29 de marzo de 2015

Holocausto, de Robert Marasco | Reseña

"Juro que me dio miedo. Leí con la luz prendida tres días después de leerlo."
- Mi mamá cada que mi cara de incredulidad aumentaba.

Advertencia: Debería decir que no te considero un idiota si te gusta este libro, pero dudo que alguien lo conozca y si te gusta te diré lo mismo que le dije a mi mamá: Lee a Lovecraft y a Henry James.


Lo que dice la contraportada (a falta de una sinopsis hecha y derecha):

El más alucinante final de los últimos años…
"Su lectura, aun de día, me puso la carne de gallina, y hubo momentos en los que no me atrevía a volver la página…" (Christopher Lehmann-Haupt, New York Times).
"La novela comienza de manera totalmente inofensiva. Una joven pareja desea salir de Nueva York durante el verano. Hallan una casa, al alcance de sus bolsillos, en las costas de Long Island… Naturalmente que todo esto es una trampa… Al término del verano, la casa se ha transformado en una pesadilla, en la personificación misma del mal, del cual no parece haber escapatoria… Marasco ha logrado crear una atmósfera alucinante…" (O. L. Bailey, Saturday Reriew).
"Marasco sabe cómo crear una atmósfera y desarrollar el suspenso… Al final, rompe con todos los límites: locura, terror, shock, ¡todo! quien lea Holocausto no dejará de experimentar esos deliciosos estremecimientos que suben y bajan por la espalda…" (John Barkham, New York Post).
Sí; la crítica ha estado de acuerdo en que Holocausto es una novela amenazante, malévola, exquisitamente tramada, en la que su autor se revela un maestro en el arte del suspenso.

Lo que digo yo después de leerla:


Qué gran pedazo de... árboles talados injustamente para publicar esta... novela. 

Muy bien, pero como quien dice, hay que explicar porque no me gustó nada. Para empezar, tenemos a una pareja convencional, yo digo que de los sesentas o setentas, ni idea, que desea pasar un verano en el campo y encuentran una casa demasiado lujosa (pero perdida en suciedad y hierba) a un precio excesivamente barato. Hasta el más idiota diría que allí se cuece gato encerrado, sobre todo por la manera tan extraña que tienen de comportarse los hermanos que la alquilan. La única condición es que cuiden de su anciana madre que nunca sale de su cuarto y a la que tienen que llevar de comer.

Como dije, gato encerrado.


Pero como tampoco esperaba una obra maestra en una novelucha best-seller de terror, sino que al menos estuviera entretenida y de hecho, diera miedo, pasé por alto aquello. No le puedo pedir peras al olmo, por favor y mucho menos champagne a la gotera. Así que dije que aun con los personajes estúpidos, con personalidades clichés la cosa sería perdonable si la novela daba miedo. Por que para eso la empecé a leer: para cagarme de miedo. 

MEC. Error

No da ni una pizca de miedo. Tenemos a una señora obsesionada con la casa y con hacer el quehacer (uy, que miedo), a un niño medio asustadizo, a un padre que cambia de carácter abruptamente a veces y la hace daño a sus seres queridos (podemos inferir que la culpa la tiene la casa, claro) y, por último a una tía vieja que siempre ha sido muy enérgica y al llegar a la casa empieza a envejecer progresivamente, pero lo oculta, porque es una cuestión de orgullo para ella parecer más joven. En serio, todo el libro trata sobre eso

Todo el maldito libro.


Si el 30% es de cómo consiguen la casa, el otro 55% es de como viven en esa casa y les pasan cosas extrañas que harían a cualquiera salir corriendo, pero que de hecho no dan miedo y el 5% es un final más apresurado que el de Sinsajo. Miriam, la esposa, es la ama de casa perfecta, todo el día está limpiando sin salir a divertirse ni un segundo (de veras, quien le dijo al autor que así son las mujeres) y empieza a envejecer demasiado rápido, se olvida del amor de su familia por atender la casa y hasta deja de hacer el amor con su marido (hasta que este intenta violarla sin venir a cuento, what, Marasco, WHAT?!). De hecho, parece que por parte del autor se da a entender que es una mala esposa porque no quiere tener sexo con su marido. Mis ojos estaban abiertos como platos, y la reacción que consideré correcta en este caso fue la siguiente: 


Los personajes tienen la misma profundidad que una hoja de papel y me da que la hoja de papel tiene hasta más. De hecho, son arquetipos: buena esposa (o sea, ama de casa esclavizada), esposo trabajador, hijo modelo y la anciana que quiere hacerse la joven. Arquetipos, y además de los años cincuenta. Durante todo el libro no evolucionan en lo más mínimo, si acaso sus obsesiones se agrandan, pero no cambian y además tenían una falta de sentido común que ni siquiera podía soportarlos. Los libros de Stephen King me dan más miedo y tienen personajes con más sentido común (y no considero que los libros del señor King den especialmente mucho miedo)

Que tortura, por dios, y para que al final no diera ni pizca de miedo. ¿Hace falta decir que no se lo recomiendo a nadie? 


6 comentarios:

  1. Se nota que lo has leído con muy muy muy poco interés el libro y con un resumen bastante pésimo (en mi opinión). Si el libro te estaba aburriendo y te parecía malo en cada pagina que leías, porque seguías. Es una perdida de tiempo. Que no te guste, es tu opinión y se respecta. Pero si haces un resumen, cíñete a lo que hay en el libro y no inventes cosas (algunas y creo que bastantes) como las que he estado leyendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por ahí explico que seguí leyendo para ver si en algún punto daba miedo porque para eso agarré el libro :)
      De inventarme nada, no me consta, pues hice la reseña con el libro en mano, a menos de que no hablemos del mismo libro, claro, porque hay muchos con el mismo título. Por otro lado, este NO es un resumen, sino una reseña :)

      ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar
  2. Muchos escritores de terror tienen su forma de transmitir el terror, no se si me entiendes. No te agarres a un libro de terror solo por el miedo. Disfruta del libro, de cosas que hay en la historia, de momentos. Si estamos hablando del libro que se hizo una película. El director es Dan curtis. Con las interpretaciones de Oliver Reed, Karen Black, Bette Davis, Burgess Meredith...Oye ¿y que Christine de Stephen King que no es tan conocido el libro? Con toda la educación , infórmate bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada quien transmite el terror de una manera distinta. Ya, sí, lo entiendo. Sin embargo, cuando el libro es un best-seller, la calidad literaria suele (no digo que sea una regla, pero es bastante frecuente) no ser demasiado alta y es lo que pasa con este libro, que abusa de varios clichés y se ha encasillado, con las caracterizaciones de los personajes como un producto de su tiempo y de su lugar: son caracterizaciones que no envejecen bien. No puedo comparar esta historia con grandes del terror... es más, ni siquiera con King. Sin embargo, creo que dejé claro que a MÍ no me dio miedo, nunca hablé por alguien más.

      De la película no sabía, pero creo que no tiene nada que ver con el libro y/o su calidad, puesto que son dos productos diferentes, narrados de manera diferente.

      Lo de Christine, si te refieres a su reseña, no, no es tan conocido como otros libros del mismo autor. Eso lo especifiqué en su misma reseña: "no tan conocido del mismo autor". Es mucho más célebre El resplandor, por supuesto, Misery, It, inclusive Carrie. No hablé en general.

      Muchas gracias con el comentario :)

      Eliminar
  3. Mira, ve la película y luego opina. No te precipites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      No, no la veré :) No me gustan nada pero nada las películas de terror (no porque sean malas, a mí no me gustan). Sin embargo, aquí no hablo para nada de la película, que es un producto ajeno al libro (mejor o peor, no sé).

      Eliminar