31 de diciembre de 2012

Recuento 2012


No fue un mal año. No fue el mejor año y puedo decir con toda sinceridad que mi cumpleaños valió pinche madre este año y fue el peor asco del mundo. Pero conocí gente que me quiere, escribí, leí y disfruté de esas pequeñas cosa que de repente la vida te pone enfrente.

Entré a Jazz y publiqué un poemario y dos cuentos.

Me grabaron un poema en un video de youtube. Leí… no todo lo que pretendía, pero leí. No completé ningún desafío de lectura pero me viene valiendo pinche madre y sólo los agregué para darle sabor a mi vida.

Corté con un novio y fue la mejor decisión que pude haber tomado. Y ahora tengo otro y durará lo que tenga que durar y lo quiero.

Doné muchísimos juguetes para niños con cáncer, ayude a envolverlos y estuve promoviendo que más gente lo hiciera y realmente me gustó la experiencia. Realmente… HÁGANLO.

Descubrí obras de arte en cuestión de libros y vi una de las mejores obras de teatro que he visto en mi vida: Paisaje marino con tiburones y bailarina (y conocí a Bruno Bichir). Aunque acepto que la actuación de Tato Alexander no es la mejor, el guión es perfecto.

Conocí a María García Esperón y a Maite Carranza, dos de mis escritoras favoritas y perdí la oportunidad de conocer a Xavier Velasco, otro de mis favoritos. Fui a cuatro ferias del Libro (la FIL de Minería, la FIL del INAH, la FIL Zócalo y la FILIJ) y me volví mucho más crítica a la hora de leer. Todavía leo best-sellers para divertirme, pero comprendo que no me gusta en lo que se está convirtiendo la literatura juvenil.

Hice un cosplay de Bellatrix Lestrange.

 Saqué un seis en física… y mi hermana no desaprovechó la oportunidad de por brindar por ese seis y por los extras de alguien más.

Descubrí que me gusta escribir y me gusta la literatura, y que lo veo ahora todo con un ojo mucho más crítico. Descubrí que sí me gusta Programación y que probablemente sí estudie Sistemas Computacionales.

Fue un año normal, como lo son todos.

Feliz 2013.

Hagan los propósitos que yo no haré, y que no van a cumplir.

Prométanse que será un mejor año aunque no tengan ni idea de cómo saldrá.

Atragántense con las uvas que nadie consigue comer en las doce campanadas.

Lean. Y prométanse que leerán más aunque no sepan si lo van a cumplir.

Y vivan. 

3 comentarios:

  1. Hola , pues soy seguisora de twitter y resulta que tenemos la misma edad , sin embargo creo que tu analisis del año es muy bueno sencillo pero muy honesto , a mi tambien me gusta leer todo que caiga en mis manos pero digamos que siempre vuelvo de cuando en cuando con Harry Potter y a sumergirme en las historias dentro de Hogwarts y eso , Pdsta : Yo si consigo comerme las 12 uvas y si lee , vive y se feliz a pesar de todo :)

    ResponderEliminar
  2. Que 2013 sea el año ;). Yo sinceramente espero leer mucho este año. Me asusta un poco 2013 porque me graduo y comienzo la universidad, una etapa nueva.

    Y éxito en todo lo que hagas, Nea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo también me graduo este año en julio. Me tiemblan las piernas al pensarlo, pero por otro lado me emociono :D

      ¡Que 2013 sea el año!

      Eliminar