Divagaciones de una Poulain
by Nea Poulain
Mostrando entradas con la etiqueta ENNEAD. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ENNEAD. Mostrar todas las entradas

sábado, 10 de febrero de 2024

Top 10 narrativa gráfica 2023

Llegó  y pasó la época de los tops y de las mejores lecturas y miren, aunque yo tenga poco tiempo para el blog algunas veces estas épocas son sagradas y nunca me saltaré las obligadas recomendaciones anuales de cómics, mangas, manhwas, manhuas o lo que se cruce. Este año leí un poco menos de cosas nuevas y dejé acumular otras; en resumen, tengo una lista de diez lecturas que quiero destacar. El orden es más o menos subjetivo y suelen tener preferencia historias que empecé este año. Aquellas en las que sólo me puse al corriente también aparecen, pero sólo pensando en los arcos más actuales y obviamente la cantidad de contenido pues les pesa

En fin, a lo que vamos. Mis diez cosas preferidas de narrativa gráfica este 2023. Ya saben que todo lo que yo mencione aquí va acompañado de mi recomendación.

10. My Hero Academia, Kohei Horiskoshi

La verdad es que Horikoshi brilla cuando le das círculos narrativos y este año tuvo la oportunidad de cerrar o desarrollar varios. Además de que el nivel de su dibujo anda muy arriba, ¿lo han visto? Disfruté mucho este año leer My Hero Academia, especialmente porque le di chance de que se me acumulara y luego ir leyendo con calma. Definitivamente aprecio mucho el desarrollo de los personajes, especialmente en lo que corresponde a Deku y Kacchan me parece brillante lo que ha hecho y sigo disfrutando de este manda como cuando empecé a leerlo. 

9. Vanitas no Carte, Jun Muchizuki.

 

Llevaba muchísimo tiempo con Vanitas pendiente en mi lista y 2023 fue el año con el que me puse al corriente con los volúmenes publicados hasta el momento. Me gustan mucho las historias de vampiros y disfruté especialmente de leer sobre Noe y Vanitas en esta historia. La verdad es que estoy muy deseosa de ver hacia donde se dirige y qué ocurre con ella, pero Noe es mi favorito y lo disfruto muchísimo. Además de que la mangaka tiene un estilo de dibujo muy bonito y limpio (qué líneas tan preciosas hace, Dios) y leer este manga fue muy hermoso por ello. 

8. Akatsuki No Yona, Mizuho Kusanagi


Creo que sigue posicionado como uno de mis shojos favoritos y de referencia. Es una gran historia y aunque en 2023 sólo me puse al corriente con ella, ha llegado a un punto muy álgido en el que otra vez volví a comprobar que Mizuho sabe perfectamente qué es lo que quiere contar, aunque no nos lo informe de buenas a primeras, pero ha estado hilando muchas cosas en la historia y la verdad no puedo esperar a ver a dónde me llega. 

7. ENNEAD, Mojito


Seth, mi vida, mi amor, mi bebé. Este año fue el año de leer parte de la segunda temporada de Mojito y la verdad es que sigo impresionadísima de cómo Ennead aborda la divinidad, las relaciones, el abuso, el poder, la redención y la expiación. Es muy refrescante ver a Seth en escenarios diferentes a los de la primera temporada y el verlo crecer, entender y sobre todo, permitirse sentir algo. Una de las grandes tragedias de Seth es justamente la manera en la que se ha cerrado al mundo porque el mundo ha sido tan sólo cruel con él. 

6. Heartless, Masumi Nishin


Leí varios mangas de un sólo tomo este año porque también los disfruto mucho, pero Heartless fue definitivamente mi favorito en esa categoría. Me encanta cómo aborda la corrupción en instituciones eclesiásticas, la persecución del mal, al mal mismo, el hacer hogar y el buscar comunidad, junto con aquellos que se quedan porque no tienen alternativas. Si les gustan las historias de demonios medio retorcidas, definitivamente este manga es para ustedes. 

5. Monstress, Marjorie M. Liu & Sana Takeda

Leí un par de volúmenes de Monstress en 2023 justamente porque llevaba tiempo con el cómic apartado y dije no es posible, hay que remediar la situación. Me sigue fascinando la manera en la que dibuja Sana Takeda y como Marjorie Liu va hilando poco a poco la historia. La verdad es que no tengo ni idea de cómo Maika va a salir del enredo en el que la metieron en el volumen cuatro o cinco, si no me equivoco, pero ya veremos. Y luego está el asunto de Tuya. Quién es, a quién sirve, qué hace. Definitivamente me preocuparé por leer al siguiente compilado sobre el que ponga mis manos. 

4. Bungo Stray Dogs, Kafka Asagiri & Sango Harukawa

Este es uno de los mangas mensuales que sigo al día y la verdad es que este año fue impresionante. Desde Bram Stoker hasta las revelaciones que se aventó Asagiri justo antes de fin de año la verdad es que creo que está en un gran punto de su serialización y el dibujo de Sango Harukawa siempre lo ha hecho un manga muy muy hermoso. La verdad es que muy merecido su lugar en mi kokoro y en este ranking. Se los recomiendo mucho si les gustan los misterios y la literatura, se llevarán una grata sorpresa.

3. Witch Hat Atelier, Kamome Shirahama

Este es el otro manga mensual que sigo sin falta y la verdad es que es impresionante lo mucho que ha logrado cautivarme la historia. Los personajes cada día tienen un desarrollo más impresiosante, el arte es precioso y la historia me llena el corazón. Cuando hablamos de fantasía siempre hablo mucho de este manga porque creo que entiende perfectamente lo que es el género y cómo aproximarse a él y las preguntas que se hace dentro de su narrativa siempre me dejan pensando en muchas cosas sobre la magia y las brujas. Es la obra que elegí para abrir el top tres y que lleva años sin bajar de él. Simplemente el cómo plantea a la magia, el amor por ella y el conocimiento además de los principios que les dio a sus personajes son algo impresionante.

2. Chainsaw Man, Tatsuki Fujimoto

Durante gran parte del año creí que este manga estaría hasta el puesto uno por muchas cosas:la mayor era el desarrollo de la relación de amistad entre Aki y Himeno; el cómo aborda la manipulación de Denji desde los ojos de Makima, y los temas de familia encontrada que aborda con Power, Aki y Denji, además de cosas relacionadas al arte, como toda la secuencia de Halloween que culmina con el spread en la biblioteca o la página de los astronautas y todo lo que culmina con ella. Creo que el arte es uno de los fuertes del manga, además de su commentary sobre el corporativismo (la interacción de Aki con la chica que ansiaba renunciar y finalmente no lo hace porque aún no le pagan su bono me llegó muy cerca). La verdad es que sólo leí la primera parte porque estoy dejando que se me junte más para la segunda, pero quedé muy sorprendida, más o menos como cuando leí Tokyo Ghoul. Sobre todo porque Tatsuki hace un punto al matar a sus personajes (la escena de Aki en duelo, por ejemplo, es una gran escena) y no hacerlo por el mero shock, sino porque son elementos o narrativas que aborda (el abandono, el duelo, la muerte como concepto cuando eres el soldado de alguien, la soledad). Me impresionó muchísimo y sólo no está en primer lugar porque algo más lo superó.

1. Requiem of the Rose King, Aya Kanno

El premio se lo lleva el manga de Aya Kanno sobre Richard III de Inglaterra, inspirado en la historia más o menos, pero más que nada en las obras Enrique VI y Ricardo III de Shakespeare. Aya Kanno hace una interpretación libre de ellas en la que Richard III es intersexual y tiene muchas cuestiones no resueltas con su género. Su madre lo llama monstruo y su padre eligió darle su nombre (su papá fue Richard, el duque de York, quien fue una de las personas que más o menos iniciaron el conflicto de la guerra de las dos rosas). Vemos su historia, su lealtad a York, su enamoramiento de quien que resulta ser el rey de los Lancaster, Henry VI, y su lealtad a Inglaterra. La verdad es que me encantó. Si saben un poco de historia ya saben que Richard III fue el último rey Plantagenet y que también fue el último rey de Inglaterra que murió en batalla. Aya Kanno hizo algo impresionante. Impresionante. Y esa escena donde le dicen, but has the woman ever been loved?, no saben lo que hizo dentro de mí. Aya Kanno tiene mi corazón, se los juro. 

Y esto fue todo por esta vez. Ahora que lo pienso con tanto top ya podría hacer hasta una guía de lectura de narrativa gráfica. Pero bueno, para cualquier cosa, ya saben que por el momento tengo mi Masterlist de Manga que recomiendo.

lunes, 2 de enero de 2023

Top 10 narrativa gráfica 2022

Se viene la época de los recuentos, los tops y las mejores lecturas. Aquí no es la excepción porque me gusta recomendar las cosas que me gustaron, voltear la vista atrás y ver qué leí, qué completé, qué me gustó y por qué. Lo primero que hago cada año es el top de narrativa gráfica. Este año tiene diez lugares y se compone de todo lo que haya leído en el año. Series que llevo al día, series que completé, etcétera. Tiene prioridad con lo que me haya puesto al corriente en el año, por cierto, a la hora de hacer la selección.

Encabezado de la entrada. To 10 de mangas y narrativa gráfica.

Por otro lado, debo decir que es completamente subjetivo, que se basa en mis experiencias de lectura y que, por supuesto, se los recomiendo. Este año sólo hay diez porque leí muchas menos que el pasado, que hubo quince,

10. My Hero Academia, Kohei Horikoshi

Portada del tomo 33 de My Hero Academia, con Uraraka y Deku vigilante en primer plano

Es una de mis relaciones más largas del momento y la verdad es que no puedo dejar de mencionarlo porque su dibujo está en un nivel fantástico y creo que la historia tuvo grandes momentos este año. Especialmente cuando se trata de mi novio Katsuki Bakugo (él no sabe pero vamos a casarnos) y el desarrollo que Horikoshi le ha dado es uno de los más circulares y completos que he visto en historias de este estilo. Obviamente todavía le falta para llegar a la recta final, pero ya veremos cómo sigue.

9. Tian Guan Ci Fu, Moxiang Tongxiu & STARember

Portada del manhua de Heaven Official's Blessing, con Hua Cheng y Xie Lian.

Otro que estuve siguiendo este año y que llega al top sobre todo por el nivel del arte que maneja STARember. Sé que no es del gusto de todo el mundo (hay a quien justo lo estático que es no le encanta), pero a mi me fascina y creo que es especialmente buena con las expresiones de Xie Lian. Su Hua Cheng me encana, pero la verdad es que prefiero verlo como San Lang por el momento, justo porque puedo ver más de sus expresiones. El arco que cubrieron este año fue de mis favoritos, así que justo eso le ganó de nuevo un lugar en el top.

8. Bungo Stray Dogs: BEAST, Kafka Asagiri & Shiwasu Hoshikawa

Portada del tomo 2 de Bungo Stray Dogs: BEAST con Atushi Nakajima, en su versión del tigre blanco de la mafia.

Un spin off de Bungo Stray Dogs que entró en su lugar porque me impresionó el arte de Hoshikawa y porque la historia me parece muy bien lograda. Habla de un mondo en el que Akutagawa entra a la Agencia Armada de Detectives y Atsushi es el tigre blanco de la Port Mafia, básicamente esta idea de invertir los papeles. Por su parte, Oda Sakunosuke está vivo y es parte de la Agencia, en qué otras cosas difiere este mundo alterno a lo que conocemos, pues si les gusta Bungo Stray Dogs les tocará descubrirlo a ustedes.

7. Tokyo Revengers, Ken Wakui

Portada del tomo 29 de Tokyo Revengers, con Haruchiyo

Tengo un brainriot con Tokyo Revengers todavía, que terminó este año. Tengo muchas opiniones pero me sigue gustando mucho el dibujo y muchas de las elecciones de Wakui (aunque deseo que hubiera extendido un poco más el final para darnos detalles de todo lo que se quedó en el tintero). Senju fue de las mejores cosas de 2022 en Tokyo Revengers, definitivamente un gran personaje. El año pasado se llevó el primerísimo lugar de mis favoritos y este año sigue estando en mi top (pero se leyeron cosas nuevas y se terminaron otras, hay que darle variedad).

6. Mo Dao Zu Shi, Moxiang Tongxiu & Mao Tuan Xiao Jian Jian 

Portada del manhua de The Grandmaster of Demonic Cultivation, con Lan Wangji y Wei Wuxian

El manhua de MDZS llegó a su fin (oficial) este 2022 y al no-oficial creo que también (o acaba de terminar ayer, les debo la fecha). Debo reconocer que me costó acostumbrarme a su estilo, pero conforme lo fue leyendo me fui convenciendo más y más de lo mucho queme gustaba. Adoro como está dibujado Yi City, tengo debilidad por Hanguang-jun chibi, me encanta todo y sobre todo cómo consigue, a veces, burlar un poco la censura china. Fue muy agridulce despedirme de la última adaptación que me quedaba pendiente de MDZS, pero bueno, ya veremos qué depara el futuro.

5. Rumsprigna no Joukei, Kaya Azuma

Portada de Rumsprigna no Joukei

Busqué la traducción no oficial de este manga porque lo vi licenciado en España. En Latinoamérica ni para cuando, pero bueno, de todos modos lo leí. Es un manga que me gustó muchísimo, de un solo tomo, con un trabajo gráfico impresionante, los personajes me gustaron mucho y los protagonistas tienen un gran desarrollo. Además la ambientación estaba muy bien hecha y me encantó que tuviera un final tan redondo como el que tiene. Me parece que les debo una reseña más a fondo (quizá en alguna entrada especial de BL), pero de momento no duden que lo recomiendo mucho.

4. With Hat Atelier, Kamome Shirahama

Portada del tomo 9 de Atelier of Witch Hat por Panini Manga

Sigue siendo mi favorito en curso. El arte de la mangaka es espectacular en todo sentido, lo mucho que profundizó este año en los conflictos de las brujas, de la magia, en Coustas y su relación con la magia, en Coco y en cómo se siente como bruja... uf. También en lo mucho que ha crecido la relación entre Coco y Agathe, me encanta. Sólo está en el cuatro porque me interesaba resaltar otras obras a las que les puse muchísima atención este año, pero creo que esta obra seguirá en mis tops bastante tiempo más.

3. Home Far Away, Teki Yatsuda

Portada de Home Far Away, con los protagonistas en un carro, de Milky Way Ediciones

Increíble. En todo sentido. Me agarró justo en temas que me interesa: la relación con Dios, la religión, la corrupción eclesiástica, el amor, los roadtrips, la gente en los márgenes. Creo que tiene todas las cosas queme gustan, una narrativa muy melancólica y, aunque triste, una historia muy redonda. A este manga de un solo tomo sí le hice una reseña que los invito a visitar si quieren saber un poco más de él. Lo busqué justamente también porque fue licenciado en España y tuve que buscar por otros lados para poder conseguirlo, pero se logró.

2. ENNEAD, Mojito

Portada de ENNEAD con Horus y Seth

El descubrimiento del año fue culpa de mi esposa. Este manhwa rescata a la eneada egipcia y habla de cómo Horus fue quien vengó a su padre, Osiris, asesinado por Seth. El protagonista (y mi favorito absoluto) es Seth, personaje complicado donde los haya. Me gusta cómo vamos, poco a poco, obteniendo su pasado y entendiendo sus elecciones. Me gusta, además, cómo Mojito retrata a la divinidad, tan separada y tan cercana a lo humano. Hice una reseña de su primera temporada que les recomiendo revisar si quieren saber más de este asunto.

1. Akatsuki no Yona, Mizuho Kusanagi

Portada del tomo 38 de Akatsuki no Yona, con la princesa Yona

Ya llegó al top tres el año pasado, pero este fue el año que le dediqué a Yona casi sin interrupciones. Logré ponerme al corriente con sus cuarenta volúmenes ya que parece que todavía van para unos cuantos años más. Estoy fascinada por el desarrollo que le ha dado a los protagonistas, especialmente Hak y Yona, por lo fascinantes que son todos los personajes secundarios: los dragones, los enemigos, aquellos que buscan ayuda, todos. El estilo de dibujo de Kusanagi, además, me encanta, es muy ikemen el asunto y yo: fascinada. En fin, este es mi favorito del año pasado. Todos lean Yona. Y díganle a Panini México que ya lo licencie por favorcito.

Entre algunas menciones honoríficas quiero rescatar a Novae de Kaiju y a Countdown to Countdown de Xiao Tong Kong. Este año las seguí de cerca y seguiré pendiente para ver cómo se van desarrollando las historias. Sigan pendientes para las peores lecturas (sí, hay este año) y las mejores.


lunes, 20 de junio de 2022

ENNEAD (S1), Mojito: cómo narramos lo divino

Sinopsis: La pacífica tierra de Egipto ha sido manchada con sangre bajo el gobierno tiránico de Seth, el dios de la guerra. Horus, hijo de Isis, pero aún no un Dios, se levanta para desafiar el trono y poner fin al caos y la destrucción. Aunque la confrontación entre Seth y Horus comenzó con odio, con el tiempo se vuelve confusa por la obsesión y el deseo... La antigua mitología de Egipto cobra vida como nunca antes vista en esta fascinante fantasía BL.

En esa sinopsis BL significa que hay gays en la historia, amor todavía no sé. Pero bueno, en Asia, y en el mundo, BL es una etiqueta de marketing que significa cosas sobre los personajes de la historia. Y en general toda la sinopsis me parece mala y que no refleja bien la historia. A ver. Olviden todo. Mejor hago la mía. 

Seth gobierna Egipto tras asesinar a Osiris hasta que Horus, que se revela hijo de Isis, desafía el trono y se propone poner fin al gobierno tiránico de Seth. Tanto como poner fin al caos y la destrucción considerando que hablamos de dioses egipcios pues no estoy muy segura. Tampoco estoy segura de que la confrontación de Seth y Horus haya empezado con el odio después de leer los sesenta y pico capítulos que componen la primera temporada de ENNEAD y si esperan confusión por obsesión y deseo, lamento decirles que la sinopsis miente. Digo, Horus sí es confusión, deseo no sé. Seth es sólo la bola de traumas de la que vine a hablar hoy. Ya, mi sinopsis caótica es mejor que lo que sea que le hayan puesto a ENNEAD oficialmente.

Seth, arte de Arianna.

Pero primero, las advertencias

ENNEAD es una historia llena de incesto. ¿Han visto el árbol genealógico del panteón egipcio? Exacto. Son todos hermanos, sobrinos, primos o algo. Pero también son dioses. Y eso es algo de lo que vamos a hablar en esta entrada. No son humanos. No son tratados como humanos. Sí, sus historias pueden hablar de temas que como humanidad no son cercanos o nos son horribles o nos son lo que sea, pero los personajes de ENNEAD no son humanos; ni siquiera representaciones mínimamente cercanas. Así que el incesto les importa poco y nada (consideremos, también, que en Egipto los faraones se casaban con sus hijas y con sus hermanas y con lo que fuera porque la sangre real sólo se transmitía de modo matrilineal y luego llegaron los Ptolomeos y dijeron a huevo también nos casamos entre hermanos, creo que no era un tema super relevante para la clase gobernante del país) en el universo de la historia. Si en Lore Olympus existe (de fondo, disimulado, esas cosas que siempre pretendemos que no están allí de la mitología porque son incómodas para la moral actual como que Hades está casado con su sobrina y Zeus con su hermana), aquí lo que hay es un fest. Dicho eso, advertencia uno hecha.

Segundo, hay violencia sexual. Y es explícita. No es morbosa, pero sí es explícita (nunca lean los extras si les incomoda el morbo como a mí, son de cuando la historia apenas estaba en desarrollo y se nota para mal). Al menos un par de personajes son víctimas y hay secuencias directamente destinadas a que el lector se sienta incómodo (lo cual per se no es algo malo, existe mucha literatura que busca que los lectores nos incomodemos de muchas maneras). Esa es mi segunda advertencia. No es una historia donde la violencia sexual sea parte de algo romántico (una escena, de hecho, aborda sobre eso); sí es una historia donde se nota que hay secuelas y hay trauma y hay víctimas y sobre todo me recordó a que siempre esperamos *buenas víctimas*, una imagen exacta de lo que la sociedad cree que alguien debe ser una buena víctima. 

La tercera es que hay violencia y sangre, pero hablamos de mitología egipcia, ¿quién esperaba que no la hubiera? La buena noticia, supongo, es que si al final de esta entrada todavía les interesa esta madriguera del conejo, es que hay una versión censurada catalogada como 16+. Y ya. (Yo no leí esa y no voy a hablar de esa). 

Seth, por Juu

Dicho todo eso, a mí ENNEAD me gustó mucho. No se las recomiendo en general, así, de entrada, sin advertirles cosas, pero me gustó mucho.  Si me preguntan si yo creo que les va a gustar tengo que conocerlos chido para apuntarles en la dirección general de lo que sea que sea ENNEAD. Ahora no es que la recomiende con pinzas, ahora es que directamente creo que lxs lectores a lxs que les puede gustar son un tipo de lectores muy específicos y pa' qué voy a mandar a gente a sufrir, miren. Hay un público objetivo muy delimitado de esta historia. Dichas todas mis advertencias, vamos a hablar de los temas que me interesan.

La no-humanidad de los dioses

Los dioses no son humanos

No es humano Seth, ni lo es Isis, ni lo es Osiris. (Horus y Anubis, que todavía no son dioses cuando empieza la historia, son muy diferentes y es algo notable). Ni sus acciones ni sus pensamientos corresponden a la lógica o la moral humana. Es más, ni siquiera parecen tener un marco común entre ellos. Simplemente son. Son seres super poderosos. Ra lo dice muy claro por ahí de los últimos capítulos: ¿por qué se están preocupando por cosas humanas? ¿Qué sentido tienen cosas como la monogamia para dioses inmortales como ellos? ¿Por qué quieren comportarse como humanos? Si los juzgáramos como humanos, a lo lejos, todos son horribles. Y ellos ya se juzgan lo suficiente. 

Dios de la Guerra, por violetleegee

Como personajes, son fascinantes. Y horribles, a veces. Yo sólo quiero a Seth y a Anubis. Horus me conflictua y me da curiosidad y los demás me parecen horribles y, a veces, fascinantes. Los odio en general. Pero por lo pronto, en este apartado, vengo a hablar de la narrativa. Si todo lo que conocemos es lo humano y la perspectiva de la humanidad sobre las cosas, ¿cómo creamos suficiente distancia para fabular de los dioses? ¿Cómo representamos a la divinidad plenamente conscientes de lo que es, no solo en lo que pueden ser sus peores cualidades, sino también en las mejores? Al final, tenemos que mirar nuestras propias raíces (mi papá decía que Dios no nos había creado a su imagen y semejanza, sino que nosotros, la humanidad, lo habíamos hecho, y lo habíamos creado como nosotros; no sé si siga diciéndolo, pero supongo que sí), nuestros propios vicios, pasiones, las partes más benevolentes y las más horribles de nuestro ser. No vengo a meterme en debates sobre lo divino, pero sí me interesa cómo lo narramos. (Me obsesiona la narrativa que tiene que ver con lo divino, lo religiosos, la fe, especialmente desde la fantasía; ahí está The Wicked + The Divine, American Gods, Home Far Away, Evangelion). 

Si algo me quedó claro en una temporada de ENNEAD (seis volúmenes impresos, si quieren saber, pero yo lo leí en su edición web), es que sus personajes no son humanos. Mojito, la autora, los muestra a cierta distancia de lo que somos, pero también con suficiente cercanía como para que comprendamos sus dolores, sus traumas, para que los odiemos, para que veamos su pasiones. Seth, el protagonista, empieza con un aura de misterio y es poco a poco cuando va exponiendo lo que es: sus odios, sus pasiones, sus amores no resueltos, aquello por lo que se considera traicionado, sus peores secretos, las razones por las que entregaría hasta la vida. 

Seth, por NIKKJessica.

(Lo amo, en verdad, simplemente quiero que ya no lo usen como saco de boxeo). 

En fin, me pareció muy acertado la manera en la que Mojito se aproximó a retratar lo que consideramos divino: lejano y apartado de lo humano. Lo que es la crueldad y el amor para estos dioses es, definitivamente diferente (e incluso, lo que no es: cuando Seth le dice a Osiris qué no considera un acto de amor, es algo muy revelador sobre sí mismo). ENNEAD me parece una obra cuyos mayores logros es encontrar un balance en el cual podamos todavía reflejarnos, desarrollar empatía o entender a los personajes a la vez que continuamente que nos recuerda que no son como nosotros. Nunca lo son. Ni en sus momentos más bajos, más obsesivos, más terribles. (Y esta distancia está chida cuando quieren analizar sentimientos que sí son propios de nuestra existencia, horrores que ocurren en nuestro propio mundo, pasiones que identificamos). 

Creo que el personaje con el que más logra esa dualidad es con Seth. No tanto con Osiris, por ejemplo, porque yo veo a Osiris y, además de desear que me traigan su cabeza en una pica, entiendo perfectamente y desde el principio que es un dios (y no por las atrocidades que comete, sino por la manera en la que se expresa, en la que la historia lo presenta, siempre desde lejos: ya sea desde un recuerdo quizá idealizado de algunos o desde el propio terror de Seth). Con Isis se alcanza a ver, pero con Seth es obvio. Como personaje es complejo y lleno de matices que no se van descubriendo sino conforme avanzan los capítulos (los escasos momentos en los que, por ejemplo, su cabello es visible y podemos ver su rostro completo: algo muy interesante con los protagonistas de ENNEAD: los momentos en los que Mojito elige enseñarnos sus rostros y con qué frecuencia y qué tanto se ocultan bajo sus máscaras). 

Y, hablando de Seth, vamos a hablar de él.

El dios de la guerra

Seth es un personaje complicado porque no se revelan sus motivaciones y sus traumas de golpe. También es complicado porque Mojito lo usa de piñata personal. (Ya, por favor, déjalo en paz, ya no más). Me costó decidir que pensaba de él durante unos pocos capítulos, hasta que decidí que le iba a perdonar lo que fuera, lo iba a proteger y que era mi favorito. Mojito lo presenta como gobernante supremo de Egipto al empezar: el dios que mató a Osiris, que es un líder inflexible y hasta cruel. Su propio hijo lo traiciona y no atisbamos los sentimientos de Seth sobre ello porque está acostumbrado a esconderlos. Su esposa está encerrada (y no tenemos idea de por qué) y tampoco sabemos qué es lo que siente Seth respecto a ella. La vulnerabilidad en Seth empieza aparecer poco a poco hasta que Mojito empieza a soltarla de golpe. Primero un charco, luego te tira la cubeta encima. 

El arte de Seth en sus momentos más vulnerables es desgarrador. Mojito sabe cómo dibujarlo para causar el mayor dolor posible, para recordarte sus miedos más profundos, para explicártelos a través de sus imágenes. Una de mis cosas favoritas de todo el manga es precisamente el arte, sobre todo cuando se trata de Seth y de los detalles tan sutiles (sus ojos, la manera en la que se los pinta, cuando aparecen debajo de su máscara, su cabello, su máscara, sus expresiones y lo que esconde debajo de ellas). No es extraño que Seth sea el personaje favorito por mucho (te asomas dos segundos al fandom y todo el mundo lo adora); es complejo, tiene pecados que expiar, pero también traumas que abordar (y hasta el momento en la historia lo machacan con lo primero, pero son muy pocos los personajes que advierten lo segundo). 

Su construcción es increíble: desde las atrocidades que le pasan por la cabeza hasta los horrores por los que sí pasa. Desde sus pecados, sus odios, hasta sus momentos más vulnerables (el deseo de mantener a Anubis a su lado, de no perderlo como hijo al mismo tiempo que lo va a apartando por su propio egoísmo, como todo lo relacionado con Anubis puede manipularlo y llevarlo al límite, especialmente cuando se trata de mantener vivo a su hijo). Lo que esconde, lo que no esconde. Todo su conflicto interior con Horus, a quien tiene oportunidad de matar varias veces y, sin embargo, se contiene (ojalá pudiera responderles el por qué de esto, pero creo que yo también sigo esperando). Como toma sus decisiones, incluso las más dolorosas. De verdad que es un personaje que me hizo la historia. Si no fuera por él la historia tendría un tono y una forma muy diferente

Me fascina la manera en la que Mojito fue poniendo las piezas para lo que fue su dios de la guerra. Cómo lo tiró del pedestal y luego nos contó que nunca estuvo en él. Sufro mucho por Seth todo el tiempo en la historia, quiero que resuelva todos sus asuntos, que sea feliz, que obtenga ese pedacito que es la felicidad. Narrativamente me asombra como Mojito lo construye y hace que sea tan fácil sentir empatía por él (no voy a decir que me identifico con alguien de este manga, porque no, y porque además sentir identificación no es la única manera de relacionarnos con una historia). Además, también, la autora se hace responsable de todo el trauma que le causa. Responsable narrativamente, digo. Ya es algo que abordé al hablar de Tokyo Ghoul: hay historias a las que les gusta toda clase de violencia, pero no les gusta lidiar de ninguna manera con sus consecuencias. Mojito lo hace muy bien. Creo que, de otro modo, ENNEAD no sería la historia tan buena que es. 

Conclusiones

Mojito por favor, ya deja que Seth sea feliz; te lo ruego de rodillas por favor. Bueno, fuera de eso, creo que ENNEAD es una gran historia y, en lo que llevo de su segunda temporada (cosa de la que no vine a hablar hoy) tiene cosas que me seguirán persiguiendo mientras la lea. No se pierdan mis comentarios en tuiter cada que lea un capítulo, seguro lloraré. Mucho. Por otro lado, si es una historia que recomiendo con cuidado. Creo que es de esas cosas con un público muy específico que tienes que leer en el momento correcto o no más no la armas (o sea, sólo miren las advertencias). A mí me dejó como payaso, porque llevaba años sin leer algo en ese tono, porque estaba decepcionada de cómo se abordaba la violencia sexual de puro morbo. (No discutiré si las escenas de este manga son o no son necesarias: creo que Mojito las puso por una razón y está apelando a una incomodidad muy específica de sus lectores y a un horror muy específico y, bueno, sí, ella lo decidió así entonces eso necesitaba la historia que quería contar y el resto queda en los lectores y cómo nos relacionamos con lo que leemos y cómo lo percibimos y allí, definitivamente, al leer es válido decir: creo que no era necesario). 

Tengan cuidado si se acercan a ENNEAD, no más. Yo sí la recomiendo, a veces. Si los conozco. Si ya sé que leen. Si después de leer toda esta entrada todavía quieren leerla, pueden probar. En inglés la pueden encontrar en TappyToon (ambas versiones, +16 y MATURE), en español estoy segura de que algún grupo de traducción se estará haciendo cargo. Si la leen y quieren gritarme, adelante. Si la leen y quieren discutir de cualquiera de los temas mencionados en esta entrada, también adelante. Total ya saben dónde encontrarme.