8 de abril de 2015

Willow, Julia Hoban | Reseña

"No sé si es uno de los libros más creepys que he leído nunca o qué."
-Yo, justo al acabarlo.


Sinopsis: Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no solo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad, ya que era ella quien conducía. Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase le culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo extraño que ella misma se ha formado.

Llegué con este libro sin un sólo prejuicio. En serio, sin uno sólo. No me molestan los dramones interminables y estaba dispuesta a perdonarle gran cosa, pero me encontré con una edición bastante mala (sin espacios correctamente marcados, muchas faltas) y además de eso con una historia de esas que me hacen enojar en dos segundos..., creo que no la hubiera leído si no fuera porque salió en el sorteo del Club de Lectura. Así que, como el que avisa no es traidor: tengo muchas cosas en contra de este libro. Muchísimas. Eso no quiere decir que juzgue a nadie que se corte, es un asunto muy serio y si no debería estar tratado con mayor seriedad en el libro, mínimo si con más realismo. Los spoilers estarán debidamente marcados. Donde los haya.

¿Por dónde empezamos? Ah, sí, por Willow. Entiendo que mucha gente encuentre terriblemente difícil simpatizar con ella, tenerle un poco de empatía es terrible cuando lo único que hace es inventarse historias, cerrarse a la gente y, obviamente, cree que no hay peor drama que el suyo. Entiendo que a veces lo que uno desea es estamparle la cara contra la pared. Es lo más normal del mundo. Pero me vi obligada a entenderla, en especial porque al menos la mitad de las cosas que planteaba tenían sentido. Lo único que me irritaba de verdad y de mala manera era su monólogo interno, porque era terriblemente repetitivo.

Ahora, bien, hablemos de mis problemas con el libro. Son muchos y el primero de ellos se llama Guy (¿a qué no se lo esperaban?).

Bien, Guy es creepy. Al principio puedes creer que es sólo un chico que se mete en lo que no le importa porque quiere ayudar a Willow. Y lo que yo pensaba era lo siguiente: ¡Si quieres ayudar a Willow ve y dile a su hermano lo que se está haciendo a sí misma para que su hermano reaccione! Pero como sin eso no había libro, se lo perdoné. Sólo un poco. Sólo un poco. La cosa se sale de madre porque... 

SPOILER
(el que avisa no es traidor)

La. Escena. De. Sexo. Esa escena. Vale, en realidad no tiene sexo, pero el momento y las circusntancias en las que se da me dio... no sé, no sé cómo describir lo que me hizo sentir, o lo que me hizo opinar del libro. De hecho, creo que cierto panda me puede ayudar más: 


Sí, exactamente a eso me refería, gracias, panda. La plática de "desde cuando tienes un condón en la cartera/bolsillo/en tu vida" y él responde: "desde la primera vez que nos vimos." Obviamente de una manera que intenta ser mucho más romántica pero lo único que revela es que Guy es un chico tremendamente creepy (la escena donde le agarra los brazos y hace que sangre era ya una pista, pero esto fue el acabose). ¿En serio alguien encuentra romántico que le digan al poco tiempo de conocerse que lleva un condón desde que la vio por si necesitaba protegerla de... "esa" manera? (Sí, además el uso desconsiderado de eufemismos es desesperante).

Además, al final (no, todavía hay spoilers) la autora insinua que Willow podría dejar de cortarse gracias a Guy. No. Perdón. No. Nunca. Jamás. No. No... No. ¡NO!

¡SIMPLEMENTE NO DEJAS DE CORTARTE PORQUE TE CONSIGUES UN NOVIO!


En serio, Willow necesita ir a un psicólogo, una consejera, un psiquiatra. No un novio. Puede tener un novio, nadie dice que no, pero eso no es lo que la va a sacar de su problema. Lo que la va a sacar es el apoyo de su familia y terapia. Así que no me chingen. Novio, mis huevos. 

FIN DE LOS SPOILERS

Entonces, ¿el libro tiene cosas buenas? Sí. David, en general, fue un personaje que, en el momento en el que se sincera, se convierte en un personaje más real que cualquiera en todo el libro. Y ya. No hay más, todo lo demás era un continuo rodar los ojos porque no podía creer que un tema como este se tratara con un grado de desinformación que ya parece el mío. No quiero, ni pido, cosas políticamente correctas, pido realismo e información. Si quiera que se note que abrió la wikipedia. De verdad. me conformo con poco si hablamos de juvenil. Todo es tan malo que mis estándares están por los suelos y nada los pasa

En fin, no recomiendo el libro, para nada. No es sólo un dramón. Es un dramón que transmite ideas que me parecen pésimas. Sáquenselo de la cabeza: 

Tener una pareja no te solucione los problemas. Dejen de vender esa idea y dejen de apoyarla.

3 comentarios:

  1. que lastima xD cuando era nueva en los blogs queria leerlo jaja

    ResponderEliminar
  2. Hola :)
    yo lo leí hace bastantes años y me gusto... no me entusiasmo, pero pase la tarde. Ahora no se si me gustaría. Prácticamente no recuerdo nada XD Eso quiere decir, que, en el fondo, no era muy destacable XD
    un beso!

    ResponderEliminar