27 de junio de 2019

The Umbrella Academy, Vol. 3: Hotel Oblivion, Gerard Way & Gabriel Bá | Reseña

Sinopsis: Faced with an increasing number of lunatics with superpowers eager to fight his own wunderkind brood, Sir Reginald Hargreeves developed the ultimate solution ...
Now, just a few years after Hargreeves's death, his Umbrella Academy is scattered. Number Five is a hired gun, Kraken is stalking big game, Rumor is dealing with the wreckage of her marriage, an out-of-shape Spaceboy runs around the streets of Tokyo, Vanya continues her physical therapy after being shot in the head--and no one wants to even talk about what Séance is up to...
Todavía ni ha salido el compilado y yo ya estoy reseñándolo porque lo leí por grapas. ¿Pero saben qué? Así les creo expectativa. La verdad es que lo leí todo de corrido apenas salió la última issue y no podía contenerme para hacer esta reseña lo más pronto posible (de hecho, lo único que impidió que saliera casi casi ese mismo día es que trabajo bajo un sistema de entradas programadas donde siempre tengo contenido programado para el blog). Quiero hablar de muchas cosas sobre este comic (me sigue asombrando como la serie y el comic son medios tan diferentes y prácticamente se sostienen por sí mismos, aunque es obvio de dónde la serie toma guiños y cómo los adapta) y no sé muy bien por donde empezar. Considerando que se está rodando la segunda temporada de la serie y ha tenido bastante famita, diré que quiero saber cómo planean adaptar el final de esta historia. A mí me dejó muerta. Y bueno, última mención que hago de la serie en esta entrada (véanla en Netflix), ahora sí, vamos con el comics.


Creo que en ninguna entrada anterior había mencionado específicamente el trabajo del colorista (dave Stewart no fue mi favorito en Apocalypse Suite), pero en este volumen Nick Filardi se la rifó (ya había coloreado Dallas y quedé bastante contenta). El arte de Gabriel Bá y los colores de Nick Filardi son espectaculares, de las mejores cosas de Hotel Oblivion. Además, lo visual ayuda mucho a contribuir a este feeling de que todo ocurre en un mundo lleno de rarezas, fenómenos y ayuda mucho a situarnos en el contexto en el que viven los Hargreeves. Además, con la inclusión del Hotel Oblivion, queda muy claro que las rarezas apenas están comenzando.

Por lo demás, me alegra ver como este volumen se mete un poco más en el desarrollo de algunos personajes. Especialmente con Klaus, The Séance, y Allison, The Rumour. Vanya también brilla mucho, después de que en Dallas su personaje estuvo un poco desaprovechado debido a sus circunstancias (aunque nos regaló muy buenos momentos con Allison en ese entonces). Ayuda un poco que al principio encontramos a los siete haciendo cada uno sus cosas, lidiando con sus vidas como pueden y así es como vemos como interactúan ellos solos con el mundo (aunque en el caso de Luther y Diego se encuentran por ahí y se la pasan juntos casi todo el arco; juntos y discutiendo, necesito añadir). Allison definitivamente brilla. Por primera vez vemos unos cuantos destellos a su vida privada tras su divorcio (y por fin se desvela algo que probablemente ya medio mundo sospechaba sobre cómo se casó). Vanya y su madre tienen varios momentos interesantes, además de que podemos notar como la madre encierra muchos más secretos de los que parece (¡me encanta el personaje en el comic!). Klaus toca fondo y dan ganas de abrazarlo todo el rato. Quiero contarles más cosas pero no quiero destriparles todo el cómic, así que me voy a detener un poco con las tramas de cada uno de los personajes. (Por cierto, soy muy van de ver a Número Cinco como hitman).

Por otro lado, me encanta lo presente que está el personaje de Hargreeves aun después de muerto en todos los comics, de una manera u otra (desde el rechazo a Vanya y los fucked up de su educación, hasta el hecho que casi provocó un desastre nuclear en Dallas si Kennedy no hubiera muerto). Aquí, sin ir más lejos, vemos como creó el Hotel Oblivion para encerrar a todos los enemigos contra los que el grupo de superhéroes (más disfuncionales que nada) había peleado. Un destino peor que la muerte, lo plantea él. Hasta que algunos descubren que hay una salida, el método de acceso ya no está en manos de los Hargreeves y se arma la de dios es cristo porque todo era un secreto. (Haberles dejado un aviso, aunque sea: "encerré a todos sus enemigos en un lugar en vez de matarlos, probablemente estén muy enojados, eh"). Pero bueno, lo que hace es muy acorde a su personaje, debo decir, manipulador desde las sombras por siempre.

Además, este comic por fin nos muestra quién es Perseus, mencionado hace un montón de tiempo en Dallas (un cabo que se quedó abierto en la trama de Número Cinco), dándole un papel estelar en el comic. (Por cierto, Gerard Way habla del concepto de este personaje como la idea de un Iron Man gone wrong en esta entrevista). También, por cierto, el final deja los suficientes cabos sueltos para un siguiente volumen, pero termina con la trama del Hotel Oblivion de manera satisfactoria. Quedan preguntas por responder, por supuesto, y creo que muchas tienen que ver con la madre de los Hargreeves, personaje que, junto a Vanya, se roba varios momentos del volumen.


En fin, obviamente les recomiendo la serie, si la leen o les interesó pueden dejar un comentario acá abajo para contarme qué les pareció. Yo por lo mientras, me voy a sentar a esperar las noticias del siguiente volumen que, seguro, como muy pronto, caen en unos meses.


No hay comentarios:

Publicar un comentario