5 de diciembre de 2019

TBR Maratón Guadalupe Reinas 2019

¡Hola! Ya volvió la mejor época del año. ¿Quieren saber por qué? ¡Vuelve el maratón Guadalupe Reinas, maratón de lectura de autoras! ¿No saben qué es? Espérenme que les cuento.


En Librosb4tipos, colectiva y club de lectura donde difundimos obras escritas por mujeres (exclusivamente), cada año organizamos un maratón de lectura durante la época del Guadalupe Reyes, del 12 de diciembre al 6 de enero. Esto es porque en México los festejos decembrinos empiezan el 12, dedicado a la virgen de Guadalupe y terminan el 6 de enero, con la llegada de los reyes magos y los juguetes para los niños. Es una época llena de fiestas, de comida y, para nosotras, también de libros. Queremos celebrar a nuestra manera y qué mejor manera de celebrar que leyendo a mujeres

¿Cuál es la dinámica? Cada año sacamos 10 consignas de lectura para que elijan 10 libros escritos por mujeres (sólo mujeres, es la regla del maratón y de la colectiva) e intenten leerlos en esos 26 días. ¿Es una tarea titánica? ¡Sí! Pero no importa no leer todo, lo que importa es conocer autoras que de otro modo no hubiéramos leído, quedarnos con recomendaciones y planes de lectura para el año que viene. Bueno, en estos días les voy a estar compartiendo recomendaciones (aunque pueden revisar mi masterlist de autoras, ahí seguro encuentran algo) de distintas consignas, pero por lo pronto, acá les va mi lista de lectura.

1. Una lectura conjunta de Librosb4tipos. El color púrpura de Alice Walker. Cada año son menos lecturas las que tengo pendientes, pero esta fue de las primeras que se leyeron y es momento de que caiga en mis manos por fin.

2. Libro (de una mujer) que le guste mucho a una mujer que admires. Este año le pregunté a Raquel de Hitzuji Books porque es una amiga a la que quiero mucho y admiro un chingo. Por su recomendación, voy a leer Geek Love de Katherine Dunn. Es más: hasta me lo prestó.

3. Manga. Este año he leído mucho manga y lo leo bastante rápido. Elegí el tomo 18 o el 19 de Banana Fish de Akimi Yoshida, pero es más bien provisional. Si acabo todo antes del 12, elegiré algún otro tomo de alguna otra serie: lo que sea que esté leyendo en ese momento y sea de una mujer.

4. Libro de cuentos. El desapego es una forma de querernos de Selva Almada. ¡Lo compré la FIL pasada y no lo he leído! Muy mal de mi parte porque ya regresó la FIL, así que ahora sí es momento de leerlo.

5. Texto periodístico. Fuego cruzado de Marcela Turatti. Lleva mucho tiempo en mi casa y hace mucho tiempo que quiero echarle una mirada. Tiene que ver con la crónica del narco y los daños colaterales de la guerra contra las drogas. No va a ser una lectura fácil, pero aquí estamos dispuestos a asumir el reto.

6. Un libro de temática lésbica. Amora de Rosa María Roffiel. Ka, también parte de las beforas, lo ha recomendado varias veces, así que decidí leerlo. Además, es la primera novela mexicana de una autora que se conoce con temática lésbica.

7. Poesía latinoaméricana. En la FIL pasada también compré Comunidad terapéutica de Iveth Luna Flores. Fue recomendación de Alejandra (aka otra befora), así que ha llegado el momento de leerla.

8. Un libro publicado bajo pseudónimo. Hablemos de amor de Alicia Delaval. Esta es una autora que siempre publicó con pseudónimo, originaria de Tabasco y que hoy está prácticamente descatalogada. Hace poco encontramos su poesía en internet y pues eso leeré.

9. Libro para el desarrollo personal o bienestar. Valientes e (im)perfectas de Reshma Saujani. Este libro me lo mandó editorial Océano y desde que supe que íbamos a poner esta consigna decidí guardarlo para ella. No es un género al que le tenga cariño, pero bueno, vamos a ver qué sale.

10. Un libro publicado en el año en que naciste. Elegí Los cien sentidos secretos de Amy Tan, que fue publicado en 1995 en inglés. Le tengo mucho cariño a la autora así que confío en que haya sido una muy buena elección.

¿Listos para unirse al reto? Pueden encontrar más información en nuestras redes sociales somo twitter, facebook e instagram.


3 de diciembre de 2019

Recomendaciones del #GuadalupeReinas2019

Cada año en Librosb4tipos hacemos un maratón de lectura que está un poco hardcore: 10 libros de autoras en 26 días. Ese es el resumen de como funciona la dinámica. La explicación más larga incluye que leemos desde el 12 de diciembre hasta el 6 de enero, la época que en México es el Guadalupe Reyes (época de fiestas, familia, amigos, celebraciones). Nosotras queremos celebrar a nuestra manera y, como en Librosb4tipos somos una colectiva y club de lectura que difunde las obras de mujeres, obviamente... ¡vamos a celebrar leyéndolas!


Acá les van las recomendaciones de libros para las consignas. Si es que piensan participar, dense una vuelta por las redes de Librosb4tipos. Si no, porque se les hace una locura, pueden seguir leyendo las recomendaciones porque, aunque no sea para el maratón, les aseguro que todo lo que les recomiende aquí lleva sello de calidad de Nea. ¿Empezamos? Acá está la imagen de las consignas:


Les voy a deber desarrollo personal o bienestar porque no es un genero que yo lea (es más, ni siquiera me gusta y todo lo que recuerdo haber leído no me ha gustado lo suficiente como para recomendarlo), poesía latinoamericana (porque he leído más de otros lados y necesito sumergirme más por acá),

Manga



1. Fullmetal Alchemist de Hiromu Arakawa. Es mi recomendación de cabecera, especialmente para la gente que no conoce mucho de manga o apenas se va a acercando a él. Y sí, FMA está escrita por una mujer (al día de hoy ya van varios sorprendidos y sorprendidas en mi tuiter). Es una serie de aventuras preciosa.

2. Tsubasa Reservoir Chronicles de CLAMP. Lo voy a recomendar porque es mi manga favorito. Es una serie de aventuras por el multiverso de CLAMP (y salen todos sus personajes conocidos, como Sakura, por ejemplo), uno de sus proyectos más ambiciosos. Sí, suele causar dolor de cabeza porque la trama no está sencilla, pero vale la pena totalmente.

3. Banana Fish, Akimi Yoshida. Esta serie me encanta (vi el anime hace poco, está en prime), pero créanme cuando les digo que es de las cosas más tristes que he leído nunca (que el fandom siempre esté triste no es casualidad). Sigue las aventuras de Ash, un adolescente en Nueva York que es jefe de una banda y Eiji, un japonés que... bueno... tiene la mala suerte de estar siempre en el lugar y momento equivocados. (Como TW mencionaré que hay muchas muchas alusiones a violencia sexual, aunque la autora lo trata bastante bien).

4. Given de Natsuki Kizu. Este manga me hizo volver a tener fe en el BL (Boys Love). Es la historia de una banda de música, es un coming of age y es una historia que hace sonreír. Buenísima para leer en cualquier momento (además, si la leen, recomiendo que vean el anime, porque la música complementa muy bien al manga). 

5. Clover de CLAMP. Este es un manga corto (apenas de 4 tomos y Kamite lo sacó en dos en edición de lujo). Es una historia rara (no tengo mejor manera de describirla) como todas las de CLAMP (casi, es su esencia), pero me gustó mucho cuando la leí. Además, con CLAMP siempre es maravilloso el arte, detenerse a ver todas las ilustraciones mientras leen es un must y Clover es quizá una de sus obras más bonitas.

6. Algunas otras recomendaciones: Kurohitsuji (Black Butler) también está escrito por una mujer, Yana Toboso (yo estoy peleada con el fandom, pero hasta donde he leído el manga está bastante bien). Básicamente cualquier obra de CLAMP tiene mi sello de aprobación (siempre y cuando la haya leído). Sailor Moon la leí hace muchísimo y me acuerdo mucho más del anime, pero también es de una mujer, Naoko Takeuchi. Si no saben donde leer manga, recomiendo MangaFox (en computadora, es mi página de cabecera), MangaHere (creo que hay en español), si todavía consiguen el apk de MangaRock es lo que yo uso en mi android, MangaDogs, MangaZone, hay donde leer. Además en México, Panini y Kamite distribuyen y en las bibliotecas suele haber varias series.

Libro de cuentos



1. El aliento del cielo de Carson McCullers. Esta escritora norteamericana la conocí porque una amiga que estaba estudiando Literatura Norteamericana me la recomendó y se convirtió en mi cuentista favorita. Especialmente me gusta Wunderkind. Es un libro un poco largo (lo sé), pero si se animan al reto, vale completamente la pena.  

2. La cámara sangrienta de Angela Carter. Fue el descubrimiento de este año, definitivamente. Fue una lectura conjunta del colectivo (así que también sirve para la consigna número 1) y me fascinó. Re interpretaciones de los cuentos clásicos con las mujeres en el centro. Muy interesante.

3. Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enriquez. Si les gusta el terror (sobre todo el urbano) este es su libro. Me encantó, sobre todo por la impresión que me dejó el último cuento (que le da título al libro). Lo recomiendo muchísimo.

4. Siete casas vacías de Samantha Schewblin. Tengo cierta predilección por las escritoras argentinas, lo sé. Este es un libro muy corto (y perfecto para el maratón) de cuentos donde acontecen cosas extrañas. La respiración cavernaria, especialmente, me impresionó.

5. Kabu-Kabu de Nnedi Okorafor. ¡Este lo leí para el maratón Guadalupe Reinas del año pasado! Las casualidades: lo que lees en uno, lo recomiendas en otro. Si les gusta lo que escribe Nnedi, definitivamente este libro les va a gustar: mezcla entre fantasía y ciencia ficción con folclore africano (de todas partes de África, pero especialmente nigeriana e igbo en algunos cuentos). 

Texto periodístico



1. La fosa de agua de Lydiette Carrión. Esta es una investigación hecha sobre varios feminicidios y desapariciones de mujeres en el Estado de México, especialmente en el área de Los Héroes Tecamac. Sigue especialmente el caso de El Mili Palafox (igual si son del Estado les suena) y el dragado que se hizo en el río de los remedios en el cual se encontraron cuerpos. Es un libro muy crudo, sí, pero que creo que puede hacer que la gente voltee a ver la problemática en el edomex.

2. Esclavas del poder de Lydia Cacho. Esta es una investigación sobre la trata de personas (especialmente mujeres y niños) en el mundo. Lydia Cacho viajó a varios países para hacer su investigación (que es muy completa) después de haber destapado la red de pederastia y pornografía infantil que en Quintana Roo. Es también una lectura muy cruda, pero muy esclarecedora sobre el tema.

Las demás consignas se las debo porque no tengo prácticamente recomendaciones, sólo estén al pendiente de mis redes por si se me ocurre alguna. No duden en anotarse al maratón, es una época muy bonita y preciosa y pues leyendo libros de mujeres damos a conocer su trabajo.

28 de noviembre de 2019

10 cosas que aprendí en 10 años en blogger

El blog cumplió 10 años el 16 de octubre. Ya que me quito eso de encima, vengo a contarles de algunas cosas que aprendí (y otras cosas). Cuando yo abrí este blog tenía trece años, estaba en secundaria y, ante todo, estaba muy aburrida. A los trece años podía sobrevivir con cantidades ridículas de sueño, leía todo lo que podía (incluso cuando eso significaba leer libros descargados en la pantalla de la computadora) y escribía fanfics. Las malas lenguas dicen que también tenía otros hobbies pero esos eran los mayores. También tenía dos problemas básicos: no conocía a nadie en persona a quien le gustara Harry Potter (sólo había unos cuantos nicks detrás de la pantalla con los que comentaba fics y había un grupo de messenger de Potterfics) y mis compañeros de la secundaria me pagaban para que les hiciera sus reportes de lectura (lo cual significaba que yo siempre tenía dinero, pero que nadie más leía). Leer era muy solitario.


Así que podría decir que cree el blog porque quería hablar de lo que leía, pero creo que más bien quería gritarle a las nubes. O algo. En el camino salió lo de hablar de los libros que leía porque me frustraba no poder hablar de ellos con nadie más. Así que aquí les van, las 10 cosas que aprendí en blogger en diez años.

1. Leer en solitario está bien, pero no es para mí. Necesito contarle a alguien de lo que estoy leyendo, aunque sea a la pared. Además, me gusta compartir lecturas, discutir libros, recomendar coas y que me cuenten qué les parecieron, que me recomienden cosas y luego decirle yo a la gente qué me parecieron. En parte por eso soy adicta a los clubs de lectura, en parte por eso una de las mayores cosas de este blog son las reseñas. Hoy me da gusto tener compañeras y compañeros con los que leer. No por nada existe Libros b4 Tipos una colectiva de mujeres que es también un club de lectura donde leemos a mujeres únicamente y no por nada existe Volver a Hogwarts, un círculo de lectura donde leemos literatura fantástica.

2. Internet es maravilloso y horrible. Vale, esto no lo aprendí exactamente gracias a blogger, pero un poco sí. Aprendí que es maravilloso porque conocí a mis mejores amigas gracias a este blog o gracias a cosas que nacieron porque yo tenía un blog. Aprendí que es horrible porque es desgastante, porque es un bombardeo de información constante y un lugar donde un montón de gente cree conocerte y donde un montón de gente se escuda en el anónimo para insultar. Pero en general, es precioso. Es el lugar que me ha permitido escribir, leer, hacerlo todo acompañada y, sobre todo, gritarle a la nube. Gritarle a las nubes es una de mis actividades favoritas.

3. Tener un blog me obligó a volverme una lectora crítica de lo que estaba leyendo. Ya sé que lo repito casi todas las reseñas, pero creo que es muy importante ser críticos de las temáticas, los contenidos, la manera en la que se mueve el mercado editorial. El sistema mesa de novedades es muy desgraciado, muy capitalista y alienta más al consumismo que a disfrutar la lectura. Analizar mucho lo que leo me ayuda a decidir qué me gusta, qué quiero seguir leyendo, qué no y me ayuda también a hablar de muchas cosas en el blog.

4. Aprendí a que me valiera madres todo un poco. Tan preocupada como soy, el blog me enseñó a que todo me diera igual. Lo menos fue no tener los gustos de moda, lo más aceptar que iba a publicar lo que me diera mi gana y que todo eso se iba a aplicar a mi vida y a mis hobbies.

5. También ahora sé que puedo ser mediadora de lectura. Tener el blog me dio la oportunidad de trabajar con niños en Ferias de Libro y directamente en escuelas como promotora/mediadora/esas cosas y me enseñó muchísimas cosas sobre los niños, los libros y la lectura. Ahora también he aprovechado para dar talleres (en compañía, porque Volver a Hogwarts es una cosa maravillosa) y en general trabajar con libros fuera de la pantalla. Mejor oportunidad de mi vida. Se los juro. Compartir la lectura a través de muchas otras actividades es algo precioso.

6. LO MUCHO QUE ME GUSTA GRITARLE A LAS NUBES. Creo que ya lo mencioné allá arriba, pero es algo que disfruto mucho. Siempre hay que tener un lugar o una manera de gritarle a la nube. Hay días (y reseñas) en las que definitivamente soy el meme del old man yells to cloud.


7. ¡APRENDÍ A ESCOGER MIS LECTURAS! Si es cierto que leo de todo y no tengo un filtro muy claro de qué temáticas manejo. Una vez una amiga (Abril) dijo que yo leía de todo y que era como un todoterreno. Definitivamente hay cosas que no leo, pero en general aquí sí se habla de todo tipo de libros y temáticas. Un día podemos estar hablando de fantasía y al siguiente de cuentos, otro día podemos hablar de ciencia ficción y al siguiente podemos estar hablando de teoría marxista o feminista o ensayos o... se entiende, ¿no? Sin embargo, entre todo ese caos, aprendí a valorar el tiempo que paso leyendo y a escoger como quiero pasarlo (sean libros buenos o malos). De repente es muy tentador dejarme llevar por el hype aún sabiendo que me voy a aburrir (cada vez lo hago menos, si caigo en él es porque sé que me voy a entretener con la lectura); pero no, aquí la regla es leer lo que uno realmente quiera leer.

8. Aprendí a disfrutar de las cosas que me gustan. Fui una adolescente muy edgy y un poco hater. Lo primero ahora me da risa, lo segundo, realmente, me importa poco: aún hoy destrozo libros que tienen el dudoso placer de caer en mis manos y resultan ser pésimos cuando creo que van a estar buenos. Pero la verdad es que pasé parte de mi adolescencia con pena de decir que me gustaba Harry Potter en algunos círculos (y otras cosas) y creyendo toda esa bullshit de que los nerds no eran populares (luego llegué a la prepa and that's another story). Ahora que soy adulta disfruto muchísimo todo lo que hago: blog, nerdeces, escritura, fanfics. De verdad, dejar de ser an edgy shit me ayudó mucho a aceptar que no había guilty pleasures. Y, por supuesto, a gritárselas en mi blog.

9. Que a mí me van a sacar de los blogósfera con los pies por delante. Es que no hay manera. Aquí hay más de seiscientas entradas y planes para muchísimas más. No hay semana o mes que no oiga que los blogs están muriendo, pero realmente es algo que no me importa. Este se va a mantener todo el tiempo que sea posible porque hablar de libros, escribir de libros y recomendar libros son unas de mis cosas favoritas en la vida. Quiero, como ya dije en el primer punto, que la lectura no sea algo solitario.

10. Finalmente, aprendí que amo lo que hago aquí.


Bueno, gracias por estos diez años. También quiero hablarles de otra cosa. El blog tiene un ko-fi que en este momento está recolectando dinero para el dominio (el pago es anual). Si les gusta lo que hago y está en sus posibilidades, los invito a regalarme un café (son $3 dólares) para que sigamos aquí reseñando libros. También, si les gusta lo que escribo, pueden suscribirse a mi patreon (lo pueden hacer desde $1 dólar), en diciembre voy a empezar a subir una novela de ciencia ficción que escribí en tres entregas. Esas son las maneras que pueden apoyarme en este capitalismo tremendo. Y pues nada, espero que nos veamos en diez años más, con otras seiscientas entradas a la espalda y muchísimas más reseñas de las que hablar.