4 de noviembre de 2012

Crónica de la XII FIL Zócalo


Era la una y tantito más y ya estaba en la FIL el 20 de Octubre. Impaciente, bastante. También emocionada y poco más. Lo más probable era conocer a Bell (de Estrella en Potencia, si no saben quien es) y mientras esperaba estaba revisando dos anaqueles completos de Porrúa, a ver si los libros de Salgari se dignaban a aparecer.

Al final me encuentro con Bell en SM revisando libros y quejándome la falta de Laura Gallego por allí. Nuestro encuentro fue extraño, porque yo había olvidado completamente eso de darle referencias y ella sólo me había dicho que iba de rojo. Total, me reconoció por el cabello y yo porqué voltee en el momento exacto y dije… “¿Bell?”

La prueba: Bell y yo antes de despedirnos

Pues eso: la conocí. Una persona muy agradable, y todo. Platicamos un rato, yo compré unos libros en SM y Bitterblue en Random House mientras ella se afianzaba Carrie y yo me mordía la lengua para no contarle el final de Dónde los árboles cantan o de Danza de Dragones… Me tuve que ir rápido a comer. Más o menos a las dos y media y allí se acabó un día en la FIL Zócalo.

Todos los libros que compré, doce o trece.
Volví a la semana siguiente, después del estrés de los exámenes y me compré varios libros más. El 27 de octubre no paso nada memorable, más que Xavier Velasco presentó su libro La edad de la punzada y yo no asistí. Quise darme de topes por no haber ido, pero sobreviví al enterarme que al día siguiente María García Esperón, escritora mexicana muy talentosa, presentaría su último libro: El anillo de César.

El 28 d Octubre, día de San Judas, me armé de tripas corazón y pasé justo por Hidalgo, donde se congregan la mayoría de los fans de San Juditas, que no son pocos y me dirigí al Zócalo antes de las doce para pasar al stand de Ediciones El Naranjo a comprar el libro y llegar al foro Reguilete con tiempo para coger un buen lugar antes de la presentación.

Finalmente compré dos libros: El anillo de César y Copo de algodón, de la misma autora y me dirigí al foro Reguilete. Yo llevaba tres libros y no sabía si la autora, María, consentiría en firmarme los tres, pero me dio exactamente igual. Me senté hasta adelante, en medio, porque la gente no aparecía… y yo llegué demasiado temprano.

La presentación dio comienzo.

María García Esperón, una persona muy sencilla, con quien yo ya había hablado con anterioridad, pero no había tenido oportunidad de conocer, leyó el primer capítulo del libro, que también puede ser el último con una magnífica voz, hay que decirlo. Ni mi padre, que se jacta de ser un buen orador, lee así, con esa emoción.

Después habló el Sr. No Quiero, ilustrador del libro, creador de increíbles ilustraciones que complementan el libro. Nos habló un poco de sus ilustraciones, aunque se ve que lo suyo, lo suyo, es ilustrar, y se le da de maravilla.

Al final, el público interactuó un poco, y desde niños que felicitaban a María por escribir tan bonito, hasta yo, que pregunté por qué escribir por la muerte de César, hasta mi padre, que hizo varias preguntas y quien se atrevió a comparar la muerte de Julio César con la de Madero.

María y yo :D
Una presentación muy bonita, muy interesante, porque María es una oradora excelente y una persona muy interesante. Finalmente me firmó El anillo del César mientras me miraba con curiosidad y aseguraba que me conocía. Yo se lo confirmé “Soy Andrea Gómez”. Sonrió y mientras me Firmaba Sibila me preguntó donde lo había conseguido y le decía a mis papás que yo tenía mente de escritora (aquí su servidora se sonroja). Le pregunté sobre El disco del cielo, otro de sus libros, disponible en Cuba y me tomé varias fotos. (Aquí el enlace a su página web, aparezco en las fotos)

Aquí el vídeo de la lectura. Disculpen la orientación de la cámara al principio, estaba peleando con ella. También disculpen los llantos del bebé de atrás y mi pulso.

Hablamos un poco con su esposo, Iracheta, mientras terminaba de firmar libros y finalmente tuvimos que despedirnos. Al final, resultó ser una FIL de lo más interesante.
“Los hombres mueren porque no son capaces de unir el principio con el final”
Nea

2 comentarios:

  1. Ahora sí amo mi suerte, por haber conseguido las vacaciones laborales en esas fechas. Que si las hubiera tomado cuando las quería (en agosto) nada de esto habría sucedido (Bell baila la conga). Y pensar que acabé Danza en el camión de vuelta a Aguas (para más detalles consultar la laaaaarga bitácora en mi blog). El de Gallego García todavía está muuuy en espera, soy demasiado débil (Bell recuerda sus pendientes y rueda los ojos).

    Y mira que no me gusto en fotos pero lo perdono en esta ocasión. ¡Somos celebridades, demonios! (Bell delira, déjala ser, jajajaja...).

    Me alegra que pudieras conocer a una autora que te gusta tanto, y me siento culpable por dar RT a lo de Velasco porque poco después, te quejaste de no haber estado allí (Bell se va al refugio anti-bombas). Ya, como sea...

    Sigue otra feria allá, ¿verdad? Suerte con los hallazgos. Ojalá salga algo bueno (cofLGGcof).

    Cuídate mucho y nos leemos a la próxima.

    P.D. ¿Este año alcanzaré a festejarte en mi blog? Espero (Bell se marcha silbando y fingiendo demencia).

    ResponderEliminar
  2. Gracias por haberme regalado la oportunidad de conocerte en persona, por esta crónica tan emocionante y tersa y por tu amor por los libros y la libertad del espíritu.

    Un abrazo grande,

    María

    ResponderEliminar