11 de febrero de 2017

Hidden Figures: las mujeres negras de la NASA

¿Saben qué día es hoy? ¿Tienen idea que se conmemora el 11 de febrero? Sé que es imposible acordarse de todos los días que se conmemora algo pero hoy es muy importante para mí, ¿saben por qué? ¡Porque es el día de la mujer y la ciencia! ¡Sí! Durante muchos años se creyó que la ciencia no era cosa de mujeres y se les negó la entrada a muchas carreras científicas durante mucho mucho tiempo. Hoy, claro, podemos ser lo que se nos pegue la gana, aunque todavía sufrimos presiones, ¿vas a estudiar automotriz? Eso es de hombres, no de debiluchas. ¿Vas a estudiar mecánica? No, mejor no, que ahí van puros acosadores. ¿Cualquier ingeniería? Eso no es de mujeres. Pero bueno, en teoría y si somos lo suficientemente resistentes, podemos ponernos a estudiar la ingeniería que se nos de la gana. Y hoy vengo a hablar de una película y tres mujeres sin las cuales la llegada de Estados Unidos al espacio (y posteriormente a la luna) no habría sido posible. 


¿De quién es la historia de Hidden Figures? (Talentos Ocultos en español) Bueno, de la matemática afroamericana Katherine Johnson y sus dos colegas, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, quienes, mientras estaba trabajando en la división segregada de Ordenadores de Área Del oeste de Langley Research Center, ayudaron a la NASA en la Carrera Espacial. John Glenn se convirtió en el primer astronauta de los Estados Unidos al entrar en órbita usando los cálculos de Katherine Johnson. Por su parte, Dorothy Vaughan se convirtió en la primera supervisora negra de un departamento en la NASA, gracias a que aprendió a programar en FORTRAN y a usar la máquina IBM. También le enseñó a todas las mujeres de la división segregada, ante la amenaza de que esos departamentos se disolvieran y las ayudó en la transición. Mary Jackson, por otro lado, se convirtió en la primera ingeniera negra de la NASA después de tomar clases especiales en una escuela segregada, para lo cual necesitó el permiso de un juez. Después de llegar al rango más alto que podía alcanzar como ingeniera dentro de la NASA, se dedicó a impulsar a distintas mujeres para que se convirtieran en ingenieras y trabajó siempre en pos de que las mujeres persiguieran carreras en las ciencias. ¿Suenan impresionantes, no?

Bueno, estoy segura de que en su vida han oído hablar de ellas. Las tres entraron a trabajar división segregada de Ordenadores de Área Del oeste de Langley Research Center gracias a la Orden Ejecutiva 8802 del Presidente Franklin D. Roosevelt que obligaba a no discriminar por raza o religion para defender la industria. Aún así, trabajaban en una división segregada, sólo para negros y sufrían discriminación.


Sin los cálculos de Katherine Johnson, probablemente John Glenn no habría llegado nunca a órbita, ni habría regresado vivo a la tierra. Sin ella, el Apolo 11 no habría llegado nunca a la Luna, pues fue ella, precisamente, quien cálculo la trayectoria. También trabajó en la misión Apolo 13, y una vez que esta fue abortada, trabajó para que toda la misión pusiera regresar sana y salva a la tierra. Escribió un total de veitiseis artículos científicos, hace dos años recibió la medalla presidencial de la libertad, obtuvo dos doctorados honoríficos y fue la primera estudiante negra en la Universidad Estatal de Virginia State Occidental. Obutvo cinco premios Especiales al Logro individuales mientras trabajó en el Centro de Investigación Langley, en la NASA, y otro más por formar parte del grupo Apolo. Básicamente, sin sus cálculos muchas cosas no habrían sido posibles. 


Dorothy Vaughan encabezó el grupo West Computing, que era segregado, durante casi una década. En el trabajan mujeres negras especialistas en matemáticas y en realizar cálculos. Mientras se llevaba a cabo el proyecto Mercury, para poner a un astronauta en órbita, llegó a la NASA la IBM, capaz de realizar cálculos impresionantes y todas las areas de Ordenadores vieron en peligro su carrera, pues se dijo que éstos iban a ser disueltos tan pronto terminara la misión. Dorothy Vaughan aprendió de manera autodidacta como programar en FORTRAN y enseñó a muchas mujeres para ayudarlas a no quedarse sin trabajo durante la transición. Vaughan fue la primera mujer negra en llegar a supervisora dentro de la NASA y trabajó en la División de Análisis y Computación del Centro de Investigación de Langley.

Mary Jackson, por su parte, también fue matemática, como sus compañeras y además fue la primera ingeniera negra en la NASA. Trabajó para el ingeniero Kazimierz Czarnecki en el Túnel de Presión Supersónico, un túnel de viento de 1.2 por 1.2 metros y  45,000 kilovatios, usado para  estudiar las  fuerzas sobre un modelo al generar vientos de casi dos veces la Velocidad del sonido y fue él quien la animó a convertirse en ingeniera, cuando había una vacante en la NASA. Para conseguir el puesto, Mary necesitó licenciarse en cursos de matemáticas y física de la Universidad de Virginia. Se ofrecían cursos especiales en la Escuela Preparatoria de Hampton, pero esta también era una escuela segregada, sólo para blancos, y tuvo que conseguir una autorización de un juez para poder asistir a las clases. En 1958, se convirtió en la primera mujer negra que obtuvo el grado de ingeniera en la NASA y trabajó en muchos proyectos dentro de la institución. Trabajó para ayudar mujeres y otras minorías a ascender en  sus carreras, incluyendo el asesoramiento sobre cómo estudiar para  poder cambiar sus títulos de matemáticas a ingenieras, mejorando sus oportunidades de ascenso, como ella misma había hecho.


Ya les conté sus vidas y yo vine a hablar de la película. Bueno, ¿qué tiene de interesante la película? Está muy bien contada. Se toma algunas licencias, pero en resumen te pone en un escenario que muchas mujeres vivieron. Negras y mujeres. Discriminadas por su género y por su color de piel. Y es increíble como la película trata el tema del racismo, desde los lugares segregados hasta los blancos que creen firmemente que no tienen nada en contra de los negros pero contribuyen a ese racismo. Un ejemplo en la película es el jefe de Katherine, que no es plenamente consiente de todo lo que Katherine tiene que pasar hasta que ella se lo grita en la cara... literalmente. (Aunque, si somos estrictos, Katherine no fue, en realidad, la que tuvo problemas con los baños, sino su compañera Mary Jackson). Sí, yo estoy segura de que hay mucha gente que no es negra y no es precisamente racista, pero la cosa no está sólo en decir que no lo eres, está también en no contribuir a un sistema racista. 

Bueno, Hidden Figures es la historia de tres mujeres impresionantes, increíbles y muy muy ingeligentes, que no aceptan que se les cuestione sobre sus capacidades y que alcanzaron metas casi imposibles para las mujeres negras de su tiempo. No se conformaron y lo lograron, mientras gran parte de Estados Unidos veía la lucha por los derechos civiles y las protestas que pedían el fin de la segregación. Así que en este día de la mujer y las ciencias, les digo: sigan sin conformarse, lleguen a límites que nunca nadie más ha llegado y nunca den la espalda a otras mujeres (como estás tres); si quieres dedicarse a la ciencia, estudien la carrera de ciencia que quieran y no dejen que nadie nunca jamás les diga que esa no es una carrera de mujeres. 

3 comentarios:

  1. Yo tengo la peli en mi lista de pendientes, porque obvio, peli biografica de mujeres en ciencia es algo que debo de ver.

    Y suscribo mucho el último párrafo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Genial la entrada, me encantan estos temas :D
    La película me gustó un montón, además no conocía la historia de estas tres mujeres y me parece que es muy necesaria.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Esta peli es demasiado hermosa, prueba que las minorías pueden stan by themselves, y no necesitan la condescendencia de los privilegiados. Lo único es que la parte de romance me pareció innecesaria.

    ResponderEliminar