30 de noviembre de 2015

Recuento de los daños | Noviembre 2015

Bueno, noviembre fue, de nuevo, un mes fructífero. Tanto para escribir, como para leer y hasta ver series. Estoy orgullosa de ello. La tarea que tengo pendiente para mañana, no. Bueno, este mes leí bastante, otra vez, lo que me está dejando bastante atrasada con las reseñas, pero espero ponerme al corriente esta semana ya por fin. Para los que tengan curiosidad, no, no acabé el NaNoWriMo. Aun pienso escribir hoy un poco más, pero dudo hacer 25K palabras para hoy a las doce de la noche, así que ni modo. De todos modos, la verdad es que disfruté y que seguiré escribiendo hasta acabar lo que estaba escribiendo. Al fin y al cabo, voy justo en la mitad. 

La peste, Albert Camus


Bueno, esto fue lo que salió en el Club de Lectura del foro La Noble y Ancestral Casa de los Black, así que lo leí con mucho gusto (aunque no me ayudó a tachar otro nombre de mi lista de premios Nobel, yo ya había leído a Camus antes, con El extranjero, libro que adoro y que leería mil veces más si es necesario). Me gustó mucho y tengo pendiente la reseña, pero creo que seguirá así un tiempo más. Hay cosas de ese libro que todavía necesito acabar de digerir por lo complicado que puede volverse un tema tan simple. Hay una parte, en especial, que llama la atención al principio, en donde se habla de la separación de las familias y los amantes por el cierre de la ciudad y de como, en cierto modo, son esas las personas más afortunadas porque tienen algo a lo que aferrarse para no caer en la desesperanza. 

The Thing About Jellyfish, Ali Benjamin


Un libro mono, no para cambiar la vida (lamentablemente), pero sí muy interesante, con protagonistas muy sólidos y una historia más o menos que se mantiene y no pierde ni el ritmo, ni el sentido en ningún momento. La protagonista está decidida a no hablar después de perder a su mejor amiga, que se ahogó. Apenas tiene doce años y nadie la quiere particularmente en la secundaria a la que va. Además, el hecho de que no hable más que lo imprescindible no le ayuda mucho. Es un libro sobre el duelo, la pérdida, la culpa y las despedidas que, además, tiene una gran cantidad de medusas y me recuerda a una película un poco cliché de Hollywood. Es un buen libro, pero no diría que algo increíble o que me haya cambiado la vida.

A Little Life, Hanya Yanagihara


Este libro es maravilloso (o muy macabro, según el punto en el que se mire). Es un tocho de casi ochocientas páginas más o menos (yo lo leí en el kindle y eso fue lo que calculó) que habla de la vida de cuatro neoyorkinos a lo largo de sus veintes y sus treintas y sus cuarentas y más allá. Toca temas muy complicados y no aptos para los sensibles pero creo que, de entre los clichés, lo hace bien y con mucho respeto; no busca ser políticamente correcta, así que no esconde los temas o tiene pelos en la lengua, pero tampoco le falta sensibilidad a la hora de tratarlos. La autora no se toca el corazón con ninguno de sus personajes y es una experta en el maltrato personajil y es por eso que creo que la mayor virtud del libro es que sus personajes no necesitan darte lástima para que los aprecies.

La reina roja, Victoria Aveyard


Peor libro del mes. Sin dudarlo ni un tantito. Hubo otros flojos, aburridos, quizá que no cumplían su cometido o que no acabaron de cuajarme, pero esto fue lo peor. Primera nota para las editoriales: necesitan un buen corrector de estilo y si no lo tienen, por favor, ni publiquen cosas. Este libro es divertidísimo si lo ves con ojos de que sabes que vas a leer una porquería, porque de otro modo no hay manera de disfrutarlo. Personajes planos, narración con errores básicos de puntuación, trama inconsistente, un núcleo que cambia cada dos páginas y no se sostiene. Además de que parece ser un mal refrito entre otros libros de actualidad. Y es un mal refrito. (Y tener una nula edición. No porque tengan las ventas aseguradas pueden hacer una edición con las patas).

Fates and Furies, Lauren Groff


Este libro está entre los mejores del año en Amazon. Creo yo que incluso es calificado el mejor del año y aunque para mí no merece semejante honor, no voy a decir que es un libro malo. De hecho, me pareció un libro magistral. Muy entretenido, muy poético y con personajes muy interesantes. Llama la atención especialmente el marido, un hombre que tiene la firme idea de que las mujeres son menos creativas (o no tan creativas) porque tienen hijos y en eso gastan su creatividad. Majestuosa la reacción de su mujer, que ha elegido no tener hijos, cuando le salen con eso. En fin, que el hombre ama a Mathilde (y ella lo ama a él), pero tienen unas ideas idiotas una vez cada tanto (y lo mejor es que la autora no lo justifica, la historia no lo justifica y el resto de los personajes no lo justifican). 

Trigger Warning, Neil Gaiman


Yo nunca nunca había leído a Neil Gaiman. Lo sé, es una confesión complicada. Había visto la película de Coraline y el capítulo al que le había escrito el guion de Doctor Who (The Doctor's Wife, muy de su estilo), pero no había leído nada, absolutamente nada de él. Así que cuando lo vi nominado en los Goodreads Choice Awards con esta antología de relatos creepys y no tan creepys decidí que tenía que remediar el asunto y me puse a leer. Realmente Neil Gaiman sabe contar historias, de eso no hay duda. Y en este libro hay poemas, hay historias fantásticas, historias que más parecen de terror y hasta una historia de Doctor Who que fue tan buena que hasta le perdoné que fuera con el Onceavo Doctor y Amy Pond (no, no me gusta Amy Pond). 

Our Souls at Night, Kent Haruf


Me llamaba por la premisa. La gente mayor no suele protagonizar muchos libros y mucho menos llegar a ser reconocidos como los mejores del año, aunque sea en Goodreads. Pero este libro es un cliché sobre la gente mayor y no me gustó del todo. Sí, retrata la cruel realidad de cómo los hijos o los jóvenes ven como inmoral que sus padres o sus abuelos vuelvan a tener una relación romántica después de viudos, lo cual hace al libro un libro con una trama frustrante por momentos y que te hace pensar en ese sentido, pero en todo lo demás le faltaron... no sé, ganas, emoción, trama, núcleo, ¡personajes bien construidos! ¡Algo! Un libro ni bueno, ni malo, sólo un poco insulso, que seguramente no recordaré demasiado.

Dido para Eneas, María García Esperón


¡Por fin leí el libro nuevo de María García Esperón! Es una de mis autoras favoritas, claro que sí, y este libro es aun más pequeño que los dos últimos. Narra la historia de Dido, reina de Cártago, que huyó de Fenicia de su hermano y se topó con Eneas en el camino, sobreviviente de la guerra de Troya (ese niño con cara de imbécil al que, en la pésima adaptación de Troya, Paris le da su espada), que tiene que fundar una ciudad por designio de los dioses. Dido se interpone en su camino. Si ya saben como acabó la historia (yo sí, desde hace mucho tiempo), probablemente se pregunten como una historia tan triste puede ser una historia de amor tan hermosa, pero les juro que vale la pena. 

Higiene del asesino, Amelie Nothomb


No sé si una de mis autoras favoritas, pero sí va camino a convertirse en una. Higiene del asesino es el segundo de sus libros no autobiográficos que leo. Hasta ahora, uno de los mejores. El humor de Nothomb es especial, no es de esas cosas con las que te vayas a reír demasiado y todo el tiempo, pero no hay duda de que tiene un sentido del humor increíble. Su protagonista, un escritor que nunca ha concedido entrevistas, disfruta mareando a los pobres periodistas, odia a todas las mujeres porque son lo más feo de la creación, está convencido de que nadie lo lee porque deberían suicidarse si lo leyeran de verdad. Para acabar, es obeso mórbido y odia las preguntas sobre su infancia. Si quieren saber por qué el libro se llama Higiene del asesino, deberán leerlo. Vale la pena.  

Coraline, Neil Gaiman


Pues bien, tenía que seguir leyendo a Gaiman después de lo que me había gustado su otro libro así que decidí continuar por Coraline porque ya había visto la película y conocía la historia. Los cambios son muchos, pero la esencia es la misma, aunque yo misma me sorprendí de que la atmósfera en el libro es aún más oscura, pues la película ya me parecía demasiado disturbing. Neil Gaiman cuenta una historia que no es muy para niños en un libro juvenil y lo hace perfectamente. Me encantó y después de ese libro decidí que seguiría leyendo a Gaiman porque Coraline era impresionante. Los personajes extravagantes y el terror que causa La Otra Madre se sienten y Gaiman ni siquiera tiene necesidad de adornar sus libros con una prosa recargada.

El libro del cementerio, Neil Gaiman


Esto ya fue una casualidad, porque no me gusta mucho leer muchos libros de un mismo autor muy seguidos o siento que acabo saturada. El libro del cementerio es bueno, de eso no me quedó duda, pero creo que lo hubiera disfrutado más tras un descanso, así que lo releeré cuando no tenga a Gaiman en todas partes. La atmósfera también es extraña, un poco retorcida, pero creo que este libro si es mucho más infantil y juvenil que Coraline. También tiene lo suyo, claro, si no, no sería un libro de Gaiman. Además de que la trama es muy original: un niño sobrevivió a un asesinato múltiple y ahora es ciudadano honorífico del cementerio. Lo crían los fantasmas, le enseñan todo lo que necesita saber (excepto a relacionarse con los vivos) y lo cuidan.

Colaboraciones




7 comentarios:

  1. Sí que has sacado provecho al mes *o*. En principio me llama A little life, por todo el bombo que ha tenido y más curiosidad que otra cosa, pero del resto que has puesto me ha llamado mucho la atención el de Jellyfish, que no lo conocía, pero parece de mi estilo. Higiene fue el primero que leí de Nothomb, y qué buenos recuerdos me trae :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé como leo tanto... en fin. :) The Thing About Jellyfish es un libro bonito y muy corto, porque es de middle grande. Sí que lo recomiendo. Trataré de escribir la reseña pronto porque santo atraso llevo DDD: a ver si te llama más (o menos).

      Eliminar
  2. es que 11 libros es un mes es para no creer.... y yo solo lei dos jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada mes me digo que me lo voy a tomar con calma... Cada mes pasa esto. XD

      Eliminar
  3. ¡Menudo resultado! Veo que le has pillado el gusanito a Gaiman. Yo no congenio con él- será la edad, jaja. Me encanta Camus, tengo pendiente "A Little Life". Lo de "La reina roja" es una tomadura de pelo. Recuerdo que la novela tuvo buenas reseñas, pero es una de esas que las editoriales envían a algunos bloggers, jaja. Se publica tanta pseudo-literatura que da miedo.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco sí le he cogido el gusanito a Gaiman. Un amigo estuvo insistiéndome y no me decepcionó mucho :) Aunque lo mejor fueron sus últimos cuentos, parecpian mucho más adultos.
      Y totalmente de acuerdo con lo de La Reina Roja.

      Nea.

      Eliminar