4 de julio de 2011

Una canción que puedo escuchar trece veces seguidas



A la orilla de la chimenea – Joaquín Sabina.
No puedo dejar de oirla.
"Puedo ser tu trapecio y tu red,
tu adiós y tu ven,
tu manta y tu frío,
tu resaca, tu lunes, tu hastío..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario