25 de agosto de 2017

Vengadora, Mónica B. Brozon | #Librosb4Tipos

Sinopsis: Su nombre es Sam, y ha sido testigo de cómo el mundo a menudo puede ser muy cruel. Por eso quiere ayudar a aquellos indefensos que son perseguidos por los bullies que se esconden en todas partes.
Ella es justamente lo que muchos necesitan: una heroína. Cuando le sugieren la idea de convertirse en vengadora y usar disfraz para mantener su identidad en secreto, encuentra la oportunidad que estaba buscando y, sobre todo, la amistad que tanto le hacía falta.

Este es el libro del mes que estamos leyendo en mi hermoso y bello y maravilloso club de lectura/colectivo feminista Libros b4 Tipos (estamos en twitter y facebook y goodreads, ¡síganos!) y del cual tendremos un hangout en vivo para discutirlo mañana mismo (les dejaré el cartel abajo). El libro me gustó mucho así que voy a empezar a contarles sobre él dejando de lado la pausa publicitaria (porque en serio, si todavía no conocen a Libros b4 Tipos, es que no hablo suficiente de ellos, mi propósito es que nos vean hasta en la sopa). Este mes nos enfocamos en literatura infantil y juvenil con perspectiva de género, así que, bueno, esta lectura, publicada por Planeta en su sello editorial Destino, fue perfecta.

Mónica B Brozon
Mónica B. Brozon es una escritora mexicana que yo conocí por un libro que publicó con Ediciones SM llamado Casi medio año que contaba las idas y venidas de un chavito de primaria que se metía en problemas porque era, literalmente, un imán para ellos. Me morí de risa. Y mientras más seguí leyendo a Mónica, más me morí de risa (Historia de un corazón roto... y Memorias de un amigo casi verdadero). Siempre se ha caracterizado por escribir muy fresco y muy directo y abordar todo tipo de problemáticas: desde la orfandad hasta la adopción, con todo un elenco de personajes variopintos, desde los más extrovertidos hasta los más tímidos, desde los más normales hasta los más excéntricos. Y, sin mencionar esa pequeña decepción que tuve hace poco con ella, Mónica casi siempre ha cumplido. Vengadora no es la excepción

Protagonizada por Sam, una chica con una vida complicada y una pareja de amigos que son frecuentemente acosados por un grupo de bullies que se creen los dueños de las canchas del parque y aborda una de las temáticas más actuales: el acoso, el bullying. Muchos adultos no saben como evitarlo o como combatirlo y por supuesto que esos mismos adultos tampoco saben como hablar de él. De prevenirlo ni hablamos. Alce la mano quien lo haya sufrido o quien lo haya visto. O quien lo haya perpetrado. Esto es privado, no me cuenten, pero estoy segura de que entre esas tres opciones, no quedó ni una sola mano abajo. Todos hemos sido víctimas, victimarios y testigos. Vengadora lo deja en claro. ¿Qué haces cuando alguien más necesita tu ayuda desesperadamente y nadie le está ayudando? Bueno... lo defiendes.

Pero es algo difícil. Los bullies son tan buenos en lo que hacen, que te hacen sentir completamente desprotegido. O quizá es que no son tan buenos, sino son simples acosadores del tres al cuatro (la mayoría de los casos), pero el sistema te da tan pocas opciones de defensa, que crees que ellos son mucho más poderosos de lo que son y no tienes más opción que callarte y aguantar. Este es un tema que se mete de lleno en el tema, haciendo latente su invisibilidad ante los adultos, que usualmente fallan al ver la mitad de las señales. Los maestros que evitan el tema porque no saben que hacer, los papás que no investigan los cambios en sus hijos o no creen en la gravedad del asunto cuando se ven confrontados con la verdad. Súmenle todo eso a una víctima que no le pide ayuda a nadie por miedo, pero que en el fondo está gritando para que cualquiera le ayude. Un coctel para el desastre.

Y así es como nuestra vengadora comienza a actuar para defender a las víctimas de acoso, desde niños acosados por sus vecinos para quedarse con sus películas hasta chicas que están siendo presionadas por sus novios hasta acoso escolar. Quiero decirles desde este precismo momento que la idea me gustó porque yo no creo en el sistema. El sistema mexicano es uno que siempre ha dejado la responsabilidad total a las víctimas en campañas que los instan a denunciar sin ni siquiera preguntarse por la cantidad de presión a la que están sometidos. El sistema en México revictimiza a las mujeres cuando su privacidad se viola y fotos íntimas son reveladas. Nunca he creído en el sistema, no lo voy a hacer pronto. Falla y falla y falla. Me gusta este libro porque Sam tampoco parece creer en ello, hace todo lo que está en sus manos a personas que sufren, porque tiene experiencias personales y sabe lo que se siente y, en la mayoría de los casos, evita la violencia tanto como puede. Me cae muy bien.


Eric y Nicolás son los sidekicks de está increíble heroína  que defiende a los que más lo necesitan y se encargan de crearle toda una plataforma en internet para que las personas puedan pedir ayuda anónimamente. Una de las cosas más increíbles del libro es la forma en la que se escribe de su amistad y sus lazos. Creo que Mónica es de las mejores escritoras en este mundo hablando de la amistad y de lo poderosa que es y de lo que puede crear. En serio, es increíble. Sam, Nicolás y Eric, los tres juntos, se complementan, se apoyan y se van tornando inseparables mientras se desvelan sus pasados y sus secretos. En serio, creo que este trío es de lo más increíble. Además, que el crecimiento de los tres es palpable, sobre todo el de Sam, porque podemos ver un pedazo mucho más amplio de su vida retratado. Siempre es la misma chica que quiere mucho a su mamá y a su abuelita y es un poco tímida, pero va cambiando y evolucionando forzada por todo lo que le ocurre. Afronta las circunstancias lo mejor que puede y cambia. Creo que el libro le hizo real justicia a ella, a su personaje.

Además de que adoro un pequeño detalle: la mayoría de los acosadores a los que enfrenta sienten su masculinidad directamente atacada porque les gana una chica. Ah, adoro esos pequeños detalles


El libro realmente tiene pocos detalles que no me hayan gustado, pero en general quedé conforme con la evolución de los personajes y como cada uno se ve obligado a enfrentarse a sus propias problemáticas y a crecer por sí mismo. Sus relaciones son un punto y a parte; aunque no todas me parecieron totalmente naturales, tengo pocas objeciones realmente ahí. La lectura me parece una lectura increíble para jóvenes y también para los adultos, especialmente para aquellos que dicen que el bullying son sólo problemas de ahora y que en sus épocas, eso sólo los hacía más duros. Creo que esos lo necesitan especialmente porque han olvidado lo cruel que puede ser el mundo y lo cruel que puede ser la sociedad y necesitan que alguien los despierte y les ponga las problemáticas enfrente. Casi casi en su cara. 

Bueno, en Libros b4 Tipos mañana estaremos discutiendo el libro... bueno, eso de estaremos suena a una multitud y yo no estaré porque tengo clase de francés, pero mis amigas estarán discutiendo el libro desde el feminismo y hablando de la luteratura infantil y juvenil. Les sugiero que no se lo pierdan. Aquí mismo les dejo el flyer para que sepan en donde será (el canal Ensayos de Abril) y la hora (5pm, hora del centro de México). No se lo pueden perder porque nuestra invitada especial es la misma Mónica B. Brozon.


No hay comentarios:

Publicar un comentario