19 de enero de 2018

La mujer habitada, Gioconda Belli | #GuadalupeReinas

Sinopsis: La mujer habitada sumerge al lector en un mundo mágico y ferozmente vital, en el que la mujer, victima tradicional de la dominación masculina, se rebela contra la secular inercia y participa de forma activa en acontecimientos que transforman la realidad. Partiendo dela dramática historia de Itzá, que por amor a Yarince muere luchado contra los invasores españoles, el relato nos conduce hasta Lavinia, quien conoce a Felipe. La intensa pasión que surge entre ambos es el estímulo que la lleva a comprometerse en la lucha de liberación contrala dictadura de Somoza. Rebosante de un fuerte lirismo, la mujer habitada mantiene en vilo al lector hasta el final.

Pues no, todavía no acabo con todas las reseñas que quiero hacer del maratón #GuadalupeReinas, que ya acabó hace un montón de tiempo. Bueno, como una semana y media. Pero ustedes me entienden. El caso es que todavía me faltan reseñas de los libros que leí (apenas llevo tres) y estoy poniéndome poco a poco al corriente. La mujer habitada fue el libro que leí para la consigna "Una lectura conjunta de Libros b4 Tipos". Las chicas lo leyeron mientras yo estaba en la India (y en ese tiempo yo no leía nada por razones varias, como por ejemplo, que vivía cocinando y caminando abajo del sol y luego caminando de noche y tomando autobuses y evitando morir), entonces tenía una cita pendiente con el libro. Tenía muchas ganas de leerlo porque ellas lo habían leído y les había gustado pero, curiosamente, nadie me había contado nunca de que se trataba el libro. Es algo común en mí, leer libros que me recomienda gente en la que confío sin ni siquiera leer la sinopsis. Y así leí La mujer habitada. Dispuesta a sorprenderme.


Imaginen mi sorpresa al abrir el libro y encontrarme con todas mis cosas favoritas en el mundo. Ciertos paralelismos (no sé si llamarlos así) con la Conquista de América y la colonización, revolución (o más bien, guerrilla y movimientos armados de resistencia), feminismo y mujeres. Todo a la vez. Claro que cuando empecé a leer no sabía nada de esto y en algún momento llegué a creer que era un libro romántico y que Felipe era un hijo de la verga que engañaba a Lavinia o que tenía una esposa. Claro que después descubrí que este libro no era exactamente tan romántico (aunque si lleno de pasión) y hablaba un montón del papel de la mujer en las resistencias armadas de Nicaragua (y en general, de América Latina). Así fue como La mujer habitada y yo nos enamoramos.

Lavinia es un personaje que me fascina. Soy muy diferente a ella, pero siempre seguí el hilo de sus pensamientos, de sus cuestionamientos. Me sorprende la valentía que tiene y la ingeniudad que a veces se le nota, pero sobre todo me asombra el par de ovarios bien plantados que tiene. Es un personaje redondo, el tipo de persona que me encantaría conocer para platicar. Y no es la única del libro. Flor me llegó al corazón, Sebastián también, Felipe también, con todo y sus dudas, sus enojos, sus ideas sobre lo femenino y lo masculino y sus ansias de tener un ancla, una Penélope que lo esperara en Ítaca (aunque más bien se fue a topar con una Penélope que se negó a quedarse tejiendo y agarró las armas también). Itzá y Yarinice, además, me sorprendieron. La pasión con la que Itzá cuenta su historia de amor y de guerra y sus pasiones es tal que te rompe el corazón. 


Durante todo el libro me pregunté que tanto de Gioconda Belli estaba en Lavinia. Porque leí su página de wikipedia y entendí muchas cosas (creo) sobre el libro y sobre lo que escribe. Ahora quiero leer sus memorias. La historia de los países del sur (del sur del mundo, los de tercera) está llena de dictaduras (en Nicaragua, Somoza) y de luchas de resistencia (en Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberación Nacional) y este libro es apenas una pequeña parte del reflejo de toda esa historia. Es un libro lleno de pasiones que se pueden sentir cuando lees, lleno de cuestiones de la mujer en la revolución y la mujer en la resistencia. Es un libro que le hace honor a esa frase cliché que dice "El lugar de una mujer es la resistencia" (parodiando a la cocina) por todos lados. Creo que parte de mi admiración hacia este libro es porque nunca había leído un libro tan centrado en las cuestiones de las mujeres en medio de la guerrilla y la revolución como este. Estoy acostumbrado que, al hablar de guerrilla, los guerrilleros siempre sean hombres que tienen mujeres que los añoran, Penélopes esperándolos en Ítaca. Pero la historia no fue así. Nunca fue así.


Para concluir, les recomiendo este libro ampliamente. Es un libro que me agradó mucho leer, un libro que me entendía y al que yo entendía. Decir que la prosa es hermosa es ya repetir mucho, pero de verdad lo es. Espero que si lo leen, les gusten. Y si no les gusta, se lo recomiendan a sus enemigos, porque capaz a ellos sí les gusta y La Mujer Habitada es un libro que, según yo, debe extenderse por todos lados.

2 comentarios:

  1. una siempre quiere mantener el to-reads con menos libros, pero así no se puede. Me llamó la atención igual, sobre todo lo último; un enfoque a las mujeres en un pedazo de historia en la que se le suele dar más protagonismo a los hombres. Me acordé un poco de Inés del alma mía, de Isabel Allende, en donde se abarca la colonización de Chile desde el punto de vista de Inés de Suarez, amante de Pedro de Valdivia y a la que nadie conoce porque todo el crédito se lo llevo Pedrito, más allá de lo terrible de la colonización porsupuestoxD. Y bueno, lo busqué en las librerías online de acá y nada. No sería maravilloso que las editoriales también distribuyeran libros latinoamericanos entre países de latinoamerica porque somos todos un muy lindo y unido continente y deseamos nutrirnos con las historias de otros países? es bonito soñar.

    Saludos Nea!

    ResponderEliminar
  2. Hola! me regalaron ese libro por mi cumpleaños, me gusta mucho la poesía de Gioconda pero no leí todavía su narrativa, demás está decir que muero por hacerlo después de leer tu reseña, saludos.

    ResponderEliminar