3 de julio de 2012

Traición de Scott Westerfeld


Había escuchado mil cosas sobre este libro. Que era genial, muy original, distópico, que se parecía mucho a Delirium (sobre todo esto último) y al verlo en epubgratis.es me anime a leerlo para ver si era tan maravilloso como decían.

MEEEEEC. Error.

Pero empecemos por el principio…

Sinopsis: Como todos los chicos y las chicas de su edad, Tally espera con impaciencia cumplir los 16 años, porque a esa edad se someterá a una intervención quirúrgica que la convertirá en perfecta. Su transformación, sin embargo, se ve amenazada cuando su amiga Shay huye para unirse a la resistencia, un grupo de disidentes que no quieren someterse a la operación y que viven en El Humo, una ciudad clandestina. Tras la huida de Shay, las autoridades le ofrecen a Tally una disyuntiva: o bien continuar siendo imperfecta para siempre, es decir, no someterse a la operación, o bien ir en busca de Shay y entregarla a los agentes de Circunstancias Especiales.

¿Ven todo lo que cuenta la sinopsis? Engancha, ¿no? Sí, lo hace, el problema es que es como la mitad del libro. Sabemos que bum, Tally (muy idiota por supuesto) va a conocer a Shay, y que se van a hacer amigas y que Shay va a huir. No veo porque en lugar de cincuenta páginas de esto (dato completamente aleatorio, leo en una Tablet) no nos pudieron poner no sé… veinte.

Cuando empiezas a adivinar que va a pasar en un libro es que algo falla y falla pero que mucho. Sabes que Tally va a ir en busca de Shay y cuando aparece David dices… “¡se va a enamorar de Tally!”. Dos hojas más adelanta obtienes la prueba. Cuando Tally quema el colgante sabes que algo malo va a pasar cuando Tally despierte. ¿Qué pasa? Justo lo que pensabas que pasaría. Y después de eso uy, resulta que (¡que sorpresa!) Tally y David se salvan y van a rescatar a sus amigos. ¿Qué Shay no quiere ser curada? Adivinen quien se va a ofrecer a ser parte del experimento para curar a los Perfectos.

Predecible hasta el cansancio.

Además de que el libro es bien pinche superficial. ¿O sea a quien carajos se le ocurre que como todos están bellos no va a haber guerras? Y además los Perfectos, no contentos con ser Perfectos, son además unos idiotas inútiles. Y las ciudades tienen nombres ridículos... Feópolis, Nueva Belleza, Ancianópolis... ¿qué es eso? 

Sobre personajes… David es muy galán estereotipado que no me gusta nada, Tally es una superficial imbécil (no, no deja de serlo en ningún momento del libro), Shay que parecía lo único bueno demuestra ser una perra (y lo sigue demostrando en Perfección).  Qué quieren que les diga, si mi blog fuera uno de esos que se dedica a calificar libros sobre 5 (cosa que odio, ¿calificar un libro con un número, pero de donde les salió?) este no se llevaría ni .5… ni .25, ni NADA.

¿Concluimos? Malos personajes, predecible hasta el fin de los días, aburrido y no se parece a Delirium. Delirium lo supera como por 73’652’543’526’738’484’635’354.  

Nea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada