12 de febrero de 2015

La otra orilla del abismo, Sofía Olguín | Reseña

Sinopsis: Absalón se define a sí mismo como un hombre de negocios. Nada más cierto: pacta con los seres humanos a cambio de años de vida. Lucienne es un taciturno muchacho que ha perdido la memoria y cuya única posesión es una misteriosa gema que lleva colgando del cuello.
Juntos recorren París en pos de cosas muy distintas: Lucienne persigue sus recuerdos, mientras que Absalón hace todo lo posible para que nunca los recupere.
Sin embargo, Lucienne no sabe que es perseguido por los siervos de Lucifago, el demonio que gobierna en el Océano Crepitante, un sitio donde moran sirenas, musas, íncubos y súcubos… Un verdadero infierno flotante situado en el fondo del mar.
Con la ayuda de Zabaroth, el jefe del mercado negro de pactos demoníacos; Sheila, una bella tarotista; y Julien, un joven huérfano, deberán luchar contra las fuerzas malignas que amenazan destruir el orden tanto del mundo humano como del Océano Crepitante.

El nuevo libro de Bajo el Arcoirís (un proyecto del que ya les he hablado), y también de Sofía Olguín, es de corte juvenil fantástico y la verdad es que es el primer juvenil que no me ha decepcionado en un rato. Tiene sus altas y sus bajas en cuanto a trama y personajes, pero nada de lo que me queje demasiado. De hecho, tengo el problema de que no sé por donde empezar a abordar esta reseña y pocas veces me pasa eso con un libro... ¿Por dónde empezar? 

Bueno, supongo que por el principio. Sofía nos mete a los dos personajes protagonistas de golpe y nos hace ir conociéndolos en las primeras escenas. ¿Quién es Lucienne? Estamos tan perdidos como él, que sabe que su única posesión es una gema que lleva colgada al cuello. Sus únicos recuerdos son haber despertado al lado de Absalón y no recordar nada sobre sí mismo. Absalón, por el contrario... parece saber más, pero lo esconde. En la primera escena narrada desde su punto de vista nos damos cuenta de que sabe más cosas, pero no las dice y entonces empiezan las preguntas, para Lucienne y para los lectores. 

El misterio está servido desde las primeras páginas y Sofía se encarga de ir alimentándolo. Responde algunas cosas, claro, sin dejar toda la resolución para el final (que a veces da por resultado finales demasiado apresurados; ejemplos tengo muchos en el basto mundo de las reseñas). El mundo demoníaco construido en el libro es muy interesante y viene acompañado de algunas leyendas que se intercalan entre los capítulos. Son muy interesantes si quieren aprender un poco más de las leyendas del mundo demoníaco que está presente en toda la novela y en ningún momento sobran.

Quizá a mí me gustan más otros libros de Sofía, no precisamente los más juveniles, pero este es muy bueno, es atrapante, de lo más fresco que he visto en Literatura Juvenil los últimos tiempos, con relaciones realistas, personajes realistas, por más demonios, musas o súcubos que sean, con personalidades increíblemente definidas y un misterio que resolver con conspiraciones incluidas, además de un atisbo de, quizá, crítica social. Al principio notaba que Absalón criticaba mucho los deseos de los humanos, pero hay una parte en el libro, en el que se da cuenta de que no son tan diferentes: también se aburren, pero ellos no pueden venderle el alma a nadie.

Yo recomiendo mucho el libro; sí, sus personajes son abiertamente gays, trans... Los protagonistas y los no tan protagonistas. Hay muy poca literatura juvenil LGBT en español —y en general en cualquier idioma—, y con esta novela de le intenta dar un poco de más visibilidad, después de todo, se supone que no debería ser un tema tabú. Esta novela estará disponible en descarga gratuita a partir del 14 de Febrero. Yo los invitó a leerla, a descargarla y, si les gusta, a recomendarla.



2 comentarios:

  1. Voy a estar pendiente si me queda tiempito el sábado para ver si me la descargo, me llamó la atención :3

    Será en Amazon??

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que no, pues no será puesta a la venta :) Lo más probable es que por la página de Facebook anuncien.

      Nea.

      Eliminar