8 de noviembre de 2015

Persépolis, Marjane Satrapi | Reseña

Sinopsis: Persépolis es la historia autobiográfica de la iraní Marjane Satrapi, la historia de cómo creció en un regimen fundamentalista islámico que la acabaría llevando a abandonar su país. El cómic empieza a partir del año 1979, cuando Marjane tiene diez años y desde su perspectiva infantil es testigo de un cambio social y político que pone fin a más de cincuenta años de reinado del sha de Persia en Irán y da paso a una república islámica.

Creo que esta es la primera reseña que hago de una novela gráfica en este blog, pero realmente quiero compartirla aquí. Esta es la historia de Marjane Strapi durante la revolución en Islám y cuando empezó a tomar fuerza el fundamentalismo. Hasta antes de la revolución, Irán era un país muy diferente a lo que es ahora. Por lo que sé, había mujeres que usaban el velo, pero no eran tan comunes y las mujeres eran mucho más libros (al día de hoy, son mucho más libres que las mujeres en Arabia Saudita o Afganistán, por ejemplo). Sin embargo, tras la caída del Sha de Irán, el fundamentalismo islámico empezó a tomar fuerza y se impuso el uso del velo, el maquillaje empezó a prohibirse, todo lo no islámico empezó a estar mal visto... y se dieron miles de cambios entre hombres y mujeres.

Para que se den una idea, está es una foto de iraníes entre los 60s y los 70s:


Y esta es una fotografía actual: 


En realidad, en Irán las mujeres son bastante más libres que en otros países islámicos, por lo que tengo entendido: pueden manejar, tener trabajo y hasta divorciarse, todo esto si su esposo o su padre lo permite, lo que ocurre en una gran parte de los casos (creo). Pero esto no es lo que vine a discutir aquí, sino que vine a hacer es a reseñar Persépolis, que se encuentra ubicado en esta transición, desde los ojos de Marjane. No sé que tan fiables sean sus recuerdos, o qué tan fiel sea la historia a la realidad histórica, porque no la conozco (sólo estoy al corriente de la situación de las mujeres), así que dejaré eso de lado en esta reseña

La novela gráfica se divide en dos partes: The Story of a Childhood (La historia de una niñez) y The Story of a Return (La historia de un regreso). En la primera, conocemos a Marjane, que es una niña a la que han educado para que no se deje pisotear, que tiene padres revolucionarios y bastante liberales. En cierto modo, es una privilegiada porque es de clase media y nunca parece faltarle nada. La mayoría de sus problemas típicos de una niña o problemas que realmente no ponen en peligro su vida. Sin embargo, lee mucho, investiga mucho y nunca se calla una opinión. No entiende por qué las mujeres deben usar el velo o por qué no puede vestir la ropa que le gusta en la calle. Sin embargo, se considera religiosa y le habla a Dios a su manera. 

Finalmente, en The Story of a Return, vive en Austria, por decisión de sus padres y estudia allí. El choque cultural es inmenso y ella no encaja. Se queda algún tiempo entre monjas, pero después de que una monja la insultara diciendo que "los iraníes no tenían educación", ella le contestó. Vive un tiempo en casas de sus amigos y se pierde a sí misma, pero nunca deja de ser iraní, ni de ser religiosa. No usa velo, pero también hay cosas que no le gustan de la cultura Europea. Empieza a fumar por encajar (lo que finalmente se convierte en su actividad favorita) y tiene amigos. Esta segunda parte es mucho menos política y menos histórica, pero nos cuenta mucho más del descubrimiento de Marjane. Acaba volviendo a Irán, en donde estudia en la Universidad (sí, podía hacerlo libremente), se enamora, retoma contacto con sus antiguos amigos y se cuestiona la situación opresora en su país. Hay lugares en donde no encaja, porque es demasiado liberal, y nunca deja de hablar en pro de las mujeres y de su emancipación.

Marjane ama profundamente a su país y se nota. Se alegra que haya salido bien de la guerra, le tiene un profundo amor a Irán, sin embargo, eso no la detiene de cuestionarse la falta de libertad de expresión y si es o no es. Además, relata unas cuantas escenas simplemente absurdas que son causadas por el "código moral". Es muy fácil empatizar con los personajes y la historia está narrada realmente de manera muy cercada, por lo que es muy fácil meterse en ella. 
Yo recomiendo este libro ampliamente. Probablemente, esta es una pequeña parte, muy pequeña, de lo que en realidad es Irán y su cultura. Probablemente sea imposible conocerlo todo, pero esta parte es muy importante, es la visión de una persona sobre su país, su libertad, su cultura y sobre sí misma. Marjane Satrapi cuenta una historia muy importante y creo que es por eso que esta novela gráfica siempre es tan recomendada. En sí, la historia puede no pasar de ser un montón de anécdotas cotidianas, por donde pasan una revolución, una guerra y un régimen opresor, pero creo que este tipo de historias son importantes. 

Que no podemos tener perspectiva sin historias de esta manera. Porque las noticias arrojan datos duros: muertos, heridos, reformas, nuevas leyes, viejas leyes... ¿Pero la visión de una mujer iraní sobre su propio país y su propia historia? Creo que eso no es tan común y debería ser tan importante. Marjane defiende que uno debe educarse a sí mismo y es por eso que lee mucho. Cuando sus amigos hablan de anarquismo, lee sobre eso, lee a Simone de Beauvoir y a Marx, también lee a Iraníes y todo cuanto capte su interés. Leyendo su comic, me pareció una mujer bastante impresionante. Además de que hay partes que no dejan indiferente a nadie: 


Si aún no les ha quedado claro, recomiendo mucho esta novela gráfica. Ha sido una de mis lecturas más gratificantes. 

4 comentarios:

  1. Me parece muy interesante. Tengo unos 4 o 5 libros sobre Irán por leer y añado esta a la lista. Por otro lado, creo que las iraníes nunca eran realmente muy libres, que pocas y solo en grandes ciudades se atrevían a no llevar el velo. Te recomiendo dos novelas: "La cocina de azafrán" de Yasmin Crowther y "El reflejo de las palabras" de Kader Abdolah, que tratan en parte sobre la vida en las provincias de Irán. El apoyo mayoritario que se dio a los ayatolás al principio de la revolución estaba basado en la mentalidad muy conservadora del pueblo persa.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Pues realmente no considero que nunca hayan sido muy libres, pero en comparación (sobre todo por lo que se ve en las fotos), la diferencia es brutal. Lo triste es que hoy son de las mujeres más libres en los países musulmanes y... pues... hay que ver la situación.

      ¡Muchas gracias por las recomendaciones! Me las voy a anotar, porque la verdad es que me dio mucha curiosidad :D

      Nea.

      Eliminar
  2. ¡Buenas! Me alegro de que te haya gustado la novela gráfica, yo la tengo pendiente después de ver la pelicula, que a pesar de gustarme mucho me perdía algunas cosas, así que quîero leer el comic para ir a mi ritmo e ir buscando lo que no entiendo (demasiado...).

    Un beso! ^^

    ResponderEliminar