19 de marzo de 2012

Pandemonium de Lauren Oliver


¡El cambio de portada no me gusta!
Realmente no esperaba leer Pandemonium tan pronto, no entraba en mis cálculos, pero casualmente uno de estos días me topé con una traducción de lo más decente y me lo baje como si se fuera la vida en ello…

Sinopsis: Lo ha conseguido. Lena ha llegado a Tierra Salvaje y se ha salvado, pero el camino no ha sido fácil. Poco a poco, va recordando los pasos que le han llevado hasta la comunidad de inválidos a la que pertenece. Pero ahora Lena es un miembro de la Resistencia, y tiene una misión importante que cumplir: luchar por un mundo donde el amor no sea considerado una enfermedad.

Pandemonium es igual de bueno que Delirium… pero es evidente que se trata de libros diferentes. Pandemonium se divide en dos hilos argumentales igual de importantes: antes y ahora. Antes, narrando su llegada a la tierra salvaje y su estancia allí, ahora, muestra a una Lena en la resistencia, luchando porque la Deliria Nerviosa… el amor, no sea considerada una enfermedad.

Este libro está teñido de drama y de esperanza. A pesar de lo desgarradoras que pueden ser algunas escenas, parece que siempre queda esperanza, que no está todo perdido. Por otro lado tenemos nuevos personajes: los habitantes de la tierra salvaje. Personas que llegaron de un modo u otro allí, y tienen sus propias historias. Allí está Lena.

Lena es, en esta entrega, una protagonista diferente, una protagonista que va madurando y cambiando en el antes, luchadora y decidida en el ahora. Sigue siendo la misma Lena, pero es más fuerte, más madura… más triste.

En Pandemonium no hay tanto amor como en Delirium, evidentemente, pero el libro es igual de bueno, y hace que no lo quieras soltar hasta el final. La prosa de Oliver es muy fluida, e increíble. Por otro lado tenemos a Julián y debo decir que no me convencía. No, no, no, parecía demasiado cliché. Pero bueno, ha tomado protagonista y considero que no ha estado mal desarrollado como personaje. Ante todo, soy fiel a Alex. Team Alex, si quieren pensarlo…
Es un pájaro. Un pájaro que luchaba contra algo pegajoso, un pájaro cubierto de pintura que forcejeaba en su nido, salpicando color por todas partes.
Rojo. Rojo. Rojo.Hay un montón: plumas marrones cubiertas con una gruesa capa de color escarlata, que aletean entre las ramas.
El rojo significa: «Huye».
Por otro lado si en algo es buena Lauren Oliver es con sus finales. Debo reconocer que pensé en un final de ese tipo durante todo el libro, pero nunca imaginé como iba a ser y al llegar allí simplemente me quedé en shock. Hasta marzo de 2013 a esperar el desenlace, con Requiem.

Por otro lado, si tuviera que escoger (a pesar de que los dos libros son de innegable calidad) me quedaría con Delirium. Sin duda alguna.
Por Alex… me enamoré de él. 

Nea

No hay comentarios:

Publicar un comentario