26 de abril de 2013

Nunca me abandones, en La cueva del escritor



Mi reseña más actual en ese blog que me encargo de mantener vivito y coleando: La cueva del escritor (y deberían pasarse, publicamos consejos, entrevistas, columnas, noticias y reseñas, todo de interés literario). ¿Por qué todavía no se pasan? ¿Me quieren explicar? En fin… he aquí mi nueva reseña:  
En Hailsham se formaron los vértices de aquel triangulo que formaron ella, Ruth y Tommy durante toda su vida. Ruth, una muchacha vivaz, Kathy, algo más inocente e incrédula, y Tommy, con ataques de furia un día sí y un día también y con nulo talento para el arte… Sin embargo, a medida que el libro va avanzando, se forman esas preguntas en la mente del lector, ¿por qué los crían de esa manera?, ¿por qué les dan libertad sexual y les prohíben la nicotina?, ¿por qué se preocupan de manera exagerada por su salud?
 
Kathy relata el día a día reflexionando sobre los sentimientos de ese momento. Sobre lo que influyó su crianza en su vida posterior, como cuidadora. Su manera de ver el mundo, de preguntarse porqué Madame, que les tiene miedo (cosa que comprueban ella y sus cinco compañeras de cuarto) se lleva sus obras de arte a «La Galería». ¿Por qué esa galería? ¿Para qué?

Lee la reseña completa aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada