Divagaciones de una Poulain
by Nea Poulain
Mostrando entradas con la etiqueta Watchmen. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Watchmen. Mostrar todas las entradas

jueves, 2 de enero de 2020

Top Ten Manga y Cómic 2019

Primero, ¡feliz año nuevo! Segundo es que voy a decepcionarlos y a decirles que no voy a organizar ningún reto literario este año porque fracaso en ellos y, peor, se me olvidan y ni siquiera me entero de ellos (la verdad es que con mi vida y librosb4tipos hay mucho que hacer), así que este año sólo vamos a fracasar en retos ajenos. Bueno, pasados los anuncios, vengo a contarles, como siempre, que el año inicia con lo peor y lo mejor del año pasado. A mí me encantan estas dinámicas porque es una forma de recomendar lecturas (cosa que amo hacer) o recomendar que no leer (en el caso de lo peor). La marca de mi año fue la cantidad de cómics y mangas que leí (221 tomos y compilados, entre todas las series que seguí), así que decidí hacer este top ten (porque reducirlos al formato en el que hago las mejores lecturas era demasiado cruel) para irles adelantando mis favoritos de 2019. ¿Listos?

Me fue muy difícil numerarlos del uno al diez y a partir del siete tuve crisis existenciales a cada momento. Todos son de una calidad excelente y todos los recomiendo muchísimo. Dicho esto, empecemos.

10. Shade, the Changing Girl, Cecil Castelucci & Marley Zarcone



No hubiera leído Shade si no me hubiera obsesionado con Young Animal, el sello en el que Gerard Way publicaba Doom Patrol (todo el mundo sabe que yo leo lo que Gerard Way escriba en el papel de baño), pero una vez que la descubrí, esta serie de dos tomos de Cecil Castelucci y Marley Zarcone me fascinó. Para empezar, como mencioné en la reseña, el primer volumen es un coming-of-age (acá libro de iniciación) de ciencia ficción con aliens donde todo se trata sobre ser adolescente y de lo mucho que ser un alien que no entiende a los humanos se parece a ser adolescente que está aprendiendo a navegar en el mundo. Y el segundo tiene mucho que ver con el auto descubrimiento y la búsqueda de uno mismo y esas cosas y me encantó. Finalmente, las portadas que hizo Becky Cloonan son magníficas y obvio que les sumaron puntos.

9. Tokyo Ghoul & Tokyo Ghoul:re, Sui Ishida



Es un poco trampa poner las dos series en uno, pero pues casi son la misma cosa (pero no). Mi favorita es la primera, tiene casi todos los momentos que más atesoro (con excepción de Takizawa y su momento estelar en :re del que no diré nada para no spoilear). Ya cuando hablé de él en el blog hablé de cómo usaba se hacía responsable de la crueldad que le causaba a sus personajes, cómo no usaba el gore como un simple shock value y esas cosas, que es de lo que más atesoro de todo Tokyo Ghoul. No queda más arriba porque tengo pocas quejas (se nota que el autor estaba muy cansado rumbo al final, las peleas nunca dejaron de ser confusas), pero en general es una serie que adoro. (Y Touka, Ayato y Juzou estarán siempre en mi corazón).

8. Given, Natsuki Kizu



Cómo recuperar la fe en el boys love en cinco tomos de manga. Mi única queja es que en el manga no puedo oír la canción de Mafuyu (que en el anime es hermosa), pero por lo demás, creo que Given es un manga hermoso que además me hizo leer slice of life, cosa que no leo prácticamente nunca (siempre leo seinen o shonen, como van a notar más adelante). No lo he reseñado porque sigue en emisión y quiero que avance un poco más antes de dar mi juicio, pero la historia de Mafuyu, Uenoyama, Akihiko y Haruki es preciosa. Además, este es un manga que se complementa perfectamente con su anime.

7. Watchmen, Alan Moore & Dave Gibbons



Watchmen igual y no se merece toda la fiesta que le hacen (tengo quejas muy grandes con una de sus storyline), pero nadie puede negar que es un cómic extraordinario. Me gustó mucho, hay partes que releí varias veces, todo el subtexto de crítica política que tiene es en su mayoría muy acertado y me encanta cómo trata el tema de la guerra fría (se nota perfectamente en qué contexto se escribió). No está más arriba porque sinceramente no lo disfruté tanto como otras cosas que leí este año, pero igual sí lo consideraría un must-read. Hice una entrada sobre Watchmen, aunque el tema del cómic era más bien tangencial.

6. My Hero Academia, Kohei Horikoshi



Si el arco de los villanos no hubiera pasado, My Hero Academia estaría en este top pero igual no estaría tan arriba. Pero el arco de los villanos ocurrió y es magnífico y todavía sigo chillando con lo bien echa que está la historia de Shigaraki. Por otro lado, este manga se ganó su lugar a pulso con todo el arco de Kamino y la manera en la que está escrita la evolución de Katsuki Bakugo. No todos los días veo arcos de redención que le atinen a acercarse un poquito al de Zuko en ATLA (es el mejor arco de redención escrito en la historia) y este definitivamente se está tomando su tiempo (y Katsuki es mi favorito). Lo único que debo decir es que me costó cuatro tomos engancharme y todavía no le acabo de perdonar eso pero casi lo hago cuando ocurrió la pelea entre Deku y Bakugo (hay muchas, esto no es spoiler).

5. Monstress, Marjorie Liu & Sana Takeda



Todos saben que esta es mi serie de cómic en emisión actualmente favorita de la vida. El año pasado la consideré mi mejor lectura en cómic, de hecho. Este año reseñé por fin los primeros tres compilados (el Book One) y los animé mucho a leerla porque es una serie high fantasy muy bien estructurada y con un worldbuilding que me deja con la boca abierta. Además Sana Takeda es una ilustradora que no deja de impactarme con cada cosa que hace. (Y si no está más arriba es porque este año apenas si leí dos volúmenes y leí cosas tan buenas como esta).

4. Banana Fish, Akimi Yoshida



Ya puedo decir que ya entendí por qué el fandom de Banana Fish está permanentemente deprimido. Vi el anime este año y luego me aventé a leer el manga. Lo acabé hace pocos días, porque uno de los tomos lo leí para el maratón Guadalupe Reinas 2019. De hecho, tengo pendiente hacer la reseña porque tengo muchísimas cosas que comentar sobre la historia, ¡muchísimas! (Y también defender que el final es the best final ever). En fin, no dejen de leer Banana Fish (mi advertencia es que primero lean la sinopsis, eso sí).

3. Doom Patrol, tanto de Grant Morrison como de Gerard Way & Nick Derrigton



Este es completa trampa y me vale caca. El de Gerard Way sólo está porque la metaficción es magnífica, por cierto. El de Grant Morrison lo amé. Tenía muy pendiente esa serie desde hacía tiempo porque había oído que era crazy bananas y sí. Mi compilado favorito es el de The Painting That Ate Paris (La pintura que se comió París) porque además juega con los estilos de la ilustración (no me acuerdo quien es el ilustrador de ese compilado exactamente, pero en serio, es magnífico). En fin, lean Doom Patrol y lean a Gran Morrison. Hice reseñas de todo: del run de Grant Morrison y de por qué me gustó tanto el de Gerard Way.

2. The Wicked & The Divine, Kieron Gillien & Jamie McKelvie



Casi fue la mejor y les juro que si la siguiente no hubiera sido la que fue, lo hubiera sido. Primero quiero decir que me falta leer dos compilados que no he conseguido. Segundo quiero decir que quiero que Persephone me empotre, muchas gracias. Y que Morrigan y Baphomet me vuelven loca. ¿Dioses de distintas mitologías siendo estrellas de la cultura pop? SÍ. ¿Lucifer? SÍ. ¿Las ilustraciones de Jamie McKelvie? POR SUPUESTO. Todas las referencias mitológicas son maravillosas. El hecho de que se haya recuperado la figura de Persephone como alguien que se mete al infierno porque quiere y que se mencione un millón de veces que significa she who destroys. Les tengo pendiente la reseña, pero por lo pronto, léanlo.

1. Fullmetal Alchemist, Hiromu Arakawa



Y bueno, todos se esperaban esto. Fullmetal Alchemist es uno de los mejores mangas de shonen por una razón: es perfecto. Tiene unos personajes muy bien formados, un desarrollo increíble, mucho subtexto sobre la guerra en japón (cosa que amo, el tomo de Ishval es de mis favoritos), personajes femeninos increíbles (Olivier Mira Armstrong y Riza Hawkeye, I mean, al primero que me diga que Riza sólo existe en función a Roy lo asesino) y en general ya hice una reseña para exponer por qué es una obra de arte que todos deberían leer (y aprovechando que muchos leyeron el primer tomo para el #GuadalupeReinas2019, voy a insistir que sigan leyendo). Yo ya había visto la primera serie y mucho del material era nuevo y quedé muy gratamente sorprendida. Le hice una entrada en el blog.

Y bueno, esas son mis recomendaciones. Si han leído algo de la lista, espero que les haya gustado tanto como a mí y si no, pues lo recomiendo. En las menciones honoríficas de series que se quedaron por fuera por un pelito está The Umbrella Academy (por nada, lo juro) y Quantum Teens Are Go. A ambas les ganó Shade por casi nada. ¡Que tengan un 2020 de excelentes lecturas! Nos vemos en los Oscars y los Razzies literarios que ya son tradición del blog.

lunes, 3 de junio de 2019

¿Tengo este libro en mi librero?

Una entrada donde, de hecho, van a ver fotos de mis libros y de mi librero. Este reto se trata de buscar libros que tengas y ver que tan bien conoces tu librero y he visto que funciona muy bien en video. Sobre entradas de blog no estoy tan segura, pero voy a aprovechar para hacerlo porque quiero usarlo como excusa para recomendar libros, que es casi siempre lo que hago cuando hay tags a la vista. Bueno, ¡bienvenidos a mi librero!


Hay foto de todos los libros que mencione para que vean que no miento cuando les digo que los tengo. Y quizá un poco de verborrea demás.

¿Tengo un libro con los bordes desgastados?


Tengo muchos. En mi casa se usa mucho lo de comprar libros de viejo, así que muchos llegan ya con los bordes desgastados y otros se desgastan con el paso de los años. Sin embargo, para elegir sólo uno, elegí uno de mis libros infantiles preferidos: La historia interminable de Michael Ende. tengo una edición muy vieja que me heredó mi hermana y que no está impresa a azul y rojo, sino a verde y rojo. Tiene más curiosidades que pueden revisar en la entrada que hice especialmente del libro.


¿Tengo un libro con más de tres personas en la portada?


Sí. Luego no me acuerdo de las portadas que todo lo que tengo, pero es fácil encontrar a uno con mucha gente en la portada. En este caso, les voy e enseñar mi ejemplar de Marvel Rising en español que tiene no sólo a tres, sino como a seis personas. Esta es una compilación de cómics de varios autores, que está dirigido a niños y que nace básicamente de la caricatura de Marvel que tiene el mismo nombre. Las protagonistas son Squirrel Girl y Ms. Marvel y la historia es muy divertida y curiosa.


¿Tienes un libro basado en una obra de ficción? 


No sé si entendí bien, pero bueno, resulta que una vez se hizo un concurso para escribir libros ambientados en Fantasia, el mundo de La historia interminable y varios (o no) resultaron publicados. Entre esos, estaba El rey de los bufones de Tanka Kinkel, una autora alemana (de la que no hay información que no esté en alemán). Es un libro al que le tengo cariño porque es muy curioso y explora las posibilidades de del mundo de Ende y... bueno... es un fanfic, básicamente.

¿Tienes un libro con un título de diez letras?


¡Sí! Persépolis de Marjane Satrapi tiene exactamente diez letras. Es una novela gráfica autobiográfica (de la cual existe una película) y narra la vida de la autora desde los nueve o diez años hasta la edad adulta. A través de sus ojos se puede ver la revolución en Irán, la contrarrevolución, el nacimiento del fundamentalismo y cómo era la vida en esos años en Irán. Me encanta y se los recomiendo, claro.

 

¿Tienes un libro con un título que empiece y acabe con la misma letra?


Este me costó más rato encontrarlo, pero lo encontré: A sangre fría de Truman Capote. Empieza y termina con a. Es mi libro favorito de Capote, narra la historia (real) del asesinato de una familia en el sur de los Estados Unidos, de los asesinos y de cómo fueron sentenciados a muerte.


¿Tienes una edición de bolsillo?


Muchas. De hecho, tengo la colección completa de Los reyes malditos de Maurice Druon en edición de bolsillo. Pero no elegí esos. Tengo una curiosidad que salió hace tiempo que es una edición doble que contiene Carmilla de Joseph Sheridan le Fanu y El vampiro de James Polidori, obras de la literatura vampírica anteriores a Dracula que me encantan. Especialmente Carmilla, que tiene señoras lesbianas (allegedly). 

¿Tienes un libro de algún autor que use seudónimo?


Sí, el año antepasado en un intercambio me regalaron El pozo de los ratones de Pascuala Corona, edición bilingue en español y náhuatl. Pascuala Corona es el pseudónimo de una narradora mexicana muy famosa conocida por los cuentos en los que rescataba el costumbrismo mexicano y nuestro folclore. Esta edición además viene ilustrada y es preciosa, así que, recomendado.


¿Tienes un libro con tres personas en la portada?


Uno con exactamente tres personas. Uhm. Me tardé en encontrarlo, pero recordé que tengo algunos ejemplares de los comics de Memorias de Idhún de Laura Gallego. En este caso, el primero tiene la ilustración de los tres protagonistas (Jack, Victoria y Kirtash) y adapta la primera mitad del Búsqueda, que es la primera parte de La resistencia. El guión es de Andrés Carrión con ilustraciones de Estudio Fénix (que tenían un estilo cuestionable, pero bueno). Nunca completaré esta colección porque Ediciones SM decidió dejar de traerlos súbitamente un día (sólo los traían para la FILIJ, como importanción).


¿Tienes un libro con dos mapas en él?


Varios, pero el que salió más fácil fue Danza de Dragones de George R. R. Martin. Trae varios mapas de Essos y de Poniente. Recuerdo que en su momento me gustó, pero se me hizo un libro pesado por la manera en la que Martin había decidido dividirlo junto a Festín de Cuervos. Y bueno, pues nada, les dejo las fotitos de prueba.

 

¿Tienes un libro que se haya convertido en serie?


¡Mi libro favorito de la vida! Diablo Guardián de Xavier Velasco se convirtió en una serie a cargo de Amazon. La serie no me gustó en lo más mínimo, pero bueno, supongo que vale para ponerlo en esta categoría y recomendarles que lo lean porque es muy bueno (según yo).


¿Tienes un libro escrito por alguien famoso?


Tomaré esto como que el autor es alguien famoso fuera del medio de los libros. En ese caso, no, ninguno. Nótese que sólo tomé los libros del librero de mi recamara, porque hay otros libreros en mi casa, pero ahí hay libros que no son míos o que no me gustan y pues yo quiero recomendar cosas y comentarles curiosidades de mis libros. (Nótese también que en todo este tag sólo hay libros que sí haya leído ya).

¿Tienes un libro con un reloj en la portada?


Hay un reloj en la portada del ejemplar que tengo de Watchmen de Alan Moore y David Gibbons. Justamente hace unas semanas les comentaba cosas de esta novela gráfica, tanto las que me gustan como las que no. De hecho, se ha calificado a Watchmen como la mejor novela gráfica de todos los tiempos y yo lo único que digo es que el tiempo dirá.


¿Tienes un libro de poesía?


¡Muchos! Pero elegí uno de mis favoritos para el tag. Tengo una compilación de poesía testimonial chicana que se llama Cantar de espejos y está compilada por Claire Joysmith. Tiene poemas de muchas autoras chicanas como Gloria Anzaldúa, Cherrie Moranga y Sandra Cisneros.


¿Tienes un libro con una estampa de premio en la portada?


Uno de los primeros ganadores de El Barco de Vapor que leí: El disco del tiempo de María García Esperón. Es todavía uno de mis libros favoritos juveniles que tienen que ver con mitología (griega y cretense, sobre todo) y narra las aventuras de tres jóvenes de distintas partes del mundo que se encuentran enfrente del misterio del Disco de Festos.


¿Tienes un libro escrito con un autor que tenga las mismas iniciales que tú?


No. Necesito uno para el Pop Sugar Reading Challenge de este año, así que si les suena alguien... pues me dicen. Pero no, ninguno. (Tiene que ser A. G. o A. V.)

¿Tienes un libro de historias cortas?


Varios, pero el elegido es uno de mis favoritos: The Thing Around Your Neck de Chimamanda Nogzi Adichie. Es una colección de cuentos de la autora, cuyos protagonistas son todos originarios de Nigeria y cuentan diferentes historias sobre lo que significa nacer, crecer y vivir en Nigeria.


¿Tienes un libro que tenga entre 500 y 510 páginas? No más, no menos.


Estuve a punto de rendirme en este libro, pero resultó que si tenía uno. Magia de una noche de verano de Maite Carranza tiene, exactamente, 510 páginas. Ni una más, ni una menos. Es una historia de fantasía muy curiosa que leí hace muchos años que me gustó mucho (y que me firmó la autora cuando vino a México).


¿Tienes un libro que ha sido convertido en película?


Obviamente el elegido en este caso es Harry Potter y la piedra filosofal de J. K. Rowling porque Harry Potter sigue siendo de mis cosas preferidas de la vida, le tengo mucho cariño, tanto que el año pasado organicé junto a unas amigas una relectura entera (en redes y prescencial). Mi ejemplar ya está un poco maltratado por la vida, pero todavía se defiende muy bien.


¿Tienes una novela gráfica?


Muchas, de hecho, ya les enseñé bastantes en este tag, pero bueno, qué es una más. Aprovecharé para recomendarles una de mis favoritas de los últimos tiempos: Monstress, Vol. 1, de Marjorie Liu y Sana Takeda. Es una novela gráfica ambientada en un mundo fantástico dónde está ocurriendo una guerra, donde la protagonista está intentando entender por qué hay cosas extrañas que ocurren con ella. Las ilustraciones son preciosas y la historia es increíble.


¿Tienes un libro escrito por dos o más autores?


Aquí voy a aprovechar para hablarles de que ME PUBLICARON. Si me siguen en redes ya lo saben, pero en el blog no me había sentado a contarlo con propiedad. Soy una de las autoras que aparecen en Infiltradas, una colección compilada por Cristina Jurado y Lola Robes con prólogo de Kameron Hurley. En la colección hay muchos ensayos que hablan de la literatura de género (fantasía, ciencia ficción y terror) con perspectiva de género y se tratan muchos temas muy diferentes. En mi caso, hable de tres autoras latinoamericanas y de cómo lo que se escribe en el continente refleja la realidad de las mujeres. Y pues nada, ese es el chisme. El libro lo pueden conseguir en digital o en físico a través de Palabaristas Press.

Para comprarlo en digital o físico, aquí.


Mi nombre sale al final


No taggeo a nadie en especial para hacer este reto, pero siéntanse más que bienvenidos a hacerlo si les llama la atención, está muy divertido y sirve para que descubran que tienen en sus libreros y ya no se acuerdan.

jueves, 16 de mayo de 2019

Watchmen y los comics serios™

 
Primera frase: Watchmen es una obra maestra.

Segunda frase: Su legado está lleno de mierda.

Tercera frase: No es su culpa, técnicamente.

Vamos a elaborar sobre esto, que esta entrada es a partes reseña y a partes rant y a partes crítica de muchas cosas. Vamos a empezar con el detonante que me hizo escribirla: un hilo de tuiter. Lo escribió @seth_bingo. La premisa del hilo es "cómo Watchmen arruinó los cómics" y debo decir que estoy de acuerdo en prácticamente todo. Especialmente con al idea de que ahora cada que intentan hacer un comic serio™, se entiende la seriedad como la violencia (for the sake of nothing), se cree que hacer a personajes extremadamente violentos los vuelve complejos (like, ese no era el único punto de Rorschach) y que una historia es oscura si contiene violencia sexual (because of yes). Bueno, yo les dejo el hilo:
Bueno, pero para hablar de todo lo que quiero hablar, primero tengo que hablar de Watchmen. Me extrañaría si no han oído hablar de Watchmen. La novela gráfica de Alan Moore e ilustrada por Dave Gibbons está listada como una de las mejores 100 novelas de todos los tiempos según Time. Ganó el Eisner Award por Best Limited Series, un Hugo y otro montón de premios... Hubo una película de Zack Synder y HBO va a sacar una serie (que creo que pretende llenar el vacío que va a dejar Game of Thrones). Igualmente es entendible si no han oído mucho de Watchmen, así que ese párrafo era sólo para ponerlos en contexto de lo grande que es esto. Pero bueno, ¿de qué se trata?

Sinopsis: In an alternate world where the mere presence of American superheroes changed history, the US won the Vietnam War, Nixon is still president, and the cold war is in full effect. WATCHMEN begins as a murder-mystery, but soon unfolds into a planet-altering conspiracy. As the resolution comes to a head, the unlikely group of reunited heroes - Rorschach, Nite Owl, Silk Spectre, Dr. Manhattan and Ozymandias - have to test the limits of their convictions and ask themselves where the true line is between good and evil.
In the mid-eighties, Alan Moore and Dave Gibbons created WATCHMEN, changing the course of comics' history and essentially remaking how popular culture perceived the genre. Popularly cited as the point where comics came of age, WATCHMEN's sophisticated take on superheroes has been universally acclaimed for its psychological depth and realism. 
(Es la única que pude encontrar entre mil ediciones en goodreads porque resulta que la mitad se dedican a alabar la novela gráfica y no a contar de qué es; si alguien quiere la traducción me dice). 

Bueno, Moore, entre otras cosas, intentó explorar cómo la existencia de los superhéroes afectaría el curso de los Estados Unidos (además de que los superhéroes son algo muy americano y durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría muchos comucs fueron usados con fines patrióticos). Watchmen, entre otras cosas, responde a la pregunta de ¿cómo seria el mundo si existieran los superhéroes? Es un producto totalmente de su tiempo y contexto: entre sus páginas se encuentra la guerra de Vietnam y se puede sentir el ambiente que se vivía durante la Guerra Fría con la amenaza de una guerra nuclear. Obviamente, la historia asume que si los superhéroes hubieran existido, las cosas hubieran sido diferentes para Estados Unidos durante la guerra de Vietnam, por ejemplo (una pena, siempre me ha gustado la idea de que los commies le hayan pateado el trasero a USA). Bueno, todo ese contexto histórico es una de las cosas que hace grande a Watchmen (es un profucto y reflejo de su tiempo). 



Otro punto que hace muy grande a Watchmen son sus personajes. Como personas, los odio a todos. No se salva ni medio. Todos son complicados, tienen brújulas morales muy extrañas y no son, por supuesto, la imagen de un superhéroe que existe en el imaginario popular. Vamos, no son lawful good. El hecho de presentarlos así también hace que Watchmen se meta en el asunto de explorar cómo los héroes no son perfectos moralmente y que, en muchos casos, no son más que humanos intentando hacer lo que creen que está bien (y que puede no ser lo que el resto del mundo considere). De hecho, una de las cosas que me gusta más de Watchmen es un flashback en el que la gente de queja de la existencia de los vigilantes y Nite Owl le pregunta al Comedian de qué exactamente están protegiendo a la gente cuando están disolviendo la manifestación. Me encanta eso, todo el Who Whatch The Watchmen? y me encanta ver cómo se vuelven un instrumento represivo más en el mundo imperialista. (Como dice uno de los fragmentos que vienen al final de cada capítulo: God exists and is American). 


En fin, a nivel de historia, esas son algunas de las cosas que hacen a Watchmen increíble. Además, yéndonos hacia al lado más técnico de los cómics, la manera en la que está contada la historia, la manera en la que se usan los paneles y las ilustraciones de Dave Gibbons, es todo hermoso. Pareciera que no tengo ninguna queja, ¿verdad? Pareciera. Pero sí tengo. Soy una killjoy. Me gusta romper lo popular. Y les juro que casi no pude hacerlo con Watchmen. Hasta que, claro, vi todo el asunto de Sally Sparrow y The Comedian después de las 12 grapas completo. Y me acuerdo que pensé: ¿y esto para qué? No pude contestarme.

Hay un intento de violación en Watchmen. Odio la violencia sexual en la narrativa porque es norma común que se use por shock value, para desarrollar a personajes masculinos que o son los victimarios o testigos (olvidándose por completo de la víctima que casi siempre es mujer) o como manera de desarrollar a un personaje femenino porque le tiene que pasar algo horrible y lo único que se le ocurre a los escritores es ¡violencia sexual! No sé por qué Alan Moore decidió que era buena idea poner algo así en Watchmen, pero le tengo que reconocer que queda con el tono, aunque en mi opinión simplemente es un asunto que casi acaba dando igual al final y, en el momento en el que tien relevancia, podría haber sido cualquier otra cosa. CUALQUIERA. Pero bueno, Watchmen la salva con una buena narrativa, una buena historia, muchos dilemas morales y personajes femeninos interesantes (aunque yo siempre sentí que en todo el asunto había un poco síndrome de pitufina).


¿Qué pasa con su legado? Después de un intento de reseña/crítica a Watchmen, de eso vengo a hablar hoy: de lo que muchos escritores que intentan imitar los mismos dilemas de Watchmen entienden por una historia oscura, adulta o seria™. Casi todos se saltan la parte de los dilemas morales y aterrizan en la ultraviolencia y la violencia sexual gratuita sólo para demostrar que la historia es oscura, que el protagonista también es un hijo de la chingada o que están escribiendo para adultos. Lo que consiguen es una historia aburrida, incómoda por encima de todo y muchas veces, sin sustancia. (O sea, maigos, si van a imitar a Watchmen, mínimo léanla bien).

Yo me centro mucho en la violencia sexual porque siempre me pregunto POR QUÉ. Si lo escribes, ¿por qué? Si no sabes responder, no lo hagas. Si me dices que es porque quieres darle un lado oscuro a tu protagonista, no sólo le diste un lado oscuro, me hiciste desear darle con una silla en la cara repetidas veces (y si ese era el propósito, I guess, bien hecho; si crees que tu protagonista sigue un héroe, replanteate la vida entera). Si me dices que es porque quieres que la víctima pase por un evento traumático porque es necesario para su desarrollo, pregúntate si es sólo violencia sexual si es mujer y que harías si fuera un hombre. Si me dices que es porque el shock value, no lo hagas, shock value is not good storytelling. Si me dices que qué importa, si es sólo ficción, voltea a ver el mundo en el que vivimos: la ficción, es, por fuerza, un reflejo de la sociedad en la que vivimos y en la sociedad en la que vivimos, la cultura de la violación está más viva que nunca, la sexualidad y el cuerpo de las mujeres es una mercancía. ¿Por qué querrías seguir el patrón? Si yo escribo eso en ficción, lo que quiero es hacer denuncia, no shock value a lo pendejo, el trauma no es un prop para tus personajes sólo para hacer una historia más oscura y más adulta. ¿Y saben cuál es el problema de los que intentan imitar a Watchmen? Que se quedaron con el shock value y nada de la historia.


En fin, ya me quedó está entrada muy larga, pero ese es el asunto. Sé que repito un chingo pero aquí queda más claro: a las mujeres no nos gusta leer de violaciones que sólo existen por puro shock value. ¿Quedo claro?

Y bueno, aquí quedó esta entrada sobre Watchmen, violencia sexual en los cómics y qué hace a Watchmen una historia maravillosa. Gracias por leerla si es que llegaron hasta acá.