22 de marzo de 2012

Menú de libros (XIII)



Primer tiempo
Graceling de Kristin Cashore
Forzando una sonrisa, que más parecía la mueca de una fiera enseñando los dientes, la miró con dureza y le espetó:
—¿De qué sirve una ejecución pública si la concurrencia se pierde la parte en que muere el convicto?

Segundo tiempo
La casa de los espíritus de Isabel Allende
—Te pueden matar —suplicó Blanca, abrazándolo.
—Me cuidaré —la tranquilizó Pedro Tercero—. No me quedaré mucho tiempo en el mismo sitio. Por lo mismo no podré verte todos los días. Espérame en el mismo lugar. Yo vendré cada que pueda.
—Te quiero —dijo ella sollozando.
—Yo también.
Volvieron a abrazarse con el ardor insaciable propio de su edad, mientras el burro seguía masticando hierba.

Tercer tiempo
Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez
—Es el diamante más grande del mundo.
—No —corrigió el gitano—. Es hielo.
José Arcadio Buendía sin entender, extendió la mano hacia el témpano, pero el gigante se la apartó. «Cinco reales para tocarlo», dijo. José Arcadio Buendía los pagó y entonces puso la mano sobre el hielo, y la mantuvo por varios minutos, mientras el corazón se le hinchaba de temor y de júbilo al contacto del misterio.

Postre
Ángel Mecánico de Cassandra Clare
—No se puede decir que certeza que sea una bruja —dijo Tessa—. Charlotte dice que no estoy marcada así como un brujo estaría marcado.
—Oh, usted es una bruja. Cuente con ello. Sólo porque usted no tiene orejas de murciélago… —Magnus vio a Tessa fruncir el ceño, y alzó las cejas—. Oh, no, tu no quieres ser una bruja, ¿verdad? Usted desprecia la idea.
—Nunca pensé… —dijo Tessa en su susurro—. Que yo fuera otra cosa más que humana.
El tono de Magnus no era insensible.
—Pobrecita. Ahora que sabes la verdad, ya no hay vuelta atrás.

1 comentario:

  1. Diantres, ¿por qué no había comentado este menú, si ya lo había leído? Ni idea, pero seguro fue culpa de todo el trabajo que he tenido (sí, Bell le echará la culpa a la chamba, ¿algún problema?).

    El primer libro lo he visto en tiendas, pero no, no me llama mucho la atención. El segundo y el tercero sí que los he leído, son de mis favoritos, aún con el lío mental que es "Cien Años [...]" con eso de repetir tanto nombre (por cierto, Bell prestó su ejemplar de "Cien Años [...]" ¡y es edición conmemorativa!). El cuarto libro, al igual que el resto de la serie de Cazadores de Sombras, lo tengo en espera para leerlo, seguro que eso pasará... en un par de meses, jajajaja. Pero lo leeré y veré qué tal está.

    Por lo pronto, me paso a retirar, que de hecho, mañana sale una de mis entradas de "Tinta a la Carta"... y no recuerdo ni cuál sale, jajajaja. Con eso de que las programo por si ando en la oficina (sí, Bell trabaja los sábados, qué mal plan). Cuídate mucho y nos leemos a la próxima.

    P.D. Ya te avisé por Twitter, pero ahora lo hago acá también, ¡es oficial, en aproximadamente una semana serás muy feliz! (Bell suelta una risita). Que estés muy bien y que deje de temblar por allá. Besos.

    ResponderEliminar