28 de febrero de 2015

Recuento de los daños | Febrero 2015

Este mes ha sido excesivamente fructífero y es la prueba de que puede ser final de semestre y yo puedo leer como desesperada porque es mi naturaleza. De verdad, por más que digo cosas como tengo que estudiar, no me puedo distraer y eso, acabo leyendo. Y acabo leyendo mucho, porque leo muy rápido.

Fusión de Julianna Baggott


Sigo sin saber cómo calificar al libro, tengo problemas con él, principalmente gracias a los personajes y sus malditos diálogos. ¿Pero es que ya nadie les enseña a hacer diálogos con naturalidad? No, al parecer no. Además de que hay algunos que parece que sufren retrocesos de la nada en su personalidad y en vez de evolucionar involucionan. Por otro lado, me he convencido de que sólo lo leo por lo bueno de las descripciones de las fusiones, que llegan hasta lo grotesco. De cualquier otro modo, yo nunca hubiera tomado el libro. Además hay algunos misterios que dan risa (no todos, eh), porque parece que están cantados todo el libro y cuando llego al final y espero que me desmientan... no, yo sí tenía razón. En fin, no, no sé como calificarlo. Sigue siendo una distopia pasable entre las actuales, pero si Huxley o Orwell la ven, se vuelven a morir.

La espuma de los días de Boris Vian


Fue mi Febrero para #12mesesleyendo porque la verdad me encantó la manera en que retrataba el amor. Me volví especialmente fan de Chick y de Alise y de su trágico final, igual que el de los protagonistas. ¿Qué si lo recomiendo? Sin reservas (y están hablando con una persona que odió la película todo lo que se puede odiar una película, ni siquiera fui capaz de terminar de verla), pero sólo si les va el surrealismo. Si el género no es lo suyo, ya se deberían estar apartando porque el libro tiene muchos elementos surrealistas. Mi madre opina que casi en exceso, mi padre que hay que fumar mota para entenderlo y yo que está perfecto, así que ya imaginarán las variadas opiniones que me he encontrado. La reseña, por cierto, la pueden encontrar en PlusbitsMx, y si no están del todo convencidos, capaz los ayuda a convencerse de leer el libro. No lo duden, va con sello de Nea's Approval.

El señor de las moscas de William Golding


Este libro lo propuse yo para la primera quincena de febrero en el Club de Lectura del foro La Noble y Ancestral Casa de los Black y salió sorteado. No me decepcionó casi nada, la verdad, pero se me hizo demasiado corto. Además, pasé una hora discutiendo sobre cómo iba a afectar la pequeña (en realidad no tanto) aventura de los niños a su futuro. Yo no les auguro nada bueno, sobra decir. En fin, con este libro puedo decir que he saciado mi curiosidad y que entiendo por qué es tan célebre y se menciona tanto en los libros. ¿Lo recomiendo? Muchísimo. Aquí si no diré nada más porque, aunque todo el mundo sabe al menos el nombre del libro, les aseguro que el contenido les guarda una o varias sorpresas. Yo, pecando de repetirme muchas veces, digo que lo recomiendo y lo recomiendo muchísimo. A ver si les queda claro.

Las vírgenes suicidas de Jeffrey Eugenides


Le tenía ganas a este libro desde hacía muchísimo (porque había salido en el Club de Lectura una quincena que yo no había podido participar y las opiniones quedaron bastante encontradas). El hecho de que Sofia Coppola lo haya adaptado al cine despertaba mi curiosidad, porque sigue siendo una de sus historias más conocidas. Pues bien, he de decir que para lo que esperaba, no me decepcionó. Quizá si hubiera esperado que se tratara el asunto de cerca a las chicas suicidas, me habría decepcionado terriblemente, pero creo que más que hablar de suicidio (nunca ahonda demasiado en el tema porque nadie conoce el motivo exacto de los suicidios), habla de la hipocresía de la sociedad en la que viven y el fácil abandono a los vecinos cuando tienen problemas que nadie sabe como manejar. Muy bueno, recomendado, y quizá de las mejores lecturas del mes, que son muchas.

La naranja mecánica de Anthony Burgess


Me tardé más de dos años en leer este libro. Eso no quiere decir que sea malo, sólo que a veces, a veces, me gusta tomarme mi tiempo para leer. O que simplemente leo tanto y tantas cosas al mismo tiempo que olvido lo que estoy leyendo. Podría meter al libro en el género distópico y, aunque siento que se queda bastante lejos de Huxley y Orwell (mis main si estamos hablando de distopia, me gusta la manera en la que parece explorar la naturaleza humana y el mal. ¿Es cierto que se puede condicionar a alguien para hacer el bien? Todo el tema lo trato con un poco más de detenimiento en la reseña, por supuesto, que no debe tardar en salir (sí, las hago todas programadas, por la velocidad a la que leo, los dejaría atascados de reseñas a los dos minutos). El libro está recomendado, va con mi sello de aprobación, pero tomen en cuenta que está escrito en nadsat. Y tiene muchas palabras raras, pero nada que no se pueda solucionar con un glosario al final del libro.

La llama doble de Octavio Paz


No pretendía empezar a leer a Octavio Paz por su ensayo de Amor y Erotismo, pero fue el único que pude encontrar. El ensayo que quería y deseaba, las Trampas de la Fe, me evitó todo el mes, así que... Bueno, empecé con este. Es ensayo, non-fiction y, aunque es uno de los géneros más difícil porque captar y mantener la atención del lector no es nada sencillo en un libro sin clímax, me interesó muchísimo y la verdad la considero de las mejores (si no es que la mejor) lectura de todo el mes. La verdad, aunque puedo discrepar en algunas ideas sobre la sexualidad, el amor y el erotismo que propone Paz, me fascina si modo de plasmar las ideas, de una manera casi poética, pero no por ello perdiendo el punto del ensayo. ¿Que si lo recomiendo? Evidentemente, aunque sea un ensayo.

Fangirl de Rainbow Rowell


Lo leí para la #FangirlLC que Kyoko organizó en Sabious Words y no pude acabar más decepcionada. A pesar de que Rainbow escribe bien, el libro cojea de muchos lados y uno de ellos es Wren. El personaje está increíblemente construido, la hermana de Cath no es tonta, pero sí tiene sus defectos, algunos muy graves. Sin embargo, Cath la sataniza durante todo el libro, lo que lleva a que la autora la satanice hasta casi el final y (casi) todos los lectores la odien. Ahondé sobre eso mucho más en mi reseña, claro, aquí no les voy a poner un tratado. Por otro lado, la escritura de Cath era pobre y ya en la reseña dije que conozco miles de fanfics mejor escritos... Por ahí leí la noticia de que sacara la historia de Simon y Baz. ¿Nadie ha notado que la gente no quiero a Simon y Baz por ser ellos y tener una personalidad definida, sino por los personajes que representan (o sea, Draco y Harry)?

Ender en el Exilio de Orson Scott Card


Me destriparon toda la continuación de Ender para que yo accediera a terminar la saga de Ender. Había acabado con la saga de Bean odiando a Scott Card porque por mucho que me digan que la ideología de un autor no importaba a la hora de escribir yo distinguía las ideas políticas de Scott Card por todas partes. Aun así, los libros me gustaban porque trataban de conflictos mundiales. Este ya fue mucho y no me gustó. Ocurre entre el penúltimo y el último capítulo de El Juego de Ender y no importa lo bien escrito que esté, nada oculta que es relleno con personajes olvidables que a nadie le importan, tramas desaprovechadas y las ideas misóginas de Scott Card cada vez más a la vista. No importa que esté bien escrito, el relleno sigue siendo relleno y al ser el último libro escrito (no el último en la cronología), pareciera ser que Scott Card sólo quiere seguir exprimiendo a la saga. No me molesta que lo haga, sólo lo podría hacer con dignidad.

Willow de Julia Hoban


Este mes hubo más chascos que el pasado, que estuvo plagado de buenas lecturas. Este fue el tercero. Le tenía ganas a ese libro porque personas en las cuales confío para que me recomienden libros me habían hablado bien de él. Lo único que logré fue encontrar un libro con un protagonista masculino creepy que perpetua la idea de que los problemas de cualquier tipo, se acaban cuando una chica o un chico consiguen pareja. La idea me asquea, porque ¿en serio eso le venden a la gente de mi edad? No lo puedo creer y no lo acepto. Obviamente, en la reseña hablaré del asunto con mucho mayor detenimiento, este es sólo el recuento y no puedo irme por las ramas porque ya es demasiado largo sin que yo agregue cosas demás en todas partes. ¿Willow? No, no lo recomiendo.

Relatos de los confines de Liliana Bodoc


Leí el libro porque, obviamente, me gustó la trilogía de La saga de los Confines. Es indispensable haber leídos los tres libros porque trae muchas cosas que pasan después del último... En fin. No me pareció tan perfecto como la trilogía, pero hay algunas historas que me gustaron, como la corrupción con los Señores del Sol y algunas cosas de las Nuberas. Además, Welenkín tiene la oportunidad de reencontrarse con la Destrenzada y otros personajes cuentan historias que se quedaron en el tintero. No me gustó lo que le hicieron a Nanahuatli en el libro y, definitivamente, agradezco que Vara no haya salido más que unas veces, porque no la soporto demasiado. No la soporto nada, en realidad. Me gustó, pero esta vez fue la prosa de Liliana la que mejoró todo, ya que hay muchas historias muy olvidables.

La gata sobre el tejado de zinc caliente de Tennesse Williams


Lo leí sin saber ni de que iba, sin saber que era una obra de teatro, sin saber que hablaba de una plantación sureña y una herencia, sin saber que Elizabeth Taylor había protagonizado su adaptación al cine... básicamente sin saber nada. Es uno de esos libros que agarras por el placer de agarrar y la cosa resulta muy bien, porque me gustó tremendamente. Estoy dispuesta a recomendarlo a cualquiera que quiera oírme, porque por alguna razón siempre encuentro entretenidas las intrigas familiares, sobre todo entre personajes tan absolutamente despreciables como todos los de este libro. Por que si algo tiene es que nadie se salva en esa familia. No sé si les quedó claro ya pero es un recomendado totalmente (si les gusta el género, claro, entenderé que no a cualquiera la idea le agrade).

Pues viendo la cantidad de lecturas calificaré este mes como un éxito total. Lástima que me haya llevado más chascos que el pasado. Leo demasiado y eso es algo que no se oculta ni con milagros.

2 comentarios:

  1. Sé que no es tu última entrada pero me apetecía comentar en esta.
    Ojalá yo leyera tan rápido T_T sería feliz.

    No conocía Fusión, pero viendo como lo pones paso completamente.
    No me suena La espuma de los días, le echaré un vistazo.
    El señor de las moscas lo tengo a medias, no me mates.
    Las vírgenes suicidas tiene una pintaza increíble. Tengo pendiente hasta la película. Este año cae sí o sí.
    La naranja mecánica como el anterior. Y espero no leerlo en dos años... :P
    Del resto leí Fangirl, me gustó pero "meh". Me queda pendiente leer tu reseña, que no he podido leer porque es increíblemente larga y voy algo escasa de tiempo xD Vendré a leerla y a comentar, promisse.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La verdad es que yo no sé por qué leo tan rápido. A veces quiero leer más lento y nada, no lo logro D:

      Fusión, pues es mejor el primero (Puro), pero están muy MEH, ni buenos ni malos.
      La espuma de los días sí que te lo recomiendo mucho :)
      Las vírgenes suicidas... ufff, que bueno es. La verdad es que
      también es otro recomendado de cajón.
      La Naranja Mecánica.... bah, seguro que te tardas menos que yo.
      ¡No te preocupes por no haber podido leer la reseña? Vi que tú lo pusiste muy MEH, pero, pero yo lo hice pedazos... hasta me siento rara porque por aquí a todo el mundo le encantó

      ¡Besos!
      Nea.

      Eliminar