16 de abril de 2015

Christine, Stephen King | Reseña

Sinopsis: El oscuro protagonista de esta novela es un automóvil marca Plymouth de 1958 llamado Christine, un superviviente de un tiempo en que la gasolina era barata y el rock and roll marcaba el ritmo de la época. Arnie Cunningham está dispuesto a conseguirlo a cualquier precio. Y lo consigue. Pero mientras trabaja en la ardua tarea de restaurarlo, el coche da muestras de una terrible vida propia. ¿O es solo imaginación? Dennis sigue creyéndolo así, pero la gente muere en las oscuras calles y avenidas de Libertyville. Y llega un momento en que Dennis ya no puede negar la aterradora verdad: Christine está viva...

Leí este libro hará cinco años ya y apenas lo vengo reseñando. Cosas de la vida. Hoy se me antojo reseñarlo, porque se encuentra entre los libros no tan conocidos de King y para mí es bastante bueno, no el mejor, quizá, pero sí uno bastante entretenido para quedarte pegado a la página. No tan insoportable mente largo como It o popular como Carrie, pero tiene lo suyo: adolescentes, carros, primeros amores y rock & roll. Sobre todo lo último.

La historia empieza cuando Arnie, el adolescente no precisamente popular del típico instituto americano, compra un auto. Un auto que más valdría para tirar a la basura y al que su dueño llama Christine. ¿Raro? Lo que le sigue. Arnie empieza a obsesionarse de una manera poco sana con el carro, pero mientras va arreglándolo, sus problemas parecen desaparecer. Adiós acné, hola chicas. La chica en cuestión es Leigh, casi mi personaje favorito en todo el libro. Eso es una mujer con huevos y lo demás son tonterías.

La historia se divide en tres partes, la primera está narrada desde el punto de vista de Dennis, el mejor amigo de Arnie, que narra como compra el auto y va arreglándolo poco a poco. Sin embargo, al final sufre un accidente que lo deja en el hospital para acción de gracias y, finalmente, pasamos a la parte de Arnie, que es donde las cosas se empieza a poner feas. La historia allí se narra en tercera persona y vemos varios puntos de vista... lo que hace Christine, como se va desmoronando la relación de Arnie con su familia. Y para la tercera parte vuelve Dennis, que, asustado, decide consultar al hermano del hombre que les vendió el carro y resulta que tiene unas cuantas historias turbias por allí...

El final es muy adecuado al conflicto, por supuesto, y es, ante todo, agridulce, como el de casi todas las novelas de King. Este fue la primera que leí y me gustó bastante, para ser un libro de King. No esperaba más de un best-seller de miedo, aunque no me dio demasiado miedo, eso sí... pero para el caso, ningún libro de King lo ha logrado. En fin muy recomendable si quieren leer libros de carros vengadores, adolescentes y chicas.

3 comentarios:

  1. Sinceramente, es de las obras de King que menos llaman mi atención. Tal vez porque prefiero buscar el suspenso en algo más terrorífico que un auto. No tengo pensado leer algo mas del autor próximamente, pero quien sabe, tal vez en algún momento le dé la oportunidad a éste, solo para sacarme de dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco le daba mucho crédito, poco o nada, pero en el momento era lo único que había en mi casa, así que acabé leyendo. Sinceramente,lo recomiendo, aunque sí buscas algo más terrorífico, King tiene muchas mejores cosas que ofrecer.

      Eliminar
  2. ¡Buenas! No sabía con qué libro de King podría seguir pero has ahuyentado mis dudas, sin duda adoro a las protagonistas fuertes y con ovarios así que me lo apunto :3

    Un beso! ^^

    ResponderEliminar