8 de febrero de 2018

Vegan Mac & Cheese: cocina for dummies

¡Hola! Hacía mucho que no ponía una reseña y la de hoy es nada más ni nada menos que mi versión vegana de macarrones con queso. Yo no soy vegana, lo cual no me quita que pueda disfrutar esta comida de vez en cuando (o de vez en mucho, dependiendo de lo que se deje mi familia, porque mi papá no puede vivir sin carne y mi mamá sin quesadillas con queso). Hace tiempo intenté hacer unos macarrones (no eran macarrones, era penne en realidad) con queso en modo vegano y les traigo la receta por si quieren animarse a probarlos. Nada usado en la receta tiene artículos de origen animal, porque es vegano (ya sé que ya lo dije cinco veces, pero una más no le hace faño a nadie). 


Aclaración: esta receta funciona como para ocho porciones pequeñas (el "queso" o la pastita de salsa) y la pasta para poco menos.

Ingredientes

2 papas (ya cocidas)
entre 5 y 6 zanahorias (ya cocidas)
pasta
sal
laurel
aceite vegetal (en vez de mantequilla o huevo para la pasta) 
cacahuates (también puede ser nuez de la india, pero la idea de usar cacahuates es que sea más barato, porque la nuez de la india es carísimo). 
cebolla
maicena
pimienta
pimentón
chile al gusto

 Preparación:

1. Pon a cocer la pasta. Agarra una olla y pon agua a hervir. Cuando ya estpe hirviendo o a punto de hervir, echa la pasta que vayas a hacer allí. Agrega sal, un poco de aceite y unas tres o cuatro hojas de laurel. Según el tipo de pasta es el tiempo que debes de esperar. En mi caso, queda lista con entre 15 y 20 minutos en el agua hirviendo. Para revisar puedes chechar que ya está completamente suave. Cuando ya este, le quitas el agua y la dejas reposando en un colador.


2. Las papas y las zanahorias ya deben estar previamente cocicas (en agua, para probarlas puedes clavarles un cuchillo y este debe entrar sin esfuerzo). Ambas peladas y cortadas en pedazos. 


3. En la licuadora pones las papas, las zanahoras, un puñado de cacahuates, unos trocitos de cebolla para que sepa bien, sal, pimienta, pimentón/paprika (y realmente con lo que quieras condimentar, yo a veces agrego clavo o tomillo). Agregas agua (puede ser filtrada o no filtrada porque después la mezcla va a hervir) y licuas hasta que no queden grumos. Se supone que esa es la versión del queso de nuestro mac & cheese, que no es queso, sino una tipo crema de papa y zanahoria (el sobrante lo puedes diluir con más agua o consome de pollo si no eres vegano y hacer una crema de papa y zanahoria sin crema).


4. El contenido de la licuadora se vacía en una cacerola (donde ya hayas calentado un poco de aceite vegetal antes) para que hierva. Debes moverlo en círculos para que no se pegue al fondo y no se queme sin pausa.


5. En general no queda demasiado espeso y para la pasta tiene que espesar, así que yo agrego maicena ya diluida en un poco de agua para evitar los grumos y espero a que hierva para que espese. De nuevo, no hay que dejar de mover en ningún momento.


6. Agrego condimento y chile (en este caso piquín) al gusto. De nuevo, revuelvo todo con la cuchara y se retira del fuego. Lo dejamos reposar un momento.


7. En un sartén pones a calentar un poco de aceite y ya que esté caliente, pones la pasta allí. Esto es para que la pasta no se haga pegote (si la receta no fuera vegana usaría mantequilla o una yema de huevo). No dejes que se queme.


8.  Vacías la pasta de papa y zanahoria que hace las veces de queso en esta pasta, revuelves, dejas que se incorpore. Pruebas y si le falta sal agregas, si le falta picante agregas, si le falta pimienta agregas, si le falta... bueno, entiendes el punto. Finalmente, tu versión vegana de Mac & Cheese esta lista y puedes sentarte a disfrutar.


9. Para servirla le puedes agregar algunas verduras, por ejemplo, o ponerla como acompañamiento del plato fuerte. Es bastante rica. Si la intentas, ¡cuéntame que tal tus resultados!

No hay comentarios:

Publicar un comentario