31 de diciembre de 2015

Sé lo que hiciste el año pasado | Recuento 2015

Este es el resumen de 2015, ¿quieren saber qué hice? 

1. Gané el Torneo de los Tres Magos en La Noble y Ancestral Casa de los Black. Hice toda una entrada explicándolo y fangirleando, así que no creo que sea necesario añadir más. 


2. Resucité el blog, por las buenas. Los años anteriores había estado intentando, sin éxito, darle un rumbo o algo, pero absolutamente nada me convencía, me sentía insegura, no sabía reseñar, no leía tanto como ahora y, lo más importante, me aburría muy rápido porque quería seguir las modas de la blogósfera. Una de las cosas más sanas que he hecho es decidir que el resto me valía madres, que yo iba a hacer lo que quisiera, con mis propias secciones, juegos de azar y mujerzuelas. Hasta ahora, me ha funcionado (¡también tenemos gifs!).

3. Cumplí con creces mi propósito de leer en inglés.

4. Volví a ignorar los retos literarios este año. El próximo no volverá a haber #12mesesleyendo, ni Lee tu nombre. No tiene ningún caso que los siga haciendo si los voy a seguir incumpliendo, buscaré alguna otra cosa que me motive un poco más.

Deshonré a mi vaca lectora and I don't even care.
5. Dejé atrás el anonimato: adiós a los avatares de C.C, de Amelie, a las imágenes de perfil de personajes que me gustaban y todo eso. Hay gente que no quiere poner su fotografía en internet por múltiples y variadas razones, pero he descubierto que inspiras un poco de más respeto con tu verdadera identidad. El pseudónimo, que es casi mi nombre, se matuvo, por supuesto (aunque si les interesa, mi nombre completo anda vagando por la red gracias a un artículo que escribí hace mucho tiempo sobre El Disco del Tiempo).

6. Escribí Acónito y Verbena, otro más en mi lista de fanfictions de Harry Potter. Este tiene lugar después de los libros, en de drama y misterio, tiene vampiros, magos, hombres lobo, leyes injustas y tiranos. 


7. Participé en el NaNoWriMo y no lo acabé. No me preocupa ese hecho en lo más mínimo porque ya habrá tiempo de volverlo a intentar otros años. Llegué a la mitad, pero no dejé abandonada la historia. La sigo escribiendo, con ritmo más lento, pero sigue avanzando. La idea es acabarla de publicar (y por ende, corregir) en Enero. Se llama Ladrona de corazones y tiene mexicanos, mezcal, escoseses malhumorados y asesinatos. Nada le falla.  

8. Hice, ¡por fin!, una página para tener en orden mis reseñas

Tennant me aplaude a mí, lo sé
9. Cumplí el Goodreads Reading Challenge (según Goodreads) que me propuse: 100 libros. En realidad entre los 101 libros que leí hay comics, novelas gráficas, libros extraordinariamente cortos y extraordinariamente largos y hasta un libro que acabé por abandonar.


10. Casi tripliqué las visitas del blog. Y no tengo ni idea de cómo lo hice. 

11. No me puse propósitos lectores para el 2016. Nunca lo hago. Evito decepciones y leo lo que quiero sin presiones.

¡Feliz año nuevo! Que 2015 haya sigo fructífero para ustedes y que 2016 sea mejor. Que cumplan los propósitos que se ponen, los retos, que lean más y mejores libros, que sigan escribiendo reseñas si es que tienen un blog y sigan siendo parte de la blogósfera. Que el año que viene sea mejor y los libros también. (Y que yo siga matando personajes en los fics que escribo).


29 de diciembre de 2015

Las 7 canciones más machacadas del año

Llegó la hora de los recuentos y las entradas chorras sobre propósitos, o los mejores libros del año. Mi recuento de lo mejor y lo peor del año viene hasta febrero, junto con los Óscars, porque hago los Óscars Literarios (y los Razzies, también) y realmente no fui al cine este año y tampoco vi muchas series estrenadas este año que no fueran de Netflix (Netflix, patrocíname). Y como tampoco pongo demasiada atención a los estrenos musicales, vengo a traerles mis canciones más machacadas del año. Las que, según mi iTunes, tienen más reproducciones (sí, yo y spotify no nos llevamos demasiado fuera de mi celular), lo que no quiere decir que sean mis favoritas, sino que fueron las que más se me pegaron.

1. Hasta la raíz, Natalia Lafourcade





2. There is a light that never goes out, The Smiths





3. Prophets, A. C. Newman





4. You've got time, Regina Spektor




5. Til it happens to you, Lady Gaga





6. Simple Song, The Shins





7. Elastic Heart, Sia



23 de diciembre de 2015

Crónicas de la Torre, a quince años | Reseña


Sinopsis de El valle de los lobos: La llamaron Dana y creció junto a sus hermanos y hermanas como una más. Nunca la trataron de forma especial y, sin embargo, todos podían ver que era diferente. Sigilosa como un gato, apenas hablaba. Su vida cambió para siempre el día en que el Maestro la llevó con él a la Torre, en pleno Valle de los lobos. Allí le serán desvelados los secretos de la magia más ancestral.

Esa sinopsis no revela en realidad nada de lo que es Crónicas de la Torre, cuenta los primeros capítulos del libro, que resultan de todo menos interesantes y me perdonarán que me ahorre las de los demás libros, porque vienen cargadas de spoilers. Y quiero ahorrarme los spoilers porque quiero recomendarles esta saga (o no recomendárselas, ya verán en el transcurso de la reseña, porque planeo rescatar lo bueno y lo malo).

Para empezar, Laura Gallego nos presenta un mundo medieval bastante simple en el primer libro, El valle de los lobos, y ni siquiera necesitamos un mapa para ubicarnos. Dirán lo que quieran, pero para mí eso es, de hecho, un buen punto en esta saga. La historia es demasiado simple como para que empiecen bombardeándonos con información (ya si estuviéramos ante El Señor de los Anillos, entonces hablamos). Además, la historia es demasiado predecible. Todas las grandes revelaciones se ven venir desde capítulos atrás y los plot twists se huelen de lejos. Laura, si quieres hacer una gran revelación, no nos dejes pistas demasiado obvias en todos los capítulos anteriores.


A pesar de todo eso, el libro es entretenido y los personajes hasta cierto punto agradables. Eso sí, si ya han leído otros libros de Laura (los suficientes), se darán cuenta de que sus prototipos de personajes son siempre los mismos y a veces ni se molesta en disimularlo. ¡Imaginación, m'ija! En la dedicatoria nos dice sin tapujos que Kai es Jack de Memorias de Idhún, Dana de algún modo nos recuerda a Victoria (aunque tiene sus diferencias), el Maestro nos recuerda a gran parte de los antagonistas de Laura (que no suelen variar ni un ápice) y finalmente lo único original resulta ser Fenris, un elfo buenorro a lo Tolkien que es medio estirado y cuyo misterio se huele desde la segunda escena en la que aparece. Pero en su mayor parte son agradables y hay momentos en los que, de hecho, uno de preocupa por ellos.

Mi primer Girl Crush fue ella.
Salamandra.
En los siguientes libros los personajes mejoran bastante. De hecho, en el segundo, nos presenta a lo mejor de toda la saga: Jonás, un mago un poco inseguro, muy normal, sin habilidades realmente especiales; Conrado, el nerd del grupo cuyo único poder es... saber leer; Morderek, que tiene facilidad para la magia de Tierra, y por último Salamandra, una bruja a la que casi queman que tiene un don para la magia de fuego. Son un poco más originales que los personajes del primer libro y siguen teniendo papeles principales en el tercero, La llamada de los muertos.  Laura Gallego en el mayor de los casos sí desarrolla a los personajes, les das motivaciones y hace que, al final de la saga, veas el camino que recorrieron. Hay excepciones (Iris y Saevin, por ejemplo, que aparecen sólo en el tercer libro en su mayor parte como relleno), pero en la mayoría de los casos quedé bastante satisfecha con el asunto.

Ahora... las tramas. Ya dije que los Plot Twists se ven venir de lejos y sin necesidad de binoculares. Puedes divertirte intentando adivinar para ver si aciertas (y acertarás, yo lo sé), porque si no la verdad es que te aburres un poco. Al final lo que resulta más interesante es ver como se solucionan los problemas de los personajes. La historia no es pretenciosa, los finales tampoco (una evidente mejora con respecto a Memorias de Idhún).

La prosa es plana. Plana cual prosa de Laura Gallego, su voz narrativa es idéntica a  la de sus demás libros con la excepción de Dos Velas para el Diablo. El narrados intenta adecuarse al punto de vista del personaje desde el que está narrando, pero hay un pequeño problema: al final todas acaban pareciendo la misma porque el narrador fracasa de manera brutal. No te invita a seguir leyendo la historia en ningún punto, no sabe mantener el misterio y si los personajes y la historia per se no me hubieran resultado interesantes, no sé que habría hecho. Suerte que al menos sí hay cosas que te animen a seguir.


De hecho, la inutilidad del narrador de los libros para conseguir mantener el misterio es cosa de risa. Por que sí, se nota que Laura quiere mantenerlo, pero yo no paraba de adivinar cosas. La cosa era un poco soportable los tres primeros, antes de la precuela de Fenris, el elfo, donde, como ya sabíamos los capítulos más importantes de la vida de Fenris, no había misterio alguno y el papel antagónico, que recaía sobre el cazador, era más relleno que otra cosa. Se notaba que ese libro, pese a lo decentemente escrito y lo interesante del personaje, era un libro que no se había planeado en el primer esquema y carecía de un conflicto que lo mantuviera, así que me imagino que por eso apareció un cazador por allí, de la nada. La mayoría de las personas adora ese libro porque habla del persona favorito de casi todo el mundo, Fenris, pero, en serio, es relleno, se los juro y firmo ante notario y miren que yo también me entretuve con él.

Bueno, en general, creo que eso es casi todo lo que tengo que decir. Hace quince años se publicó El Valle de los Lobos y sigue existiendo mucha gente que lo lee. Además, creo que lo acaban de traducir al inglés y no creo que deje de ser popular en los próximos años. Yo recuerdo los libros con cariño, pero cuando los releí les hice un montón de anotaciones sobre las fallas que tenían y ahora vine a exponerlas casi todas, pero también a decirles que si les gusta la fantasía de este tipo, estos libros probablemente les gusten. No creo que les vayan a cambiar la vida en ningún caso (en serio, no), pero contienen historias sencillas con personajes sencillos que pueden hacer que se entretengan un rato.

Sin más que decir, les deseo unas felices fiestas, porque dudo seriamente volver a publicar antes del veintiocho o veintinueve de diciembre. ¡Nos vemos

21 de diciembre de 2015

Our Souls at Night, Kent Haruf | Reseña

Sinopsis: In the familiar setting of Holt, Colorado, home to all of Kent Haruf’s fiction, Addie Moore pays an unexpected visit to a neighbor, Louis Waters. Her husband died years ago, as did his wife, and in such a small town they naturally have known of each other for decades; in fact, Addie was quite fond of Louis’s wife. His daughter lives hours away in Colorado Springs, her son even farther away in Grand Junction, and Addie and Louis have long been living alone in houses now empty of family, the nights so terribly lonely, especially with no one to talk with.

Realmente no sabía qué hacer con la reseña de este libro. Primero porque sí quería reseñarlo, aunque sé que probablemente no atraiga toda la atención que lo hará un best seller o un libro de juvenil, pero porque a pesar de ser un libro celebrado, a mí no me acabó de cuajar. Tampoco sabía qué escribir en la reseña o cómo abordarla, así que lo haré de una manera diferente a cómo lo hago generalmente. Primero, tres cosas que sí me gustaron del libro

1. Que aborda el tema de las relaciones de amistad o amorosas entre personas mayores y el papel de los hijos. No sé ustedes, pero yo sí he visto a esas personas que, al ver a dos viejitos besándose, sueltan una expresión de asco, como si los viejitos ya no tuvieran derecho a eso. También me ha tocado ver a aquellos que condenan a sus propios padres porque, después de quedarse viudos, se volvieron a enamorar de alguien más, como si las memorias sagradas del muerto dejaran de ser sagradas al existir una persona más en la relación. Este libro aborda ese tema de una manera bastante sencilla y lo hace bien. 


2. Lo doméstico de la trama. Esta novela no necesita de un drama mal planteado o telenovelesco para tener una buena premisa. En general, todo es muy doméstico y los personas están presentados de manera muy realista. Hay un momento en el que parece que están jugando a la casita como los niños cuando el nieto de Allie empieza a vivir con ella y no me cuadra del todo, pero no es nada grave. 

3. La relación entre Allie y Louis. No voy a spoilear nada en ese sentido, pero más que amor, los dos necesitan compañía, alguien con quien hablar y eso suele están bien retratado y se puede sentir en el libro. 

Ahora, las tres cosas que no me gustaron del libro:


1. La narración es caótica y no caótica en lo que yo considero un buen sentido. Es muy fácil perderse entre descripciones, diálogos (porque no están marcados) y situaciones. Las voces de los personas no están diferenciadas de ninguna manera, las dos suelan igual que el narrador y se puede intuir que estás en medio de un diálogo simplemente porque hay algo en primera persona. Allie y Louis están presentados como entes totalmente diferentes, pero a la hora de la hora, no se puede distinguir entre el narrador y ellos, ninguno de los dos. La autoridad narrativa en realidad no está muy presente, lo cual es una pena, porque podría haber sido una mejor historia. 

2. Los personajes tienen un desarrollo cero. Sus relaciones no se estancan, pero ellos sí. Tal como empiezan el libro, lo acaban. Lamento decir que eso no me parece en mi mínimo interesante. 

3. No es una novela que sea provocativa, ni que invite a la reflexión para el tema que trata. Se queda en lo superficial y no se mueve. No siento que sea necesario que sea transgresora, pero sí que no se quede sólo en un punto superficial de un tema que tiene tanto qué ofrecer cómo este. 

Ahora, bien, ¿lo recomiendo? Sinceramente, si les gustó la sinopsis, sí, no es un libro que les vaya a llevar mucho tiempo. Si no, ni se acerquen, no creo que encuentren nada que los cambie dentro de sus páginas o que los invite realmente a reflexionar sobre la situación de los personajes. Es algo penoso en esta novela, pero a mí personalmente no me gustó

14 de diciembre de 2015

Tutorial: cómo poner el menú fijo arriba de la página

Pues me dio la gana hacer otro tutorial. Uno que, por si fuera poco, estoy segura que ya existe allí afuera, pero yo lo traigo hecho por dummies, con las explicaciones más tontas posibles para que nadie se pierda y todos lo puedan hacer en su blog. Ya saben que, una vez terminado el tutorial, las dudas van aquí abajo (y las sugerencias y los tomatazos, también...).

Este tutorial es para que su menú quede en esa posición
Primero, tienen que abrir el código HTML de su blog o la sección para agregar CSS. Yo, personalmente, prefiero que todo se haga en el código, porque ayuda a que quede todo más ordenado. Blogger les va advertir que no lo modifiquen mucho si no saben, pero ustedes hagan caso omiso, aquí aprenden. Y si de plano no confían, vayan a la parte en el editor de plantillas que dice "Agregar CSS" y san se acabó.

Algunas cosas previas:

  • Este tutorial es sólo para blogger. Lo siento a los que tengan otro tipo de blog.
  • Deben tener la sección de páginas en su blog. Nada un widget de links, tienen que ser las páginas. Pueden adaptarlo a un widget de links, pero deben conocer el id (identificador) del widget.
Por si no saben qué hacer, aquí van las instrucciones en imagen (si no se ve bien, click en la imagen): 




Ahora, el CSS que van a agregar:
#PageList1{
  position:fixed;
  z-index:+3!important;
  top:0px;
  left:0px;
  right:0px;
}
La explicación rápida: #PageList1 es el id del elemento, así que por eso lo hacemos el identificador. No se cambia nunca, a menos de que pretendan adaptar este código a otro tipo de widget. 

El position:fixed; es también necesario para que el menú se quede fijo y cuando scrolleemos hacia arriba o hacia abajo no se mueva. Existe una variante position:absolute; que pondrá también a menú arriba, pero no lo dejará fijo. Sin embargo, por los márgenes de blogger, no siempre funciona. Siempre que ponemos un position fixed o absolute, siempre, tenemos que poner la posición del elemento con los parámetros top, left y right, en este caso, también se puede agregar bottom, por ejemplo, cuando quieren poner algo abajo o en una esquina inferior, pero en este caso, si no saben de CSS, no lo recomiendo. En teoría, las tres se ponen en 0px, porque las queremos pegadas a los bordes de la página; sin embargo, a veces no quedan del todo centradas y tendremos que mover el right o el left (por ejemplo, mi CSS tiene left:20px;). Si ese es su caso, vallan probando distintas cantidades.

El z-index se pone para que el menú siempre esté por encima de los demás elementos. Si al scrollear notan que, por ejemplo, se va abajo de las imágenes, sólo aumenten el número en uno o dos. Siempre tiene que ser un número positivo, en este caso. 

¡Pero el texto no salió centrado! No. Salió pegado a la derecha. Para que quede centrado y queden en una sola línea, agregan lo que sigue:
.PageList {text-align:center !important;}
.PageList li {display:inline !important; float:none !important;}
Los !important son... importantes y no los deben quitar porque el CSS de blogger predeterminado lo maneja de otra forma y nosotros lo estamos sobreescribiendo. Los estándares de HTML y CSS están llorando justo ahora, pero podemos echarle la culpa a google, totalmente. Ahí no hay necesidad de cambiar nada, pero si tienen curiosidad pueden preguntarme en los comentarios aquí debajo. 

Ahora, ¡los colores! ¡Todavía no le hemos puesto colores! Yo personalmente los pongo en la definición de variables, pero si les digo se me van a perder. Si ya los pusieron antes, en el diseñador de plantilla, y quedan bien con estos arreglos, no le hagan nada más. Si no, sólo agregen esto: 
.tabs-inner .widget ul{
   background-color:#000000;
}
Y cambian #0000 por el color que quieran. De preferencia en hexadecimal, pero si no saben buscar el código hexadecimal del color que quieren, les dejo un link para hacerlo. Si quieren cambiar el color de cómo se ve seleccionado, agregan lo siguiente y repiten las instrucciones que acabo de dar: 
.tabs-inner .widget li.selected a, .tabs-inner .widget li a:hover {
  color:#000000;
}
Ahora, como bonus, les voy a decir como hacer que parezca un efecto cuando pasan el mouse y se cambia de color. ¿Han visto como, en vez de cambiar de color de repente, en mi blog, lo hace de una manera gradual? Bueno, sólo tienen que agregar los códigos de transition, que son los siguientes. 
.tabs-inner .widget li a {
  transition: all 0.6s ease-in-out;
  -moz-transition: all 0.6s ease-in-out;
  -o-transition: all 0.6s ease-in-out;
  -webkit-transition: all 0.6s ease-in-out;
}
Sí, se repite lo mismo cuatro veces para que sea compatible en navegadores viejos y navegadores no compatibles. El all se refiere a los atributos que vamos a animar. En este caso en especial, se puede cambiar por background, pero yo siempre pongo all para no fallar. Después, va la cantidad en segundos que va a durar la transición, en mi caso, 0.6s, pero siempre pueden cambiarlo. No recomiendo que sea más de un segundo.

Y al final, el tipo de transición. Yo uso el ease-in-out, pero hay varios por los que pueden cambiar: 
  • linear: la transición será lineal en el tiempo. Siempre a la misma velocidad. 
  • ease-in: irá un poco más lenta al principio.
  • ease-out: irá un poco más lenta el final. 
  • ease-in-out: irá un poco más lenta al principio y luego otra vez al final. 
Y bueno, ¡eso fue todo! Si lo hacen, compartan sus resultados y si les gustó el tutorial, por favor, por favor, compártanlo. Si no les gustó, siempre pueden compartírselo a sus enemigos, por cierto. Las dudas y las sugerencias van aquí debajo, y si quieren otro tutorial, también digánme en los comentarios. Estoy planeando hacer uno para personalizar los tipos de encabezado y subencabezado en las entradas, pero me quedará más largo, así que me llevará tiempo. 


11 de diciembre de 2015

Trigger Warning, Neil Gaiman | Reseña

Sinopsis: Trigger Warning explores the masks we all wear and the people we are beneath them to reveal our vulnerabilities and our truest selves. Here is a rich cornucopia of horror and ghosts stories, science fiction and fairy tales, fabulism and poetry that explore the realm of experience and emotion. In "Adventure Story"--a thematic companion to The Ocean at the End of the Lane--Gaiman ponders death and the way people take their stories with them when they die. His social media experience "A Calendar of Tales" are short takes inspired by replies to fan tweets about the months of the year--stories of pirates and the March winds, an igloo made of books, and a Mother's Day card that portends disturbances in the universe. Gaiman offers his own ingenious spin on Sherlock Holmes in his award-nominated mystery tale "The Case of Death and Honey". And "Click-Clack the Rattlebag" explains the creaks and clatter we hear when we're all alone in the darkness.

Elegí empezar a leer a Neil Gaiman por su libro más reciente y ni siquiera era una novela. ¿Por qué? Primero porque estaba nominado en los Goodreads Choice Awards (no, no confío en ellos, pero me gusta votar) y después porque al ser una compilación de relatos podía hacerme a la idea de a qué me estaba enfrentado con Gaiman. Vergüenza sobre mi vaca: nunca había leído nada de él, aunque conocía su trabajo. Había visto ya la película de Coraline, que es una de mis películas animadas preferidas de los últimos años, había oído de Sandman y de American Gods, y por supuesto, había visto ese capítulo que escribió para Doctor Who (The Doctor's Wife, una cosa rara en la sexta temporada, si no me equivoco). Así que sí, conocía un poco el estilo de su trabajo, pero no mucho más.

Así que cuando empecé a leer, me encontré con todo tipo de cosas. Este no es un libro de relatos muy homogéneos y parece que lo único que comparten todos entre sí es que son, en algún nivel, perturbadores. Quizá la elección de poner historias tan diferentes en un mismo volumen no sea la más acertada porque a algunos podría parecerles que por algunos momentos es un libro muy cuesta arriba, pero creo que, para este libro, fue una buena elección. La frase Trigger Warning hace referencia a las advertencias que se ponen en algunos posts en internet, en revistas, en artículos e incluso en la televisión para mantener a la gente sensible alejada de temas que pueden ser muy duros o que les pueden resultar incómodos. Y este libro no es que se trate de enfrentar tus miedos o aquello con lo que te sientes incómodo, sino hacer que leas cosas que quizá, de otra manera, no hubieras leído.

Así que sí, hay de todo en este libro. Tenemos a alguien que "desinventa" las cosas. ¿Te has preguntado porque no hay jetpacks o autos voladores? Hay gente especialmente encargada de deshacerse de todas las cosas que podrían causar caos en la humanidad o dirigir al desastre. Tenemos al hombre que olvidó a Ray Bradbury, un cuento que, para aquel que no haya leído a Bradbury, y especialmente sus Crónicas Marcianas, resultará un relato de lo más raro. Un relato cuyo protagonista son Sherlock Holmes y unas abejas, novias y novios imaginarios que se hacen realidad, hasta un fanfiction de Doctor Who con el undécimo Doctor y Amy Pond. También hay un Calendario de cuentos: doce cuentos cortos, uno por cada mes de año.

También hay poemas. Lo aviso porque, como dice Neil: por si alguien tiene algún problema con los poemas. Casi todos los relatos tienen monstruos, cosas extrañas, que da miedo. Sin embargo, yo no calificaría las historias como historias de miedo, simplemente como historias fantásticas y perturbadoras. Me gustaron mucho, la mayoría, aunque por supuesto tengo mis favoritas (The Man Who Forget About Ray Bradbury, Nothing O'Clock y The Thing About Cassandra, por si se animan a leerlo). Trigger Warning es un libro que, lamentablemente, aún no está traducido al español... (acaba de salir este año, qué querían), pero para aquellos que quieren practicar un poco su inglés lo recomiendo para todos aquellos que sean B2 (en el nivel de Cambridge, que puedan aprobar un FCE). No sé si alguien con un poco de menos nivel pueda leerlo, pero si quieren animarse, pues ya saben: diccionario bilingüe y mucha paciencia.

También pueden esperar a que lo traduzcan. Una de las mejores cosas que he visto de sus libros es que sus traductores se preocupan por mantener la esencia de lo cómo escribe. Claro que siempre hay cosas lost in translation y no hay nada como leer algo en la versión original, pero eso no siempre es posible.

Así te dejan la mayoría de los cuentos de Gaiman.
Y sí, son geniales; al menos la mayoría.
Bueno, ya para terminar este reseña, que no quiere que me quede cual biblia como todo el resto, tengo que decir que este es un libro para los que quieran conocer a Gaiman. Por supuesto que lo recomiendo, pero si no te gusta el autor, es muy probable que el libro tampoco te guste y si no tienes mucho interés en Gaiman, probablemente tampoco el libro les interese.

9 de diciembre de 2015

4 comedias que debes ver (y no son Friends)

Yo amo Friends. Pero en serio, hay más comedias en el mundo, peces en el mar, otras cosas... ya saben. Así que vengo a recomendar comedias que deberían ver y que no son Friends (porque todo el mundo la conoce) ni How I Met Your Mother (porque evidentemente, también todo el mundo la conoce y el final es horrible). Ya sé que en general hablo de libros, pero cambiar de tema no hace mal. Advertencia, por si acaso: tampoco estoy tomando en cuenta a The Office o a 30 Rock, porque no las he visto, ni a Two And a Half Men, porque me causa náuseas, ni a The Big Bang Theory porque... ¿alguien sigue viéndola? 

Modern Family



La verdad es que me frustraba un poco cuando la empecé a ver, pero no hay quien pueda resistir a Sofía Vergara, sus tacones, sus vestidos, su voz, sus expresiones y el papel magnífico que hace como Gloria. Tampoco puedo resistirme a Manny: ese niño tiene un talento impresionante. Bueno, fuera de eso, la serie habla de la vida de una familia no tan común: el padre que se ha vuelto a casar con una mujer más joven que sus hijos que ya tiene un hijo, una familia común y corriente con tres hijos que dan más problemas que alegrías, y la pareja de gays que ha decidido adoptar una niña. 

La mayoría de las situaciones empiezan como una cosa perfectamente normal y acaban degenerando en desastre. Como en cualquier comedia, vaya, pero aquí al menos sientes que después de cinco temporadas todavía no agotan la fórmula y tienen situaciones nuevas en las que meter a nuestros protagonistas.


Parks and Recreation



Quizá esta sea mi favorita de las cuatro y la única que tiene un final por el momento. Parks and Recreation hace que trabajar en una oficina gubernamental suene, de hecho, muy divertido. También es la serie que me convenció que debo ver The Office eventualmente, porque sigue un patrón muy parecido y los guionistas o creadores o algo son los mismos. La protagonista la fantástica Amy Pohler junto a... otros actores. La verdad es que cuando la empecé a ver, en lo único que me había fijado y a la única que conocía era a Amy Pohler y al tipo que hacía de Star-Lord (vergüenza sobre mi vaca por no conocer a Ansari, a Rashida Jones ni a Nick Offerman y a ninguno de los demás, todos son fantásticos). 

Leslie Knope trabaja en el departamento de parques y recreación de gobierno de Pawnee, Indiana y se mete en problemas de todo tipo por hacer las cosas correctamente. Desde casar a dos pinguinos gays hasta organizar ferias, pasando por intentar crear nuevos parques. Y Ron Swanson es el mejor personaje de todos.


Broklyn Nine-Nine



Que Law & Order, ni que CSI, ni que Bones, ni que NCIS, ni que... ¡nada! Esta es la mejor serie policiaca de la historia según yo y apenas va en su tercera temporada. Es una de las series con más representación racial... y de todo tipo. No sé por qué eso es importante, pero es importante... ¡ah, sí! Porque en general las comedias de hoy en día son un montón de problemas sobre gente muy blanca (sí, incluso Friends). La protagoniza Andy Samberg encarnando a Jake Peralta, el mejor detective que tienen, al que, sin embargo, se le ha olvidado cómo crecer. Entre el resto tenemos a Amy Santiago (Melissa Fumero), competitiva, la niña buena que lo hace todo bien. Rosa, que a todo el mundo les da miedo, Terry, el sargento, que prefiere pasar sus ideas en el escritorio, por el momento y Charles, un detective un poco inútil, pero eficiente. 

En serio, la mejo serie policiaca del mundo.


Grace & Frankie



¿Cuántas series han visto que sean protagonizadas por mujeres de más de setenta años en las que ellas sean las protagonistas? Supongo que la respuesta es "no muchas" o "casi ninguna" o "ein? ¿pero eso existe?" Pues Grace & Frankie es una de esas series, protagonizada por Jane Fonda (que tiene mejor cuerpo que yo) y Lily Tomlin. Las dos son completamente opuestas, pero sus maridos son amigos y trabajan en el mismo despacho de abogados, son socios. Una noche, llegan con una noticia: quieren el divorcio, porque están enamorados y ya que pueden casarse, quieren hacerlo. Es una serie muy entretenida, aunque en realidad vemos a los protagonistas enfrentándose a problemas que nos son ajenos a la mayoría (porque, probablemente, tenemos cincuenta años menos). Apenas va por su primera temporada y es un original de Netflix, pero vale muchísimo la pena.  

6 de diciembre de 2015

Lo bueno, lo malo y lo absurdo de Doctor Who, series 9

Intenté segui Doctor Who conforme salían los capítulos. Me esperé hasta que me los pude descargar y ver cual yonqui adicta y me di cuenta de que me faltaba la season finale. Tuve que esperar una semana para verla y apenas puedo con los feels. Quizá no sea necesario mencionar la advertencia pero lo hago de todos modos.

Advertencia: esta entrada está llena de spoilers, si no quieres verlos, no sigas leyendo. Sobre aviso no hay engaño. (Además, también carece de sentido).


Lo bueno


Capaldi. Creo que después de lo tremendamente irregular en cuanto a guiones de la temporada pasada (de episodios raros como Listen, a terribles como Kill the moon, a tremendas genialidades como un pedazo de la season finale pasada), está temporada ha seguido demostrando que es un excelente actor. Si no fuera por él no sé dónde habría dejado la serie (para mi pedazos de la temporada seis y siete fueron muy pesados). Capaldi es de lo mejor esta temporada desde el minuto uno y generalmente no puedo despegar los ojos de la pantalla gracias a él.

DUDE!
Los dos primeros capítulos. Para empezar, desde Victory of the Daleks, los pobres villanos habían sido más bien irregulares. Asylum of the Daleks había tenido sus buenos momentos e Into the Dalek para mi se salvaba por poco. Aquí los Daleks no eran exactamente las grandes estrellas porque Davros se robaba toda la pantalla pero la verdad es que me devolvió mi fe un poco perdida en Moffat. Aunque sigo sin poder tolerar a Missy. No conozco a los Masters antiguos, más que a Simm, pero para mí que Missy no lo supera aunque Michelle Gomez es una actriz bastante buena y más me parece una carticatura... lo cual no tiene sentido, pero bueno.

Maisie Williams
El primer capítulo de Maisie Williams. The Girl Who Died es un muy buen capítulo a mis ojos. No exageradamente complicado, la resolución me gustó y me hizo reír y ¡tenía vikingos! Williams me pareció que hacía buen trabajo aunque Ashildr me pareció un personaje más bien medio típico. Pero me convenció y me gustó bastante. Lamentablemente ya hablaremos del segundo.

Las historias en general estuvieron entre lo bueno. No hubo muchas que flaquearan esta temporada como en la pasada. Y no creo que vaya a decir esto, pero la ausencia de Danny Pink ayudaba mucho, y aunque nunca se dijo de manera excplícita, me gustó que se notara que Clara corría toda clase de riesgos después de su pérdida. La primera despedida de Clara también estuvo entre lo bueno de la temporada, aunque nunca fui especialmente fan de Clara Oswald (en realidad, había capítulos donde me encantaba y capítulos donde me importaba menos, tampoco me parecía odiosa), pero me pareció mucho mejor pensada que la despedida de Amy y Rory (¡¿alguien quiere pensar en los hoyos argumentales de The Angels Take Manhattan?!). 

La explicación de la cara del Doctor estuvo medio chorra, pero me gustó. Básicamente porque incluía ver a Donna y Donna Noble es mi personaje favorito para toda la vida. Me puse en modo fangirl y eso que no salía más de 10 segundos. También salió el futuro padre de mis hijos pero que aun no lo sabe a.k.a Tennant, pero de ese últimamente tengo sobredosis.

El arco argumental de Ashildr/Me. Aunque The Woman Who Lived realmente no me gustó especialmente como capítulo, creo que la idea de Me de rescatar y ayudar a todos aquellos que el Doctor dejaba atrás es buena y en general me gustó la resolución de su trama, balanceando lo bueno, lo malo y lo absurdo.


Under The Lake / Before The Flood también me gustó. Me recordó a historias que hacía tiempo no veía en Doctor Who. Aunque la resolución realmente no me acabó de cuajar, todo estuvo relativamente bien hasta entonces.

Lo malo


Sleep No More. Se me ocurren otras cosas malas sobre esta temporada, pero ninguna llega al nivel de Sleep No More. Trama absurda, un intento inteligente de cambiar el formato que resultó en mierda absoluta, ninguna resolución que tuviera sentido... Nada. Me niego a seguir hablando de este episodio. Es tan malo que voy a tener que empezar a pensar que Love and Monsters y Kill The Moon son buenos.

Imagen de Hell Bent
Sí, eso mismo, me gustaría que los muertos se quedaran muertos. Que esto de las resucitaciones sorpresa la verdad es que no me sienta demasiado bien y sólo se lo compró a Marvel a veces... casi nunca de hecho. Lo de Osgood tiene una explicación porque existen dos Osgood (algo inteligente, la verdad), pero lo de Clara... Bueno, también tiene explicación en medio del wibly wobbly timey wimey. Al menos yo entiendo que Clara siempre morirá en mirando al cuervo, sólo que se tomará su tiempo en volver a Gallifrey y volará por el universo en la TARDIS robada que se ve como diner yanqui en compañía de Me un buen rato. ¿Saben lo que da eso para material de fanfiction? Sí, mucho.

No, nunca dejaré de usar este gif
PERO POR DIOS MOFFAT, YA HABÍAS MATADO A CLARA Y ME HABÍA DADO TRISTEZA. Esto se está conviertiendo en un barato The Vampire Diaries, esa seria donde resucita todo Dios, Merlín, Morgana y María Santísima. Creo que todos los que creamos historias, eventualmente, tener que dejar ir a nuestros personajes para crear otros nuevos y eso es exactamente lo que Moffat no hace (tampoco lo hacía Rusell T. Davies para el caso, pero el tenía la decencia de no matarlos antes, por lo menos).

Pedazo de una caca llamada Sleep No More
Creo también que la resolución del arco argumentar de la temporada, The Hybrid, pudo haber dado para más. Y que una explicación nimia del regreso de los timelords no me hubiera ido demasiado mal, la verdad, pero bueno, hay veces que sacrifican cosas por contar una buena historia. Sí, Moffat, sí, cuentas buenas historias, procura que no tengan ya no charquitos argumentales, sino océanos enteros como a veces tienen. (Pero te quiero, eh).

Además de que el Doctor matando a alguien, aun cuando sea otro timelord (el general), no me cuadra ni aquí, ni en china, ni en el universo paralelo que se ve en el espejo. ¿Estamos hablando del mismo Doctor que se negó a matar a The Master en The Last of The Timelords

Lo absurdo


Los lentes. No saben cuánto extrañe el maldito screwdriver. En serio, muchísimo. Capaldi se ve sexy con los lentes y ese look de chavorruco que tiene en los primeros capítulos. Pero no. No. No los lentes como sustitución del sonic screwdriver.

Capaldi, te ves bien. Ahora trae de vuelta el sonic screwdriver
El intento de trama que tenía The Woman Who Lived. No había nada más insustancial. El desarrollo de los personajes, bien, la idea de Ashildr siendo inmortal, bien, la idea de que su memoria no es infinita, al contrario de su vida, bien. ¿El maldito león? No. No. No. Sólo parecía una manera fácil de poner a Me en el papel antagónico un rato.

Por cierto, ¿podemos asumir ya que la trama de Orson Pink siendo descendiente directo de Danny y Clara era caca y olvidarla ya? Yo viviré feliz y contenta con el hecho de que a la mejor Danny Pink tenía familia y de ahí salió Orson.

En fin, en general me pareció una muy buena temporada, me gustó y ya sólo queda el especial de Navidad, en el que espero que River Song no esté en su modo Mary Sue (la amo cuando no lo está) y que sea lo suficientemente ridículo y dramático cual especial de navidad.

4 de diciembre de 2015

Dido para Eneas, María García Esperón | Reseña

Sinopsis: Tras la muerte de su padre y el asesinato de su esposo, Dido debe retomar fuerzas para fundar una nueva ciudad y lidiar con el asedio amoroso de Jarbas, rey de la tribu libia de los gétulos. Cuando el héroe troyano Eneas llega al recién erigido puerto de Cartago, la reina Dido se enamora de inmediato de él. Durante un tiempo gozan de su mutuo amor, pero los dioses, con sus caprichosos designios, tienen otros planes. Conoce esta historia narrada por la protagonista mientras te adentras en uno de los más apasionantes episodios de la Eneida.

Dido, también conocida como Elisa de Tiro, aparece como la fundadora de la ciudad de Cártago según fuentes griegas y romanas. Su origen varía según los mitos y las obras, pero todas coinciden en que, en Fenicia, Dido se casó con Siqueo, un sacerdote del Templo de Melkart en Tiro que escondía un tesoro que Pigmalión, el hermano de Dido, codiciaba. Después de la muerte de Siqueo, y al saberse usada por Pigmalión, Dido huyó a África, para fundar Cártago (en la actual Túnez), una ciudad consagrada a la diosa Tanit (en su versión fenicia, Astarté, o para otros: Venus). Es allí dónde se encuentra con Eneas, sobreviviente Troyano, hijo de Venus, que le pide asilo, y queda sellado su destino

Dido frente al espejo
Según el mito, Venus convence a Cupido para que haga que Dido se enamore de Eneas y no lo traicione, aun sabiendo que Eneas tendrá que abandonarla después. Este libro es la historia de Dido y su amor por Eneas. Es un libro pequeñito, de esos que se leen en un día y que yo hice durar leyendo de un capítulo en un capítulo hasta que ya no pude hacer que sus páginas me duraran más tiempo. La historia de Dido está contada al modo de los cuentos antiguos, donde existía el amor a primera vista y los dioses dictaban el destino de los mortales. Tiene un lenguaje curioso, un detalle que me pareció un detalle digno de mencionar: los diálogos y los pensamientos recuerdan a épocas antiguas, pero este es un libro para niños y es por eso que, a la vez, el lenguaje es simple y perfectamente entendible. 

El libro, además, está adornado por las ilustraciones de Omar Urbano, que son preciosas. Es una de las cosas que más me gusta de Ediciones el Naranjo, todos sus libros son ilustrados y parece que siempre dan con el ilustrador perfecto para cada uno de sus libros. No soy una experta en arte, pero las ilustraciones de este libro sí que tienen mi manita arriba de aprobado.

Este es un libro de esos que empiezan por el final. Ya saben, uno de sus pequeños desgraciados que te adelantan el final en la página uno y el resto del libro te preguntas cómo demonios llegaron a eso (a menos de que conozcas la historia de Dido y de Eneas, con lo cual, en ese caso, el final que no contaré no es ninguna sorpresa). Empieza con una carta de Dido, dirigida a Eneas, que tiene un tono un tanto extraño: parece que está llena de amor, pero a la vez es triste y desgarradora. Una combinación que funciona muy bien, créanme. 

Dido y Eneas, mirando Cártago
Te maldigo y no quiero maldecirte. Te amo y no quiero amarte. He tenido tus caricias y ahora tendré el filo de tu espada.
(Dido a Eneas).
Les presumo mi firma
Los personajes del libro recuerdan a los personajes de los antiguos mitos griegos, a los personajes de la Íliada, la Odisea y, por supuesto, la Eneida. Sus diálogos y sus acciones, todo recuerda a esos viejos personajes y a esas historias. Es increíble lo vigentes que pueden ser las viejas leyendas y los viejos mitos: sobre ellas se siguen escribiendo libros, historias, se siguen escribiendo versiones diferentes, una tras otra, quizá intentando entender el mito, volverlo real, simplificarlo o volver a contar una historia de otra manera. 

Por supuesto que recomiendo este libro. No se dejen engañar: no es sólo para niños. A pesar de su extensión y de sus ilustraciones es un libro que puede ser disfrutado por todos, especialmente por aquellos que disfrutan de los mitos griegos y romanos y de cualquier lugar. A los que conocen la historia de Dido y quieren revivirla. A los que conocen la de Eneas, y también quieren revivirla. A los que quieren una historia de amor a la antigua. Y si todavía no los he convencido, les dejo el Book Trailer aquí abajo, asegurándoles que este libro vale la pena (y de hecho, cualquier libro de María García Esperón que se les antoje vale la pena). 

Si lo leen, ¡disfrútenlo!

2 de diciembre de 2015

Como usar la raya (o guion largo) en los diálogos

Buenos días. Por favor, alcen las manos todos los que aspiran a ser escritores. O que escriben. O que ya son escritores, pero no tienen novela. O escritores en proceso de corregir sus novelas o cualquier cosa. Si quisiera cubrir todas las posibilidades, estaría hablando hasta mañana y no llegaríamos al punto de esta entrada jamás.


Voy a contarles una historia: si me dieran un peso cada que le digo a alguien que vaya a la RAE o busque cómo se usa la raya correctamente para escribir diálogos, ya sería rica o al menos tendría amasada una fortuna considerable. La verdad es un tema que me frustra mucho porque yo recuerdo que aprendí por repetición y por correcciones, leer manuales me ayudó poco o nada, también porque tenía trece años y una increíble falta de paciencia.

ADVERTENCIA PARA NAVEGANTES: No soy una erudita de la lengua española, sólo una ñoña que revisó toda la Ortografía de la RAE para aprender a puntuar. Soy humana y, como tal, tengo errores. (Y todavía me sorprende tener que especificar eso...)

Así que... ¡empecemos!


Para empezar, hay mucha gente que no conoce ni el guion largo (o raya) o espera que aparezca mágicamente cuando usa el guion corto (-) o el guion que no es tan largo del que me olvidé su nombre (–) o hasta el guion bajo ( _ ). No se burlen, conocí a alguien que escribía los diálogos con el guion bajo. Bueno, el guion largo o raya es este (―) y con él se escriben los diálogos; no valen las comillas inglesas, ni las francesas, ni cualquier otra cosa que se les ocurra. Estamos escribiendo en español

¿Cómo lo obtienen en el teclado? 

En Windows: Alt+0151.
En Mac: Alt + Shift + guión corto (-).

También pueden copiar y pegar, un patrón de auto corrección, un atajo en el teclado, lo que quieran. Aunque eso se los debo para otra entrada porque esta ya me va a quedar lo bastante larga. Sin embargo, creo que uno de los problemas principales de la mayoría de la gente es que no sabe dónde encontrar la raya y usan el guion. ¡Me he encontrado libros editados con guiones cortos! ¡GUIONES! (Desearía que fuera una broma).

Bueno, para empezar, la primera regla que se tienen que aprender, es que las rayas nunca van separadas de las palabras. Nunca. Jamás. En serio, jamás en la vida. En el caso de que estemos iniciando el diálogo, la raya va pegada a la primera palabra de lo que va a decir nuestro personaje. 
Así:
―Vine por el anuncio. ¿Fitzwilliam Harper?
No así:
― Vine por el anuncio. ¿Fitzwilliam Harper?
En este caso tenemos una intervención simple, sin ninguna clase de acotación por parte del narrador. ¿Qué hacemos cuándo hay acotaciones del narrador? ¿A qué palabra pegamos la raya? ¿A la de la acotación? ¿A la del diálogo? ¿O hay un espacio? Bueno, bueno, antes de entrar en pánico, la raya va pegada a la primera palabra de la acotación del narrador. Además de que la acotación se iniciará con minúscula si el verbo que continúa es un verbo comunicativo (por ejemplo, hablar, contar, decir, preguntar, inquirir, etcétera) o si no hay ningún punto antes. Y por ningún motivo, si el diálogo no continúa, tenemos que poner otra raya al final. ¡Por ningún motivo!
Así:
―¡Usted me dijo que viniera! ―reclamó Kane.
No así:
―¡Usted me dijo que viniera!― reclamó Kane.
Tampoco así:
―¡Usted me dijo que viniera!―reclamó Kane.
Mucho menos así:
―¡Usted me dijo que viniera! ―Reclamó Kane.
Menos así:
―¡Usted me dijo que viniera! ―reclamó Kane.
Si el diálogo continúa después de la acotación o intervención del narrador sí tenemos que poner la raya que va al final de la acotación, aunque esta vez no va pegada al diálogo, sino a la última palabra de la acotación del narrador.
Así:―¡Usted me dijo que viniera! ―reclamó Kane. Pues aquí estoy.No así―¡Usted me dijo que viniera! ―reclamó Kane―Pues aquí estoy.
En medio de un diálogo, pueden hacer las acotaciones del narrador que crean necesarias y todas siguen las mismas reglas que ya enuncié arriba. Además, después de una acotación del narrador no es obligatorio poner un punto y seguido; por ejemplo, se pueden poner comas, puntos y comas o dos puntos (e incluso se puede no poner nada) según se ajuste a la oración que están utilizando. Lo único que nos se pone después de la acotación del narrador, sino en el mismo diálogo son los puntos suspensivos, para marcar aun más la pausa. 
Ejemplos
―La señorita rubia que estaba allá ―se corrigió― le manda esto.
―Gracias a Alexis. Yo no estaba rentando nada ―se apresuró a aclarar Harper―; ella nos engañó a los dos.
―No lo sientas ―dijo, rechazando su lástima―, es pasado.
―Pero eras policía… ―dijo Kane―. Podrías haberlo enfrentado.
Muy bien. Ahora, seguramente han visto que, en algunos casos, hay un punto y seguido antes de la acotación del narrador y esta empieza con mayúscula, como si fuera una oración completamente diferente. Esto ocurre generalmente cuando la intervención del narrador no tiene ningún verbo de índole comunicativa (hablar, decir, contar, comentar, responder, preguntar, pedir, etcétera) y no va a hacer ninguna acotación sobre el diálogo en sí, sino sobre las acciones del personaje. La regla no es absoluta, tiene sus excepciones, por supuesto, pero si apenas van empezando analizarlo de esa manera va a ayudarles mucho (al menos a mí me sirvió). ¿Quieren ver algunos ejemplos? Las reglas para poner las rayas (o guiones largos) son exactamente las mismas. Nada varía
Algunos ejemplos:
―Ah, tú también estás aquí. ―Se asomó y vio a Kane―. Y el periodista. Maravilloso, sencillamente maravilloso.
―¿Qué puede merecer que se roben el corazón de las personas? ―No solían tocar demasiado el tema, pero los últimos días salía hasta en la sopa.
―Maldición, Kane, parte de la magia de la exposición es que esté aquí precisamente. ―Roni había hecho un énfasis especial en la palabra aquí.
¿Ya todo les parece más fácil? No se preocupen, ya casi acabamos. La raya tiene muchos, muchísimos usos y escribir diálogos quizá no es tan simple como yo se los estoy poniendo aquí. Estoy sintetizando lo más sencillo como una introducción para aquellos que no tienen ni idea de sus usos. Escribir diálogos es algo increíblemente flexible, pueden ser tan largos como ustedes quieran, pero siempre recuerden que tienen que ser naturales, tener tantas acotaciones como sea necesario para el narrador o para la historia. Así que seguramente se han encontrado con el siguiente problema: ¿qué carajos se hace cuando sus diálogos tienen más de un párrafo? ¿Se abre otro guion? ¿No se marca nada? Bueno, se hace así: 
―Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit ―el narrador dice algo―, nunc sit amet est nunc. Mauris tincidunt ipsum a mi vehicula, in mollis nisi tincidunt. Aliquam sagittis nisl tortor, ut aliquam urna sodales quis. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus.
»Sed nec orci nibh. Suspendisse hendrerit, tellus vel pharetra hendrerit, felis enim placerat risus, nec tincidunt elit orci et magna. ―Otra acotación de narrador―. Nunc aliquam id ligula a feugiat. Mauris consequat vel enim tristique pretium. Aenean gravida nibh nisl, sed auctor nisi condimentum et. Vestibulum non elit tempus, convallis ipsum et, euismod velit.
Sí. se ponen las comillas angulares de cierre al empezar el segundo párrafo del diálogo. Ojo, son las comillas angulares de cierre (») no dos signos de mayor que (>>); sí, me sigue desconcertando la gente que las confunde. La única diferencia es esa, todo lo demás es igual a como les puse allá arriba.

Pues bien, de momento eso fue todo. Mi fuente es la Ortografía 2010 de la RAE, que pueden consultar en la página de la RAE... o haciendo click en el link que ya les dejé. La raya o guion largo tiene muchos otros usos (listas, a modo de paréntesis, etcétera) y si la consultan pueden encontrar muchos más ejemplos de diálogos mucho mejor explicados que lo que yo les dejé aquí for dummies. Si tienen dudas o quieren que agregue algo más (siempre que tenga que ver con el uso de la raya en los diálogos), pónganlo aquí abajo en los comentarios y por supuesto que puedo poner más ejemplos.