9 de marzo de 2014

«El amor que nos están vendiendo» en La cueva del escritor

En la vida real los chicos malos no cambian al conocer a la chica tímida, en vez de eso la molestan. Y si llega a pasar, pasa muy pocas veces. En la vida real no todas las chicas que no son las protagonistas de su historia son zorras. En la vida real una chica debería poder defenderse por sí misma y no dejar que nadie le diga que amigos puede hacer y a dónde puede ir. ¡Despierten! Muchas relaciones plasmadas en la literatura juvenil no son reales, son enfermizas, pura masturbación mental.
Esta es la nueva columna que publiqué en La cueva del escritor y, como ya he dejado claro:

Si esto es lo que nos están vendiendo, yo no quiero ser parte


2 comentarios:

  1. Me gustó mucho el artículo pero creo que el problema es de los que dejan pasar esas historias como "de amor" uno puede escribir lo que quiera pero se supone que tendría que pasar unos controles antes de lanzarlo al mundo; porque como bien apuntas, muchas personas se sentirán condicionas por esto.

    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se pueden escribir historias crudas. De relaciones enfermizas, problemas psicológicos, pero no estoy de acuerdo en que eso se muestre como amor, que es lo que está pasando.

      Vamos, si quieren escribir libros de una mujer que es violada o que vive en una relación codependiente, perfecto. Pero que no digan que es amor. Y menos en la literatura juvenil.

      Eliminar