10 de abril de 2016

Dos velas para el diablo, Laura Gallego García | Reseña


"Si pones una vela para Dios, pon dos para el Diablo"
― dicho popular

Esta era la portada original.
Yo tengo mi libro así, de hecho.
Sinopsis: Hoy día, ya nadie cree en los ángeles. Sin embargo, hay gente que sí cree en los demonios. 
Pero los ángeles existen y han existido siempre. 
¿Qué cómo lo sé? Porque mi padre era uno de ellos. 
El problema es que, cuando los ángeles te dan la espalda, ¿en quién puedes confiar?

Era obvio que este libro pasaría tarde que temprano por mis reseñas. Es uno de los pocos libros que todavía puedo disfrutar de Laura Gallego sin fruncir demasiado el ceño ante su única voz narrativa y, probablemente sea por amor ciego, que me sigue gustando casi igual que la primera vez. Si siguen el blog saben que, a pesar de que Laura Gallego es una de las autoras más reseñadas aquí últimamente rara vez le tocan halagos. De hecho, el último libro que leí de ella fue una decepción tan profunda que no he tenido muchas ganas de ponerme a buscar su nuevo libro. Aun así, esta vez vengo a darle un poco de redención (o algo así) y a hablar de Dos Velas para el Diablo. 

Esta es la única vez que Laura Gallego ha narrado algo con una voz narrativa que no es esa tercera persona rara que pretende convencerte de que se puede adecuar a la voz de cualquier personaje y en vez de eso acaba pareciendo robótica. Ni esa voz que, tarde que temprano, desvela detalles importantes que tanto está intentando mantener en secreto... (sin demasiado esfuerzo, lo que vuelve los libros de Laura muy predecibles hasta cierto punto). No, aquí se decidió por la primera persona. Una primera persona horrorosamente explicativa, pero primera persona al fin y al cabo y además que le cuenta todo lo que sabe a los lectores: absolutamente todo. Y también nos cuenta lo que cree. Así que descubrimos las cosas a la misma velocidad que Cat, la protagonista. ¿Hablamos de ella? 

Me gustaba más la portada italiana.
Pero la alemana fue la que se quedó. 
Cat es una chiquilla, cabello castaño, normal, que lleva una espada angélica colgada al hombro y cara de malauva. Lo de la cara de malauva lo supongo porque no es exactamente el alma de la fiesta. Es una de esas protagonistas que, ¡gracias a Dios!, no se describen en la primera escena en la que se ven al espejo (escritores, ¿por qué lo hacen?, pregunta seria). Como personaje me gusta mucho, porque no es alguien con quien los lectores se puedan identificar (que alcen la mano las hijas de ángeles que quieran vengar a su padre, ¿nadie? Lo sabía) y además no es agradable. Al narrar tiene la actitud (o aparenta) de una persona bastante desagradable y muy passive-agressive. A la hora de actuar es tan contradictoria que seguirle la corriente o darle la razón (por mucho que en su narración parezca estar buscando la aprobación para lo que hace) es increíblemente difícil. Aun así, es un buen personaje. Bien construido (cosa que le reconozco a Laura Gallego: sabe construir personajes), con una personalidad definida que, sí, evoluciona a lo largo de la historia, lo que vuelve a Cat, sino menos malauva, si más reflexiva antes de hacer tonterías. 

La catalana también era buena opción,
de mis escenas favoritas en la novela.
¿Qué otros personajes hay? Bueno, Angelo, que sigue la estela infinita de la descendencia de Kirtash. Algo realmente lamentable. Podría ponerme a enumerar los Kirtash de Laura Gallego: el original, de Memorias de Idhún; el que era una copia literal, pero en un mundo futurista y hacker (Las hijas de Tara), el que no renunció a sus deberes por amor, pero era igual de creepy (Saevin, Crónicas de la Torre) y finalmente... Angelo, el co protagonista de esta historia y el mejor parado de todos los anteriores. Sigue esa secuencia de chico con sex-appeal, atractivo, pero no modelo de revista especialmente, medio sarcástico, curioso, etcétera. La diferencia entre él y los demás idiotas de arriba es que Angelo no es un adolescente en la edad del pavo. Y, ¡gracias al Dios en el que no creo!, se le nota. También bien construido, quizá con el propósito de hacer que se le caigan las bragas a las chicas, pero no a Cat y creado como algo más que un interés romántico. Eso sí, tiene el ego de todos los anteriores: tendencia a creerse la última chela del estadio y también para creerse superior por tener, ¿qué se yo?, ¡más de dos millones de años! 

Pero, como Cat, también evoluciona, todo hay que decirlo. Y lo hace bien, sin volverse puro cual ángel ni ninguna de esas tonterías cursis que, ¡es un demonio por Merlín!

Pero quedó esta y SM igual la afeó.
Con las cosas amarillas que le puso.
¿Trama? Pues. Existe una. Como es común en Laura, la trama avanza y parece que ella, como escritora, estuvo un rato dando palos de ciego. Al final, sin embargo, para mi gran alegría, se las arregla para unir casi todos los cabos sueltos, haciéndonos sentir que no estaba dando tantos palos ciego todo el tiempo. Lo único malo es que para que la trama vaya avanzado y entendamos a Cat, tenemos que sufrir un montón de cháchara sobre angeología y demonología. Las explicaciones son muchas, uno se puede pasar dos páginas esperando que la historia avance y entiendo que a muchas personas eso las desespere, porque no todos son unos ñoños de la demonología y la angeología como yo. ¿Texto explicativo? Sí. Mucho. ¿Acción? Gracias a Jehová (me dieron ganas de cambiar de Dios, caray), sí, bastante.  

Otro punto en favor del libro es que se aleja de todos los clichés de los ángeles y los demonios en la literatura juvenil más actual y trata de manera bastante acertada el tema religioso (si a mí que soy más atea que las rocas en mi jardín no me hizo alzar los ojos, todos los demás estarán bien, espero). El tema es original y los dilemas morales están muy bien tratados en el libro, sobre todo cuando se habla del bien y el mal, un tema increíblemente recurrente cuando se habla de ángeles y demonios.

Ya saben, este es, para variar, un libro que sí recomiendo de Laura.

   

10 comentarios:

  1. Que milagro xD yo me he llevado ya dos decepciones entonces ni idea si voy a leer mas de esta autora xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo sus últimos libros. PFFFF. Pero la empecé a leer desde muy chica, así que admito que los primeros son más decentes.
      Nea.

      Eliminar
  2. Coincidimos, este es como que el único libro de Laurita que he disfrutado, voy a creer que somos sis from another dick porque concuerdo con todo lo que dijiste, lo único que no me pareció como se resolvieron las cosas, digo que faltó sangre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Vaya coincidencia, sis separadas en la concepción xD Faltó sangre, pero meeeh, había demasiados ángeles para que hubiera sangre.
      Nea.

      Eliminar
  3. Por ahora no quiero leer nada de ella, pero tendré presente el libro por si algún día me da curiosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Michelle!
      No sé si te guste, pero cuando se te pase lo del último libro, es buena opción
      Nea.

      Eliminar
  4. La primera edición mola un montón, con las alas. Recuerdo que me leí este libro de una sentada. Qué dolor de cabeza me dio, en serio, y no de forma figurada. Me gustó muchísimo, pero discurso ese pro-Greenpeace que Laura Gallego usa en casi todos sus libros me cansa, y en éste lo mete a FULL. Aun así, coincido contigo, uno de los mejores y más entretenidos de la autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí me encantó, pero es que tienes razón con su pro-Greenpeace. Nada más le faltaba poner a todos los ángeles como activistas y a Cat, claro, a Cat. Santo Dios.
      Nea.

      Eliminar
  5. Solo he leído un libro de Laura y no me ha parecido la gran joya, me han dicho que no es su mejor obra y que debo darle una segunda oportunidad, lo cual pienso hacer. Sobre Dos velas aara el diablo debo confesar que al leer el título y la sinopsis me deje llevar el cliché de romance entre humanos y seres de cualquier tipo, al parecer me equivoco. Ojalá pudieras darme más títulos de la autora con los que pueda seguir intentando ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      ¿Cuál leíste? A mí me gustan Finis Mundi (sencillo pero decente), El coleccionista de relojes extraordinarios (qué atmósfera tiene), este y medio perdono Alas de Fuego. A todos los demás, aunque algunos me gusten, me los he escabechado porque no son joyas. :D
      Nea.

      Eliminar