20 de febrero de 2012

Cazadores de Sombras: Ciudad de Cristal, Cassandra Clare | Reseña

Todo lo que quedó pendiente en Ciudad de Ceniza se resuelve definitivamente en este libro. El ritmo al que va te anima seguir leyendo y leyendo y leyendo, todo con tal de conocer el final.

Sinopsis: Para salvar la vida de su madre, Clary debe viajar hasta la Ciudad de Cristal, el hogar ancestral de los cazadores de sombras. Por si fuera poco, Jace no quiere que vaya y Simon ha sido encarcelado por los propios Cazadores de Sombras, que no se fían de un vampiro resistente al sol. Mientras, Clary traba amistad con Sebastián, un misterioso cazador de sombras que se alía con ella. Valentine está dispuesto a acabar con todos los cazadores de sombras: la única opción que les queda a éstos es aliarse con sus mortales enemigos pero ¿podrán hombres-lobo, vampiros y otras criaturas del submundo dejar a un lado sus diferencias con los cazadores de sombras?

Para empezar, Clary se enfrenta a problemas porque Jace se niega a que vaya a Idris…, y bueno, ya saben lo obstinado que puede ser Jace algunas veces. Además la tensión amorosa entre ellos está más presente que nunca. El te-amo-y-no-debería está en cada una de las escenas del libro en las que participan estos dos. Y a ser sincera, el incesto ese que se traen los dos me encanta. 

Por otro lado, hay un personaje nuevo (bueno, no sólo uno, pero sólo uno que, 1) no hace que lo odies a las tres frases y 2) es medianamente importante a la trama): Sebastián. Es un enigma. Esconde muchas cosas, y, por si fuera poco se muestra interesado —bastante interesado a decir verdad— en Clary y en ayudarme a buscar a Ragnor Fell, el brujo que sabe cómo despertar a su madre.

Y… ya no les cuento más. 
En sí la acción en todo el libro es trepidante, no se acaba nunca, hay más sorpresas a cada página y aunque a veces Clary se comporta un poco tonta, bueno, se le pasa. Enhorabuena, no la odio. Es la primera protagonista femenina que no odio en mucho, mucho tiempo.

Jace sigue siendo sexy, Alec y Magnus hacen lo suyo (sobre todo porque Alec lucha porque Magnus lo reconozca, cuando él ni siquiera le ha hablado de su relación a nadie más). Valentine sigue siendo odioso y se prepara para aplastar a todos los Cazadores de sombras que no lo apoyen, así que hay que encontrar una manera de detenerlo.

Y ya, si quieren saber más: Lean.

Julio de 2015: Me estoy preparando para un rediseño en el blog, leyendo reseñas viejas, cambiándoles los formatos y arreglándolas un poco. No tengo ni idea de por qué me gustó este libro, pero no me voy a poner ahora mismo a preguntármelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario