24 de febrero de 2013

Oscars Literarios (II)


El año pasado le robé está idea a mi amore, Dann, y como he leí cosas muy buenas entre marzo de 2012 y ahora… ¡aquí estoy de nuevo! Así que aquí van mis Oscars Literarios de este año con Love of lesbian de fondo. ¡Disfruten el video, es una de mis canciones favoritas!

 
Mejor trama…

¡Se lo lleva Battle Royale!, que no, no son Los Juegos del hambre en japonés, son infinitamente mejores. Lo leí en inglés y puedo decir que nunca antes había nada tan crudo. Soy capaz de empatizar hasta con los peores personajes en esa situación de desesperación extrema en la que tienen que matar a sus propios compañeros para sobrevivir.

Mejor escritor…

Es para Xavier Velasco, la revelación del año que descubrí mientras merodeaba por ePubgratis.me, hoy página muerta, y me descargué Diablo Guardián. Me gusta su prosa, capaz de hacerme reír y llorar al mismo tiempo. Me gustan sus personajes, convertidos en aquello que más temen, o que más odian. Me gusta que me divierta y que a la vez me haga pensar lo podrido que está el mundo…

Mejor protagonista masculino…

Ponyboy, de Rebeldes, un libro de S. E. Hinton, el narrador y protagonista de una novela publicada por Alfaguara que me dejó en la desolación absoluta y a la vez, con esperanza. Ponyboy es un adolescente, en más chico de la banda de greasers a la que pertenece, que de pronto se ve inmerso en una situación que no puede manejar, todo producto de la guerra no declarada entre greasers y socs.


Mejor protagonista femenino…

Para Copo de Algodón, hija de la princesa de Tacuba y del señor de Tenochtitlan, y esposa del señor de Iztapalapa, más tarde conocida como Isabel Moctezuma. Protagonista de Copo de Algodón, de María García Esperón, la hija de Moctezuma observa a su pueblo conquistado, la caída de la gran Tenochtitlán para ver llegar a los españoles, verlos relacionarse con su pueblo y observar la transición…

Mejor personaje secundario masculino y femenino…

El masculino es para Jesse Fitzgerald de La decisión más difícil, de Jodi Picoult, el hermano de Kate, el hermano olvidado después de la leucemia de su hermana, dado por perdido por sus propios padres. Ese que dice que Anna y él en el fondo son iguales y clama para que lo oigan si quiera un poco… Pero no, todos están demasiados preocupados por la leucemia de Kate y por la denuncia de Anna.

El femenino se lo lleva Krystal Weedon, uno de los personajes realmente inolvidables de Una vacante imprevista, la chica capaz de todo por proteger a su hermanito. Hija de una madre drogadicta y un padre desconosido. Le botó dos dientes a Lexi Mollison y vive en Los prados. Prácticamente nadie la quiere y ella lo sabe… y tampoco es como si deseara con muchas ganas que la quisieran…

Y finalmente…

Mejor novela…

Es para Diablo Guardián, de Xavier Velasco, la revelación del año, la novela que no pude dejar de leer en ningún momento desde que la empecé, que me hizo amar y odiar a Violetta, la protagonista indiscutible y a su forma de narrar su propia historia, burlándose de ella misma y aceptándose como problema sin solución. Admite que le ha robado a sus padres, que a su vez le robaron a la Cruz Roja, que se largó a Estados Unidos dispuesta a parecer gringa y a no ser rubia de bote nunca más, para darse la buena vida en Nueva York… y acabar seduciendo hombres en lobbys de hoteles cuando su fortuna está por esfumarse.
Ave María Purísima: me acuso de ser yo por todas partes. O sea de querer siempre ser otra. Y hasta peor: conseguirlo, ¿ajá? Me acuso de bitchear, witchear y rascuachear, de ser barata como vino en tetrapak, y al mismo tiempo cara, como cualquier coatlicue traicionera. Me acuso de haber robado, no una ni dos veces sino a toda hora y en todo lugar, como chingado pacman cocainómano. Me acuso de acusar al confesor por mis pecados, y de haberlo nombrado Demonio de Mi Guarda sin siquiera explicarle la clase de alimaña que estaba contrayendo. Porque a mujeres como yo no las conoces; las contraes. Como los matrimonios y las enfermedades y las deudas. Ay, mi Diablo Guardián: Dios te lo pague
Nea

2 comentarios:

  1. La verdad es que no he leído ninguno, pero de "La decisión más difícil" he oído hablar y me llama muucho la atención. "Una vacante imprevista" no me convencía tanto -la sinopsis- pero si dices que es bueno, es porque lo es. ¡Me lo apunto a mi wishlist!

    Un besote,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te los recomiendo todos, todos. En especial La decisión más difícil, es un libro muy duro.

      TCV tiene puntos flacos (muy flacos), pero Krystal para mí realmente sobresale :)

      Besos.

      Eliminar