8 de abril de 2013

La Délicatesse


Esta película de 2011, que apenas se molestó en llegar a los cines mexicanos, fue lo que fui a ver el viernes con mi mamá con la excusa de que me llevara a MixUp. Fuimos a ver esta porque no estaba Parker, ese refrito a la Nicolas Cage que mi mamá quería ver porque tenía disparos y esas películas le encantan. Es la segunda película en la que veo a actual a Audrey Tatou (Amélie), aunque desde hace tiempo tengo el ojo puesto en Coco avant Chanel y en Un long dimanche de fiançailles (las dos las tengo, pero no hay cables para mi DVD que me dejen verlas…)

¿De qué trata? Nathalie (Audrey Tautou) es una preciosa joven que lo tiene todo: un buen trabajo, está casada con el hombre del que está perdidamente enamorada y goza de una salud estupenda. Pero de repente un día todo esto cambia cuando su marido fallece en un grave accidente de coche. Tras el incidente, Nathalie se hunde perdiendo la ilusión y pasa varios años centrada exclusivamente en su trabajo dejando a un lado su vida sentimental. De pronto conoce a Markus, un compañero de trabajo (François Damiens), que cambiará la situación en la que se ve inmersa desde hace tiempo e iniciarán un romance lleno de sorpresas, contradicciones y novedades.

Como no sé ni mierda de cine me limitaré a decir que me pareció una película muy buena (aunque no mejor que Amélie, todo hay que decirlo) y que las actuaciones de los dos protagonistas son excelentes —a mi parecer, que por cierto, no sabe de cine—. La forma en que Nathalie se zambulle en su trabajo tras la muerte de François, no dejando espacio para nada más en su vida…

Sin embargo un día dice a Markus, un compañero de trabajo (su subordinado, en realidad), al que besa sin conocerlo, sin saber quién es… Y Markus la hace volver a creer en el amor. Suena cursi, pero algo así pasa. Me gusta la evolución de esa relación que al principio parecía no llegar a ninguna parte, que parecía haberse quedado sólo en un beso robado en un despacho de una empresa con bastantes chismosos dentro (bueno, no dejan a Nathalie en paz cuando descubren que tiene algo que ver con Markus), y un jefe bastante acosador (aunque sin pasar de ahí, no, no tenemos creepys).

¿La recomiendo? ¡Claro!

Además, la música a cargo de Emilie Simon, es preciosa, aquí les dejo mi tema preferido: Bel amour.


Nea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada