6 de julio de 2016

Lo bueno, lo malo y lo absurdo de Orange is the New Black, season 4

Advertencia: este post tiene spoilers y no tiene spoilers bonitos. Tiene destripes, te cuenta el final, tiene imágenes que te pueden contar el final. Así que si no has visto la temporada 4 de Orange is the New Black y no quieres enterarte de nada, cierra esta pantalla. El que avisa no es traidor. Hay spoilers.


Yo estuve todo junio, absolutamente todo junio, marcando los días en el calendario, lista para el Día D... digo, el estreno de Orange is the New Black. Soy muy buena fan. Vi todos los trailers y me pregunté qué carajos estaban planeando los escritores (a.k.a hijos de puta). Me pregunté cuándo más lograría odiar a Piper por ser una idiota (respuesta: not enough). Y cuando empezó la temporada, la vi de un tirón, como se deben ver estas cosas. La vi más o menos en este estado:


Lo bueno


Las latinas, obviamente. Esta temporada estuvo bastante centrada en las chicas latinas que hasta ahora sólo habían sido un poco relleno en las tramas de Aleida, Daya y Gloria. Maria y Blanca brillaron especialmente, sobre todo Blanca, que ha pasado de ser la loca que hablaba con Diablo en el único baño funcional a una mujer que la verdad no me gustaría encontrarme por la calle. Me gusta. Y me gusta que hable español todo el tiempo. Me gusta la backstory de María, de Maritza y de Blanca. Mi favorita es la de María porque estoy muy enamorada de Yadriel y de ella. Y me gusta que la de Blanca y Maritza no tenga que ver con drogas, que parece que todo lo que hacemos los latinos en las series estadounidenses es ser la servidumbre, las mujeres locas y los capos de la droga.

Poussey y Soso. Ya se veía venir, pero es que son tiernísimas. Sobre todo Poussey, que es todo un cinnamon roll para estar en la cárcel y obviamente es de mis favoritas, como del resto de los fans. Me encanta que tengan una relación tan buena, con todo y sus fallos, pero es que yo ya estaba hasta la mismísima madre de lo poco sano de la relación entre Alex y Piper. Necesitaba lesbianas en una relación bonita. 


Lolly. Oh, dios mío, Lolly entera. Ya me olía yo que no estaba en sus facultades mentales, pero la verdad me da pena lo que sufre porque literalmente nadie se toma la molestia de ayudarla. Me pareció tierno que Healy hiciera un esfuerza con ella, pues en cierto modo le recordaba a su madre (y miren que Healy me parece un creepy). Lo que me parece más triste aun es que Lolly es sólo ficción, pero debe de haber personas allá fuera en su situación que no reciben ayudas suficientes y no se toma lo suficientemente en serio la salud de la gente, parece que sólo hay un montón de estigmas. En fin, espero que podamos volver a ver cosas de Lolly más adelante en la serie, porque la verdad es que Psych se me bastante... feo.

La serie muestra lo ridículo que es cada que alguien dice White Lives Matter. Porque, para empezar, ser blanco no hace que nadie te mate por serlo, no en Estados Unidos. Que lo haga, además, dejando en ridículo a Piper, me gusta más porque odio a Piper y necesito verla darse cuenta de su estupidez crónica.

Cada segundo de Frieda en pantalla. A ver, por lo que yo sabía, le había cortado el pene a su marido o algo así dijo en la segunda temporada. Y ahora sale como asesina. Cuatro asesinatos, probablemente más por la expresión que hace, preguntándose si la procesaron por asesinar a un policía con su propia arma. Necesito verla más en pantalla, de verdad. En serio, cada segundo de ella es completamente oro.

Judy King diciéndole a Luschek: "you're a white straight man, you don't get to be the victim". Literalmente el único segundo de Judy King que me gustó en toda la serie. Por lo demás, me pareció una persona exageradamente creepy, racista (o sureña típica, estoy como las chicas negras: indecisa sobre eso) y muy aprovechada. Y me dejó a Yoga Jones irreconocible. Dios. O sea que sólo me gustó cuando le dijo eso a Luschek.



Abdullah siendo genial, Cindy siendo Cindy, Suzanne siendo tan interesante como siempre, Taystee con una oficina y un reloj y Janae teniendo un poco de más pantalla. Esas chicas son geniales y las adoro, de hecho, adoro cada momento que tienen en pantalla y me gustaría que fueran muchos más. Mi favorita es Janae y cada que dice algo soy feliz. Estoy desde la primera temporada rogando que le vuelvan a dar importancia. Y ahora, con Abdullah, me gusta la relación que tienen todas con ella. En fin. 

¡Nicky mi amor! Desde que salió dos segundos en un capítulo donde salía Sofía, reviví mis esperanzas. Me encanta. Y que esté fuera de max me hizo increíblemente feliz, pero también me dio mucha pena que esté de vuelta en las drogas. Sobre todo me rompió el corazón cuando Red le pregunta qué ha hecho mal y cómo puede ayudarla. También soy muy fan de su amistad con Pennsatucky y la shippeo muy fuerte con Lorna. No puede ser sano lo suyo con Lorna, peor el shippeo es fuerte.

Lo malo


Donuts y Pennsatucky. El principio fue glorioso, sobre todo cuando Tiffany le dijo que sólo quería asegurarse de que no estuviera violando a Maritza y el muy cabrón ni siquiera había sentido que la hubiera violado. La intenta convencer de que le dijo que la quería, entonces ya no es una violación y ella le contesta de manera gloriosa que no se sintió diferente. Pero la cosa no quedó allí, sino que Donuts intentó redimirse. Y al final todo acaba en perdonarlo y una horrible escena en el último capítulo. No sé, siento que estaba todo tan bien hecho la temporada pasada para dejarlo como lo han dejado esta... Me dejó hasta incómoda. 

Todos los nuevos guardias. Los odio a todos, eso no es misterio. Especialmente a Piscatella y al sádico. Sólo me caían bien la mujer (no mucho, pero no era una idiota completa) y Bailey. Así que ahora sólo me cae bien a medias la mujer. Extraño a todos los antiguos, Pornstache incluido. En serio, Mendez queda como un angelito de Dios al lado del sádico y de Piscatella. Y créanme, odiaba demasiado a Mendez.

El MCC. Especialmente la que se acuesta con Caputo. Hace que acostarse con Natalie Figueroa sea mucho mejor. Los odio y necesito verlos caer, como jenga.


El maldito final. A ver, está escrito de puta madre pero me rompió el corazón. Y ya dijo Samira Wiley que le gusta que la gente esté enojada porque eso es algo que está pasando y que parece que nadie se da cuenta. Y lleva años pasando y la comunidad negra lleva años gritándolo. Así que es irónico que un personaje negro (y queer) tenga que morir en una serie para que la gente empiece a reaccionar. Pero como dijo Samira Wiley: está bien que estén enojados, ahora que enfoquen ese enojo en lo que de verdad está pasando. La muerte de Poussey nos jodió a todos sus fans, porque eran muchos. Sobre todo porque Poussey es uno de esos personajes que se merece todo lo bueno en la vida. Pero no es así. Y Bailey es un pobre idiota en el lugar equivocado que se ganó mi odio. Necesito verlo castigado, pero junto con él, también necesito ver caer al MCC (porque son los principales responsables). Me dolió el corazón ver a Taystee junto a su cuerpo, llorando. A Brooke en los brazos de Norma. A Janae de tan mal humor y tratando mal a todos los que le daban el pésame y dándole un golpe bien dado a una de las nazis blancas. El cabello de Abdullah en un intento de animar a Cindy y a Janae. Está escrito de puta madre el final, porque se nota que Poussey importaba, que no sólo es una muerte más. Y que el hecho de que ni siquiera digan su nombre haga que se desate un desastre en la prisión me encanta. 


En fin. Que sí, que ese final me dejó el kokoro hecho pedazos. Quiero volver el tiempo atrás y que eso nunca pase. Pero la vida sigue y espero que todos los del MCC se pudran en el infierno y sean obligados a caminar descalzos sobre legos. También necesito que el papá de Poussey tire Litchfield, ladrillo por ladrillo. 

Lo absurdo


Lorna, esa mujer es una caricatura. La verdad, a mí me parece muy creepy la manera en la que espanta a todos los hombres, porque justamente ella tiene la culpa. Quizá por eso me gusta con Nicky, las dos son unas cabronas. Pero bueno, a su pobre marido le deseo que no le vaya mal, aunque el hombre también es increíblemente patético. 


Piper creyéndose gagsta'. Piper haciendo cosas. Piper siendo inútil. Piper siendo racista. Piper creando un grupo nazi por idiota. Piper completa. ¿Quedó claro que la odio? Es sólo por si acaso. Es que viene un gangster de verdad y Piper se caga en los pantalones. (Por cierto, necesito que Stella vuelva a aparecer y le joda la vida a Piper porque los dos segundos que sale esta temporada, se nota que Piper la dejó jodida). 

Y creo que ya. Esta temporada no hay tanta absurdez. Ah, no, sí, Cindy diciéndole a los Janae que los negros también son racistas. Sí, es cierto, pero nunca a nivel estructural. Igual faltó clarificar eso porque he visto a mucha gente usar las capturas de ese episodio para todas las cosas equivocadas en el mundo. 

Y ahora sí, eso es todo. A esperar la temporada que viene


1 comentario:

  1. No podría estar más de acuerdo. Disfruté cada segundo de Red, las latinas y Frieda en pantalla pero sigo sin superar el final. La inclusión del tipo sádico. el desenlace de Donuts y Penn, Lorna y su esposo es lo que menos me agrada. A esperar otro año :/

    ResponderEliminar