25 de mayo de 2010

Una entrada que dificilmente entra en una categoría


Hay miles de cosas que me moría por escribir en mi blog. Cuando vi el asunto de Paulette juro que me daban ganas de criticar a todos los implicados en una entrada; finalmente, y fue de lo único, que decidí que sería una pérdida de tiempo. Sin embargo, no lo pensé así de muchos otros temas.

El RENAUT era de mis preferidos, pero ahora que ha pasado tanto tiempo y el auge de todo esto se extingue, ya no le veo la razón. Perla Shumajer es un tema tan gastado que simplemente esperaré a que la pobre chica vuelva a aparecer y nos deleite con una de sus obras de arte; no pienso decir y repetir todo lo que ya mucha gente ha dicho antes que yo.
Alicia en el País de las Maravillas y la extraña química entre Alicia y el Sombrerero también me pareció en su día un tema interesante, sin embargo… se me acabaron las ganas. Tengo mil críticas y reseñas literarias que realizar, y bue, un ensaño que escribí el año pasado que quiero colgar. Supongo que lo único que puedo decir a mi favor es que estoy hasta el cuello con todo.

Y miren, justo cuando voy a empezar parciales, me da la gana volver aquí. Igual, esta entrada no era de disculpa, era para darle una mencionada a cada cosa que pasó por mi cabeza.

Y una entrada acerca de mí. Jamás me he presentado formalmente, lo juro: aunque bien se podría decir que me llamo Nea Poulain, que amo escribir y leer buena literatura; que soy fanática del cine de calidad; que estoy loca y que la mitad de mi vida la pasó en la escuela.

No sé, la vida de Nea Poulain nunca se me ha hecho tema de entrada de blog. ¿Qué opinan ustedes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario