16 de octubre de 2015

Las uvas de la ira, John Steinbeck | Reseña

Sinopsis: Distinguida con el Premio Pulitzer en 1940, Las uvas de la ira describe el drama de la emigración de los componentes de la familia Joad, que, obligados por el polvo y la sequía, se ven obligados a abandonar sus tierras, junto con otros miles de personas de Oklahoma y Texas, rumbo a la «tierra prometida» de California. Allí, sin embargo, las expectativas de este ejército de desposeídos no se verán cumplidas. Entre las versiones cinematográficas que ha conocido esta novela destaca la memorable protagonizada por Henry Fonda y dirigida por John Ford.

Este libro se quedó en mi kindle mucho tiempo, esperando mucho tiempo, a  ver si me decidía a hacerle caso. Era para matar dos pájaros de un tiro: tachar un título de la lista de Pulitzers y un nombre de la lista de los escritores ganadores del Nobel. Porque yo un día decidí que iba a leer al menos un libro de cada ganador del Nobel aunque me llevara la vida entera (llevo diez autores y medio) y los Pulitzers de novela (llevo dos o tres, toda una vergüenza). 

La verdad, cuando por fin acabé sus 600 y tantas páginas, me pregunté algo: ¿por qué demonios no lo había leído antes? Es, además, mi primer acercamiento a John Steinbeck; ni siquiera leí De ratones y hombres antes, que es más pequeño en cuanto a páginas y posiblemente más rápido de leer. No. Yo decidí empezar por aquí. Así que ahora, ¿por dónde empezar a reseñar? No tengo ni la más remota idea y es algo que me pasa cuando he leído un libro muy bueno: no se exactamente cuál de sus cualidades resaltar primero. 


Este libro nació después de que Steinbeck recorriera California durante los años de la Gran Depresión documentándose para escribir una serie de artículos periodísticos que hablaban del drama de los emigrantes que habían dejado sus tierras en el este para ir hacia California, donde supuestamente había trabajo. Aquí, nos cuenta la odisea de la familia Joad que ha perdido su granja en un pueblo de Oklahoma y se dirige a California a buscar cualquier clase de trabajo que les de para comer

Es un libro que se cuece a fuego lento. La metáfora es pésima, pero es cierta. Va poco a poco. Empieza con Tom Joad recién salido de la cárcel en libertad bajo palabra (condicional) y yendo a casa para encontrarse que a los Joad ya no les queda ni un acre de tierra y viven todos hacinados en la casa del Tío John. Llega justo a tiempo para marcharse con ellos (violando la libertad bajo palabra, que no le permite salir del estado) a California. De ahí, los capítulos se van alternando: unos hablan de las aventuras de los Joad y otros más cortos y mucho más poéticos que hablan de las hazañas de los emigrantes en general: tener que abandonarlo todo, venderlo, quemarlo, olvidarlo. Buscar trabajo sin encontrarlo, ser estafados cada poco y aceptarlo porque es la única manera que tienen de conseguir gasolina o dinero.
Y entonces, de improviso, las máquinas los desalojaron y los lanzaron a hormiguear por los caminos. El movimiento los transformó; las carreteras, los campamentos a lo largo de los caminos, el miedo del hambre y el hambre misma los transformaron. Los niños sin pan los transformaron, la eterna mudanza de un sitio a otro los transformó. Eran emigrantes. Y la hostilidad de los otros los transformó, los soldó unos a otros, los unió... esa hostilidad que se manifestaba en los pueblos en que los ciudadanos se agrupaban y armaban como para repeler a un invasor..., escuadrones con mangos de azadas, empleados y pequeños comerciantes con rifles guardando el mundo contra su propia gente
Es un libro increíble, esta calificado dentro del realismo social y es uno de los libros más reconocidos, si no el que más, de John Steinbeck. 

La prosa de los capítulos en los que habla de los emigrantes es exquisita. Con los Joad es un poco más seca y hay muchas partes que se sostienen en los diálogos, pero en general, no me pareció árida como estepa ni plana como sabana africana. Los personajes están todos increíblemente formados y no todos te pueden caer bien, pero tienen sus matices. Además, Steinbeck aprovecha muy bien el "show, don't tell" con sus personajes y nos va mostrando su personalidad por medio de sus diálogos o sus actos. Nada de destriparnos al personaje entero en el primero párrafo que aparece. Me encariñé especialmente con Tom Joad y su alto sentido de la justicia y con uno de los mejores personajes femeninos que he visto en mucho tiempo: Ma, capaz de amenazar a su esposo y a toda su familia con un palo, de dar órdenes y mandar en la familia, aún con las quejas de su esposo.

―¿No piensas en qué pasará cuando lleguemos? ¿No temes que quizá no sea tan bonito como pensamos?
―No ―replicó con rapidez―. No lo temo. No debes hacer eso.
―Yo tampoco. Es demasiado, es vivir demasiadas vidas. Delante de nosotros hay mil vidas distintas que podríamos vivir, pero cuando llegue, sólo será una. Si voy adelante en cada una de ellas, es excesivo.
Como dato curioso, este libro cumple el Test de Bechdel (dos mujeres, con nombre, que tengan una conversación y que la conversación no sea sobre hombres), aunque aún tiene ese aire a machismo sureño en algunas partes.  

8 comentarios:

  1. Muy buenas!!
    Antes de nada, perdón por la más que probable longitud exagerada de este comentario xD


    Yo también tuve que leer un Pulitzer por mi reto, y elegí La carretera (2007), que también me encantó y la reseñé en el blog ( http://nosoyadictaaloslibros.blogspot.com.es/2015/07/resena-la-carretera-cormac-mccarthy.html?m=1 )

    Después leí Matar a un ruiseñor, que creo que podría ser más del estilo del libro que reseñas, y vi que también era un Pulitzer en 1961. Hasta este año no había oído hablar de ese premio pero los dos libros que he leído que lo tienen me han encantado (y he tenido exactamente ese sentimiento de " ¿por qué demonios no lo había leído antes?" que mencionas, así que miré la lista de premiados y pensé que podría estar bien leer de ahí Las uvas de la ira (también confirmado por tu reseña), El viejo y el mar, y Lo que el viento se llevó.

    Creo que después de leer tu reseña definitivamente debo leer este libro porque desde que estuve en Estados Unidos vivo enamorada de su historia y sobre todo de documentarme sobre las diferencias sociales. Salí de hecho tan impactada en este sentido de allí que nada más volver escribí un relato sobre la esclavitud ( http://nosoyadictaaloslibros.blogspot.com.es/2015/06/dos-monedas-de-plata.html?m=1 ).

    Me han gustado dos ideas sobre todo de tu reseña: lo de que el libro cumple el test de Bechde (voy a informarme de qué es exactamente porque no lo había oído en la vida), y lo de que muestra a los personajes a través de sus diálogos.

    Te ha quedado una reseña muy interesante y has conseguido que me anote este libro. Gracias por compartir :)

    PD. Los enlaces a mi blog no los pongo para obligarte a leer ni nada así, no te sientas obligada. Es sólo que como estaba hablando de eso me parecía necesario precisar a qué entradas me refería :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo pendiente Lo que el viento se llevó y Matar a un ruiseñor. No ando de humor exagerado para leer tochos, así que seguro que el primero se queda allí hasta el año que viene o unas buenas vacaciones :DDD

      La verdad es que me he propuesto seguir leyendo los Pulitzers. Me ha llamado la atención lo de la carretera así que me pasaré por la reseña :D

      Nea.

      Eliminar
  2. Muy buenas!!
    Antes de nada, perdón por la más que probable longitud exagerada de este comentario xD


    Yo también tuve que leer un Pulitzer por mi reto, y elegí La carretera (2007), que también me encantó y la reseñé en el blog ( http://nosoyadictaaloslibros.blogspot.com.es/2015/07/resena-la-carretera-cormac-mccarthy.html?m=1 )

    Después leí Matar a un ruiseñor, que creo que podría ser más del estilo del libro que reseñas, y vi que también era un Pulitzer en 1961. Hasta este año no había oído hablar de ese premio pero los dos libros que he leído que lo tienen me han encantado (y he tenido exactamente ese sentimiento de " ¿por qué demonios no lo había leído antes?" que mencionas, así que miré la lista de premiados y pensé que podría estar bien leer de ahí Las uvas de la ira (también confirmado por tu reseña), El viejo y el mar, y Lo que el viento se llevó.

    Creo que después de leer tu reseña definitivamente debo leer este libro porque desde que estuve en Estados Unidos vivo enamorada de su historia y sobre todo de documentarme sobre las diferencias sociales. Salí de hecho tan impactada en este sentido de allí que nada más volver escribí un relato sobre la esclavitud ( http://nosoyadictaaloslibros.blogspot.com.es/2015/06/dos-monedas-de-plata.html?m=1 ).

    Me han gustado dos ideas sobre todo de tu reseña: lo de que el libro cumple el test de Bechde (voy a informarme de qué es exactamente porque no lo había oído en la vida), y lo de que muestra a los personajes a través de sus diálogos.

    Te ha quedado una reseña muy interesante y has conseguido que me anote este libro. Gracias por compartir :)

    PD. Los enlaces a mi blog no los pongo para obligarte a leer ni nada así, no te sientas obligada. Es sólo que como estaba hablando de eso me parecía necesario precisar a qué entradas me refería :)

    ResponderEliminar
  3. Es una historia maravillosa y me encanta steinbeck porque escribia como todo buen periodista. lo lei hace como dos años y ahora tengo un libro suyo en mis garras jijiji

    ResponderEliminar
  4. Uff. Steinbeck y yo. Yo y Steinbeck. Me encanta. Te recomiendo "La Perla". Yo también me estrené con él con este librazo y lo pienso releer porque uno aprende mucho con esta lectura. En cuanto al apunte final del machismo, leída la obra de Steinbeck y teniendo en cuenta su personalidad, no creo que él fuera machista. Es más, creo que si introduce el machismo en este libro es, como en los demás factores que aparecen, para denunciarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Perla es el tercero que me recomiendan, así que me lo voy a anotar :)
      El libro me parece muy sureño, por eso menciono el machismo de la época y sí, tienes razón, no creo que Steinbeck lo fuera. Claro que me llamó la atención porque no es lo que me suelo encontrar entre los escritores de esa época y menos en esa región de EU XD Por eso me agradó mucho mucho Steinbeck :)

      Nea.

      Eliminar
  5. ¡Hola, Nea! ¿Cómo estás?
    Las uvas de la ira es uno de los libros ganadores del Premio Pulitzer que quiero leer y es precisamente porque no he leído mucho de la época y siempre es bueno conocer un poco más. Ya veremos cuándo se da la oportunidad :)

    Saludos enormes<3

    ResponderEliminar
  6. ¡Buenas! No sabía que estaba galardonado con el Pulitzer, pero sí había oído hablar mucho de él y he visto al película a cachos >-< De esa época en USA he leído pocos libros, por no decir casi ninguno, así que me lo apunto para cuando baje pendientes ^^

    Un beso! :)

    ResponderEliminar