24 de marzo de 2012

Mentirosa


Sinopsis: Micah es una mentirosa. Empezó a mentir prácticamente a la vez que a hablar, es una especie de gen familiar, según ella.
La vida de Micah nunca ha sido fácil debido a que una extraña enfermedad familiar se manifestó en ella desde que era muy pequeña, nunca ha podido tener una vida normal.
En el instituto todos la consideran un monstruo. Mintió desde el día en que llegó y quedó marcada desde entonces, con una mentira tras otra, como un bicho raro, una apestada, una mentirosa patológica.
Aunque no todo el mundo la trata igual. Hay un chico, un chico que la ve de otro modo, un chico que la quiere, un chico que la dejará sola y dolida en un mundo de mentiras y secretos.

Este libro me sorprendió. Me decepcionó y me hizo querer arrojar el iPad muy lejos). Para empezar, aprendí que leer a las dos de la mañana no es una buena idea aun cuando la maldita Tablet tenga anti reflejante y el brillo a lo más bajo. Otra cosa que aprendí es que hasta los mejores libros se arruinan algunas veces.

Me explico. Mentirosa no es un mal libro. No. Es un libro bueno que tienen un pequeño defecto a mi vista. Aunque ese defecto también le da bastante sabor al libro, lo vuelve interesante. Diferente. Por eso me gusto.

No tengo mucho que decir. Me gustan mucho los aspectos psicológicos. Es, ante todo, un libro psicológico. Negro, muy negro, me gusta su trasfondo oscuro que acompaña casi cada una de las palabras de Micah. Además ella es mentirosa por natulareza, quien lo lee tiene que descifrar qué es verdad, qué es mentira, qué es verdad a medias.

Un libro bastante decente. Me gusta su trasfondo oscuro. Toda la psicología que involucra. De no ser por eso probablemente lo habría arrojado lejos al empezar la segunda parte. Por otro lado tiene algunos fragmentos muy buenos que me dediqué a marcar en todo el libro.

Creen que estoy hecha de campo, que llevo el bosque en las venas. En realidad soy una chica de ciudad: alcantarillas, ratas, metros… eso es lo que corre por mis venas.

La historia va de un punto a otro sin concordancia alguna, parece nada más cuestión de azar, o de la narradora Micah, que va contando las cosas en desorden, como van surgiendo, dejando intrigantes para los lectores, o trampas, y mentiras en algunas partes del libro.

Mi segundo ensayo para el director versaba sobre las virtudes de la honestidad. Me quedé sin cosas que decir en la primera página.

No tengo más que decir sobre este libro…

Nea

1 comentario:

  1. ¡Oh, cielos! Otro libro para la lista...¿Sabes cuantos libros has logrado que lea en un mes? ¡14! ¡Los acabo de contar!... Ahora entiendo porque mi madre me regaña tanto. Dios, Nea haces unas reseñas que provoca ir corriendo a la libreria más cercana y comprar el libro. O en su defecto descargarlo.

    Y ahora bueno... ya tengo un libro más.

    Así que ¡Cambio y fuera!

    ResponderEliminar