mi tiempo escribiendo fanfiction, que las desveladas valen la pena, que las horas perdidas planeando y escribiendo, valen, de cierta manera, la pena. Nadie me va a pagar por esas dos historias, no me van a catapultar a la fama. Apenas tienen poco menos de 50 comentarios, cosa que no me extraña. Nunca he sido una ficker popular porque nunca me ha interesado escribir sobre las parejas populares en el "fandom". Las historias que cuentan Astarté y El país de las pesadillas son historias de personajes tan secundarios que salieron una vez nombrados en los libros... o ninguna, pero más tarde Rowling los incluyó en las listas de personajes.

¿A quién se le ocurrió que meter mitología fenicia en Harry Potter iba a dar resultado? No lo sé. En realidad sólo lo hice porque, quien me conoce un poco, sabe que estoy "casada" con TanitBenNajash. Tanit es, literalmente, Astarté, son dos nombres para una diosa distinta. Alguna vez me dije que iba a escribir una historia que involucrara su nombre y lo logré. Nadie me dijo que esa historia iba a ganar un premio, aunque fuera ese, que no vale para nada más que para presumirlo. Nunca creí, sinceramente, que una historia sobre las gemelas Carrow (apenas vistas en la sexta película), Vaisey (mencionado por Ginny Weasley unas cuantas veces) y Lisa Turpin (que sólo aparece en la ceremonia de selección del primer libro), se ganaría semejante reconocimiento.

¿A quién se le ocurrió que hacer un "qué pasaría si Harry muriera definitivamente en la batalla final" iba a ser una fórmula con resultado? La historia de Dennis Creevey (hermano de Colin Creevey, el chico de la cámara), Tracey Davis (sólo mencionada en Harry Porrer & Me), Vaisey (otra vez), Ginny Weasley y Jimmy Peakes (golpeador de Gryffindor en el sexto libro) no es exactamente lo que cualquiera espera cuando le plantean esa trama. Si de algo me enorgullezco es de escribir cosas originales, aunque no tenga lectores, no sea conocida, y no me dejen tantos comentarios. Pero si que hacen dibujos de mis personajes:

Una foto publicada por Aurora (@arusa97) el


En fin, esta entrada es sólo para eso. Porque me siento bien conmigo misma y con lo que hago.

3 de marzo de 2015

Por ahora, comedia argentina


Sinopsis: La serie refleja los conflictos actuales de las mujeres de 30, a partir de la historia de un grupo de amigos que vive en la gran ciudad. Norma es una chica de 27 años que se despega de las expectativas del estereotipo femenino. Inconformista y desafiante, no busca ser amable ni complaciente con los hombres ni con el resto de los mortales. Lo dice y se hace cargo. Es de las chicas que avanzan cuestionando la existencia casi de manera compulsiva. Para ella es un clásico preguntarse cómo y de qué manera se puede ser feliz.

La serie retrata, alejada de todos los clichés de Hollywood y de la TV americana, la crisis de los treinta cuando estás enterrado en un trabajo que no te gusta y que no te llena, cuando descubres que de sueños no llega comida a tu boca y cuando a tus papás les urge sacarte de la casa si es que sigues viviendo con ellos. Consta de trece episodios en los que se puede ver la vida de los personajes durante nueve meses por la vida de los cinco protagonistas.

Norma, enterrada en empleos que no quiere y no le gustan, con el fantasma de un ex persiguiéndola y viendo a sus amigos (y a sí misma) sumirse en la crisis de los treinta. Ariel, que pertenece a una banda que no acaba de encontrar su identidad, así que pronto cantan pop como metal y siempre suele ser terrible, además de que a los veintiocho aún vive con su madre, lo que no le ayuda a conseguir chicas, precisamente. Ignacio, comentarista nada popular de deportes con una ex novia embarazada. Jose, Josefina, que se dedica al espectáculo, pero le cuesta encontrar trabajos y cuando los encuentra no suelen ser exactamente lo que espera. Y finalmente, Xavi, inventor. Al menos así si presenta, porque sus empleos no le dejan ni medio centavo, así que tiene a un ilegal empleado conduciendo un taxi por toda la ciudad.

Alejada de los clichés gringos (acá entre nos, americanos), la serie muestra una realidad diferente y mucho más crudas a las de las sitcoms americanas, pero igualmente graciosa, con personajes secundarios como Satvia, vegana extrema que jura que nunca se enoja, gusta de corregir a todo el mundo, y tiene un oscuro pasado... Muy oscuro, que prefería esconder. La madre de Ariel, que, desesperada, acaba pidiendo un tiempo libre para si misma... El novio actual de la ex novia de Nacho, que está obsesionado con que su futuro hijo (y el de Nacho igual) crezca en un ambiente saludable. Una serie que se ve rápido, que divierte y que muestra la realidad.

Al menos, yo la recomiendo mucho. Si quieren, se puede ver completa en el canal de Malena Pichot (La Loca de Mierda) en esta lista de reproducción: Por ahora.

1 de marzo de 2015

Once upon a time | Booktag

Sólo había hecho un Book Tag anterior, sinceramente porque me nominaron a hacerlo y no era uno malo (tenía que ver con Harry Potter). Este lo encontré en el blog El rincón de la lectura y me gustó mucho, quizá para recomendar algunos libros (o decirle a la gente que no los lea porque son malos), así que por eso estoy haciéndolo.


Blancanieves


Un libro que te enseñe las cosas bonitas de la vida


Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro. La reseña se puede encontrar en La cueva del escritor. Las vidas de Tommy, Kathy y Ruth suelen recordarme las pequeñas cosas bonitas de la vida. Un libro de tono nostálgico muy recomendable, con una historia preciosa y que yo recomiendo ampliamente.

Reina malvada / Regina Mills


Un personaje malvado y aún así te guste




Violetta R. Schmidt, de Diablo Guardián (también reseñado en La cueva del escritor). Tiene un lugar especial en el infierno de los mentirosos y los tramposos. Violetta no duda en aprovecharse de su belleza para que la gente haga lo que ella quiera, pero como su carisma es infinito, pues... es un personaje entrañable, casi.

Rumpeltinski /Mr. Gold


Un libro que te hayan recomendado y no te haya gustado


Divergente (reseña en PlusbitsMx). No me acuerdo quien me lo recomendó (y eso es bastante bueno, porque si no ya le estaría mentando la madre), pero es malo como la chingada a mi gusto. Un planteamiento que se cae a la segunda frase, facciones llamadas Osadía que dicen estar compuestas de gente valiente y lo único que tienen son temerarios que disfrutan derrochando adrenalina... Todo eso sin mencionar una narración mala, seca y que no te inspira a seguir leyendo.


El cazador / Sheriff Graham


Un personaje que haya cambiado mucho, para bien o para mal


Catherine Earnshaw, de Cumbres Borrascosas. Siempre fue una niña mimada un poco desagradable, no me lo tomen a mal, pero durante todo el libro cambia... Si al principio Heathcliff constituía su principal compañero, llega un punto en el que cambia tanto que, aunque acepta y sabe que lo ama, sabe que nunca sera capaz de casarse con él... Definitivamente, un personaje despreciable, como todos en Cumbres. 

Ruby / Caperucita Roja


Un libro que parecía ser una cosa pero que luego fue otra



Noches de Luna Roja. Al principio creí que era romántica sobrenatural, pero me encontré con mucho más que eso, me encontré con critica social, con una novela que podría pasar por una novela realista ambientada en Buenos Aires, si no tuviera demonios. Definitivamente, siendo la una o la otra, es un libro que recomiendo ampliamente. Además, leyéndola ayudar a una editorial pequeña (Ediciones el Antro)... Con la debida advertencia, por si alguien aquí sigue en el siglo pasado: es romance LGTB. No homoerótica: LGTB.

Hook / Killian Jones


Un personaje sarcástico, egocéntrico o antipático que a pesar de sus fallos tenga tu corazón


Aquí... bueno... me costó decidir. Hasta que caí en la cuenta de que el Blair Waldorf de Hogwarts existía y que era un despreciable que siempre me había gustado. Sí, estamos hablando de Draco Malfoy. De hecho, si no se han leído Harry Potter, les preguntaré en qué mundo han vivido y los mandaré a leer...

Aurora


Un libro que te haya hecho dormir al principio y reavivado al final


¿Existen esos libros? ¿No son un mito? ¿Un mal mito? Pues ya me pusieron a buscar entre mis libros, a ver si hay algo que se ajuste con esto. Ah, resulta que sí lo tengo: Donde los árboles cantan, de Laura Gallego (no lo reseñé). Toda la introducción con Viana me dio un sueño terrible, ya después la cosa me empezó a interesar.

Bella


Un personaje al que le encante leer


Alexis, de Todos mis sueños, tuyos. Es estudiante de letras y le encanta leer de todo, pero de todo. Incluso libros de Dan Brown. Juro que durante todo el libro moría por darle un abrazo. ¡Si es que es monísimo!

Mulán


Un libro lleno de valentía y honor


Unwind, de Neal Shusterman. Mi esposa Tanit le escribió una reseña en PlusbitsMx, y yo una en La Cueva del Escritor, intentando dar el libro a conocer, pues sus personajes protagónicos son ante todo valientes, y enfrentan su destino de a como les toca, además de que son honorables y no golpean a nadie por detrás, aunque eso les cueste la vida, prácticamente.

Emma


Un personaje que te gustaría ser si formaras parte del Bosque Encantado