Divagaciones de una Poulain
by Nea Poulain
Mostrando entradas con la etiqueta Mejores lecturas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mejores lecturas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de enero de 2021

Oscars Literarios (X)

La tradición de llamar a mis mejores lecturas los "Oscars Literarios" (academia conformada por una sola persona: yo) nació hace exactamente diez años, cuando un amigo lo hizo a modo de tag en su blog, Andrea de quince años se enamoró del formato y decidió que lo iba a usar. Nadie me puede tachar de inconsistente a los veinticinco, si lo sigo usando porque me permite nombrar un montón de lecturas variadas (al usar categorías inventadas por mí que son inconsistentes como nada en este mundo porque cada año cambian según lo que considere agregar) que me movieron el piso. No dependo de top tens o un número equis de lecturas y aún así se siente que entre mis elecciones hay un orden. Todo lo aquí mencionado me gustó mucho, no hay ningún libro por encima de otro.

El 2020 fue un año muy malo personalmente y muy bueno en la cuestión lectora. En la primera parte no vamos a ahondar, pero en la segunda sí: hubo muchos libros y muchas obras que me acompañaron durante largos meses de cuarentena (que sigue en pie) y de tiempos difíciles (ya hay algunas lecturas mencionadas en el área de narrativa gráfica en mi Top Ten de cómic, manga y webcómic). Por esto, esta entrada es larga. Vayan a prepararse un cafecito, vamos a estar aquí un rato. Si quieren ver las mejores lecturas de 2019, están acá.

Mejor trama

Creo que de los libros que más me gustó este año, esta mención en especial es para Los recuerdos del porvenir de Elena Garro. Fue una de las elecciones de lectura en Librosb4tipos este año, lo leímos durante el mes de abril; para mí fue uno de mis grandes pendientes, de esos libros que me miran desde el librero (porque este es uno de los pocos que tengo en físico, producto de la biblioteca familia) por años y años hasta que los quito. Esta es una de las primeras novelas que fueron catalogadas como realismo mágico (cuando era más una etiqueta comercial que el único genero dentro de lo imaginativo aceptado en el canon latinoamericano), por cierto. La recomendé extensamente en una reseña que le hice.  

Mejor escritora

Este fue, sin dudarlo ni un segundo, el año de Ursula K. LeGuin. Ya me había adentrado en su obra antes, pero tenía pendiente conocerla más a fondo y extensivamente. Durante este año leí El nombre del mundo es bosque, por ejemplo, que me gustó mucho; La rueda celeste, que probablemente sea de mis favoritos entre los que leí; Lavinia, que conociendo mi gusto por el recuperar las voces de las mujeres de la mitología era obvio que me iba a gustar, y Un mago de Terramar, como parte de la maratona Guadalupe Reinas (que termina hoy), también de mis favoritos. Así, pues, no queda duda que este fue su año. Planeo seguir leyéndola durante 2021. 

Mejor protagonista femenina

Aquí voy a mencionar a dos de la misma obra. Sin las voces de Red y Blue, This is How You Lose the Time War no sería lo que es. Esta es una novela co escrita por Amal el-Mohtar y Max Gladstone. La manera en la que usan el lenguaje estas personajas, a través de la pluma de sus escritores es algo magistral, de lo que hablé muchísimo en la reseña que hice del libro. Este es un libro de ciencia ficción donde dos agentes en bandos contrarios se van encontrando a través de cartas y a través de ellas también van enamorándose y conociendo a la otra. Es una historia maravillosa, donde el lenguaje juega mucho con cómo vamos adentrándonos en ella y definitivamente es de lo mejor que tuvo este año.

Mejor protagonista masculino

Creo que No. 6 de Atsuko Asano sin Nezumi difícilmente sería la obra que es. En el top de manga y cómic hablé del manga, pero ahora mismo también quiero reconocer a las novelas ligeras que escribió, con todas su capas y con todo ese trasfondo sobre sobrevivir y cambiar el mundo. A pesar de haber leído una traducción amateur del japonés (cosa que siempre juega un poco en contra del lenguaje, pero es la única manera de leer muchas de estas obras), aprecié mucho las capas que la autora le dio a sus protagonistas, a su historia, a su manera de contarla y a cómo escogió contarla. Específicamente Nezumi, en todas sus facetas, fue una de las grandes espinas dorsales de estas novelas ligeras. Como lectura me acompaño mucho durante el 2020, también. Escribí una reseña por si quieren saber más.

Mejor manga

Este ya lo saben si leyeron el top que hice, pero para sorpresa de absolutamente nadie la elección es Witch Hat Atelier de la mangaka Kamome Shirahama. Sí, les estoy haciendo bullying para que lo lean. Sí, incluso si no leen manga. Es una historia para todas aquellas personas que amen la magia, las historias de brujas y los sombreros puntiagudos. Bueno, es mucho más que eso, pero por ahí podemos empezar. En México, para dato de ustedes, lo publica Panini; en España, Milky Way. Sigue la historia de Coco, que se convierte en aprendiz de Qifrey, y del resto de las aprendices de su atelier. El arte es de las cosas más bonitas que he visto en años leyendo manga. No se van a arrepentir de intentar leerlo.

Mejor webcómic

Este es para Novae de KaiJu. La verdad es que este año leí varios webcómics que me gustaron muchísimo, pero este fue el que más me acompañó y de los que más me gustó. Sulvain y Raziol, los protagonistas, con toda su curiosidad por las estrellas y el universo, me acompañaron bastante durante varios meses de pandemia y la manera increíblemente sensible en la que está construida la historia pudo mucho conmigo y con mis gustos. También, como punto fuerte de esta historia, menciono el trabajo artístico que tiene detrás. Es algo maravilloso.

Mejor cómic

Es Monstress de Marjorie M. Liu y Sana Takeda, ni le busquen. Creo que es la segunda o tercera vez que repite, yo no sé. En específico me refiero al tomo 4, que es el que leí durante el 2020. No sé ya qué decirles que sea nuevo sobre esta historia, pero si están buscando algo de fantasía épica, les recomendaría asomarse a ella. Sana Takeda tiene un estilo de arte que me gusta mucho y los guiones de Marjorie M. Liu me fascinan por su manera de construir la historia. Por si les interesa introducirse en la historia, hice una reseña de los primeros tres compilados, el Libro I. Pronto, sospecho, habrá una reseña del Libro II.

Mejor libro ilustrado

Aquí elegí poner Mary Jo de Anna Pessoa que fue una de los grandes descubrimientos en Literatura Infantil y Juvenil y sus ilustraciones son una parte importante de la historia. También fue un gran descubrimiento en esto que le dicen literatura de iniciación, porque de repente tengo muchos problemas con cómo se enfoca, detesto esa idea de "hay que ser amigo de todos", pero sin nunca decir que hay que aprender poquito a poquito a ser responsable con nuestras amistades; tampoco me gusta lo moralino. (Una de las razones por las que me gusta La auténtica Susi de Nöstlinger es precisamente porque después de los diarios vemos que Susi y Paul no son amigos-amigos ya y esto está bien, no es necesario ser amigo de alguien para llevar la fiesta en paz y quizá no vas a mantener todas tus amistades todo el tiempo). Mary Jo es impresionante porque es una carta. Y en ella la protagonista detalla su vida, sus sentimientos, sus incomodidades. Es un libro que me hubiera gustado mucho de adolescente, además, porque entre lo importante de las ilustraciones, la traducción tan buena que le hicieron en El Naranjo y el carisma de Mary Jo, adoré. Total, si quieren saber más que ya me extendí, pueden leer la reseña.

Mejor personaje secundario masculino

Este año releí el primer libro de La saga de los confines de Liliana Bodoc, Los días del venado y lo adoré de nuevo. Recordé todo mi amor por todos sus personajes: la Vieja Kush, Kupuka, Wilkilén, Kuy-Kuyén y, especialmente, Kume. Es mi favorito de ese libro, si pudiera ordenarlos a todos por orden y señalar a uno. Porque reconozco su miedo, sus errores, su necesidad de enmendarlo todo y la creencia de que sólo puedo hacerlo solo. Porque siempre su última escena en el libro me llega muy hondo y porque lo quiero mucho. No les puedo contar más sin contarles todo el libro, pero sí tengo una reseña por si desean adentrarse en los Confines, probablemente una de mis sagas favoritas.

Mejor personaje secundario femenino

La elegida es Hera de Lore Olympus de Rachel Smythe. Este webcómic también quedó muy arriba en mi top y me encanta cómo retrata a Hera especialmente. Como aborda la mitología y las relaciones humanas es algo maravilloso, un muy buen trabajo, pero especialmente Hera es un personaje que me encanta (hay quien suele sólo reducirla a una diosa celosa y malhumorada y esa representación me parece, cuanto menos, que se queda muy corta). Les recomiendo mucho mucho conoce Lore Olympus. Todavía no le he hecho una reseña en forma, pero lo haré pronto.

Mejor libro de no-ficción

Este año leí menos no ficción que otros años, pero aún así hubo varios que destacaban y tuve que elegir sólo uno. Una editorial compiló varios ensayos, discursos y artículos de Mao Tse-Tung en una colección llamada Arte, literatura y revolución que me gustó mucho. Como anécdota, diré que el 2020 se me hizo tan largo que veo algunos de los libros de esta lista (los que leí en la primera mitad del año, como este) y siento que los leí en un año diferente. Bueno, total, el libro toca varios temas generales y es un buen punto de partida si siguen viendo esa idea de que "la gente pobre [dicho en tono despectivo, porque así es la gente, de veras] no busca la cultura porque no la entiende/es tonta/otra excusa pendeja aquí". Muy buena colección en general.

Mejor libro infantil o juvenil

Este es para El fuego verde de Verónica Murguía. Fue uno de los libros que más me gustó, especialmente por su lore (ah, el bosque de las hadas y los elfos), por su amor a las historias épicas, por esta diferencia que hace entre la guerra que nos evocan los poemas y la guerra de verdad con todos sus horrores y por la protagonista, Luned. Hablé muchísimo de este libro porque, para cuando lo leímos, llevaba tiempo sin leer fantasía de este tipo y con la sensibilidad de Murguía y con las mujeres al frente (ah, Luned, me encanta) sin necesidad de ser guerreras; Luned es, en este caso, cuentera. Hice una reseña por si quieren saber más.

Mejor antología de cuentos

Pongo mejor antología porque si me hicieran elegir sólo un cuento estamos aquí hasta mañana. Dudé mucho porque leí muy buenas colecciones, como Insólitas (aunque esa tiene unos cuentos que medio meh) o los cuentos de Akutagawa o los cuentos de Ichiyo Higuchi en Crecer, pero al final creo que el mejor, el que más disfruté, el libro que más retó, fue definitivamente El poeta que le rugió a la luna y se convirtió en tigre de Atsushi Nakajima. Fue un gran descubrimiento que hice gracias a un manga (Bungo Stray Dogs) y no me arrepiento de nada. Sin tentarme la mano puedo decir que el mejor cuento que leí en todo este año fue La catástrofe de las letras, contenido en este libro. Que belleza, por dios. A eso aspiro cuando escribo, a que las letras y las palabras provoquen tantas cosas... Ay. Lean a Nakajima. Después de esto me quedó claro porque es un clásico japonés. Hay una reseña en el blog.

Mejor libro de poesía

Este año leí poca poesía pero tengo un libro que reconocer por encima de otros y se trata de Confín de Nadie de Jimena Jurado. Se lo voy a lanzar a la cabeza del próximo iluminado que me diga que no se puede escribir poesía en clave de ciencia ficción, para que lea los poemas que siguen a una cosmonauta en un mundo nuevo. Es un trabajo bien impresionante, hacía tanto tiempo que no me atraía tanto la poesía como cuando leí este libro (y miren que no es un género que me parezca difícil per se, sólo que te hace involucrarte mucho en la lectura, no puedes leerlo por encimita). Se los recomiendo si le pueden poner las manos encima.

Mejor libro de fantasía

Me hacían falta categorías para poner todos los libros que me gustaban, pero no hay nada que no se solucione inventando nuevas, porque, total, la Academia entera soy yo y vine a hablar de mis lecturas favoritas. Aquí dudé entre un libro y otro (que ya está en este recuento, sólo quedó en un lado diferente), pero al final decidí mencionar a Olvidado Rey Gudú de Ana María Matute. Es una obra espectacular. No sé por donde empezar a hablarles de este libro, si es tan impresionante. Es la historia del Reino de Olar, una historia sobre el Olvido y la pérdida de la infancia, incluso para aquellos que nunca la tuvieron; una historia sobre las historias, también, un poco. Tendrán que esperar a que me siente con tranquilidad y escriba la reseña para saber más, pero es un libro impresionante si quieren leer fantasía de corte épico, con historias de reyes, caballeros, princesas, ondinas y trasgos.

Mejor libro de ciencia ficción

Pensé mucho qué poner aquí porque no quería repetir a nadie, el punto es poner todas las lecturas que me gustaron y usualmente no me caben. Así que además de La rueda celeste y This is How You Lose The Time War, otro libro de ciencia ficción que me gustó mucho este año fue Ansibles, perfiladores y otras máquinas de ingenio de Andrea Chapela. Excepto dos cuentos, me pareció una colección muy buena de cuentos de ciencia ficción, creo que entiende muy bien cómo los géneros de la imaginación son sobre lo humano y no sobre ver quien sabe más de máquinas (en serio, no, no es para ver quien sabe más de máquinas). Hay historias muy buenas en el libro, que fue una de mis últimas lecturas del año y aún así se logró colar por aquí. Tendrán que esperar por la reseña, por supuesto.

Mejor libro


Una de las lecturas más gratificantes que tuve este año fue Kalpa Imperial de Angélica Gorodischer. Me maravilló completamente. A lo largo de varios cuentos e historias, la autora nos cuenta la historia del Imperio Más Vasto, desde las historias de los reyes y emperadores hasta las de los ladrones y aventureros. Además es un libro que ahonda mucho en la tradición oral, pues tiene narradores que pareciera lo interpelan a uno directamente. Fue una gran lectura, disfruté mucho el libro y se lo voy a recomendar a todo aquel que se deje. También le hice una reseña por si quieren saber más de él.

lunes, 6 de enero de 2020

Oscars Literarios (IX)

¡Por fin una entrada que sé que muchos estaban esperando y que ya es toda una tradición en el blog! Empecé a publicar mis mejores lecturas a modo de Óscares porque un amigo de hace mucho hizo una especie de Booktag con el formato y me gustó tanto que se lo pedí prestado y lo adopté para esto. Este es el noveno año al hilo que lo hago. ¡Ya son tantos! Ya por fin empecé a creérmela. 
  
    
Pero bueno, vamos a hablar de mi año lector. Leí más o menos setenta y tantos libros más doscientos y tantos tomos de manga y compilados de cómic y novelas gráficas (las cifras exactas están en el recuento anual). Fuera de que como ya vieron en el top ten que le dediqué al comic y al manga, considero que el año fue un año bastante mediocre en cuanto a lecturas de otro estilo. Hubo unos cuantos puntazos y libros que me gustaron mucho, y no lo sentí tanto hasta que intenté llegar este top y me costó trabajo como no tienen idea. A pesar de todo, todos los libros recomendados aquí (son más de diez) son de una excelente calidad y se los recomiendo todos. ¿Listos?

Mejor trama

  
 
Definitivamente Quién teme a la muerte de Nnedi Okorafor. Es una historia de fantasía un poco híbrido con la ciencia ficción que acontece en Sudán en el futuro y sigue las aventuras de Onyesonwu, una joven con poderes mágicos. La trama del libro está inspirada en el conflicto de Darfur, donde muchas mujeres negras fueron violadas (por árabes) para hacer una "limpieza racial": que sus hijos fueran más claros. Esto se aborda varias veces en el libro, además de que habla de la ablación (y de cómo es una practica tan interiorizada que muchas mujeres la perpetúan después con las jóvenes porque creen que de esa manera las protegen) y, en cierto sentido, sigue un poco el viaje del héroe. No les cuento más, puesto que pueden ver los detalles en la reseña de la que ya les puse el link.

Mejor escritora



Este año elegí a Meena Kandasamy después de haber leído Cuando te golpeo, una novela sobre una joven escritora que vive violencia en su matrimonio. Me pareció un libro magistral. Lo leí casi entero en un vuelo de la Ciudad de México a Mérida (no entero porque no es tan corto como para acabarlo en ese rato) y me sorprendió. Hablaba mucho del lenguaje, porque, ambientado al sur de la India, era una mezcla de tres lenguas diferentes, y de cómo nuestra manera de hablar afecta nuestra manera de ver el mundo. También aborda la violencia que se da de puertas para adentro por parte de hombres supuestamente revolucionarios (y digo supuestamente, porque eso nunca puede ser permitido). No quiero contarles más porque ya les conté del libro con más detalle en la reseña y me estoy conteniendo para no aburrirlos.

Mejor protagonista femenina


 
Quiero que Persephone me empotré. No quiero darles muchos detalles sobre ella porque todo es un potencial spoiler cuando hablamos de The Wicked + The Divine de Kieron Gillien y Jamie McKelvie, así que sólo quiero decir que me fascinó desde el primer cuadro en el que la vi. La serie de The Wicked + The Divine, toda, completa, juega mucho con las referencias a muchas versiones de Perséfone, especialmente esas tan antiguas donde no es raptada por Hades, sino que llega al inframundo por su propio pie y sólo vuelve porque le ruegan que lo haga para que Demeter deje de sumirlos a todos en el invierno. Así es cómo se gana el nombre de Perséfone, aquella que destruye, she who destroys. En fin, les cuento eso para no contarles el cómic, pero los invito a leerlo. 

Mejor protagonista masculino


 
Es Ash Lynx, Banana Fish de Akimi Yoshida. Estas dos categorias se las llevaron cómic y manga porque no pude pensar en nada mejor que estos dos personajes, en serio. La manera en que Akimi Yoshida construyó y creó a Ash es impresionante. (En la palabra resiliencia, del diccionario, está su foto, lo juro). Siempre me preocupa que los personajes estén definidos por su tragedia únicamente y Ash es un personaje que, al momento de inicio del manga, tiene mucha carga trágica; pero eso no es lo único que lo define. Ya desde el primer volumen se admira su lealtad, la manera en que protege a los suyos, a aquellos que le importan y el manga explora muchas de sus facetas. Así que, bueno, ya se los recomendé, pero si quieren llorar, lean (y vean) Banana Fish.

Mejor cómic

  
  
Bueno, aquí va la avalancha de cómics, mangas (les juro que luego hay variedad de lecturas). Aquí elegí Doom Patrol (porque The Wicked + The Divine quedó arriba y no quiero repetir, sino que quiero recomendar la mayor cantidad posible de lecturas). En este caso, quiero resaltar especialmente el run de Grant Morrison. Los tomos que escribió para esta serie son maravillosos, Crazy Jane, un personaje de su creación, me encanta y me gusta mucho cómo habla de estos héroes que lo son casi por accidente. No me voy a cansar de decirlo, pero el arco argumental de La pintura que se comió París es de los mejores que he leído en mi vida en cuestión de narración gráfica. Más detalles los pueden consultar en la reseña, claro.

Mejor manga


 
Bueno, si leyeron el top ten pues esta categoría no es ninguna sorpresa así que voy a tratar de ser lo más breve posible: es Fullmetal Alchemist de Hiromu Arakawa. La historia de Edward y Alphone Elric me llegó al corazón y me parece uno de los mejores shonen de la historia, punto pelota. Además es una serie que siento que tiene un final perfecto. No es apresurado, no deja cabos sueltos, no se alarga de manera innecesaria, le hace justicia a todos los personajes. Les recomiendo leerlo, incluso si no leen manga. Ya no sigo porque ya los atosigué muchísimo con esta serie todo el año y seguro ya les cayó el veinte de que lo recomiendo.

Mejor libro o álbum ilustrado



Este año sí elegí un libro ilustrado y no un álbum y se trata de El velo de Helena de María García Esperón, ilustrado por Claudia Navarro. Lo publica El naranjo (cosa que dejaré caer como si nada). Es un retelling de La Iliada de Homero desde el punto de vista de Helena, reina de Esparta y princesa de Troya. Me fascinó. Tengo la reseña empezada y este mes la van a leer, pero por lo pronto les puedo adelantar que hay un pedazo donde habla de amor (específicamente del enamoramiento) que me fascinó muchísimo. Por otro lado, las ilustraciones de Claudia Navarro complementen muy bien el libro y son perfectas para la historia que está narrando Helena. Me gustó muchísimo así que pueden leerlo, lo recomiendo muchísimo.

Mejor personaje secundario masculino 



Aquí quiero reconocer especialmente a Seido Takizawa de Tokyo Ghoul (y Tokyo Ghoul:re), del mangaka Sui Ishida. Al principio es un personaje que está casi siempre al fondo de la historia, muy secundario y que no te das cuenta, pero se te mete en la piel. Empieza a cobrar importancia rumbo al final y tiene un capítulo que me impresionó mucho. Sin hacer mucho spoiler de sus circunstancias, es un investigador de ghouls y Ishida le dedica un capítulo entero a su vida diaria donde desea desesperadamente no morir. Se ve enfrentado a la perspectiva de su propia muerte y en todo el capítulo se puede sentir esa desesperación total y ese miedo a la muerte a través de las imágenes que vemos de su rutina. Es uno de los personajes que más sentimiento me dan en Tokyo Ghoul (donde casi todos me caen bien, con excepciones) y creo que merece el reconocimiento. Además de que el manga me encantó.

Mejor personaje secundario femenino

 
 
A ver, Tane, la dragon rider de The priory of the orange tree de Samantha Shannon. La verdad, a pesar uno de los puntos de vista desde los que estaba contados la historia sentí que se quedó sólo en un personaje secundario, pero que tenía mucho potencial y que tiene una historia muy interesante. Además, no quería dejar de reconocer al libro porque, si bien no fue una lectura perfecta, si creo que es una muy buena lectura en fantasía épica escrita por mujeres donde, además, hay una pareja lésbica. No son muchas las mujeres que publican tochos como los señores y este de Samantha Shannon me gustó bastante (aunque sigo preguntándome por qué lo venden usando el éxito de Game of Thrones... capitalismo, debe de ser). Se los recomiendo.  

Mejor libro de no ficción


 
Leí muchísimos este año (esperen en algún futuro, espero cercano, una entrada con recomendaciones de libros de no ficción), pero al que quiero reconocer es a La fosa de agua de Lydiette Carrión, que habla sobre los feminicidios en el Estado de México, las desapariciones de adolescentes en el área de Los Héroes Tecamac (Ecatepec) y los cuerpos que fueron encontrados cuando se dragó el Río de los Remedios. También aborda el caso de El Mili Palafox, que fue muy sonado en el Edomex (y aparentemente en ningún lado porque maldito país centralizado). Aunque es un libro desgarrador creo que es un libro muy necesario para entender lo que está pasando en el Estado de México, y para que por fin, chingado, nos volteen a ver. Se los recomiendo mucho (no sé si esté disponible en bibliotecas, pero si no tienen posibilidades de comprarlo y les interesa, mándenme un mensaje a mi twitter). Les tengo una entrada sobre el libro pendiente.

Mejor libro de literatura infantil y juvenil

 
  
Hubo varios contendientes porque a mí me fascina la LIJ, pero creo que finalmente ganó Gravedad Artificial de M. T. Anderson. Está publicado por el Fondo de Cultura Económica en la colección A través del espejo. No he escrito la reseña (es otra de las que tengo empezadas a ver para cuando), pero lo que les puedo adelantar es que es la clase de ciencia ficción que quiero escribir. Es un libro tremendamente humano y es un libro que critica el hecho de que todo en el mundo se ha vuelto un producto. Todo se compra, se vende y, de repente, no somos más que un perfil de un potencial comprandor. Se los recomiendo muchísimo, M. T. Anderson me cae muy bien.

Mejor antología de cuentos

  
   
Aquí no puedo mencionar otro que no sea La cámara sangrienta de Angela Carter. En esta antología la autora recuperó muchos cuentos clásicos de la literatura y los retomó desde el punto de vista de las mujeres. Los reinventó desde la voz de sus protagonistas. El cuento que le da título al libro es maravilloso. También la reinterpretación de La bella durmiente es una cosa muy hermosa. Por otro lado, debo mencionar que la edición publicada por Sexto piso trae ilustraciones de Alejandra Acosta que son preciosas. No me gustaría extenderme tanto, pero pueden leer la reseña que le hice al libro.

Mejor libro de poesía 

     
  
La lectura del maratón #GuadalupeReinas2019 que sí se metió a mis mejores lecturas del año (lo cual me da tranquilidad, saber que siempre hay algo que leo en ese maratón que me gusta tanto y hace valer la pena los libros malos que me hacen tropezar por el camino) es Comunidad Terapéutica de Iveth Luna Flores. Les juro que nunca había leído poesía como esta (quizá porque tampoco leo tanto, pero bear with me, por favor). Es otro libro que me desgarró por dentro y me hizo pedacitos, pero que les juro que valió la pena cada segundo que pasé leyéndolo. No le he hecho una reseña pero saldrá en las entradas que vienen, puesto que planeo hacer un recuento de mis resultados del maratón con mini reseñas (ya que se termina hoy oficialmente).

Mejor libro


    
Mujer y lucha de clases de Alexandra Kollontai. Sí, es cierto que ya había leído todos los artículos que traía el libro, pero revisitarlo fue toda una experiencia. Estoy convencida de que libros como estos siempre hay que releerlos porque siempre te hacen reflexionar un poco más. En este caso, hice unos apuntes a los que les dediqué una entrada completa y pude articular varias críticas que tenía atoradas sobre diferentes temas. Disfruté muchísimo esta lectura, así que no hay año que no les recomiende yo que lean a Alexandra Kollontai: les juro que no tiene desperdicio.

martes, 8 de enero de 2019

Oscars Literarios (VIII)

¡Bienvenidos a la octava entrega de los Oscars literarios del blog! Se toma en cuenta todo lo leído durante el año 2018. Tuvieron que esperar algunos días, pero les juro que este top vale mucho la pena. Como siempre, hice algunos cambios en las categorías para adecuarlos a lo que leí este año, borré algunos géneros que no leí este (esperemos que vuelvan el próximo) y pues, sin más dilación, aquí están las mejores lecturas de 2018 para mí.


Mejor trama



Este, por supuesto, es para el magistral libro de El ministerio de la felicidad suprema, de la escritora india Arundhati Roy, que nos cuenta la historia del conflicto en Kashmir entre las páginas de su novela mientras lo entrelaza todo con la vida de una hijra de Dehli que vive en el barrio musulmán por excelencia. En las más de 500 páginas del libro, la trama se va entrelazando y los distintos personajes van contando sus propias historias mientras se habla de los conflictos en el país y las guerras que han ocurrido desde la partición. Muy interesante toda la historia, de verdad se los recomiendo.

Mejor escritora



Este puesto es, sin duda alguna, para Alexandra Kollontai. 2018 fue un año en que me decidí a explotar sus libros y sus artículos y salí encantada. Ya lo dije, Kollontai cura las dudas, el alma, lo cura todo. Su manera de explicar es tan sencilla que me sorprendí de lo claras que me quedaban cosas que no me habían quedado antes. La admiro, me gustaría que todos en el mundo en algún momento la leyeran (por eso le he dedicado bastante contenido este año y, por supuesto, seguiré haciéndolo en 2019). No olviden darle una revisada a sus escritos porque casi todo está disponible en internet. 

Mejor protagonista femenina



Sin duda alguna, creo que este puesto es para Agnes Magnusdottir de Ritos funerarios de Hannah Kent. Agnes Magnusdottir fue la última mujer condenada a muerte en Islandia por un asesinato y en este libro, Hannah Kent la recupera y nos muestra una versión novelizada de lo que pudieron haber sido los hechos. Agnes brilla en este libro, de verdad. La quise mucho durante todas las páginas de Ritos Funerarios y, a pesar de que conocía el final, no pude evitar sentirme triste por su destino. Me gustó mucho el libro y, por supuesto, lo recomiendo. Además, no creo que lo hubiera leído si no hubiera sido por la Travesía Feminista de Libros b4 Tipos.

Mejor protagonista masculino



Aquí no sabía qué poner, la verdad, me costó mucho decidirme entre algunos, pero creo que el título se lo merece Punkzilla, el adolescente que le da el título al libro de Adam Rapp. Me fascinó su historia, la manera que tiene el escritor de mostrar su vulnerabilidad, cómo cuenta la historia, la fortaleza de la que Punkzilla es capaz y, pues eso, la muestra de que no todo en la literatura juvenil son los chicos malos de las motos ni los inadaptados nerds, sino que entre ellos hay chicos rebeldes que no saben muy bien cuál es su lugar en el mundo, pero que ahí están, contando sus historias, deseando ser oídos. Les recomiendo mucho el libro que pueden encontrar en el FCE en la colección juvenil. 

Mejor cómic, manga o novela gráfica



Este año leí bastantes comics y no me decidía que poner, pero sin duda creo que este año el reconocimiento tiene que llevárselo Monstress de Marjorie M. Liu y de Sana Takeda. Quedé encantada con la historia y con el arte de este comic. Complicado como el sólo, claro (pero bueno, a mí me gustan las cosas complicadas, si mi manga favorito es de CLAMP), pero precioso y con una historia muy interesante. Apenas leí dos volúmenes, pero espero seguir estando tan encantada con los que siguen como con los primeros.

Mejor libro o álbum ilustrado



Aquí quiero hacer un reconocimiento para Nocturno de Isol. Admiro mucho a la autora e ilustradora argentina y, bueno, este año tuve el placer de ver, por primera vez, un ejemplar de Nocturno y de tenerlo en mis manos. Nocturno es un recetario de sueños, es un libro que brilla en la oscuridad, donde cada ilustración no es lo que parece cuando la vez en la noche. Nocturno es un libro prácticamente único en su género y que les recomiendo revisar el día que lo vean.

Mejor personaje secundario masculino



Aquí me encantaría reconocer a Chacko de El dios de las pequeñas cosas. El tío marxista e intelecutal que se fue a casar a Inglaterra y tiene una niña inglesa y está orgulloso de ello con su familia. El dios de las pequeñas cosas es la historia de una familia que vive en Kerala, el sur de la india, ese pequeño lugar en el mundo donde comparten lugar los militantes marxistas con los religiosos cristanos y los hindúes y de repente algunos musulmanes y todo está rodeado de sincretismo. Chacko me sorprendió en el libro por los muchos matices que tiene, de verdad. Libro super recomendado.


Y pues no quería borrar a Chacko porque de verdad me encanta como Arundhati Roy plantea el personaje pero me vi en la necesidad de también reconocer a otro personaje maravilloso de otro libro maravilloso que leí los últimos días de 2018. Y pues mientras más buenas lecturas, mejor, ¿no? Bueno, aquí quiero aprovechar para hablar de H, de la novela Volver a casa de Yaa Gyasi. Tuve mis conflictos para elegirlo a él entre los distintos personajes (y ponerlo en esta categoría, porque es el protagonista de una de las historias que colectivamente conforman volver a casa), pero finalmente, creo que es el que más me gustó (aunque Yaw y Kojo quedaron cerca). Me fascina su historia, su fortaleza, sus convicciones, creo que es un personaje magnífico.

Mejor personaje secundario femenino



No me decidía a cuál de las mujeres de El vagón de las mujeres de Anita Nair poner pero finalmente me decidí por Margaret. Su historia fue una de las que más me resonó, que más me gustó (quizá no la que más), pero ella, en definitiva, es mi favorita. Su actitud de armas tomar, el deseo de tener el control de su propia vida, de recuperarlo de las manos de su marido, esa manera que tiene de caracterizar todo según elementos y soluciones químicas me fascina. Es la más divertida de las mujeres del libro, pero también la más aterradora. Les recomiendo el libro, seguro alguna de las seis historias les hará clic.

Mejor libro de no ficción



Aquí también tuve dudas porque leí grandes cosas en el género, pero finalmente el premio se lo lleva Nuevas perspectivas para la liberación de la mujer de Stefan Engel y Monika Gärtner, un libro bastante bueno, escrito desde el análisis marxista que analiza el movimiento de liberación de la mujer en el siglo pasado, específicamente en Alemania. Me falta escribir una entrada dedicándole un poco de tiempo, pero lo haré esté mes, creo. Definitivamente una muy buena lectura que ahonda en las limitaciones de algunas (muchas) corrientes feministas y en la situación material de las mujeres.

Mejor libro infantil o juvenil



Aquí voy a poner un libro que leí prácticamente al inicio de este año, pero creo que, aunque hay muchas cosas que se le han acercado, todavía ningún libro lo supera. La casa de los tres perros de Agustín Cadena, una historia de fantasmas ambientada en una vieja vecindad de la ciudad de México, que habla de la muerte, el duelo, la nostalgia de los fantasmas por la vida y todo lo embute en un libro apenas juvenil, con un fantasma enamorado de una niña viva y un montón de misterio. Muy recomendado, sobre todo si les gustan las historias del tema.

Mejor antología de cuentos



Aquí voy a recomendar cuentos de terror. Es un género que no leo demasiado, pero creo que este libro lo merece: El horrible sueño de Harriet de Anthony Horowitz. Son nueve (¿u ocho?, realmente nunca me acuerdo) historias macabras que me sorprendieron porque definitivamente representan una innovación en el género. Una cámara que mata todo lo que toma, una tina que en vez de agua echa sangre, una videojuego que te atrapa, todas las historias son magníficas y me costó adivinar el final, aunque de repente presentía lo que podía pasar en cada una de ellas.

Mejor libro


 
La única razón por la cual no exploté al poner el ganador de no-ficción es precisamente porque su principal rival ganó aquí: La mitad del cielo de Claudie Broyelle. Fue, sin duda alguna, una de las mejores lecturas del año. Mi pdf está lleno de anotaciones, de subrayados y de apuntes. Creo que ya he hablado demasiado de él, pero este libro habla de la experiencia colectiva de las mujeres en China en la época de la revolución cultural. Lectura ampliamente recomendada, y además disponible de manera libre en internet. 

viernes, 5 de enero de 2018

Oscars Literarios (VII)

Bueno, ya los hice sufrir (o más bien, divertirse, conociéndolos) con lo peor del año pasado, ahora vengo a recomendarles lo mejor en forma de Oscars Literarios a las mejores cosas que leí durante 2017. Todos los libros que aquí yo mencione son libros que tienen completamente mi sello de calidad y que les recomiendo leer en algún momento de su vida si les interesan aunque sea un poquito. Lamentablemente durante 2017 leí un chingo y sentí que muchos libros se quedaron afuera de esta selección, pero les aseguro que les estaré hablando de ellos y siempre recomendándoselos mucho. Como de costumbre, ningún libro repite premios, la cosa es darles variedad de buenas lecturas por sobre todas las cosas. Ahora sí, sin darle más vueltas al asunto, vamos con lo mejor del año 2017 para el Andrea Poulain, ¡los Oscars Literarios en su séptima edición!


Mejor trama


Para The Hate U Give de Angie Thomas. The Hate U Give es una historia sobre abuso y violencia policial en los Estados Unidos, es un testimonio contra la violencia racial y la falta de esperanza que existe al ir contra el sistema. La falta de posibilidades. Habla de la violencia sistemática que sufre la comunidad negra en los Estados Unidos. Muestra, sin decirlo abiertamente, la racialización de la pobreza. Es un libro para jóvenes con una historia muy dura, pero con personajes que la hacen extraordinaria y recuerdan, entre otras cosas, que no debemos olvidar las cosas, especialmente cuando es imposible pasar página porque juegas con un sistema que te va a obligar a dejarla inconclusa. Es una historia triste, pero también, como las historias que sí son ficción y no leemos en los periódicos, es una historia llena de esperanza.  

Mejor escritor o escritora



Este fue un poco difícil, porque conocí grandes escritores y escritoras este año. Pero, definitivamente, se va para una mujer que me hizo buscar y leer todos los libros suyos que pude encontrar: Martha Riva Palacio Obón. Ella es mexicana y escribe para niños y jóvenes, pero no tiene una escritura sencilla, no perdona al lector, sino que lo obliga a estar atento a las palabras y a la historia. Además, escribe con muchísimo sentimiento y eso me parece maravilloso. Escribe sobre temas que muchos adultos evitan tratar con niños, es una persona increíblemente interesante. Les recomiendo todos sus libros, especialmente sobre los que les he hablado aquí: Frecuencia Júpiter, Ella trae la lluvia y Buenas noches, Laika.

Mejor protagonista femenina


Aquí quiero reconocer a Lavinia de La mujer habitada, escrito por Gioconda Belli. No sólo de Lavinia, en realidad, pero no quiero revelarles algo del libro. La mujer habitada es un libro hermosamente narrado sobre la búsqueda de independencia, la emancipación de la mujer, la situación de una mujer de clase alta que busca vivir su libertad en un mundo lleno de que dirán. Pero no sólo eso, también habla de la dictadura y la guerrilla y la profunda desigualdad que es tan fácil de ignorar si no se mira al lugar correcto. La pobreza y la violencia que llegan como derecho de nacimiento cuando naces en el medio de una dictadura en América Latina y como Lavinia navega con toda su feminidad a lo largo de ese escenario. La mujer habitada es uno de los últimos libros que leí en 2017 y creo que me cambió para siempre. Lavinia es una protagonista increíble, que narra increíblemente un pedazo de la historia de Nicaragua. 

Mejor protagonista masculino


Nicolás, de Vengadora, escrito por Mónica B. Brozon. Me pueden los chicos buenos y marginados, que no encajan. Me pueden los chicos buenos que ayudan a las chicas fuertes a volverse super heroínas. Me pueden mucho. Nicolás es uno de esos chicos buenos y la verdad me encantó como acompañante de la protagonista, Sam. Me pareció un chico increíble, un personaje increíble que además, juega un papel muy importante en la historia de la protagonista que es la absoluta Vengadora. Mónica B. Brozón eligió escribir un libro sobre bullying y creó unos personajes increíbles y por eso hoy quiero reconocerle precisamente a Nicolás, que me mantuvo, junto con sus co protagonistas, totalmente pegada a la página mientras leía. No me pude separar del libro en ningún momento. Se los recomiendo increiblemenete. No olvidan leer la reseña.

Mejor comic, manga o novela gráfica


Este año leí un montón de comics y de manga y de novelas gráficas y la mayoría fueron impresionantes o al, menos, muy entretenidos. Pero uno se destacó sobre la mayoría y fue toda la historia de X-23 de Marjorie M. Liu. La historia del origen de Laura McKinney, Wolverine, es increíble y creo que no te da un solo respiro página tras página. Es una historia que cansa, porque es la historia de un experimento científico, pero contada desde el punto de vista de unos ojos profundamente femeninos (los de Marjorie) y creo que eso le suma muchísimo a la historia, le da una perspectiva más humana a Laura, a su madre, a sus familiares, a sus amistades y a la manera en la que se relaciona con el mundo. No sé por qué sospecho que un hombre la hubiera vuelto una máquina de matar con una ética medio volteada debido al tiempo que pasó como experimento, pero en vez de eso, obtuvimos un ser humano completo e increíble. Se las recomiendo mucho.

Mejor libro ilustrado


Este es para el Diccionario de mitos clásicos de María García Esperón, ilustrado por Amanda Mijangos. Soy una fanática de la mitología y este diccionario que contiene varios mitos de la tradición griega y romana narrados por la increíble María García Esperón que siempre le agrega una sensibilidad especial a todo lo que escribe e ilustrado por la gran Amanda Mijangos, que toma como referencia las ilustraciones que hacían los propios griegos y romanos es increíble. Es un libro para todos los niños y jóvenes y adultos interesados en la mitología. Además, a cada historia la acompaña un poema precioso. Se los recomiendo y espero poder hablarles de él con más calma y enseñarles las ilustraciones fantásticas que hay en todo el libro. 

Mejor clásico


Este año no había mucha competencia porque leí pocos clásicos, pero... definitivamente mencionaré a Agnes Grey de Anne Brontë. Me parece que tiene una trama promedio y que quizá no es el libro más sobresaliente entre todas las Brontë, pero tiene algo que valoro muchísimo: la historia de las mujeres invisibles. Agnes Grey es una institutriz y es, por tanto, una mujer que suele ser invisible, que sirve a otras familias más ricas y que vive dedicando su tiempo y todos sus cuidados a niños ajenos que no siempre los valoran. Casi cría jovencitas, les da lecciones y, aún así, para las familias es sólo alguien de clase inferior. Agnes Grey fue una lectura muy buena, que me recordó muchas cosas sobre las mujeres de épocas pasadas y que me recordó sobre como, históricamente, la mujer se ha dedicado al cuidado. Se los recomiendo bastante, es un libro bonito y, a decir verdad, tiene un final muy bonito. No olviden checar la reseña.

Mejor personaje secundario masculino


Kasim de American Street, escrito por Ibi Zoboi. American Street es una historia que me recuerda mucho a otro libro que está aquí en la entrada, The Hate U Give. Es otro libro sobre la violencia racial y la discriminación en los Estados Unidos, puesto que la protagonista es haitiana. Pero también es un libro muy diferente, puesto que es un libro sobre la inmigración y todas las experiencias que de allí salen. Kasim es un personaje más o menos secundario en la historia por momentos, pero que es, creo, una de las mejores personas que aparecen en un libro lleno de secretos. American Street es una historia donde los personajes hacen lo que tienen que hacer para sobrevivir, donde deben aprender a vivir en entornos que no son amables con ellos. Se los recomiendo totalmente, también. También, como muchas historias de ficción, está narrada desde la esperanza, al parecer. Me encantó. 

Mejor personaje secundario femenino


Fausta de La piel del cielo, escrito por Elena Poniatowska. Fausta es creo que mi doppelganger si yo me relacionara con Lorenzo de Tena. Le dice sus verdades, es feminista, lo encara porque él sólo quiere una lámpara que cocine en vez de una esposa. Fausta es, en La piel del cielo, un personaje magistral. Leí La piel del cielo como parte de la iniciativa Adopa una autora (a la cual les recomiendo unirse si es que aún no lo hacen) y debo admitir que fue uno de los libros más satisfactorios que leí en la vida: la historia de la comunidad científica en México, la historia de Lorenzo de Tena, como todas las mujeres de su vida lo mandan a la fregada. Fue un libro muy interesante y muy entretenido. Se los recomiendo bastante y por si acaso no los he convencido con todo esto, les recomiendo que revisen la reseña que escribí.

Mejor libro de no-ficción


Aquí tuve un debate sobre si poner a Mujeres, Raza y Clase de Angela Davis (les recomiendo revisar la reseña que le hice hace apenas unos días) o a La cara desnuda de la mujer árabe de Nawal el-Sadaawi. Finalmente decidí que pondría a Nawal el-Sadaawi por el simple hecho de que su libro era menos conocido, porque los dos libros me gustaron igualmente y hablan de temas parecidos (feminismos intersectados con raza y clase en poblaciones desfavorecidas). La casa desnuda de la mujer árabe explora el feminismo en el oriente medio y nos da mucho contexto histórico sobre Egipto y los movimientos de mujeres que allí se desarrollan. Habla de la ablación y de su relación con el mundo islámico (aunque la mutilación genital femenina es más antigua que Mahoma y no se limita al mundo musulmán), de los derechos reproductivos, de las libertades de las mujeres, del velo (y tiene una parte muy interesante sobre ello), del control masculino, del matrimonio, los hijos, de las pocas mujeres trabajadoras, del acceso a la educación, de las mujeres en el Corán y cómo las instituciones religiosas manipulan todo como les conviene, del contexto en el que fueron escritas varios fragmentos del Corán y de sus múltiples traducciones (todas sujetas a intereses de instituciones religiosas); habla, por supuesto, también de cristianismo y de judaísmo y de como son tan parecidas las tres grandes religiones en su historia de dominación femenina. Habla del origen de la prostitución en Egipto y la analiza como una institución patriarcal que explota a miles de mujeres en su país. Es un libro que recomiendo increíblemente y del cual les estaré hablando pronto.

Mejor libro infantil


Marte y las princesas voladoras de María Baranda. Leí este libro casi por casualidad, porque fue el que conseguí en una biblioteca digital de María Baranda, una autora de libros infantiles que quería conocer porque fue, este año, embajadora de la FILIJ. Marte y las princesas voladoras es un libro increíblemente tierno, que habla del amor en la familia. La protagonista tiene una hermana a la que sus papás le ponen más atención y le dan más beneficios y los vecinos no quieren. Es una hermana que tiene autismo y la protagonista nos cuenta de como es la convivencia con ella, de como admira su imaginación para crear juegos fantásticos en Marte con princesas voladoras. Además, las ilustraciones del libro son más que preciosas, de verdad. Creo que este libro es de los muchos que son para niños de 0 a 99+ años. No se pierdan la reseña que le hice y, ya saben, si está en lo mejor del año, está completamente recomendado.

Mejor antología de cuentos


Leí varias compilaciones este año, pero sin duda la mejor fue Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enriquez. La escritora argentina me dejó helada. Hacía años que no leía cuentos de terror que me dejaran paralizada y a la vez me encantaran como estos. Sencillos, aparentemente, pero llenos de personajes perturbados, probablemente sin muchos monstruos de colmillos y peludos, pero a cambio un montón de seres humanos terroríficos y rodeados de circunstancias terroríficas. Tuve la oportunidad de leer este libro en Bookmate y déjenme decirles que me lo acabé como en dos o tres días. No podía parar, cuento tras cuento, me era completamente imposible detenerme. La verdad, si están buscando leer un libro de terror, les recomiendo enormemente a Mariana Enriquez. Espero, pronto, poder hacerle una reseña en condiciones para contarles todo lo que quiero de este libro. Todos los cuentos están ambientados en Argentina, a menudo en Buenos Aires y, debo decirles, que la ciudad y sus calles abandonadas, sus puentes, son una enorme parte de la historia.   

Mejor libro de poesía


Este año, lamentablemente, leí poca poesía, a pesar de que yo tenía el propósito de leer más. De todos modos, claro que hay un ganador en este caso y es la compilación Cantar de espejos, compilado por Clarice Joysmith. La compilación es de poesía chicana y en ella participan varias reconocidas autoras chicanas que escriben sobre su poesía en inglés, pero la intentan conjugar con su ascendencia mexicana y sus experiencias de inmigrantes. Cantar de espejos tiene poemas de Gloria E. Anzaldúa, Ana Castillo, Liliana Valenzuela, Sandra Cisneros..., además de tener uno de los poemas más famosos de la tradición chicana: La loca de la raza cósmica. La verdad es que se los recomiendo mucho, especialmente si tienen interés en lo que escriben las chicanas y todo lo que tienen que decir sobre su identidad y la cultura de la frontera en la que viven. No tengo realmente nada más que agregar, sólo que espero hablarle de algunos de los poemas más a fondo.   

Mejor libro



La espera valió la pena. Creo que el mejor libro de este año para mí, como un todo, fue Nashville de Antonia Michaelis. La historia de Svenja y Nashville y todos los personajes que habitan en Tubinga me mantuvo pegada a las páginas y, después de haber visto a Antonia Michaelis en vivo y a todo color hablando de su libro, pensé muchas cosas más del libro. Me gustó su manera de hablar de la indigencia y la pobreza, del vivir entre líneas que los demás no notan. Me gusta que hable de relaciones humanas complicadas (¿acaso no lo son todas?) y me gusta que sus libros sean un misterio constante en los que nunca acierto qué va a pasar. Además, su estilo, que ya conocía de El Cuentacuentos, es profundamente melancólico y estoy enamorada de él. De verdad les recomiendo este libro.