29 de enero de 2015

Mago por casualidad, Laura Gallego | Reseña

Sinopsis: Ratón es el típico chico que trabaja en la típica posada del típico reino fantástico, con sus caballeros típicos, sus hechiceros típicos y sus tipiquísimos dragones. Un día, un accidente con un objeto mágico le otorga los grandes poderes del famoso mago Calderaus… unos poderes que no sabe usar. El problema es que Calderaus, ahora convertido en cuervo, no se detendrá hasta recuperar lo que es suyo… y Ratón deseará no haberlo conocido nunca. Los dos iniciarán un delirante viaje, en el que conocerán a toda una serie de personajes extravagantes y vivirán una serie de locas aventuras repletas de humor.

Fiel a mi costumbre de seguir a Laura Gallego, leí Mago por Casualidad una tarde de aburrimiento. Por lo corto del libro, lo acabé esa misma tarde y vaya que consiguió su cometido: arrancarme el aburrimiento de cuajo.

Hay que tener claro, eso sí, que es un libro para niños. Nada de personajes profundísimos, tramas exageradamente complicadas, pero sí muchas risas, personajes entrañables, entre ellos un dragón (y es algo sabido que todo libro que tenga dragones es, de inicio, un buen libro), un brujo, una princesa que en vez de princesa es héroe y... todo tipo de cosas. Pero ey, es un libro para niños: ilustraciones, capítulos cortos, cosas sencillas. ¿Les quedó claro? Ahora podemos pasar a la reseña.

No se van a encontrar con un libro de Laura Gallego común y corriente, es muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados y para una tarde está bien. O para regalárselo a un hermano. O a un sobrino o al hijo de una amiga o... puedo seguir con los ejemplos hasta el infinito. Tienen aseguradas unas buenas risas, porque de personajes que podrían parecer clichés en un cuento común y corriente, aquí rompen el molde y se convierten en otro tipo de cosas. Desde la princesa que quiere cazar dragones en vez de conocer al príncipe, el aprendiz que no es inteligente, sino bastante torpe y sólo quiere deshacerse de su magia.

Para mí, el mejor personaje fue Lila. Ladrona irremediable, si roba algo, dice que lo ha robado según las reglas del gremio de ladrones para que nadie ose quitársela de vuelta. Aunque pasa todo el libro devolviendo cosas o porque son peligrosas o porque sus dueños amenazan de muerte a todo el mundo si no las consiguen de vuelta. Para prueba de su genialidad, esto:

─¡¡Aprendiz ingrato y desleal!! ─rugió de nuevo Calderaus─. ¡Tengo a tu amiga y, si no acudes a mi encuentro…, me la comeré! Grita, niña, que te oiga.
─¡¡Ratóóón!! ¿Estás ahí? ¡Esto es genial! ¡Estoy sobre el lomo de un dragón!
─¡Así no! ─la riñó Calderaus─. Estás secuestrada, ¿es que no lo entiendes? ¡Y te voy a comer!

Si quieren tener una regresión a su infancia (o buscan que regalarle a un mocoso o mocosa que ya sepa leer), este es el libro. No lo duden.

4 comentarios:

  1. Desde que leí El mundo de los portales no he hecho las paces con la autora, me decepcionó bastante así que no quise saber nada de este libro, pero después de tu opinión quizás le eche un vistazo cuando tenga tiempo xD

    Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de los portales es flojo, lo sé (bastante, aunque tiene personajes que darían para más), pero este libro es muy simple, es para niños y asegura unas buenas risas :)

      Eliminar
  2. Y a mi que este libro no me hizo mucha gracia... XD
    Las últimas novelas de Laura no me están haciendo mucha gracia, pero como soy cabezona y muy fan el primer día me tienes en la tienda comprando lo nuevo xD

    ¡Yo quiero una nueva saga/trilogía! Ahí si que tiene que molar xD

    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la verdad es que es el que me hizo gracia de sus últimos tres libros, quizá porque a ratos me parecía muy para niños... A ver si mejora con su nuevo libros, que por cabezota voy a comprar.

      Eliminar