16 de abril de 2019

Booktag de los hechizos | Harry Potter

Bueno, con la noticia de que hace un montón de tiempo (en enero o febrero), Hitzuji me taggeó en este booktag, así que le voy a dar un poco de descanso a las reseñas de cosas para recomendarles libros. Obviamente el tag llamó mi atención automáticamente porque las consignas tienen que ver con hechizos que aparecen en Harry Potter y ya se sabe lo fan que soy yo. Sin más, vamos al tag.


1. Expecto Patronum: Un libro de la infancia que me trae buenas memorias



Aquí, definitivamente, creo que La peor señora del mundo de Fransisco Hinojosa. Es un libro que me regalaron cuando estaba muy chiquita y creo que lo he leído muchas veces. También Los Buscalacranes, que me gusta mucho. Fueron dos libros que aproveché mucho cuando estaba pequeña y que he recomendado cantidad de veces porque les tengo mucho cariño. Ambos son muy divertidos, así que se los recomiendo.

2. Expelliarmus: Un libro que te tomó por sorpresa



La mayoría, la verdad. Pero creo que Cuanto te golpeo de Meena Kandasamy, uno de los últimos reseñados me tomó muy por sorpresa. No esperaba que fuera lo que fue en ningún momento. No esperaba que fuera tan fantástico de ninguna manera y por eso los invito a todos a leerlo. Es maravilloso en todo sentido. Me fascinó la manera en la que Meena Kandasamy usa el lenguaje, la manera en que cuenta la historia y la manera en que transmite los sentimientos. Pero bueno, todo eso está en la reseña.

3. Priori Incantatem: El ultimo libro que leíste



Lo último que leí al día de hoy (12/04/19) fue el primer volumen de Cave Carson Has a Cybernetic Eye, que se llama Going Underground. Es un cómic. Lo coescriben Gerard Way y Jon Rivera y no les miento si es el único título de Gerard Way que me daban ceromil cerocientas cero ganas de leer. Cave Carson y su ojo cibernético es algo que me no me importa en lo más absoluto en el mundo. Es parte del imprint de Young Animal (del que Way es creador y curador y algo más) de DC Comics y yo iba a pasar de largo completamente, hasta que me interesó leer un evento que hizo DC (Milk Wars) y aquí me tienen, leyendo todo Young Animal (porque a los de la Liga de la Justicia no los voy a tocar, eh).

4. Alohomora: Un libro que te introdujo a un nuevo género



Voy a mencionar Persépolis aquí. Es de Marjane Satrapi y es una novela gráfica autobiográfica. Estoy convencida de que es el libro que me introdujo al maravilloso mundo de las novelas gráficas (que no comics, esos ya los leía, al menos los mangas). Es una historia que me gusta mucho y que además me introdujo a todo un mundo que no conocía.

5. Riddikulus: Un libro divertido



No sé. No me gusta leer comedia. Dicho eso, no significa que no haya leído libros divertidos y uno de los más divertidos que recuerdo es La isla menguante, donde vivía una familia pirata con dos hijos, donde El Pirata vive esperando la aparición de su archienemiga, Mediacara. Me reía mucho leyendo ese libro, así que se los recomiendo si tienen niños pequeños. La autora es Pilar Mateos.

6. Sonorus: Un libro del que todo el mundo debería saber



¡Tengo muchos que recomendar! Pero creo que me iré por mis recomendaciones clásicas y les echaré un choro de por qué deberían leer La mitad del cielo de Claudie Broyelle. Es un libro que habla de la Revolución Cultural en china y le da la palabra directamente a las mujeres. Me parece que el libro compila un montón de testimonios valiosos, así que todo el mundo debería conocerlo.

7. Obliviate: Un libro o spoiler que quisieras olvidar

 

 En realidad no quiero olvidar los spoilers, a veces los busco activamente, no me molestan en ningún sentido. Libros, hay muchos que quiero olvidar. Pero uno en especial que me haría muy feliz no acordarme de haber leído es La rebelión del Atlas de Ayn Rand. Más de mil páginas desperdiciadas alabando al capitalismo presentándolo como algo que funciona cuando, claramente, podemos notar que no en la vida real. Por favor, ya no quiero recordarlo.


8. Imperio: Un libro que leíste en la escuela



¡Leí muchos! Supongo que puedo mencionar cualquiera, así que voy a mencionar uno que me gustó mucho. Mi maestra de Civismo en secundaria nos hizo leer Crónicas Marcianas de Ray Bradbury y, a la fecha, me sigue pareciendo un libro de ciencia ficción que es magnífico. Me gusta mucho. Es una compilación de relatos relacionados unos con otros y son, precisamente, crónicas marcianas.

9. Crucio: Un libro doloroso de leer



Supongo que hay muchos maneras de sentir que un libro es doloroso. A veces son dolorosos porque te llegan muy adentro y te gustan mucho pero no dejan de tirarte pedradas. Y a veces son dolorosos de lo malos que son. No sabía que elegir, pero como la maldición es crucio y es algo bastante malo en el universo de Harry Potter, vamos a hablar de un libro que me dolió leer de lo malo que era: Peligro de suerte de Norma Muñoz Ledo. Es tan... malo. Tan... nada. Tan 600 páginas de relleno y de horrores narrativos. Ya lo dije todo en la reseña, pero de verdad, ese libro me duele.

10. Avada Kedavra: Un libro que podría matar. 



No sé como interpretar esta consigna. Supongo que hay libros por los que sí se ha matado (las épocas y lugares en los que tener un Manifiesto Comunista era algo peligroso) pero estoy casi segura de que la consigna no se refiere como tal a eso. Que yo sólo pensé eso porque claremente era algo que yo iba a pensar. En fin, también podría referirse a un libro que te mató de aburrimiento, que casi te moriste terminando por orgullo... Así que aquí vamos a poner a creo que los libros que más me hicieron morir por dentro, más incluso que el mencionado anteriormente: Sangre de Campeón de Carlos Cuauhtémoc Sánchez. Leer ese libro duele. Nunca lo hagan. Además de que si saben lo mínimo de edición van a llorar al ver una edición de este horror.

2 comentarios:

  1. Y sangre de campeones es lo mejor de Carlos Cauthemoc Sánchez, de verdad no tienes ni idea de lo nefasto que es ese hombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí todos los sangre de campeón y creo que en mi historial también está Juventud en Éxtasis. Sólo quiero quemarlo todo.

      Eliminar