5 de abril de 2012

Tokio blues de Haruki Murakami


Haruki Murakami nunca, nunca, ha sido santo de mi devoción. Jamás. Sin embargo, hace poco una o dos semanas volví a releer el único libro suyo que me gusta: Tokio Blues.

Sinopsis: Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha casualmente mientras aterriza en un aeropuerto europeo una vieja canción de los Beatles, y la música le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta. Toru recuerda, con una mezcla de melancolía y desasosiego, a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor y único amigo de la adolescencia, Kizuki. El suicidio de éste les distancia durante un año hasta que se reencuentran en la universidad. Inician allí una relación íntima; sin embargo, la frágil salud mental de Naoko se resiente y la internan en un centro de reposo. Al poco, Toru se enamora de Midori, una joven activa y resuelta. Indeciso, sumido en dudas y temores, experimenta el deslumbramiento y el desengaño allá donde todo parece cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte.

Este libro es el único, me atrevo a decir, que me ha gustado hasta el momento de Murakami. Es una historia de amor, sexo y muerte. Son los elementos que prevalecen en toda la historia. Y bueno, me gusta mucho, desde su confuso inicio, hasta su sorprendente y abierto final. Un final confuso como pocos, pero perfecto para el libro.

El poster de la película. ¡Precioso!
¿Los personajes? Toru Watanabe es medio tontorrón. O basante, diría yo, pero es el narrador y no queda más remedio que aguantarlo el libro. Tropa-de-Asalto consigue sacarte carcajadas a cada momento y siempre me pareció injusto que Murakami lo desapareciera antes de la página 100. Naoko es una perra que me cae mal (y sin embargo tiene un protagonismo que no les cuento… lo peor es que compartimos canción favorita de The Beatles: Norgwegian Wood). Reiko que tiene una escena increíble… y el resto de la historia pasa desapercibida.

Y Midori. Midori es mi personaje favorito. Abierta, liberal, diferente. Entiendo por qué se enamora Toru de ella. Le lleva un poquito de vida a nuestro protagonista, que languidece entre su soledad, entre su amigo que se ha acostado con más de cien chicas, y entre la perra de Naoko que parece que sólo finje estar mal de la cabeza (perdón, lo último fue cosa de ardida).

Increible libro, si quieren mi opinión. También hay película… película que por supuesto, quiero ver.

Nea

1 comentario:

  1. =) ... me quede a la mitad, pero creo que lo reanudare justo ahora!! ...[Zekiryutei_Zuñiga]

    ResponderEliminar